Resumen de la película Criadas y señoras

 

Criadas y señoras

The help (2011) * USA
También popular como:
“Historias cruzadas” (Hispanoamérica)

Duración: 137 min.

Música: Thomas Newman

Fotografía: Stephen Goldblatt

Guion: Tate Taylor (N.: Kathryn Stockett)

Dirección: Tate Taylor

Intérpretes: Emma Stone (Skeeter Phelan), Viola Davis (Aibileen Clark), Bryce Dallas Howard (Hilly Holbrook), Octavia Spencer (Minny Jackson), Jessica Chastain (Celia Foote), Ahna O’Reilly (Elizabeth Leefolt), Allison Janney (Charlotte Phelan), Anna Camp (Jolene French), Chris Lowell (Stuart Whitworth), Cicely Tyson (Constantine Bates), Mike Vogel (Johnny Foote), Sissy Spacek (Missis Walters), Mary Steenburgen (Elain Stein).

1962. Tras finalizar sus estudios universitarios Eugenia Phelan, “Skeeter”, vuelve a Jackson, Mississippi, consiguiendo trabajo en un periódico local como encargada de la sección de consejos de limpieza.

Aibileen Clark, sirvienta negra que ha precaución a 17 niños blancos a lo largo de su historia, tiene a su cargo a una niña que la considera su verídica madre y a la que protege con amor tras haber perdido a su hijo de 24 años cuando fue arrollado por el camión donde cargaba troncos, sin que en el hospital de negros en cuya puerta lo tiraron hicieran nada.

Skeeter se reencuentra con sus amigas, todas casadas y con hijos, mientras ella no tuvo novio más allá de las citas que le conciertan sintiéndose extraña en la Asociación de mujeres, donde se ocupan de criticar a otras mujeres o a proferir mensajes racistas.

Decidida a ser autora, le ofrece a la editora neoyorquina Elain Stein un tema original: el criterio de las criadas de Mississippi sobre sus empleadoras, siendo ayudada por Aibileen, en inicio remisa por temor a perder su trabajo, como lo perdió su amiga Minny solo porque se atrevió a usar el baño de sus señores, los Holbrook, no queriendo nadie contratarla, ya que la señora, Hilly, presidenta de la Asociación la acusó de ladrona.

Unicamente se atreve a contratarla Celia Foote, también rechazada por las mujeres de la región que la piensan una ordinaria que le robó a Hilly su novio, Johnny, con el que se casó y que por medio de los consejos de su criada, a la que trata con cariño, aprenderá a cocinar.

Minny colaborará también con Skeeter, a la que Elain anima a continuar, urgiéndole a conseguir más testimonios y a finalizar en tres semanas, antes de la Enorme Marcha que liderará Martin Luther King sobre Washington, aunque las demás criadas se niegan a ayudar por miedo.

Pero cuando detienen a Yule Mae, la novedosa criada de Hilly tras empeñar un anillo que encontró, con la iniciativa de usar el dinero para matricular en la facultad a sus hijos, dado que Hilly no se lo prestó, todas las criadas entran a ayudar, y, para evadir que tomen represalias Minny cuenta su venganza contra Hilly: dada su popularidad de enorme cocinera regresó para soliciar su readmisión con una tarta, confesándole a Hilly cuando esta había tomado ya dos porciones, el misterio de su gusto, un ingrediente especial: su propia mierda.

Skitter cerrará el libro contando su relación con Constantine, la negra que la crió y a la que adoraba. Su madre le confiesa que la despidió gracias a que mientras festejaban su ascenso como gerente en su Estado de las Hijas de América presidido por la presidenta, irrumpió Rachel, la hija de Constantine, que no obedeció cuando le pidió que no interrumpiera, viéndose obligada a exhibir su autoridad frente sus invitados despidiéndola.

Y, aunque arrepentida, envió a su hijo a buscarla a Chicago, esta ya había muerto.

El libro es anunciado y Skitter reparte sus 600 dólares entre las criadas que colaboraron, corriendo el libro de boca en boca, intentando las retratadas de denegar que se intente Jackson.

Minny, ya infaltante para Celia y su marido, que la tratan como una amiga, que ayudó a Celia a no deprimirse, deja a su maltratador marido, mientras Aibileen por su lado es homenajeada por su valor por los negros de su parroquia.

Skitter recibe una oferta de la editorial Harper & Row, pero no quiere marcharse y dejar en la estacada a Aibileen y Minny, pero estas le piden que se marche y viva su historia.

Aibileen sufrirá la represalia de Hilly que provoca que su amiga la despida acusándola de ladrona, aunque siente que el sacrificio mereció la pena, y escribirá su crónica.

Calificación: 3