Resumen de la película Capitán Kóblic

 

 

Capitán Kóblic

 

Argentina / Espa√Īa (2016) *

Duración: 92 min.

M√ļsica: Federico Jusid

Fotografía: Rodrigo Pulpeiro

Guion: Sebasti√°n Borensztein y Alejandro Ocon

Dirección: Sebastián Borensztein

Int√©rpretes: Ricardo Dar√≠n (Tom√°s K√≥blic), √ďscar Mart√≠nez (Comisario Velarde), Inma Cuesta (Nancy), Marcos Cartoy D√≠az (Luis), Rafael Fern√°ndez Rosendo (Don Alberto), Juan Bernardo Forteza (Omar / “S√ļper”), Norberto Daniel Mu√Īoz (Enzo).

Entre 1976 y 1983 la dictadura militar Argentina cometi√≥ varios cr√≠menes, una de cuyas formas m√°s aberrantes consist√≠a en publicar prisioneros vivos al mar desde aviones militares. Estos eran los “Vuelos de la desaparici√≥n”.

Junio de 1977. El capitán Kóblic ingresa a un avión en la región militar del campo de aviación de Buenos Aires y se pone a los mandos.

Poco tiempo despu√©s el mismo Capit√°n llega a una peque√Īa poblaci√≥n, Colonia Elena, quej√°ndose su mujer de que vuelven a estar en un espacio de mierda como cada destino que tuvo antes.

√Čl va hasta la estafeta de correos y telecomunicaciones para llevar a cabo una llamada a Buenos Aires, a Rogelio un superior al que le dice que quiere volver, ya que le queda muy poco para su retiro, aunque tras escucharlo le dice que no est√° dispuesto y que esperaba escuchar otra cosa de √©l y que √©l tambi√©n tiene l√≠mites.

Deja tras ello a su mujer en el autob√ļs, pidi√©ndole que recuerde lo que debe decir, que se despidi√≥ de ella para irse a trabajar y jam√°s volvi√≥ a casa y que est√° muy preocupada y que les dialogue de todos los sitios donde estuvo designado antes, ya que ellos no tienen modo de saber ese lugar ni de su relaci√≥n con Alberto, dici√©ndole ella que es muy triste ese final, advirti√©ndole √©l que no conf√≠e ni en Constantino ni en su mujer.

Tras dejarla, va hasta un hangar en medio del campo, el de Aeroaplicaciones Tejero, donde encuentra a un j√≥ven al que le ense√Īa que es amigo de Alberto, observando que este llega poco despu√©s en una avioneta y lo saluda contento de volver a verlo y asegur√°ndole que puede quedarse all√≠ el tiempo que lo requiera y que le viene realmente bien.

Le cuenta que Luis es un óptimo chico, huérfano que le asistencia y que antes tuvo animales pero se los requisó el comisario que le dice es un cuatrero al que debe intentar evadir, pidiéndole que no use su coche, sino su furgoneta para no llamar la atención, logrando quedarse a reposar allí.

Durante la noche y mientras escucha la tormenta recuerda a los jóvenes que se lanzaban desde los aviones.

Se despierta poco después alertado por un ruido y coge su pistola, aunque al irse se otorga cuenta de que trata de un perro que está herido y al que recopila y cura.

Al día siguiente Luis tiene como función echar en el avión el líquido de fumigar y le pregunta por el perro que dice llamará Zorro, pensando el chico que lo han deteriorado.

Tomás pilota la avioneta y fumiga unos campos, notando de repente, en pleno vuelo que la avioneta falla, por lo cual se dirige a la carretera, donde está próximo de chocar con un coche, aunque consigue esquivarlo y arribar.

Otorga la al azar de que el due√Īo del coche con el que estuvo pr√≥ximo de chocar es el comisario Velarde, que se da a llevarlo hasta el pueblo para buscar asistencia, ya que pasan escasos coches por all√≠.

Le pregunta de d√≥nde viene, ya que no lo conoce, contando √©l que viene de Buenos Aires y le pregunta cu√°nto se quedar√°, dici√©ndole que el tiempo que le necesiten, se√Īalando el comisario que para ser porte√Īo no habla bastante, aunque le dice que se nota que no es nuevo por c√≥mo solucion√≥ el inconveniente, asegurando √©l que es pura rutina.

Lo deja a la puerta de la comisaría, mientras él va a llamar para soliciar asistencia.

Alberto le dice que intente estar pacificamente aunque él admite que no es fácil.

