Resumen de la película El desconcido

 

 

El desconocido

 

Espa√Īa (2015) *

Duración: 98 min.

M√ļsica: Manuel Riveiro

Fotografía: Josu Incháustegui

Guion: Alberto Marini

Dirección: Dani de la Torre

Int√©rpretes: Luis Tosar (Carlos), Javier Guti√©rrez (El Irreconocible / Lucas), Paula del R√≠o (Sara), Elvira M√≠nguez (Bel√©n), Fernando Cayo (Espinosa), Goya Toledo (Marta), Marco Sanz (Marcos), Antonio Mourelos (√Āngel), Ricardo de Barreiro (V√≠ctor).

En un bonito chalet con vistas al mar una familia desayuna.

Marcos, el hijo peque√Īo explota que su hermana est√° entretenida con el tel√©fono para lograr que el perro chupe las galletas que despu√©s le deja a su hermana mientras Carlos, su padre consulta la bolsa, siendo apremiados por la madre.

Carlos recibe una llamada de Alejandro, su jefe, que dice estar llamando a todos los directores de sucursales para pedirles que recuperen los derivados que colocaron y que eran fraudulentos, antes de que salga la novedad, pero sin devolverle la inversión a los usuarios, a los que tienen que colocarles a cambio uno de sus fondos.

Cuando van descubren de que el todoterreno se encontraba abierto, pidi√©ndoles a los ni√Īos que vayan detr√°s porque transporta cosas en la cartera y debe llevar a cabo una llamada de sendero al trabajo, quej√°ndose Marta, su mujer de que no le hubiera avisado de que iba a llevarlos √©l, habiendo ella cancelado numerosas cosas para eso.

Mientras habla con su segundo para explicarle lo que tienen que llevar a cabo, ve que suena otro teléfono que hay en el coche, observando al responder que hablamos de un hombre que le pregunta qué pensó al notar su coche abierto, tras lo que le dice que están sentados sobre una bomba que explotará si alguno se levanta, colgándole él sin hacerle caso.

Regresa a llamar a la oficina y habla con su asesora para cerrar algunos asuntos y contin√ļa su sendero, volviendo a sonar el otro tel√©fono, aunque lo corta.

Mientras sus hijos discuten √©l comienza a palpar debajo del taburete para de ver si nota algo extra√Īo, y cuando el tel√©fono regresa a sonar ubica el pinganillo.

El hombre le pide que no avise a nadie y le amenaza con volar el coche si regresa a cortarle y les pide que nadie se mueva de sus asientos, ya que de lo opuesto volarán, observando cómo en ese instante Marcos y Sara se pelean, quitándose el primero el cinturón, frente lo que Carlos, asustado, para y le suplica que no se levante.

El irreconocible le dice entonces que quiere su dinero. Sus 67.547 Euros más 420.000 por transferencia instantánea a una cuenta que le apuntó y tiene en el salpicadero, pidiéndole que no dialogue tampoco con los informáticos del banco para falsear los datos.

Carlos le dice que no hay tanta liquidez en el banco y que no podrá transladar esas proporciones sin estar en lo personal en la sucursal, diciéndole su interlocutor que es fin de mes y sabe que tienen en la caja dinero para realizar los pagos nóminas y pensiones.

Le dice que él tampoco tiene los 67.547 Euros para enviárselos desde su cuenta, aunque él le dice todo el dinero que tiene en su cuenta, lo que tiene su mujer en la suya y lo que tienen en un fondo a nombre de su mujer, sumando todo 65.547 Euros.

Le dice tambi√©n que los sigue por GPS y tiene un control remoto de la bomba, pidi√©ndole Carlos que le permita dejar a sus hijos en el colegio, observando los ni√Īos c√≥mo el padre pasa de extenso al llegar al cole, intentando de bajar cuando para en un sem√°foro, debiendo pedirles el padre que no lo hagan, y explic√°ndoles lo que le ha dicho el hombre.

Le dice a su interlocutor que ser√° muy dif√≠cil conseguir el dinero ya que est√° todo a nombre de su mujer, fij√°ndose entonces en un motorista que les mira y sospecha de √©l, aunque entonces se aproxima al coche un grupo de ni√Īos de la clase de Marcos al que le piden que les ense√Īe la pelota con las firmas de los players del Madrid, cont√°ndoles el ni√Īo que no puede ense√Ī√°rsela porque tienen una bomba, lo que los ni√Īos toman como una explicaci√≥n.

Estan destinados hacia el puerto para evadir el tráfico, disponiéndose él a llamar al banco, escribiéndole entretanto un mensaje a su hija para que avise a su madre.

