El romanticismo literario espa√Īol | Caracter√≠sticas, historia y autores

Comprender la historia es comprender los pensamientos que llevaron a los hombres a constituir las distintas √©pocas hasta llegar a nosotros. Toda √©poca deja su semilla en las siguientes¬† generaciones, por lo cual conviene conocerlas para comprender de d√≥nde venimos y hacia d√≥nde tenemos la posibilidad de encaminarnos. Hoy deseamos hablarte sobre El romanticismo literario espa√Īol: Caracter√≠sticas, historia y autores que lo protagonizaron.

 

 

El romanticismo es un movimiento cultural que tambi√©n dej√≥ su huella en la cr√≥nica de la literatura como movimiento literario. De lo que hoy nos ocupamos es del avance del romanticismo en Espa√Īa y de cu√°les son las caracter√≠sticas del romanticismo espa√Īol.

 

El romanticismo literario espa√Īol

El romanticismo se destaca por la creación de proyectos profundas e íntimas y su lema como movimiento cultural es la independencia en todos sus frentes.

En el planeta de la literatura, el Romanticismo fue un movimiento cultural que se produce al ultimate del siglo XVIII, pero que no acaba de establecerse del todo en la civilización, hasta el siglo XIX y partiendo de numerosos países de europa.

El romanticismo en Espa√Īa es tard√≠o y corto debido a que el realismo tuvo m√°s grande fuerza y predomin√≥ desde mediados del siglo XIX.¬† As√≠ que podr√≠amos tener en cuenta que el romanticismo literario se lleva a cabo desde en la primera mitad del siglo XIX y el posromanticismo hasta la d√©cada de los 70 del siglo XIX. El romanticismo literario espa√Īol es raro y complejo. Se tienen la posibilidad de tener en cuenta dos tipolog√≠as en la literatura: el romanticismo cl√°sico y el liberal. El romanticismo cl√°sico protege valores habituales comunmente asociados a la Iglesia y a la Patria. Y el romanticismo liberal o innovador se sostiene en el historicismo y la dial√©ctica hegeliana.

 

Esta corriente, fue impulsada por un tipo de literatura, a la que entonces se le consideró literatura romántica y que impulsó esta generación.

Tendencias del Romanticismo

La rebeld√≠a y las concepts m√°s revolucionarias marcan el Romanticismo espa√Īol que paralelamente aboga por regresar a la tradici√≥n cat√≥lica y mon√°rquica. Tendencias muy distintas para un solo g√©nero considerado por esto, bastante complejo y tambi√©n raro.

Numerosos autores que han estudiado el g√©nero llegan no obstante a la conclusi√≥n de que el Romanticismo espa√Īol ten√≠a un marcado car√°cter conservador. Como prueba de esto debemos comentar de la reivindicaci√≥n de la literatura del Siglo de Oro y el deseo de llevar a cabo del romancero la m√°xima expresi√≥n de identidad nacional.

Los autores del Romanticismo dejan claro con sus testimonios, a trav√©s de revistas como El Artista (1835), El Renacimiento (1847) o el Semanario Pintoresco (1847) que debe darse a comprender, una concepci√≥n organicista de la historia (muy afectada por el fil√≥sofo alem√°n Johann Gottfried von Herder), defendiendo la literatura cristiana. Se escoge as√≠ al romanticismo historicista como el ep√≠tome ideol√≥gico que casa adem√°s con el nacionalismo cultural espa√Īol. Es m√°s, las concepts de Herder, saltan de la filosof√≠a para aplicarse a la literatura, sumando tambi√©n la est√©tica krausista con Francisco Giner de los R√≠os como m√°ximo exponente, el cu√°l repudia la est√©tica neocl√°sica francesa y aboga por la tradici√≥n espa√Īola en la Literatura. De esta forma, los krausistas (cuya doctrina¬†idealista une el te√≠smo¬†y el¬†pante√≠smo, para remarcar que Dios, sin ser el planeta (pante√≠smo) ni estar fuera de √©l (te√≠smo), lo tiene dentro en s√≠ y desde √©l trasciende), se dejan influenciar por el romanticismo del que recogen algunas de sus concepts m√°s recientes.

Espa√Īa se transforma adem√°s en una predominaci√≥n de lo rom√°ntico para los de europa sin importar sus tendencias ideol√≥gicas, pero su propia literatura rom√°ntica parec√≠a ser poco apreciada.

Dentro de las tendencias del romanticismo, debemos comentar tambi√©n de pol√≠tica, y de esa independencia de pensamiento pol√≠tico de la √©poca que algunos entendieron como el easy hecho de volver a detallar todas las concepts e ideolog√≠as, tanto patri√≥ticas como religiosas, que los racionalistas hab√≠an amado remover en el siglo XVIII. De esta forma, se exaltan tres valores primordiales que son: el Cristianismo, el Trono y la Patria. Dentro de esta inclinaci√≥n del Romanticismo cl√°sico tenemos la posibilidad de nombrar nombres de europa como Walter Scott, en Inglaterra o¬† Chateaubriand en Francia, pero tambi√©n el Duque de Rivas y Jos√© Zorrilla en Espa√Īa.