Le exhibe un encendedor que Tom√°s reconoce, ya que era de su padre, recordando Alberto que cuando su padre sali√≥ de la compa√Ī√≠a por la que dio su historia le ofrecieron una cantidad enorme de dinero, debiendo para eso firmar unos estudios, y lo que logr√≥ es sacar el mechero y quemar los papeles, entreg√°ndoselo al hijo.

Tom√°s tiene permanentes recuerdos de los tipos lanzados desde los aviones.

Se aproxima hasta la gasolinera en la furgoneta para cambiar la bombona siendo atendido por la empleada y mujer del due√Īo, Nancy, que le dice que le vio unos d√≠as antes por el pueblo de compras y que ya vio que transporta la furgoneta de Alberto.

Durante la noche va al bar del pueblo, acercándosele una prostituta cuyos servicios repudia, observando también a Velarde que le paga la copa.

Al d√≠a siguiente se topa en el pueblo con Nancy y explota el acercamiento para pagarle la bombona que se llev√≥ el d√≠a previo, siendo vistos por el comisario desde la ventana de la estafeta, donde el empleado dice que pensar√≠a el S√ļper, si viera a Nancy comentando con el milico.

Al escucharlo, el comisario le pregunta por qu√© sabe que el piloto es milico, se√Īalando este que lo sabe porque le escuch√≥ comentar por tel√©fono, y que su nombre es K√≥blic, recrimin√°ndole el comisario que no le dijera antes que era un milico, observando c√≥mo aniquila a su perro porque no dejaba de ladrar.

Kóblic regresa a la gasolinera, que está sin luz, contándole Nancy que le detallaron que tuvo que arribar en la carretera, preguntándole él si le gustaría volar, diciendo ella que no, que le gustarían otras cosas, preguntándole él qué cosas, sin entender ella que responder, afirmando que nadie le logró jamás esa pregunta.

Entre ellos mientras hablan se va provocando enorme cooperación hasta terminar besándose, aunque después los dos se piden mutuamente perdón.

El comisario hace llamar a Luis, el j√≥ven que trabaja con Don alberto y le pregunta por Tom√°s, a eso que el j√≥ven, diciendo √©l que se ve un hombre bueno y aunque tienen la avioneta estropeada estuvo arreglando cosas en el hangar, asegurando no haber notado nada extra√Īo, pidi√©ndole que le cuente alg√ļn cosa extra√Īa que note sobre ese tipo, por nimia que le parezca, pidi√©ndole que no le cuente a nadie esa conversaci√≥n.

Velarde acude tras ello a Sauce Grande para comentar con el coronel del acuartelamiento de la regi√≥n, al que le pregunta si no est√° satisfecho con el trabajo de su gente, pensando el coronel que quiere soliciar superiores comisiones, asegur√°ndole Velarde que no es as√≠, y que quiere entender si fue √©l el que envi√≥ al milico a Santa Elena, no pareciendo este entender nada sobre el militar, sugiriendo Velarde que quiz√° lo envi√≥ alguno de sus compa√Īeros para intentar hacerse con su negocio y apartarlos a ellos, asegurando el coronel que investigar√° el asunto.

Omar, el “S√ļper”, el marido de Nancy llega quej√°ndose porque el banco rechaz√≥ sus cheques y puede fallarle por esto el cami√≥n cisterna, por lo cual coge unos documentos y regresa a marcharse dici√©ndole a Nancy que no volver√° esa noche.

Cuando se marcha Nancy le dice al empleado, Enzo, que no se siente bien y que se va a casa, aunque en vez de ello sube a su caballo y se aproxima cabalgando bajo la lluvia hasta el hangar de Don Alberto, donde es recibida por Tom√°s, lanz√°ndose ella a besarlo tras bajar del caballo, despu√©s √©l le asiste para secarse y terminan realizando el cari√Īo.

Tras ello, Nancy le pregunta c√≥mo fue a parar a ese lugar, dici√©ndole √©l que va adonde le transporta el trabajo, se√Īalando ella que es un espacio horrible y est√° all√≠ porque no posee d√≥nde ir, m√°s all√° de que no es de all√≠, aunque est√° en Santa Elena desde 10 a√Īos atr√°s.

Entretanto el comisario va a repostar y le pregunta a Enzo por Nancy, cont√°ndole que sali√≥ pr√≥ximamente, observando entonces la avioneta, pareci√©ndole extra√Īo que Don Alberto est√© volando a esas horas, apuntando Enzo que a lo destacado es el otro piloto.

Y tiene razón, ya que de todos modos es Tomás que le exhibe a Nancy la hermosura del paisaje desde el aire.