A su asesora le pide que tenga listo el dinero que Marta irá a agarrar, diciéndole Sara entonces que si tan poco se fía su madre de él que lo tiene todo a su nombre, aunque le envía el mensaje de la misma forma que él le pidió.

También él trata de llamarla para avisarla, aunque tiene el teléfono apagado, comenzando Marcos a quejarse porque tiene ganas de llevar a cabo pis.

Llama tras ello de nuevo a V√≠ctor, el subdirector de la sucursal mientras mira al motorista de antes y le ense√Īa lo ocurrido, cont√°ndole V√≠ctor que el hombre de la bomba le ha llamado a √©l tambi√©n y est√° en su coche con Julia, su mujer.

Carlos se arroja contra la moto que está frente a ellos, amenazando a su conductor con llevarlo a cabo explotar con ellos, observando cuando se quita el casco que es solo un chaval, riéndose Marcos que dice que su padre ha atropellado a Javi, el novio de Sara.

Nervioso Carlos le pide a Sara que llame a su madre a la facultad mientras se dirige hacia la vivienda de Víctor, que sentado en el coche con su mujer está muy nervioso, debiendo intentar calmarlo más allá de que admite que fue él quien le contó lo que había en sus cuentas.

Debe distanciarse porque interrumpía el tráfico, llegando a tener una bronca con otro conductor al que le impide aparcar.

Ve que Julia está enojada y no quiere continuar el juego y quiere marcharse, convenciéndola para que cierre la puerta del coche que había abierto, asegurándole que solucionarán el inconveniente y que será mejor quedar como idiotas que jugarse la vida por muy remota que sea la oportunidad de que sean algunas las amenazas.

Carlos trata de hallar un sitio para aparcar y continuar comentando con su compa√Īero cuando le escucha a este gritar “Julia, no”, observando tras ello c√≥mo explota su coche, comprobando de repente que no ten√≠a que ver con una broma, pidi√©ndole su interlocutor que salga de all√≠ antes de que llegue la polic√≠a.

Mientras se alejan, Marcos dice que se hizo pis, aunque comprueban que de todos modos est√° sangrando porque una esquirla lo ha herido en la pierna, lo cual le preocupa, m√°s all√° de lo cual el irreconocible reitera que que le consiga su dinero y que es √©l el que lo convirti√≥ en un asesino, saliendo Carlos hacia el hospital, se√Īalando su interlocutor que si no le obedece volar√°n ellos tambi√©n.

Sara llora al notar la herida sin entender qué llevar a cabo, insistiendo al irreconocible para que le permita llevar a su hijo al hospital mientras Sara llora y le pregunta qué le hizo a ese hombre para que lleve a cabo eso, diciendo él que no hizo nada más que ser el director de una sucursal.

Aparcados con la Torre de Hércules, sigue sin hallar sacar el dinero, pidiéndole su hija que lo saque de las cuentas de sus usuarios, diciéndole él que no puede operar con las cuentas de sus usuarios.

Le regresa a llamar su superior para ver c√≥mo transporta las gestiones asegur√°ndole que todo va bien, aunque le pide que le autorice a cambio otro producto, logrando que le permitan un nuevo fondo burs√°til garantizado al 5% y que deber√° ubicar esa misma ma√Īana entre los usuarios m√°s destacables, realizando que ese dinero vaya a una cuenta gestionada por √©l.

Mercedes su asesora le asegura que tiene ya su dinero listo aunque Marta no ha aparecido, por lo cual Carlos le pide a Sara que le diga d√≥nde est√° su madre, a eso que le responde que podr√≠a estar con √Āngel, el padre de una amiga suya, d√°ndole el n√ļmero de su casa al que llama Carlos, contestando √Āngel, al que le dice que quiere comentar con Marta, y aunque √Āngel niega estar con ella, al final consigue que se ponga insistiendo de manera desesperada.

Tras ponerla alerta de lo que sucede le pide que vaya al banco y recoja el dinero sin contar nada a la policía, asustándose tanto Marta que se niega a continuar oyendo hasta que consigue comentar con sus hijos y comprueba que están bien.

El irreconocible le pide que mueva el coche, ya que llevan un largo tiempo parados y no quiere que llamen la atenci√≥n, acerc√°ndose hasta el banco, donde ve ingresar a Marta, aunque a su vez son vistos por √Āngel, que se aproxima a su coche, dici√©ndole Sara a su padre que √Āngel es abogado y podr√° empujarlos.