Estos dos √ļltimos autores se fundamentan sobretodo en la ideolog√≠a de la Restauraci√≥n, que aparece tras la ca√≠da de Napole√≥n Bonaparte, y donde se apela por la defensa de los valores habituales representados por la Iglesia y el Estado.

Adem√°s, hay tambi√©n rom√°nticos que enfrentan el orden de los predeterminado, tanto en religi√≥n, como en el arte y m√°s que nada en la pol√≠tica. Son estos los que abogan por los derechos del sujeto frente a la sociedad y las leyes. Son los representantes del Romanticismo innovador o Romanticismo liberal entre los que podemos encontrar autores como Jos√© de Espronceda, as√≠ como V√≠ctor Hugo, en Francia, y Lord Byron, en Inglaterra. Para estos autores, el romanticismo debe apoyarse en pilares como: la b√ļsqueda y justificaci√≥n del conocimiento irracional hasta la actualidad negado por la raz√≥n, la dial√©ctica hegeliana y el historicismo.

El costumbrismo generado en el Romanticismo

La inclinación costumbrista que se generó a raíz del romanticismo puso el foco en esos hábitos que eran más contemporáneos pero más que nada desde la visión de la clase common, expresándose en lenguaje llano y puro. Entre los autores costumbristas, recalca de forma particular Mesonero Romanos, quien se considera estar apartado del Romanticismo y de hecho, siempre tiene relación a él de forma irónica.

El costumbrismo, producido dentro del romanticismo, representa además la melancolía de los valores y prácticas del pasado, hecho que generó su propia caída y cuando el movimiento se aburgueso, dio paso al Realismo.

Marco histórico del Romanticismo

La primera mitad del Siglo XIX es el tiempo hist√≥rico en el que tenemos la posibilidad de enmarcar el Romanticismo, caracterizado adem√°s por ser un tiempo de enorme tensi√≥n pol√≠tica. Nos encontramos en unos a√Īos en los que los conservadores reclaman sus permisos, mientras liberales y progresistas los intentan remover.

Además, se produce un apogeo del secularismo, viéndose afectada la masonería en tanto que paralelamente, novedosas concepts de los librepensadores y seguidores del filósofo alemán Karl Christian Friedrich Krauss, atacan al pensamiento católico más clásico.

La clase trabajadora act√ļa con manifestaciones anarquistas y socialistas pero no solo con huelgas, sino tambi√©n con atentados, mientras la industria y la civilizaci√≥n est√°n en apogeo en Europa: algo de lo que se aleja Espa√Īa que se ve estar menos creada.

 

 

Características del romanticismo literario

Sabiendo la base sobre la que se solidificó la base del romanticismo, apareció una sociedad que logró que se asentara del todo. Todo se basó en la literatura y en cómo llegó a todos los corazones.

Rechazo del Neoclasicismo

Que se inspiraba en temas de la Antig√ľedad Cl√°sica. La literatura rom√°ntica recupera la Edad Media y el Renacimiento en sus tem√°ticas y las referencias a nombres y espacios reales. En el estilo literario este abandono del Neoclasicismo se traduce en una mezcla del verso y la prosa o la alternancia de lo c√≥mico y lo dram√°tico en el teatro.

Nuevo lenguaje

Hace aparici√≥n un nuevo estilo m√°s enf√°tico y expresivo con la utilizaci√≥n de las formas, exceso verbal e iron√≠as. Hace aparici√≥n un vocabulario rom√°ntico con la utilizaci√≥n de expresiones como ¬ęsonrisa infernal¬Ľ, ¬ęgasas transparentes¬Ľ, ¬Ľ profundos fosos¬Ľ, ¬ęmaldici√≥n¬Ľ‚Ķ

La consideración de la imaginación y de la fantasía

Al escapar de la verdad, el creador romántico crea sus propios niveles, irreales y fantasiosos. Huyendo de la verdad crea espacios idílicos, propios de cuentos de hadas, creando sus propias situaciones fantásticas muy lejanas de la verdad.

La Emociones son Importantes

El creador romántico como ya vimos, rompe con todo lo previo. Para él, las emociones son muy indispensables y entonces, no refleja el planeta de hoy u propósito. Su obra es una proyección de sus sentimientos, un espejo que refleja su inside.

Rebeldía

El creador del romanticismo se siente incomprendido y por eso, se rebela contra la sociedad, sienten la incomprensión frente su sensibilidad, atacables y por eso tienden a apartarse de todo el mundo de hoy. Rechazan las normas y las reglas establecidas debido a que unicamente se rigen por sus propios sentimientos.

