Resumen de la película Banderas de nuestros padres

 

Banderas de nuestros padres

 

Flags of our fathers (2006) * USA
También popular como:
“La conquista del honor” (Hispanoamérica)

Duración: 132 min.

Música: Clint Eastwood

Fotografía: Tom Stern

Guion: William Broyles Jr. y Paul Haggis (N.: James Bradley y Ron Powers)

Dirección: Clint Eastwood

Intérpretes: Ryan Phillippe (John Bradley / Doc), Jesse Bradford (Rene Gagnon), Adam Beach (Ira Hayes), Barry Pepper (Mike Strank), John Benjamin Hickey (Keyes Beech), John Slattery (Bud Gerber), Paul Walker (Hank Hansen), Jamie Bell (Ralph Ignatowski / Iggy), Robert Patrick (Coronel Chandler Johnson), Neal McDonough (Capitán Severance), Melanie Lynskey (Pauline Harnois), Thomas McCarthy (James Bradley).

En febrero de 1945 USA se disponía a apoderarse la estratégica isla de Iwo Jima.

A lo largo de tres días la isla fue bombardeada por mar y por aire, y cuando por último los marines desembarcan, se extrañan de no hallar ninguna resistencia, aunque muy próximamente serán atacados por la retaguardia por cientos de japoneses ocultos en distintas excavaciones bajo tierra comunicadas entre sí por medio de túneles.

Tras duros combates, al quinto día un grupo de soldados llega a la cima del monte Suribachi sin hallar resistencia, izando al llegar a la misma una bandera de america tras atarla a una cañería de agua, ocasionando el delirio del resto de los soldados y de los barcos.

Poco después llegan los mandos con numerosos noteros que suponen que tienen la posibilidad de hacer rentable esa imagen y deciden reiterar la fotografía, modificando la bandera por otra más grande, y consiguiendo, que de hecho sea portada de todos los periódicos.

Para los hombres que se muestran en la foto, alzar la bandera es una pequeña formalidad en la mitad de una extenuante guerra, pero su imagen cautiva a un público americano hambriento de promesa y agotado de una guerra que no se ve tener fin.

Para explotar la ola de sentimiento que la foto inspira, los tres soldados sobrevivientes de los seis que izaron la bandera, el enfermero de marina John “Doc” Bradley, Rene Gagnon y el indio Furia Heyes, convertidos en la imagen de los héroes son apartados del combate y enviados a casa para seguir sirviendo a su país, entre multitud de fervorosas masas que los reciben con bandas de música y un público enfervorizado, que los recibe abarrotando estadios, deseosos de conocerlos recibiendo por doquier aplausos y promociones de trabajo.

Nuestro presidente les pide que ayuden con la nación recaudando fondos para la continuación de la guerra, llevando a cabo una da un giro por todo el país para hallar que la multitud alargue los talones necesarios para financiar el esfuerzo bélico.

Ellos se sienten como unos farsantes, apareciendo continuas peleas entre ellos, más que nada por que Furia bebe más de la cuenta, hasta que un día llega tan borracho al estadio en que tienen que emular que izan otra vez su bandera sobre una montaña de papel, que sus superiores montan en cólera y resuelvan enviarle otra vez adelante de la misma forma que había solicitado.

Tras su marcha Rene se casa y pide a Bradley que sea su padrino, tras lo cual los dos siguen la da un giro mientras oyen comentarios de que la foto era un montaje.

El hijo de Doc, que es quien inspecciona la historia oye cómo su padre fue herido, más allá de lo cual intentó socorrer a otros corriendo peligro su historia, como un verdadero héroe.

Acabada la da un giro tras el objetivo de la guerra Doc volvió a su casa y se casó. Compró una funeraria y se dedicó a su explotación, de la misma forma que había amado siempre.

Furia dio algunas charlas a los de su raza, aunque tuvo que cultivar el campo como los demás, hasta que decidió recorrer 2.000 km. caminando hasta hallar al padre de uno de sus compañeros de Iwo Jima para contarle que su hijo salió con ellos en la fotografía en lugar de Hank, que salió en la primera, pero no en la de la prensa.

Rene trató de explotar las promociones de trabajo que le ofrecieron a lo largo de la da un giro, pero ya nadie lo quería. Pasó el resto de su historia como conserje.

La inauguración del monumento a los marines fue la última ocasión de hallarse.

Poco después Furia murió de frío.

Calificación: 3