Temiendo la reacci√≥n del irreconocible, Carlos escoge marcharse al notar que √Āngel se dirige a unos polic√≠as, insisti√©ndole a Marta en que debe ir sola a llevar el dinero hasta una papelera que est√° al costado del palco de m√ļsica.

Marta le va relatando sus movimientos por teléfono, hablando que hay mucha policía en el parque, contándole también que han cogido al chantajista.

Pero Carlos oye a este diciéndole por teléfono que querían hacerle caer en una trampa, pidiéndole que cuelgue el teléfono a su mujer y diciéndole que lo ha fastidiado todo, negándole en este momento la oportunidad de ir al hospital con su hijo por culpa de su mujer, asegurándole que morirá en el coche si no consigue su dinero y sin retrasos.

Carlos empieza a llamar a sus usuarios preferenciales para hablarles del nuevo fondo, y cuando tiene ya una parte importante de ese dinero el irreconocible le pide que se lo transfiera a su cuenta mientras Marcos dice que por el momento no le duele la pierna, lo que le asusta bastante, se√Īalando al final el irreconocible que le dejar√° ir al hospital.

Pero justo en ese instante se muestran unos policías que le piden que apague el motor y se identifique, frente lo que él tiene una reacción saliendo a toda marcha mientras es buscado por la policía, que trata de cortarle el paso, debiendo tomar bastantes peligros, hasta que alcanzan rodearlo en una plaza ayudados por un helicóptero.

M√°s all√° de todo el irreconocible le pide que mantenga la tranquilidad y busque un sitio por el que marchar, algo pr√°cticamente irrealizable.

El polic√≠a al mando del gadget, Espinosa se aproxima a su coche y le pide que apague el motor y salga, y √©l levanta las manos, pero no sale, cont√°ndole que tiene una bomba bajo el taburete y si no lo dejan marchar har√° explotar el coche igual que explot√≥ otro esa ma√Īana.

Al escucharlo, Espinosa ordena que los coches se echen atr√°s, pero que bloqueen todas las salidas. Aunque el irreconocible le pide que siga recaudando dinero.

Llegan también los artificieros, estando ya una enorme expectación alrededor de la plaza donde hay también varios periodistas.

Entretanto Carlos sigue llamando y consigue llegar hasta los 226.000 Euros, aunque al notar que se aproxima la jefa de los artificieros, Belén, le pide que no dialogue.

Esta le dice a Carlos que un perro entrenado para oler explosivos rastreará el coche, ratificando que hay, pidiéndole que le permita marcharse, diciéndole ella que no puede dejar que un coche con una bomba circule por la localidad.

Le distribución tras ello una bolsa, en teoría con agua y comida, aunque con un walkie talkie dentro con el que quiere escuchar sus diálogos, aunque mientras lo tiene el irreconocible no habla, pidiéndole por medio de un mensaje que tire el walkie fuera del coche, lo que él hará.

Entretanto Espinosa consigue seducir a Marta para que lea un aviso por medio de un megáfono para desconcierto tanto de Carlos como Belén que teme que con eso hayan puesto más nervioso al delincuente.

Este le hace ver a Carlos que ya ni sus hijos ni su mujer conf√≠an en √©l y le dice que contin√ļe con las llamadas m√°s all√° de que Carlos dice que rastrear√°n las cuentas, dici√©ndole el irreconocible que no se preocupe, que conseguir√° evitarlo.

Fuera empieza a llover con fuerza cuando recibe la llamada de Alejandro, su superior, desde las áreas de trabajo centrales diciéndole que mencionó con la policía, preguntándole si emprendió alguna acción contra la entidad, para después mencionarle que el banco no se hará responsable de sus gestiones y que está grabando su llamada, diciéndole que la llamada está siendo grabada y que responderá en lo personal de cada gestión realizada.

√Čl le reprocha que le llamen para dejarlo solo tras 15 a√Īos haciendo un trabajo con ellos, dici√©ndole Alejandro que si la cosa se aclara volver√° a tener su acompa√Īamiento.

Y de repente se corta la cobertura, cont√°ndole Bel√©n que el control remoto est√° inhibido, tras lo cual abre las puertas observando que la bomba es semejante a la de la explosi√≥n de la ma√Īana, una bomba casera que se activa cuando un cuerpo presiona sobre ellas activando un percutor que llevan dentro.

Le pide tras ello el móvil para intentar seguir las llamadas, aunque les proporciona el de el, no el del irreconocible, que pide a Sara que lo esconda.

La artificiera le dice tras un nuevo rastreo que el perro ha detectado que hay bombas solo en los asientos delanteros y que los cables de los de atr√°s son un farol, por lo cual sacar√°n a los ni√Īos primero y despu√©s volver√°n a por su padre.

