Resumen de la película Cuatro bodas y un funeral

 

 

Cuatro bodas y un funeral

 

Four weddings and a funeral (1993) * Enorme Breta√Īa

Duración: 117 Min.

M√ļsica: Richard Rodney Bennett

Fotografía: Michael Coulter

Guion: Richard Curtis

Dirección: Mike Newell

Intérpretes: Hugh Grant (Charles), Andie MacDowell (Carrie), Kristin Scott Thomas (Fiona), Charlotte Coleman (Scarlett), James Fleet (Tom), John Hannah (Matthew), Simon Callow (Gareth), David Bower (David), Timothy Walker (Angus), Sara Crowe (Laura), Rowan Atkinson (Padre Gerald), David Haig (Bernard), Sophie Thompson (Lydia), Corin Redgrave (Sir Hamish Banks), Anna Chancellor (Henrietta).

A las 9 de la ma√Īana suena el despertador. Charles lo apaga y sigue durmiendo.

Sus amigos Tom y Fiona, sí se levantan y organizan los trajes que llevarán a la boda, en tanto que Mattthew se viste también, mientras Gareth, su amigo, le prepara el desayuno,

Todos ellos irán poco después, adjuntado con David, el hermano de Charles, a la iglesia en que se festeja la boda en el Land Rover de Tom

Charles se despierta por √ļltimo y mira el reloj gritando: “¬°Joder!”, mientras corre a ense√Īarle el reloja a su compa√Īera de piso Scarlett, que grita a su vez : “¬°Joder!”.

Sin finalizar de vestirse van corriendo hacia el coche, que no comienza, por lo cual tienen que ir en el Mini de Scarlett que no consigue enorme agilidad, saltándose además la salida, por lo cual tienen que volver hacia atrás, llegando a la iglesia de St. John de Stoke, en Somerset a la vez que Angus y Laura, los novios, preguntándole el primero si llevó los anillos.

Y solo entonces Charles, que es el padrino, ten en cuenta que se le olvidaron, debiendo recurrir a sus amigos para arreglar el inconveniente, encontrándose los novios al ofrecer el sí con que sus anillos de en matrimonio son un anillo de bisutería que representa un corazón y otro que representa una calavera, lo que hace la risa del sacerdote y la perplejidad de los novios.

El resto de los invitados asistirán entretenidos a la interpretación que una pareja de cantantes ejecuta en la iglesia y que desentonan tanto con la voz como con el sitio.

Al llegar a la ceremonia, Charles se fijó en una muchacha con un vistoso y colosal sombrero a la que mira durante la ceremonia, dirigiéndose a ella tras esta para alabar su sombrero, informándole Fiona, su amiga, de que es una de america que antes trabajaba en Vogue y que unicamente se relaciona con gente con encanto.

A lo largo de el banquete trata de arrimarse a ella, ofreciéndole una copa, acudiendo a saludarlo entonces John, amigo y hermano de Henriette, una vieja novia, al que le pregunta por su novia, respondiéndole este que por el momento no es su novia, frente lo que Charles le dice que es favorecido, ya que se rumoreaba que esta se acostó con media pandilla, a eso que John le responde que por el momento no es su novia porque en este momento es su mujer.

Fiona entabla conversación con un invitado que será sacerdote, en tanto que otra de las invitadas, Serena, se atrae frente Matthew por David, el hermano de Charles, cuando ve que los dos se relacionan por medio de el lenguaje de signos.

Charles compartir√° mesa con un hombre que, cuando le dice que su nombre es Charles le dice que es realmente dif√≠cil, ya que Charles muri√≥ 22 a√Īos antes.

Frente la imposibilidad de entenderse con un hombre que ha perdido la cabeza opta por llevar a cabo un alegato para los novios recordando las aventuras de juventud de Angus, y asegurando sentir un enorme respeto por quienes se animan a comprometerse, antes de que la pareja inice el baile mientras Charles mira a Carrie aunque sin atreverse a dirigirse a ella

La novia termina la fiesta completamente borracha, del mismo modo que otro varios invitados, como Lydia, su dama de honor, que se lamenta frente Bernard de no haber podido hallar ligar con ninguno de los invitados más allá de su papel en la boda, ofreciéndose Bernard a suplir ese vacío, a eso que Lydia le replica que no está tan desesperada.

A pesar de que los proyectos de varios de los invitados eran pasar la noche en el albergue “El pato mareado”, por √ļltimo cambian de proyectos y deciden quedarse en el castillo de Tom, que tiene 137 habitaciones, puesto que Tom forma parte a una de las familias m√°s ricas del pa√≠s.

