Resumen de la película El exorcista

 

El exorcista

 

The exorcist (1973) * Original / (2000) * Montaje del director – USA

Duración: 122 min. (Original) / 132 min. (Montaje del director)

Música: Steve Boeddeker, Krzysztof Penderecki, Hans Werner Henze, George Crumb, Anton Webern, Beginnings, Mike Olfield, David Borden, Jack Nitzsche

Fotografía: Owen Roizman

Guion: William Peter Blatty (basado en su novela)

Dirección: William Friedkin

Intérpretes: Ellen Burstyn (Chris MacNeil), Jason Miller (Padre Damian Karras), Linda Blair (Regan MacNeil), Max von Sydow (Padre Lankester Merrin), Lee J. Cobb (Teniente Kinderman), Kitty Winn (Sharon), Jack MacGowran (Burke Dennings), William O’Malley (Padre Dyer), Barton Heyman (Dr. Klein).

En el Norte de Iraq, muy cerca de Nínibe, trabajan centenares de personas en unas excavaciones arqueológicas que dirige el sacerdote católico Lankester Merrin

Entre los restos hace aparición una pequeña figura de piedra semejante a Pazuzu, un monstruo mezcla de ser humano y de numerosos animales.

Desde ese instante comienza a conocer símbolos demoniacos por todas partes, por lo cual, al hallarse ya más grande y agotado escoge retirarse.

Chris MacNeil, recién divorciada, está en Georgetown, en Washington, rodando una película apuntada por su amigo Burke Dennings.

Entre los curiosos que se aproximan a conocer el rodaje está Damien Karras, un sacerdote católico que ejerce como asesor psiquiátrico de los estudiantes de quienes aspiran al sacerdocio, y que comienza a tener inquietudes sobre su trabajo, debido a que trata de inconvenientes de fe y de vocación, algo que un psiquiatra no puede arreglar, manifestando él mismo su convicción de que ha perdido la fe.

Karras está además preocupado por dado que su madre viva sola más allá de ser ya muy anciana, aunque ella se niega a dejar su casa para proceder a una vivienda.

Con Chris vive su hija Regan, de 12 años, preocupándole que esta comienza a mentir, diciendo cosas como que su cama se desplaza, o que habla a través de un tablero de ouija que encontró en la vivienda con un individuo imaginaria que llama Capitán Howdy.

Chris empieza a escuchar también extraños ruidos en su casa, estando segura de que hablamos de ratones, subiendo a investigar al desván, donde no encuentra nada.

El extraño accionar de Regan, que tiene dentro el decir palabrotas y también obscenidades provoca que Chris decida averiguar a un médico, siendo doblegada a dolorosas pruebas médicas que no llegan a ubicar ninguna anomalía, dándole sin embargo un incitante para ver si con ello optimización, estando convencidos que que padece un trastorno nervioso, debido seguramente a una depresión.

Entretanto el padre Karras es avisado por su tío gracias a que su madre está ingresada en un hospital psiquiátrico debido a que el edema de su pierna le afectó a la cabeza, sintiéndose dolida por verse allí, sin que él la logre llevar a ningún otro sitio por carecer de elementos económicos.

Chris festeja una fiesta en su casa a la que acude el padre Dyer, al que la anfitriona le pregunta por Karras, al que veía cada día comentando con otros curas, informándole Dyer de que es el psiquiatra, contándole además que sufrió un enorme golpe gracias a que su madre apareció muerta en su casa y que cuando la hallaron llevaba ya dos días muerta.

De repente irrumpe en la fiesta Regan en camisón y se dirige a uno de los ayudantes, que es astronauta, diciéndole que morirá en el espacio, tras lo cual se mea frente todos los invitados.

Y esa misma noche tras acostarla escucha golpes, por lo cual acude a su habitación, comprobando que la cama se desplaza ferozmente, de la misma forma que ella decía.

Vuelven por esto a hacer novedosas pruebas médicas, diciéndole que lo más posible es que tenga una lesión en el lóbulo temporal, dando por seguro que puede ofrecerle una fuerza extraordinaria para mover su cama, aunque las novedosas pruebas, un electro y una arteriografía no les dan ningún resultado concluyente.

Karras entretanto, sintiéndose culpable por la desaparición de su madre es consolado por su amigo Dyer que le transporta una botella de whisky

Una noche Chris llama al doctor, que se muestra con otro compañero en su casa, comprobando al llegar que la muchacha convulsiona hasta salir despedida de la cama, pegando al propio doctor que le administra un tranqulizante, aunque siguen diciendo que hablamos de algo somático, más allá de que por su forma de comentar y las obscenidades que dice ella piensa que tiene doble personalidad, decidiendo los doctores someterla a más pruebas, también dolorosas que tampoco revelan nada anormal, por lo cual deciden que se someta a un estudio psiquiátrico.

Cuando vuelve a su casa no está Sharon, la muchacha que protege de Regan, en cuya habitación encuentra las ventanas abiertas.

Cuando vuelve le dice que salió un instante para adquirir unas medicinas, dejando a Burke, el director de la película, que había acudido a su casa, al precaución de la niña, llegando entonces otro amigo que les comunica de que Burke murió en las escaleras de detrás de su casa, donde parece ser se cayó rompiéndose el cuello.

Mira entonces cómo Chris baja las escaleras de su casa como si de una araña se tratara, a 4 patas y con el cuerpo boca arriba.

