Resumen de la película Dies irae

 

Dies irae

Vredens dag (1943) Dinamarca

Duración: 105 Min.

M√ļsica: Poul Schierbeck

Fotografía: Carl Andersson

Guion: Carl Theodor Dreyer, Poul Knudsen, Mogens Skot-Hansen (O: Hans Wiers Jenssen)

Dirección: Carl Theodor Dreyer

Intérpretes: Thorkild Roose (Reverendo Absalon Pedersson), Lisbeth Movin (Anne Pedersdotter), Sigrid Neiiendam (Merete, madre de absalon), Preben Lerdorff Rye (Martin), Anna Svierkier (Herlofs Marte), Albert Hoeberg (Obispo), Preben Neergaard (Degn), Olaf Ussing (Laurentius).

Dinamarca, 1623. El ya madura sacerdote Absalon Pedersson convive con su segunda mujer, la joven Anne y con su madre, que desaprueba la relación.

Cuando llega Martin, hijo del primer matrimonio de Absalon, y de edad semejante a la de Anne, congenian inmediatamente disipando así los temores del sacerdote.

Herlofs Marte una anciana acusada de brujería consigue escapar antes de ser prendida, pidiéndole a Anne que le ayude a esconderse, ya que solo Absalon puede rescatarla igual que salvó a su madre, también acusada de brujería.

Pero la encuentran y es detenida y torturada hasta que confiesa las prácticas de brujería, pidiendo tras ello comentar con Absalon, al que amenaza con denunciar a Anne como hija de una bruja, a la que deberán quemar también.

Pero Absalon no se deja intimidar, siendo al final Herlofs Marte quemada en la hoguera, sintiendo Absalon remordimientos que su madre descubre adivinando que la mujer quemada denunci√≥ a alguien y su hijo no lo logr√≥ constar. √Čl se lo asegura, aunque se√Īala que la persona denunciaba hab√≠a muerto ya. Y su madre le dice que los ojos de Anne brillan como los de su madre y que alg√ļn d√≠a tendr√° que escoger entre Dios y Anne.

Tras ello Absalon habla con Anne y le cuenta que su madre confesó que tenía poderes y que si deseaba la desaparición de alguna persona esta moría. Más allá de ello la salvó para lograr tenerla a ella. Y Anne le reprocha que no le cuestionara entonces si lo quería, pero en el instante le pide que la tome y la realice madre, a eso que él se niega para proceder a rezar.

Y esa noche Martin, su hijo, se besa con Anne, yendo m√°s tarde hacia el campo, donde entre los abedules se confiesan su mutuo amor, acost√°ndose junto al arroyo.

Un día, y mientras Absalon sale para ofrecer la extremaunción a un moribundo, Anne y Martin hablan de sus esperanzas de un futuro juntos, manifestando ella su deseo de tener un hijo juntos, asegurándole que jamás amó a su padre.

Merete, la madre de Absalon empieza a preocuparse, ya que a lo largo de la salida de su hijo estalló una fortísima tormenta y teme que le pase algo.

Absalon llega agotado y afirmando que mientras volvía sintió la mano de la desaparición.

En muy estado deplorable habla con su mujer y le pregunta si en alg√ļn momento dese√≥ su muerte, y ella le responde que s√≠. Porque le rob√≥ la juventud y fue incapaz de ofrecerle un hijo. Y que la quiere bastante m√°s desde que est√° con Martin.

Al darse cuenta de que Anne le es infiel con su hijo, Absalon muere del disgusto, sintiéndose Martin culpable, y mientras velan su cadáver le pregunta a Anne si tenía poder para ocasionar su muerte, lo que ella niega.

A lo largo de el funeral el hijo dice que nadie tiene la culpa de la desaparición de su padre, pero su abuela afirma que fue ejecutado y pide que la mujer responda frente la ley denunciándola por brujería, asegurándole a Martin que también está poseído por ella.

Y este se ve creer entonces a su abuela y suponer que de hecho fue enga√Īado por ella, y en lugar de defenderla va con su abuela, mientras le requieren a Anne, para evaluar su inocencia que ponga la mano en el coraz√≥n del difunto y proclame su inocencia.

Pero ella misma termina suponiendo que tenía poderes para desear la desaparición de alguien y dada su mala concienca confiesa que atrajo a Martin y asesinó a Absalon con el apoyo de Satán.

Calificación: 4