Esa noche, cuando llega Omar ella parece estar dormida, detallando √©l que no logr√≥ arreglar las cosas y requiere viajar al d√≠a siguiente a Buenos Aires y quiere llevarlo a cabo r√°pido, por lo cual se dispone a llevar a cabo el cari√Īo con ella, que le dice que est√° dormida y le pide que la deje, dici√©ndole √©l que duerma y le deje a llevar a cabo a √©l, dici√©ndole que es su mujer y debe obedecerle, a eso que ella le responde que no es su mujer y lo sabe realmente bien, tras lo que se encierra en el ba√Īo, realizando que √©l monte en c√≥lera y derribe la puerta, tras lo que la transporta de los pelos de vuelta a la cama.

A la ma√Īana siguiente y antes de proceder a Buenos Aires para en la comisar√≠a y le dice a Velarde que piensa que Nancy le est√° enga√Īando, dando por seguro que descubrir√° al apasionado y lo matar√°, dici√©ndole Velarde que √©l no sabe nada, dici√©ndole que a lo destacado es solo imaginaci√≥n suya, aunque si se entera de algo, se lo dir√°.

Se pasa después por la gasolinera y le pregunta a Enzo si hay alguien que se muestre comunmente por allí para comentar con su mujer, respondiendo él que no.

Entretanto, en el pueblo, un hombre, Cosme, habla con Don Alberto y le advierte que el comisario está pidiendo información sobre Tomás.

Cuando llega al hangar le pregunta a su amigo si tuvo alg√ļn hecho con el comisario y le dice que est√° realizando cuestiones, por lo cual va a tener que marcharse, dici√©ndole que tiene un √≥ptimo amigo en Mendoza al que le va a soliciar asistencia.

Le dice que se marchar√° 3 d√≠as, ya que va a asistir al cumplea√Īos de su nieta, y cuando vuelva deber√° irse.

Al día siguiente vacía una bombona para tener una explicación para lograr proceder a la gasolinera a cambiarla, aunque no tienen la posibilidad de comentar ya que está dentro el jóven de la estafeta, aunque ella le distribución una nota con el cambio.

Se ver√°n poco despu√©s en el campo adonde √©l va con la camioneta y ella a caballo y volver√°n a llevar a cabo el cari√Īo.

A su regreso de Buenos Aires Omar regresa a comentar con el comisario que le dice que tras su visita se quedó pensando, y aunque no posee pruebas, sospecha de Tomás, ya que, dice, lo vio en una ocasión dándole conversación a Nancy, y esta reía sus gracias, diciendo que no sabe por qué sigue en el hangar de Don Alberto más allá de que el avión no trabaja ya hace días, asegurando Omar que hará que se vaya ese mismo día con los pies por enfrente, diciéndole Velarde que tenga precaución, asegurándole que él hará como que no sabe nada.

Tras salir de allí va hasta la gasolinera y le dice a Nancy que matará al piloto y después se arreglará con ella.

Cuando se marcha ella coge el caballo y sale también hacia el hangar.

Cuando llega a este, Omar agarra a Tomás, al que pilla desprevenido, ya que no lo conocía y lo golpea, amenazándolo con su pistola mientras le pregunta qué le ha dicho ella de él, aunque antes de dispararle cae él abatido por un tiro de Luisito.

Tomás le dice que se vaya al pueblo y se deje ver, y él se hará cargo de todo.

Cuando llega Nancy en su caballo encuentra a Omar en el suelo, muerto.

Con el cad√°ver de Omar cargado en el coche de este, Tom√°s se adentra en el bosque y cava una tumba donde lo entierra, dejando tras ello el coche a la puerta de un autoservicio en Loma Rosa, cogiendo √©l un autob√ļs de regreso.

Cuando al d√≠a siguiente el comisario llega a comisar√≠a se extra√Īa de no haya ninguna novedad del S√ļper, por lo cual escoge ofrecer anuncio, pidiendo que le informen si encuentran un coche con su matr√≠cula.

Ve entonces a Luis por la calle y le pregunta si vio al S√ļper el d√≠a previo por el hangar, a eso que este le responde que transporta numerosos d√≠as sin ir por all√≠, debido a que est√° haciendo un trabajo en el campo.

Poco después llaman a Nancy a la comisaría, recibiéndola Velarde adjuntado con el juez, que le reportan que hallaron el coche de Omar en un autoservicio en Loma Rosa, y pidiéndole que lleve a cabo una denuncia por la desaparición de su concubino, debido a que ella aclara que no está casada y que además Omar es su tío.