Los artificieros quitan las puertas del todoterreno, perdiendo Marcos el saber, por lo cual lo sacan, aunque Sara se niega a llevarlo a cabo peleándose con los policías

Se disponen a sacar a los ni√Īos del coche, pidiendo Sara que la dejen, pele√°ndose con los polic√≠as, ya que no quiere dejar solo a su padre. Y mientras fuera cogen al ni√Īo y lo llevan a la ambulancia, Sara se deshace de los polic√≠as y se pasa al taburete delantero con su padre para desesperaci√≥n de este, diciendo esta que as√≠ evitar√° que le disparen, ya que los polic√≠as le estaban apuntando con sus armas.

Bel√©n critica a Espinosa por su forma de accionar, afirmando este que Carlos est√° chalado y que puede haberlo ordenado todo √©l mismo, lo que Bel√©n cree impensable puesto que lo vi√≥ despedazado, inform√°ndole Espinosa que los enga√Ī√≥, ya que en su m√≥vil no ha recibido llamada alguna, por lo cual le pide que le deje accionar acorde al protocolo, ya que han localizado a su hermano y van a intentar que lo convenza.

En el coche Sara le cuenta entretanto a su padre que su madre y √Āngel se conocieron en una reuni√≥n de padres del cole de esas a las que √©l jam√°s va, pregunt√°ndose √©l por qu√© no le mencion√≥ que las cosas no mejoraban, respondiendo la ni√Īa que la madre sufri√≥ bastante y que deber√≠a haberlo visto.

Se aproxima entretanto el hermano de Carlos al coche, dici√©ndole a este que va a asistirle y le pide que no lleve a cabo ninguna tonter√≠a, pregunt√°ndole tras ello si se acuerda de √©l, comprobando que no es as√≠, por lo cual le pide que coja el m√≥vil y mire en la carpeta de im√°genes, donde se ve a una mujer y a un ni√Īo a la que s√≠ conoce.

El interlocutor le dice a Sara que quiere que su padre le devuelva lo que les ha quitado, intentando la ni√Īa de comunicar de que es el hombre que les amenaza, frente lo que el irreconocible le pide que quite la tapa del airbag, observando que hay all√≠ un reloj que avanza hacia cero y en el que se aprecia que quedan solo 5 minutos para que el coche explote, aunque con el mando que tiene consigue que se pare, por lo cual le pide a Carlos que salga de all√≠ y siga realizando gestiones para hallar su dinero, asegurando Carlos que no puede llevar a cabo nada, dici√©ndole el irreconocible que no suplique, ya que su mujer tambi√©n le suplic√≥ a √©l y no le sirvi√≥ de nada, poniendo entonces en marcha el temporizador, cogi√©ndolo entonces Carlos asegur√°ndole que no lo soltar√°, aunque en el final debe llevarlo a cabo para evadir que muera su hija.

Carlos trata de excusarse diciendo que no lo enga√Ī√≥, que nadie sab√≠a que iba a ser tan riesgoso y que les enga√Īaron a los empleados.

El hombre le proporciona la llave y le pide que salga de allí ya, mientras él se aleja del coche simulando ser un óptimo hermano, rogándole que no lleve a cabo locuras.

Sara le pregunta qué le pasó a su mujer, y le dice que perdió su dinero en una inversión y les embargaron el piso, acabando por suicidarse tirándose por la ventana.

Espinosa se hace con el mando, puesto que no tienen la posibilidad de inhabilitar la bomba, estando convencido de que Carlos es el culpable puesto que no hay pruebas en su teléfono de las supuestas amenazas, habiéndose comportado ferozmente con su hermano.

Y mientras los hombres a sus √≥rdenes empiezan a tomar posiciones y se disponen a intervenir, Bel√©n habla con Marta pregunt√°ndole si su marido ha actuado as√≠ gracias a los inconvenientes con el juego que le cont√≥ el abogado de ella que ten√≠a, respondiendo ella que esos inconvenientes no hay y que √Āngel no les pudo decir eso.

Unos policías se aproximan con comida, siendo su misión administrarles narcóticos, observando Sara que el temporizador se pone otra vez en marcha.

Bel√©n le cuenta a Marta que su hermano les cont√≥ que Carlos se encontraba enloquecido, se√Īalando Marta que el hermano de Carlos est√° en Alemania.

Todo se precipita cuando Carlos ve que se aproximan a su coche numerosos policías para llevarles comida, arrancando Carlos en ese instante el coche con el que sale a toda agilidad hacia unas escaleras por las que consigue huír.

