Resumen de la película Atasco en la Nacional

 

Atasco en la Nacional

España (2007) *

Duración: 90 min.

Música: La Curva

Fotografía: Ángel Luis Fernández

Guion: Javier Muñoz, Josetxo San Mateo

Dirección: Josetxo San Mateo

Intérpretes: Pablo Carbonell (Manuel), Anabel Alonso (Soledad), Ana María Polvorosa (Estíbaliz), Luisber Santiago (Sergio), Christian Casani (Alex), Roberto San Martín (Ronaldo/Arnaldo/Waldo/Osvaldo), Bárbara de Lema (Begoña), Malena Felicidad (Malena), Carles Castillo (Pau), Antonio de la Fuente (Iñaki), Richard Collins Moore (John).

Estíbaliz Montoro, apasionada del cine graba con su cámara un documental: “Las vacaciones de la familia Montoro en Cullera”, aunque el comienzo no es más que un atasco, habiendo paseo en dos horas solamente 50 km. desde su chalet adosado de Getafe.

Estíbaliz nos muestra a su padre, Manolo y a su madre, Sole. A Sergio, su hermano gemelo, al que no se se ve en nada, dado que fueron fecundados en óvulos diferentes, y al que llama “dos voces” gracias a sus permanentes gallos, y al pequeño Álex, de cinco años, y fruto de un fallo de los anticonceptivos.

Debido al atasco, y tras 12 horas de viaje, llegan por último al apartamento, encontrándose con que por no haber llamado antes de las 6, anularon su reserva y el hotel está lleno.

Tras la sorpresa y discusión iniciales, alcanzan por último que les den un apartamento que están reformando y que no tiene ducha, más allá de que se piensa lo arreglarán en dos días.

Sus manifestaciones no solo no les sirven de nada, sino que además llegan cinco minutos tarde al buffet y no les dejan pasar.

La playa está abarrotada y Manolo termina quemándose por no haber amado darse crema, pero al día siguiente se organizan mejor. Manolo se levanta a las 6 pare hallar un sitio mejor en la playa y después estarán los primeros en el buffet, desayunando por ese día y por el previo y llevándose embutido y bollos para la comida.

A lo largo de su estancia conocen a una familia vasca, Iñaki y Begoña con los que distribuyen playa, cañas y partidas de mus.

Una noche en que dejan que Sergio y Estíbaliz salgan de fiesta, nerviosa al notar que no llegan en el momento que les impuso, Sole le pide a Manolo que salga a buscarlos.

Pero a lo largo de la búsqueda está con Iñaki y con unos amigos de este, un matrimonio gay, con los que ingresa a tomarse una copa, que seguida de muchas otras le harán perder la noción del tiempo, decidiendo a su salida llevar a dos chicas a su casa.

Les parará la guardia civil, que, tras hacerles soplar comprueban que su tasa de alcohol es de 1,8, por lo cual además de perder 11 puntos e imponérsele una cuantiosa multa, tienen que pasar la noche en el cuartelillo, teniendo suerte sin importar todo dado que los padres de ámbas inferiores a las que llevaban en el coche no los denuncian.

Recogidos por sus mujeres, estas deciden vengarse yéndose esa noche de juerga.

Manolo quiere que todo acabe bien, y por eso, para reconquistar a su mujer permite el consejo de su hijo y se pone sus botas de chupamelapunta, lo que espanta a las amigas de Sole, pero que a esta le hace ver lo enamorado que está.

Pero mientras se reconcilian observan cómo hay un grupo de gente viendo por la ventana de su apartamento, encontrándose al llegar a este con que sus hijos organizaron una fiesta en su sepa, estando Estíbaliz en la cama con el socorrista del hotel al que graba con su cámara mientras se desnuda, para a continuación burlarse de él gracias a su micropene.

Harta de todo lo ocurrido hasta ese instante, Sole escoge ofrecer por terminadas las vacaciones no sin antes montar toda la familia un espectáculo en el buffet tras terminar con todo, ocasionando otra vez la intervención de la guardia civil.

Cuando Manolo va a devolver la llave del apartamento coincide con un millonario que deja antes de lo que se espera su chalet de lujo, por lo cual escoge coger las llaves y colarse en el lujoso chalet que dispone hasta de campo de golf, sin contarle la realidad a su familia.

Tras pasar tres días de ensueño, comiendo marisco y disfrutando del paraíso, al regresar del campo de golf están a Carles, el dueño de la inmobiliaria, en la cama con Malena Gracia.

Sole se siente tan asombrada como Carles, que amenaza con denunciarlos por allanamiento de morada, frente lo que Sole opta por pagarle los costos, hasta que se entera de que el valor del alquiler de los tres días es de 3.000 Euros.

Hace aparición entonces Manolo, que para no admitir su mentira golpea a Carles con uno de los palos de golf, hasta matarlo.

Se ocupan tras ello a intentar eliminar algún pista, sacando el cadáver en un cubo de basura, encontrándose al intentar sacarlo de casa con los guardias civiles, frente los que la mujer de Carles había denunciado su desaparición y que descubrirán lo que pasó, decidiendo entonces Manolo contarlo todo auto inculpándose para exculpar a su familia.

Y cuando todo está próximo de desbaratarse del todo Manuel se despierta, aun en la nacional y en pleno atasco, siendo la sargento de la guardia civil, la agente de tráfico, y un obrero el recepcionista-fontanero- solicitado de cuidado (los tres hermanos gemelos Ronaldo, Oswaldo y Waldo) de los apartamentos.

Tendrá un instante de ¿alivio? Tras corroborar que todo era un ¿sueño?…

Calificación: 2