El drag贸n Moradete busca un hogar

El drag贸n Moradete busca un hogar
Hace mucho tiempo vivi贸 un drag贸n llamado Moradete. Moradete era un drag贸n muy amable. Durante muchos a帽os Moradete vivi贸 cerca de la gente, junto a un pueblecito entre monta帽as, en el que hab铆a nieve todo el a帽o.

Moradete ten铆a su morada en una cueva, junto a una monta帽a. Desde ah铆 bajada todos los d铆as la pueblo. Moradete encend铆a las hogueras de sus vecinos con su fuego y les llevaba volando cuando necesitaban viajar a alg煤n lugar lejano. Los vecinos estaban muy agradecidos y apreciaban mucho a Moradete.

Esto fue as铆 durante muchos a帽os. Hasta que una d铆a hubo un gran alud mientras Moradete estaba durmiendo en su cueva. El alud bloque贸 la entrada de la cueva.

Moradete tard贸 semanas en poder derretir la nieve con su fuego y salir de la cueva. Cuando lo consigui贸 y baj贸 al pueblo ya no quedaba nadie all铆. Moradete se qued贸 muy triste. Sin la ayuda de Moradete para encender las hogueras y para viajar cuando hac铆a falta, la gente decidi贸 irse a otro lugar.

A Moradete no le gustaba estar solo, y estuvo llorando durante d铆as. Hasta una ma帽ana se levant贸 y pens贸: 鈥淰oy a buscar otro lugar donde vivir, un lugar donde haya gente a la que ayudar鈥.

Moradete viaj贸 por todo el mundo buscando un hogar. Pero nadie quer铆a tenerle cerca, porque le ten铆an miedo. Estaba a punto de tirar la toalla cuando vio un peque帽o castillo en medio de una gran prado. No lejos de all铆 hab铆a unas monta帽as. Moradete se acerc贸 al castillo y llam贸 a la puerta.

-Soy Moradete, el drag贸n -dijo-. Pero no te asustes. No quiero hacer da帽o. Me he quedado solo y busco un nuevo hogar cerca de la gente. Pero todo el mundo tiene miedo de m铆. Y yo solo quiero ayudar a los dem谩s. A cambio solo busco un poco de cari帽o.

La puerta del castillo se abri贸 y de 茅l sali贸 un peque帽o trol.

El drag贸n Moradete busca un hogarYo soy Trolete, el trol. Vivo aqu铆 solo porque nadie me quiere cerca. Tienen miedo de m铆, pero yo soy bueno. No quiero hacer da帽o a nadie. Encontr茅 este castillo abandonado y me qued茅 aqu铆. Podemos compartirlo, si quieres.

-Gracias Trolete, pero yo solo soy tan grande como el castillo -dijo Moradete-. Pensaba buscar una cueva en las monta帽as y venir a verte. Puede encender la hoguera para que te calientes y cocines, y llevarte de viaje si quieres.

A Trolete le pareci贸 buena idea. Y as铆 lo hicieron. Su amistad se hizo tan famosa que poco a poco fueron llegando al castillo otros viajeros que buscaban compa帽铆a y un hogar. Y as铆 Moradete encontr贸 un nuevo hogar y una nueva familia.

Deja un comentario