Belén pide que detengan al hombre que se realizó pasar por hermano de Carlos, y que despejen el tráfico al notar que el coche con explosivos va a atravesar la localidad.

El coche avanza buscado por la policía mientras el irreconocible regresa a llamarles, diciéndole Sara que su padre está herido, pidiéndoles que vayan hasta el puerto y se dirijan al muelle de trasatlánticos, no realizando caso de Belén, que al llegar a su altura le dice a Carlos que ya saben quién es el irreconocible y que lo tienen.

A quien llama es a Alejandro diciéndole que ha enviado un mensaje a todos los usuarios de los derivados advirtiéndoles que les vendieron un producto de prominente compromiso y que irán también a por él, advirtiéndole que la policía habrá grabado también las llamadas, excusándose Alejandro diciendo que siguió las normas de arriba.

Lucas, el irreconocible le dice que consiguió lo que deseaba, ya que al día siguiente estará el banco en los periódicos, habiendo conseguido castigarles a él, a Víctor y al banco, tras lo que le pide que avance hacia el muelle, lleno en ese instante de gente que baja de un crucero, continuando entre la multitud e impidiendo la actuación policial, explicándoles que bajo el taburete de Sara hay una placa y que si la aprieta no explotará el coche y podrá salir ella, aunque es realmente difícil que salgan los dos.

Carlos le pide a Sara que salga y que les diga a Marcos y a su madre que les quiere, explicándole a su hija que sí sabían lo que vendían y que las inversiones eran tóxicas, pese a eso que se las colocaron a la multitud.

Cuando Sara baja sube Lucas a su lado y le dice que si no consigue su dinero morirán, cogiéndolo Carlos del cuello, frente lo que Lucas pone en marcha otra vez el temporizador, quedando menos de un minuto y medio, preguntándole Carlos qué quiere, a eso que Lucas le responde que su dinero y que sabe cómo conseguirlo, bastando proceder a la sucursal donde por el momento no habrá nadie, y llevar a cabo la transferencia, frente lo que Carlos dice habrán ya cancelado su clave y además tienen a todo un ejército detrás.

Reciben tras ello una llamada de Bel√©n disculp√°ndose por haber dudado de √©l, comentando otro hombres con Lucas al que le dice que est√° alerta de lo ocurrido con su mujer, aunque esa no es la soluci√≥n, respondiendo √©l que ellos trabajan para los que hunden cada d√≠a a la multitud habitual, poniendo al tel√©fono a la hermana de Lucas que le pide que cese en esa disparidad y piense en su hijo, dici√©ndole √©l que est√° realizando eso por todos los enga√Īados, pidi√©ndole a su hermana que protega de Pedro.

Fuera, Sara repudia el consuelo de √Āngel, mientras Carlos le dice a Lucas que siente lo que le hicieron, pregunt√°ndole √©l qu√© se siente cuando alguien te lo quita todo, familia, dinero y trabajo, a eso que Carlos le responde que sabe que lo iba a matar de todos m√©todos, consiguiera o no su dinero.

Lucas le dice que se ha levantado a lo largo de dos a√Īos pensando en la venganza y que √©l lo ha fastidiado todo, se√Īalando que ya todo eso no posee sentido, tras lo que pone en marcha el temporizador y tira el mando fuera, frente lo que Carlos tiene una reacci√≥n poniendo el coche a toda agilidad y lanz√°ndolo al mar, poniendo peso sobre su taburete antes de salir y empezar a nadar, saliendo al poco por los aires los restos del coche.

Hace aparición poco después un helicóptero de la policía sobrevolando la región, recogiendo numerosos policías a Carlos, que flota en el agua sin sentido, siendo sometido a reanimación, preguntando tras volver como estaba por su hijo, que le dicen está bien en el hospital, y observando cómo Sara corre hacia él y lo abraza aliviada.

Alg√ļn tiempo despu√©s Carlos va manejando un peque√Īo utilitario cuando recibe una llamada telef√≥nica, del nuevo director del banco que tiene el encargo de reflotar la imagen de la entidad, que se explicaci√≥n por haberlo despedido y demandarlo y que le dice que ellos s√≠ supieron ver la capacidad de su gesti√≥n y aptitud de liderato, por lo cual le gustar√≠a que volviera y se uniera a ellos, puesto que sabe que no posee trabajo, aunque Carlos le cuelga sin querer continuar escuch√°ndolo.

Poco después llega a casa de Marta para agarrar a sus hijos, yendo Marcos con muletas aunque bien.

Calificación: 3