Empiezan tras ello su régimen psiquiátrico, intentando el doctor de conocer, sometiéndola a hipnosis, si hablamos de un caso de doble personalidad, intentando de qué personalidad la tiene, aunque lo único que consigue es que la muchacha lo coja poderosamente de sus partes.

El teniente William F. Kinderman, solicitado de investigar la desaparición de Dennings acude a conocer al padre Karras, al que le comunica de que este apareció muerto con la cabeza dada la vuelta viendo hacia atrás, suponiendo que el delito está relacionado con la brujería, y, ya que en la iglesia hubo una profanación antes, piensa que probablemente halla alguien que él conozca con la capacidad de cometer los dos crímenes.

Un grupo de médicos estudia la situacion y le hablan de posesión sonambulista. Pacientes que creen su cuerpo invadido por un individuo ajena o espíritu. Pero Chris no está preparada para encerrarla en un psiquiátrico.

Le hablan entonces del exorcismo, para intentar despedir al espíritu invasor, aunque ellos creen es solo gracias a la sugestión.

Investigando el ámbito de la desaparición de Dennings, Kinderman ve que las ventanas de los NacNeil dan a las escaleras por donde se precipitó este, explicándole a Chris que la desaparición parecía causada, suponiendo que alguien asesinó a Dennings primero y después lanzado por la ventana, lo que debió ser realizado por un hombre muy fuerte, no suponiendo que una muchacha, de solo 12 años y enferma pudiera llevarlo a cabo.

Tras la marcha de Kinderman, Chris acude a la habitación de su hija tras escuchar extrañas voces, encontrando al ingresar en la habitación cosas volando mientras la niña se clava un crucifijo en la vagina gritando con voz demoniaca “deja que Jesús te folle”, tras lo que golpea a su madre, realizando que los muebles se muevan para evitar al servicio ingresar en la habitación.

Desesperada, y ya sin entender que llevar a cabo acude al padre Karras, que se expone escéptico, negando comprender la presencia de los exorcismos desde que se conocen las patologías mentales, aunque ingresa a conocer a la niña, con un aspecto físico muy deteriorado, estando llena de lesiones auto infligidas y atada a la cama.

Frente el sacerdote, la niña habla con una voz masculina afirmando ser el demonio, tras lo que le dice que su madre está con ellos, tras lo que le lanza al sacerdote un fuerte vómito cuando le pregunta por el nombre de soltera de su madre.

En su siguiente visita Karras le echa agua que dice que es bendita, frente lo que la muchacha se retuerce diciendo que le quema, mientras habla en un idioma irreconocible, más allá de que, según reconoce nuestro Karras, el agua no se encontraba verdaderamente bendecida. Después Chris le confiesa que su hija mató a Dennings.

Tras haber grabado su voz, Karras consulta con un profesional que le sugiere que el extraño idioma hablado por la niña era su idioma, pero hablado al revés.

Una noche Sharon llama a Karras y le exhibe el cuerpo de la muchacha, observando que sobre su piel hace aparición escrito “help me”.

Todos estos hechos llevan a Karras a comentar con el obispo para mencionarle que quiere llevar a cabo un exorcismo, recomendándole este que lo lleve a cabo otro sacerdote con más vivencia que le acompañe, siendo propuesto para eso el padre Merrin, que está en Boston y que tuvo en el pasado otra vivencia en África 10 años atrás.

Merrin empieza la sesión intentando de evadir conversar con el demonio y de llevar a cabo caso a lo que pasa a su alrededor, como los vómitos, insultos o como dado que la cama empieze a elevarse en el aire le distraiga, aunque no puede lograr que Karras actúe tan fríamente cuando le dice que es un mal hijo mientras ven cómo los muebles se mueven, y las paredes se agrietan, llegando la muchacha a girar su cabeza 360 grados, para más tarde levitar.

Los golpea y los hace caer, observando cómo con la muchacha hace aparición Pazuzu.

En el transcurso de un receso, y mientras Merrin descansa Karras se queda en la habitación con Regan, a la que ve como si de su madre se tratara, hablándole como esta.

Al notar su reacción le ordena salir, encontrándose al regresar a Merrin muerto tras haber sufrido un ataque al corazón sin que consiga reanimarlo, mientras ve cómo la niña se ríe, por lo cual furiosamente se abalanza sobre ella y la golpea mientras le pide que se lo lleve a él.

El demonio lo realiza, y observando Karras cómo trata de dominarlo y terminar con la niña, se arroja por la misma ventana por la que cayó Dennings, encontrándose el teniente Kinderman, que acababa de llegar a la vivienda, cuando sube corriendo con Chris a la habitación de Regan tras escuchar el estrépito, a la niña llorando y pidiendo asistencia junto al cadáver de Merrin, observando la ventana destrozada.

Frente el estruendo formado los vecinos se arremolinan con la escalinata, llegando también el padre Dyer que llega a tiempo de administrarle los últimos sacramentos.

Días más tarde Chris y Regan dejan Washington y vuelven a Los Angeles, acudiendo a despedirse de esto el Padre Dyer, al que Chris le cuenta que la niña no se acuerda de nada de lo ocurrido, más allá de lo cual, al notar el alzacuellos del sacerdote la niña se aproxima a él y le otorga un beso.

Poco después de partir llega Kinderman, que trata de invitar a Dyer al cine como antes lo intentó con Karras, aceptando este su invitación a desayunar.

Calificación: 3