Cuando se van a despedir Carrie se dirige a √©l dici√©ndole que pasar√° la noche en “El pato mareado”, y aunque √©l le pide que se quede un poco m√°s ella se despide.

Partirán juntos y cantando hacia la vivienda de Tom mientras Bernard y Lydia se quedan besándose de manera apasionada, decidiendo Charles soliciar que a él le dejen en el albergue.

En el bar encuentra a Carrie, que se oculta tras un sof√° cuando baja el invitado con el que estuvo a lo largo de la boda, el cual, al notar que le traen la bebida a Charles escoge acompa√Īarlo, pidi√©ndole de hecho al camarero que les transporta la botella, siendo salvado de su insustancial charla por el camarero que le avisa de que su mujer le espera en la habitaci√≥n 12.

Consigue librarse así del pesado, subiendo hasta la habitación de ella, que lo invita a pasar, y con la que acabará acostándose.

Cuando se despierta al día siguiente ella, ya vestida le dice que debe regresar a América, aunque antes le pregunta si ha planeado cuándo será el más destacable instante para comunicar su deber, puesto que otorga por sentado que si se acostaron acabarán casándose.

Charles, aun medio dormido no sabe cómo responderle, empezando a balbucear hasta que el mismo se otorga cuenta de que hablamos de una broma.

Unos meses después regresa a sonar el despertador de Charles, que regresa a apagarlo.

Y otra vez √©l y Scarlett tendr√°n que salir corriendo y a medio vestir entre sus comunes gritos de “¬°Joder!”, hacia la iglesia de St. Mary of de Fields, de Londres, donde se casan Bernard y Lydia, no encontrando taxi, por lo cual tratan de ir en coche, observando que tiene puesto un cepo, por lo cual llegan corriendo hasta la iglesia, llegando de nuevo tarde.

La ceremonia será un auténtico despropósito, puesto que es la primera que oficia el nuevo sacerdote, el padre Gerald que se equivoca todo el tiempo confundiendo nombres y expresiones para jolgorio de los invitados y desesperación de los novios.

Una vez en el banquete lo saluda Carrie, a la que no había visto en la ceremonia, aunque cuando va ilusionado a comentar con ella le muestra a Hamish Banks, su prometido, lo que deprime a Charles, que se pregunta por qué acude a tantas bodas y jamás para casarse él, comprobando, para empeorar las cosas que comparte mesa con numerosas de sus ex novias.

Fiona, por su lado termina con una mujer más grande que le pregunta, al verla sin pareja si es lesbiana, rebelándole esta que lo es, frente lo que ella asegura que sí encontró al hombre correcto, pero que él no se fija en ella y no puede sustituirlo por otro.

Charles pasa numerosos instantes de verdadero bochorno entre sus antiguas parejas, recordando Martha, cuando le muestran a Veronica, otra de las presentes en la mesa que Charles le cont√≥ que realiz√≥ con ella un garrafal viaje a la India y que la llamaba Veronica la “V√≥mitos”, comentario que a esta, que en este momento acude con su nuevo novio no le hace felicidad, recordando que no ha popular a nadie tan indiscreto como Charles.

Recuerda otra vez Martha otra de las historias que contaba, la de Helena, otra ex novia, cuya madre le tiraba los tejos, historia que tambi√©n recuerda Veronica, que se acuerda que Charles las llamaba a las dos las “Cerditas, observando c√≥mo otra de las comensales dice amargamente: “√°mbas hemos adelgazado desde ese momento”, comprendiendo todos que estaban comentando de ella.

Lo salva de su bochornosa situación el torpe alegato de Tom, el padrino, que dice que antes de casarse Bernard salió con auténticos pendones, recordando frente el desconcierto de toda la familia y el regocijo de los amigos más íntimos que la primera novia de Bernard rechazó su iniciativa de matrimonio.

Poco despu√©s Charles les dice a sus amigos lo bochornoso de su situaci√≥n al haber tenido que comunicar mesa con todas sus anteriores novias, afirmando que solo hac√≠a falta Henrietta para que el horror podr√≠a haber sido terminado, cuando de repente escucha a sus espaldas un “Hola, Charles”, pronunciado por esta que sale tras ello llorando, mientras otra de las agraviadas, Helena, trata de consolarla.

A lo largo de la ceremonia Serena se muestra a David, mostrándole que aprendió nociones básicas del lenguaje de signos, logrando estar comunicado con él, con el que también bailará.

Intentando de evadir al grupo de sus antiguas novias se cuela en una habitaci√≥n, observando desde la ventana a Carrie march√°ndose con su prometido, col√°ndose m√°s adelante en la misma habitaci√≥n los reci√©n en matrimonio dispuestos a llevar a cabo el cari√Īo, sin hallar √©l escabullirse, por lo cual termina escondi√©ndose en el armario, desde donde escucha a la pareja realizando el cari√Īo, aunque cuando comprueba que la pareja se ve preparada para volver a empezar escoge escapar del armario simulando que se encontraba intentando encontrar un l√°piz.

