Resumen de la película El artista y la modelo

 

El artista y la modelo

Espa√Īa / Francia (2012) *

Duración: 104 min.

M√ļsica: Varios

Fotografía: Daniel Vilar

Guion: Fernando Trueba y Jean-Claude Carrière

Dirección: Fernando Trueba

Intérpretes: Jean Rochefort (Marc Cros), Aida Folch (Mercè), Claudia Cardinale (Léa), Chus Lampreave (María), Götz Otto (Werner), Christian Sinniger (Emile), Martin Gamet (Pierre), Mateo Deluz (Henri).

1943. Sur de la Francia ocupada.

L√©a y su criada, la espa√Īola Mar√≠a pasean por el pueblo cuando ven a una muchacha durmiendo en un portal y que m√°s tarde se lava en una fuente, por lo cual deciden ayudarla, llev√°ndosela a su casa.

La muchacha, Merc√®, les cuenta que es de cerca de Reus, y, aunque les dice que no ten√≠a ninguna raz√≥n particular para irse de Catalunya, ellos est√°n seguros de que se escap√≥ del campo de refugiados de Arg√®les, decidiendo ayudarla dejando que viva en una peque√Īa casa que tienen en la monta√Īa donde todo est√° destartalado y que el escultor usa como estudio, proponi√©ndole L√©a que pose para su marido en lugar de algo de dinero.

Y a la ma√Īana siguiente Marc, el escultor se muestra en su estudio, pidi√©ndole que se desnude y pose para √©l, orden√°ndole que haga numerosas posiciones mientras empieza a hacer los primeros bocetos, aunque no acaba de estar satisfecho con ninguno, m√°s all√° de lo cual sigue insistiendo cada d√≠a.

La pinta tambi√©n, realizando un cuadro de ella ba√Ī√°ndose en el r√≠o. El artista le habla entretanto de lo dif√≠cil que es capturar la luz y le ense√Īa que no hay dos hojas iguales, y de lo dif√≠cil que es tener un concepto y que √©l aun no la encontr√≥, logrando llevarle hasta 15 a√Īos hallar la iniciativa.

Le exhibe un grabado de Rembrandt que exhibe una escena diaria y lamenta que a él no le ocurra algo semejante.

Por el opuesto, el artista se expone indiferente frente la guerra sin importarle quién la ganará. Ha vivido ya numerosas y no posee fe en los hombres.

Entretanto en el pueblo empiezan a correr comentarios de que en la monta√Īa vive una mujer desnuda, lo que transporta a los ni√Īos a arrimarse para verla, de hecho uno de los d√≠as sale Marc con una escopeta, tirando al aire para asustarlos.

Y al disparar mira que, asustado por el tiro, un hombre se asoma por una de las ventanas del piso superior.

Merc√® le ense√Īa que el hombre, Pierre, forma parte al maquis y que requiere asistencia gracias a que lo encontr√≥ herido cuando cavaba en el bosque, cerca de la vivienda, una tumba para enterrar a un compa√Īero.

Marc no quiere tener a nadie all√≠, y Merc√® le ense√Īa que contribuye a pasar a gente a Espa√Īa – jud√≠os y gente de izquierdas – y que es por eso por lo cual tiene siempre las piernas repletas de ara√Īazos.

Marc reitera que que Pierre se vaya y él se expone dispuesto a llevarlo a cabo, ocultándose en una cueva, pero Mercè le dice a Marc que si Pierre se va ella se irá con él.

Llega entonces un grupo de alemanes, observando cómo Marc abraza a un oficial nazi, al que muestra como instructor de historia del arte den la facultad de Munich, que está escribiendo un libro sobre él, del que tiene ya 400 páginas.

Marc le dice que tiene varios bocetos, pero no encuentra un concepto, no dejando que Werner, el alemán fotografía el trabajo, ya que quiere que solo lo lleve a cabo con el resultado, más allá de que al oficial le atrae todo el desarrollo creativo.

Werner le ense√Īa que debe escribir su libro a escondidas, ya que est√° mal visto comentar sobre un artista franc√©s, dici√©ndole que partir√° en 4 d√≠as hacia el frente de Stalingrado.

Marc le reprocha a Merc√® los cambios que se generan en su cuerpo gracias a sus idas y venidas prestando asistencia a los que quieren escapar a Espa√Īa, ya que eso provoca que adelgace y adem√°s le van ampollas por culpa del sol, reproch√°ndole en todo momento que pierde por culpa suya.

Tras la reprimenda Mercè, disgustada se aleja, y se sienta apoyando su cabeza en en una mano, y entonces Marc le pide que repita ese gesto realizando inmediatamente un boceto de ella en esa posición.

Por √ļltimo Pierre, ya bastante superior escoge que ya est√° en situaci√≥n de poder marcharse, yendo ella a acompa√Īarlo hasta la frontera.

Un día, y mientras trabaja, el escultor, que mantenía una actitud fría y profesional frente a su modelo tiene de repente una erección, marchándose a su casa para evadir que ella lo descubra.

Y al día siguiente, cuando sube hasta el estudio encuentra a Mercè todavía acostada, dirigiéndose a ella y acariciándola, y siendo correspondido.

Marc le ense√Īa que la mujer pertence a las escasas cosas perfectas que hay en la naturaleza, y en su opini√≥n, Eva no fue constru√≠da por Dios de una costilla de Ad√°n, sino que cre√≥ a la mujer, con la que concibi√≥ a Ad√°n, al que le prohibi√≥ acostarse con su madre, castig√°ndolos cuando m√°s all√° de todo se acostaron.

La guerra está próximo de terminar, como el trabajo del artista, sintiéndose Mercè frustrada tras corroborar que la escultura de todos modos no se se ve a ella.

Marc que le permite para que se marche cuando quiera, proporcionándole una carta de recomendación para sus amigos de Marsella, como Matisse, despidiéndose de ella tras pagarle sus honorarios.

Aprovechará que Lèa va proceder a Narbona para ver a su familia para llevar a cabo con ella medio viaje, que después continuará sola con la bicicleta.

Marc otorga los √ļltimos detalles a su obra, sabiendo que ser√° la √ļltima en un mundo que para √©l ya no posee sentido, por lo cual por √ļltimo escoge terminar con su historia dispar√°ndose con su escopeta.

Calificación: 3