Resumen de la película El niño con el pijama de rayas

 

El niño con el pijama de rayas

 

The boy in the striped pyjama (2008) * USA РEnorme Breta̱a

Duración: 96 min.

Música: James Horner

Fotografía: Benoît Delhomme

Guion: Mark Herman (N.: John Boyne)

Dirección: Mark Herman

Intérpretes: Asa Butterfield (Bruno), Vera Farmiga (Elsa, la madre), David Thewlis (Ralf, el padre), Jack Scanlon (Shmuel), Rupert Friend (Teniente Kurt Kotler), David Hayman (Pavel), Amber Beattie (Gretel), Richard Johnson (Matthias, el abuelo), Shelia Hancock (Nathalie, la abuela), Jim Norton (Herr Liszt), Cara Horgan (Maria).

Berlín, 1942. Bruno, de ocho años, es el hijo de un oficial nazi que se divierte con sus amigos jugando a la guerra.

Su historia cambiará al ser ascendido su padre a comandante y designado a una región aislada donde no tendrá nada que llevar a cabo ni nadie con quien jugar.

Antes de partir su padre festeja una fiesta, donde se ponen en prueba las disconformidades ideológicas del recién ascendido con su madre.

Ya en su novedosa casa y fruto del aburrimiento y de la curiosidad, Bruno hace caso omiso a las órdenes de su madre de que no vaya más allá del jardín bajo ninguna situación y él se dirige hacia la ‘granja’ que ha vislumbrado en la distancia.

Allí, conoce a Shmuel, un chico de su edad que vive al otro lado de una alambrada y que siempre transporta un pijama de rayas.

Él será su único amigo en el sitio no logrando conectar con su preceptor, un instructor obsesionado con el glorioso presente alemán que se empeña en hacerles ver a los judíos como sus enormes contrincantes.

Por eso para él poder comentar con un niño de su edad, con el que jugará a las damas y al que transporta comida es tan considerable.

Gretel, su hermana, por el opuesto se hace muy amiga del joven teniente Kotler, un soldado muy concienciado y ella misma empapelará su habitación de símbolos nazis, defendiendo ardientemente sus especiales y su odio racial.

Un día, Bruno encuentra a Shmuel en su casa limpiando unas copas para una fiesta. Habla con él y le proporciona un pastel para comer, pero al ser sorprendidos por el teniente Kotler Bruno niega comprender a Shmuel, que es reprendido y castigado por atreverse a comer sin permiso.

Recibirán la visita de su abuelo. Aunque su abuela no aparecerá.

A lo largo de la noche aparece el pasado de Kotler, cuyo padre huyó a Suiza a la llegada del nazismo. La carencia de denuncia de ese aspecto provoca que Kotler sea enviado adelante.

Entretanto la madre de Bruno, y por medio de una indiscreción de Kotler se entera de la verídica naturaleza del trabajo de su marido y comienza a asquearle su misión, como antes el trato dado a los sirvientes en su casa.

Tras el hecho de su casa Bruno deja de ver a lo largo de unos días a Shmuel, el cual más allá de todo le perdonará cuando se explicación.

Su madre no puede aguantar por más tiempo su estancia y escoge marcharse con sus hijos.

Un día Shmuel le cuenta que su padre desapareció y en compensación al padecimiento provocado, Bruno escoge asistirle a buscarlo ingresando en el campo y disfrazándose con uno de los pijamas de rayas justo antes de marcharse.

En el barracón de Mathausen buscan al padre de Shmuel cuando de repente todos sus ocupantes son llamados y dirigidos a las duchas, donde les ordenan desnudarse para después apagar las luces y terminar con ellos.

Descubierta la carencia de Bruno, su madre comienza a buscarlo angustiada, pidiendo contribuye a su marido, que, con el apoyo de otros soldados y perros lo buscan hasta conocer el pequeño agujero por el que se coló en el campo y su ropa, imaginándose su final. Y llegarán al campo aunque tarde.

Calificación: 3