Y adem√°s al irse se topa con Henriette que le dice que tienen que comentar, ya que todos los que le conocen le piensan un mon√≥gamo m√ļltiple, ya que tiene una novia tras otra, pero sin llegar a amar a ninguna, empezando adem√°s cada relaci√≥n suponiendo que no debe casarse, a eso que √©l manifiesta que comunmente no piensa, y que se deja llevar.

Henriette se despide de √©l llorando otra vez, mostr√°ndose entonces Carrie, que le cuenta que su novio, Hamish, tuvo que marcharse a Edimburgo, acompa√Ī√°ndolo ella al coche cama, estando sola, por lo cual le pide que la acompa√Īe, acabando por acostarse otra vez.

Unos meses más tarde recibe una exclusiva invitación de boda, que resulta ser la de Carrie, que se celebrará en Escocia, por lo cual acude a la tienda donde pusieron la lista de bodas, y donde comprueba que todos los regalos exceden su economía, ya que cuestan una media de 1.000 libras, cuando él esperaba gastar solamente 50.

Y mientras est√° en la tienda hace aparici√≥n nuestra Carrie, que le pregunta si tiene una hora libre, pidi√©ndole que la acompa√Īe, ayud√°ndole a seleccionar el vestido de novia, tras lo que van a un bar, pregunt√°ndole √©l si le ser√° leal a su marido, asegur√°ndole ella que cuando se case lo ser√°, ya que espera que su marido tambi√©n lo sea.

Le habla tras ello de todos sus amantes, habiendo tenido un total de 33, contando a su prometido, habiendo sido √©l el n√ļmero 32, reproch√°ndole √©l que jam√°s lo llamara m√°s all√° de que se acostaron dos ocasiones.

Tienen que interrumpir la reunión ya que él había quedado con su hermano David para comer, pero, más allá de que se despiden él sale corriendo tras ella para confesarle que la quiere y para hacerle una pregunta si no le gustaría casarse con él, respondiéndole ella que es bastante tarde, aunque es encantador y muy romántico.

Por √ļltimo acude a la boda, que se festeja en la capilla del castillo Glenthirst, en Pertshire, Escocia, llegando tarde como siempre y adem√°s exactamente en el instante en que el sacerdote pregunta si alguien tiene alg√ļn impedimento, irrumpiendo √©l entre el silencio de los dem√°s.

Allí Scarlett conoce a Chester, un americano del que se queda prendada.

Charles regresa a encajar con Henriette, que se ve muy contenta con su nuevo novio, y a la que le dice que quizá deberían haberse casado, respondiéndole ella que casarse con él sería casarse con sus amigos y que no es compatible a Fiona que sabe que la llama Cara de Pato.

Y mientras los novios bailan al son de las gaitas escocesas Fiona se aproxima a Charles, consciente de que est√° enamorado de Carrie.

Charles trata de explicarle que se siente una sensaci√≥n extra√Īa cuando por fin te enamoras y ella se va con otro, respondi√©ndole Fiona que ella transporta a√Īos viviendo as√≠, enamorada del mismo, que le confiesa que es √©l, y content√°ndose con ser su amiga.

Como en cada boda Gareth baila realizando movimientos exagerados.

Instantes después, y mientras el novio se dirige a los invitados Gareth sufre un ataque y cae al suelo, observando sus amigos Charles, Tom, David, Fiona y Scarlett, cómo muere.

Charles, compungido, acude a buscar a Matthew para ofrecerle la mala novedad.

Al día siguiente tiene lugar el funeral, en el que Matthew, tras manifestar su deseo de que le recuerden alegre, recita un poema de Auden que expresa muy bien su sentimiento de amor hacia él.

Y a lo largo de el funeral regresa a conocer a Carrie, que tuvo que interrumpir su luna de miel para asistir al triste acto, comentándole a Charles que le encantó su declaración.

Tras la ceremonia Tom y Charles comunican que Matthew y Gareth les hab√≠an enga√Īado a todos exhibiendo con orgullo su solter√≠a, cuando viv√≠an como un matrimonio.

El despertador de Charles suena una vez más, y como siempre este lo para, observando cómo un segundo después empiezan a sonar numerosas docenas de despertadores más que Tom, que dormía con él, colocó para evadir que se les hiciera tarde, puesto que ese día van a otra boda. La del propio Charles, que se celebrará en St. Julian, en Smithfield, Londres.