Y tras salir de comisar√≠a regresa a hallarse con Tom√°s en medio del campo, dici√©ndole este que es muy arriesgado para √©l quedarse all√≠ y que en relaci√≥n vuelva su amigo Alberto debe irse, pidi√©ndole ella que la lleve, se√Īalando √©l que mejor tienen que omitir un tiempo para que se olviden y no sospechen y que cuando sea el instante ir√° a buscarla.

Cuando este, Alberto llega tras su viaje, encuentra en su hangar al comisario deseoso de interrogarle sobre K√≥blic, se√Īalando Alberto que lo √ļnico que puede contarle sobre Tom√°s es que es un amigo de el, respuesta insuficiente para Velarde, que lo golpea, tras lo que le pone una bolsa sobre la cabeza mientras le pregunta qui√©n es K√≥blic y qu√© hace all√≠.

Cuando poco despu√©s llega Tom√°s ve el coche de Alberto a la entrada y numerosas cajas sin ubicar, aunque √©l no est√°, por lo cual lo busca por toda la nave armado con su pistola, aunque sin ning√ļn resultado.

Escoge ir hasta la comisar√≠a para denunciar su desaparici√≥n, aunque este le dice que no piensa que nadie le haya hecho nada, ya que todo el planeta quiere a Don Alberto, aunque le dice que pas√≥ lo mismo con un amigo de el unos d√≠as antes, o sea que hay dos coches de los que se ignora d√≥nde est√°n sus due√Īos.

Tras la entrevista vuelve al hangar, observando un grupo de cuervos que vuelan en círculos sobre el maizal, por lo cual se adentra corriendo en este.

Al día siguiente tiene lugar el entierro, en el final del cual Luis se aproxima a él y le dice que quiere irse con él a Mendoza.

Cuando vuelve al hangar encuentra una nota pegada en el cristal que comunica un rodeo que se celebrar√° en un espacio cercano.

Acude al acontecimiento siendo contactado por otro capitán, Sánchez Ligure, que le dice que brindaron con él por medio de un coronel que le se encontraba investigando, diciéndole que sabe que pasó por un instante de debilidad, pero que no piensa que le merezca la pena perderlo todo a solo unos meses de su retiro por una tontería que le está llevando a tener que vivir ocultándose, asegurándole que le van a ofrecer una ocasión, bastando con que se presente al día siguiente a primera hora en el cuartel, pidiéndole que no deje pasar esa ocasión.

De vuelta al hangar quema todas sus pertenencias mientras recuerda los hechos que le llevaron a esta situación, aquel instante en el avión en que llegados al lugar donde debían publicar al mar a los jóvenes contrarios él se negó a abrir la compuerta, lo que supuso que uno de los paramilitares lo relevara del mando, poniendo a su segundo a cargo del avión, observando desde el sitio donde le dejaron retenido cómo lanzaban a los jóvenes al mar sin lograr realizar nada.

A la ma√Īana siguiente instruye a Luis, que saldr√° dentro de poco manejando su coche en el que llevar√° al perro, dici√©ndole que debe continuar escrupulosamente la ruta que √©l le indic√≥ para evadir que le paren en ning√ļn control, y que si cuando se lleve a cabo de noche √©l no lleg√≥ que abandone el coche y regrese en autob√ļs.

Después se afeita y se pone su lustroso traje de capitán de la fuerza aérea y con la camioneta se aproxima hasta la comisaría, allí espera a que Velarde salga, diciéndole este cuando lo provoca que las cosas fueron ya bastante lejos y que es preferible que las dejen estar, aunque en lugar de ello Kóblic saca su pistola y le dispara al comisario a la cabeza, tras lo que se aleja otra vez en la camioneta mientras con timidez algunos vecinos se aproximan curiosos hasta el cadáver.

Poco después llegan hasta el hangar tres hombres poderosamente armados entre los que está el hombre que iba en el avión aquella noche y que le destituyó en el mando.

Los tres se cuelan en el hangar intentando encontrar a Kóblic, y cuando están con la avioneta esta empieza a despedir el líquido que usan para fumigar realizando que los tres hombres caigan al suelo ahogados por el veneno, instante en que sale Kóblic de la avioneta con una máscara y les acaba de reposar con cloroformo.

Tras quemar su traje, K√≥blic sale con la avioneta, lanz√°ndose a tierra con un paraca√≠das mientras la avioneta sigue con el piloto autom√°tico hasta adentrarse en el mar, llevando maniatados y a√ļn sin conciencia a los tres hombres que iban a por √©l.

Por su lado Tom√°s es recogido por Luis en el coche y siguen su sendero.

Calificación: 3