Resumen de la película Come, reza, ama

 

Come, reza, ama

Eat, pray, love (2010) * USA
También popular como:
“Comer, rezar, amar” (Hispanoamérica)

Duración: 142 min.

Música: Dario Marianelli

Fotografía: Robert Richardson

Guion: Ryan Murphy y Jennifer Salt (N.: Elisabeth Gilbert)

Dirección: Ryan Murphy

Intérpretes: Julia Roberts (Liz Gilbert), James Franco (David Piccolo), Richard Jenkins (Richard), Viola Davis (Delia Shiraz), Billy Crudup (Stephen), Javier Bardem (Felipe), Sophie Thompson (Corella), Mike O’Malley (Andy Shiraz), Christine Hakim (Wayan), Hadi Subiyanto (Ketut Liyer), Tuva Novotny (Sof).

Liz Gilbert parecía tener todo lo que se puede soñar: un marido, una bonita casa y una triunfadora carrera literaria cuando acudió a Bali para elaborar su último libro, para lo que recorre el país y acude a conocer a un chamán que le augura que se casará dos ocasiones, lo perderá todo y lo recuperará, y que regresará a Bali.

Seis meses más tarde acude con Stephen, su marido, chef de repostería, a una fiesta donde le confiesa a su amiga Delia que tiene una caja llena de recortes de Nat Geo con los sitios que quiere conocer antes de fallecer, pero que Stephen se ve más entusiasmado en volver a estudiar que en ayudarla a cumplir sus sueños.

Tras separarse de Stephen empieza a salir con David, un actor joven, personaje principal de una de sus proyectos de teatro que además le introduce en el planeta de la espiritualidad de la India.

Pero se siente tan confusa y vacía que escoge cambiar de vida viajando en el transcurso de un año, yendo a Italia y a la India para terminar en Bali.

Una vez en Roma conoce a Sofi, una muchacha sueca que le pone en contacto con su instructor de italiano, con el comenzará sus peculiares enseñanzas, que efectúan mientras comen y beben, conociendo por medio de él a otra gente, llegando por último a gozar de la comida sin sentirse culpable por esto.

En India tratará de conocerse a sí misma, acudiendo a una gurú y pasando a conformar parte de un grupo de meditación, donde se ve obligada a hacer humildes tareas como fregar el suelo de rodillas. Allí conoce a otra gente como Richard, que no se ve tener inconvenientes, pero que le confiesa que perdió a su familia por culpa de las drogas y el alcohol, habiendo estado próximo de atropellar a su hijo por esto. Por eso sabe por vivencia que debe estar allí hasta que consigua perdonarse a sí misma.

Tras su retiro indio, regresa a Bali para ver otra vez al chamán al que visitó un año antes, estando próximo de ser arrollada por un coche cuando volvía de visitarlo en su bicicleta, acabando herida en una pierna.

Por medio de ello conoce a Wayan, una curandera que se encarga de ella y de la que se hará amiga, sintiéndose conmovida por su lastimosa situación, dado que la mujer está divorciada y carece por esto de algún derecho, por lo cual debe ir de un espacio a otro con su hija. Y Liz, tras soliciar asiste para todos sus amigos consigue que por fin Wayan y su hija logren comprarse una vivienda.

En la consulta conoce además a una mujer brasileña que la invita a una fiesta, donde regresa a encajar con Felipe, el hombre que estuvo próximo de atropellarla, el cual la llevará a su casa tras una noche de bailes y bebida.

Felipe la visitará de nuevo por la tarde, dándole un remedio para la resaca, tras lo que la invita a cenar a su casa, donde le cuenta que se ocupa de importar y exportar joyas y que Bali es el sitio perfecto para volver como estaba del mal de su divorcio.

Nacerá entre ellos una fulgurante historia de amor por lo cual él le pide que se quede allí y que lo acompañe para vivir juntos en una hermosa islita desierta, aunque ella se niega.

Antes de regresar a su país va a conocer a Ketut, el chamán, al que le dice que Felipe le hace perder la estabilidad logrado. Pero Ketut le responde que perder la estabilidad piensa parte de una vida balanceada, por lo cual cambiará de iniciativa, decidiendo no regresar a América, por lo cual irá a aguardar a Felipe al muelle para acompañarlo hasta su isla.

Calificación: 2