Matthew, que será en esta ocasión el padrino le mete prisa diciéndole que le quedan solo 45 minutos para ofrecer el sí quiero, y como siempre debe salir corriendo, aunque cuando llegan a la iglesia se entera de que le han mentido y de que falta un largo tiempo, pasando ese tiempo juntos los amigos, ofreciendo Fiona por Cara de Pato.

Y esta se est√° poniendo su traje de novia en su casa feliz por su boda.

Entretanto John, hermano Henrietta recibe al novio, lamentando que no hicieran despedida de soltero, asegurando Charles que sí la hicieron, para a continuación desdecirse y decir que no lo hicieron porque por el momento no tienen edad para eso.

Charles entra tras ello en la iglesia, aun sin invitados, encontrándose a Fiona que le hace ver que dejó su negro recurrente, preparada para buscar a alguien que le desee, para cambiar.

Scarlett tiene más suerte ya que llegó Chester, y corre feliz a sus brazos.

Y Tom, siempre en busca de novia sin que ninguna parezca preparada para salir con √©l, ve de repente a una invitada por la que se queda fascinado, y la cual, tambi√©n embobada al verle se muestra como Deirdre, prima segunda ni√Īa y a la que no ve√≠a desde que eran ni√Īos.

Llega entonces otra invitada, Carrie, que saluda a Charles y le cuenta que se separó de Hamish unos meses antes tras conocer que no era el hombre de su historia.

Charles le pregunta por qué no lo llamó, respondiéndole ella que dada su tristeza no se encontraba para nadie, lamentando haber ido a destiempo.

Charles pide que le den un instante, yendo a meditar a la sacrist√≠a, donde comienza a gritar como siempre: “¬°Joder!” numerosas ocasiones, siendo asombrado all√≠ por el sacerdote, frente el que se explicaci√≥n dici√©ndole que est√° realizando ejercicios de voz, dici√©ndole el sacerdote que √©l tambi√©n los hace, aunque √©l grita: “¬°Aleluya!”.

El padrino entra a buscar al novio, ya que es ya la hora y llegó ya Henrietta a la iglesia, preguntándole a Matthew qué piensa del matrimonio, respondiéndole este que está realmente bien si amas con toda tu alma al otro.

Alarmado por su tardanza entra tambi√©n David, al que le cuenta lo ocurrido, frente lo que su hermano le afirma que solo puede continuar adelante o anular la boda, no siendo buena para √©l ninguna de √°mbas, optando por √ļltimo por salir.

Empieza tras ello la ceremonia, llegando el instante en que el sacerdote pregunta si alguna persona conoce alg√ļn fundamento para que no se celebre la ceremonia, escuch√°ndose entonces unos golpes dados por David, que le dice que se le ocurri√≥ una tercera opci√≥n, pidi√©ndole a su hermano que traduzca lo que dice, diciendo a todos en su lenguaje que sospecha que el novio tiene inquietudes.

Le dice tras ello que debe casarse con la persona que quiere porque el matrimonio es para el resto de su historia y asegura suponer que el novio quiere a otra persona, pregunt√°ndole el sacerdote si es as√≠, a eso que Charles responde afirmativamente, recibiendo entonces un pu√Īetazo de la indignada Henriette.

Anulada la ceremonia, Charles se quita a su casa con sus amigos, que afirman que jam√°s se olvidar√°n de esa boda, afirmando David sentirse culpable de lo ocurrido.

Llaman entonces a la puerta, encontr√°ndose al abrir con Carrie, que bajo la lluvia trata de disculparse afirmando que no deber√≠a haber ido a la iglesia, dici√©ndole Charles que √©l es el √ļnico culpable y que ocurrido viene a ratificar que el matrimonio y √©l no est√°n hechos el uno para el otro y que cuando se encontraba en el altar se percat√≥ de que por primera oportunidad se encontraba perdidamente enamorado de una mujer y que esa mujer no era la que se encontraba a su lado, sino la que est√° enfrente bajo la lluvia.

Los dos hablan empapados, preguntándole él si permite no casarse con él para el resto de su historia, lo que ella permite sin vacilar.

Una colección de imágenes detallan las bodas de Henriette con un integrante de la guardia real, la de David con Serena, la de Scarlett con Chester y la de Tom con Deirdre, su prima lejana.

Y hasta Matthew se casa con otro hombre, mitigado el mal por la desaparición de Gareth, mostrándose una foto de Fiona con Charles de Inglaterra, el príncipe de Gales.

Y observamos también imágenes de la feliz vida de pareja de Charles y de Carrie adjuntado con su hijo, sin pasar estos otra vez por la vicaría.

Calificación: 3