Temas rom√°nticos

Subjetivismo, amor y sentimientos, ansia de felicidad y posesión de lo infinito, naturaleza e historia, la religión, conflictos sociales, rechazo de la vida y culto a la desaparición (tumbas, cementerios, almas, espíritus…) Pesimismo y atracción por lo nocturno y enigmático. El creador romántico utilizará en sus proyectos como temas principales:

Leyenda: El creador romántico mira tanto las tradiciones como el folklore. El tiempo más usado por los escritores románticos es la Edad Media. Una época llena de mitos y leyendas donde los caballeros, princesas, reyes o héroes son los primordiales personajes principales.

 

 

El Amor: Como tema central de sus creaciones. El creador rom√°ntico no ve en el cari√Īo un tiempo feliz sino un tiempo de padecimiento. El cari√Īo como algo irrealizable de lograr que comunmente termina en cat√°strofe, un amor que consigue conmover al lector por su extrema sensibilidad.

Muerte: La desaparici√≥n es otro de los temas m√°s usados por los autores rom√°nticos, siendo la desaparici√≥n el medio por el que el creador se libera del mal y del padecimiento del amor no correspondido o el cari√Īo de cat√°strofe. Tanto es as√≠ que bastante de los poetas rom√°nticos finalizaron su vida con el suicidio.

La religi√≥n: Los temas religiosos son muy recurrentes en la literatura espa√Īola rom√°ntica. Siempre vista desde el sentimiento del rom√°ntico. El creador rom√°ntico se revela contra Dios, le hace responsable de todo el padecimiento que siente el creador y tambi√©n del mal y padecimiento que vive la raza humana.

Temas políticos: Los autores románticos potenciaban el nacionalismo, buscaban un mundo libre, justo y distanciado del absolutismo dominante. Los temas sociales también eran recurrentes donde se buscaba la liberación del pueblo, oprimido y reprimido.

 

El ‚Äúyo‚ÄĚ antes de todo

Como decíamos previamente en esta clase de estilo literario lo que va a prevalecer en el planeta es ese fanatismo desenfrenado por la superación de todo el mundo a través del yo, en donde el hombre se va a aislar de manera consciente para lograr suponer y dejar aflorar todos sus sentimientos de forma pure en la soledad. Allí nacerán el padecimiento, el mal y nuestra pasión que el creador va a reflejar en todos sus contenidos escritos y proyectos. Por esa razón la razón queda desplazada por todos los sentimientos en general. Esto transporta sin lugar a dudas a otra característica caracteristica de este movimiento como lo es el Irracionalismo.

 

El ser no racional provoca que se deje lugar también a las fantasías y a que la imaginación sea bastante más grande de lo que period antes, por eso nacen proyectos en donde la fantasía forma parte realizando bastante hincapié en un género nuevo como entre otras cosas lo fue el terror.

 

 

Las características de la novelas, fueron la mecha que encendió la bomba del romanticismo, con virtudes que hicieron a la sociedad, dudar de su propia vida.

Libertad

El héroe de todas las historias es un individuo libre totalmente de la sociedad donde se hace primordial volar y dejar todo para que nuestra expresión sea la verídica personaje principal. Así es como se transforma en un ser muy rebelde en donde se rechazan todas las reglas establecidas.

Idealismo

Adjuntado con todo lo previo, nace la idealización de todo el mundo. El estilo romántico es de esos que están en conflicto con lo que pasa e idealizan el planeta de forma tal que hacen que todo lo que pasa hoy en día no sea lo preciso. Por esta razón se evaden de todo el mundo precise y viven frecuentemente en mundos paralelos suponiendo que el pasado fué mejor o que el futuro lo será cuando se alcancen todas las características y libertades que ellos piensan que debe tener el planeta especial.

 

Naturaleza

La naturaleza toma una particular consideración para los románticos debido a que los une con la vida y provoca que sus estados de ánimo en basic cambien o se fundan lo que provoca que difieran de los sentimientos que tienen en la enorme localidad. Allí se tienen la posibilidad de pasar noches y numerosos días en completa soledad con sus propios sentimientos.

Primeras manifestaciones del romanticismo literario espa√Īol

Las primeras manifestaciones del Romanticismo espa√Īol, est√°n en Andaluc√≠a as√≠ como en Catalu√Īa, a trav√©s de la revista El Europeo.

En Andaluc√≠a el movimiento hace aparici√≥n por primera oportunidad a trav√©s del c√≥nsul de Prusia en C√°diz, Juan Nicol√°s B√∂hl de Faber, quien period padre de la novelista ¬ęFern√°n Caballero¬Ľ (que period el seud√≥nimo de Cecilia B√∂hl de Faber y Larrea), el cual public√≥ en el Per√≠odico Mercantil gaditano (entre 1818 y 1819), una secuencia de art√≠culos en defensa del teatro espa√Īol del Siglo de Oro (que se encontraba siendo atacado por los neoclasicistas). Jos√© Joaqu√≠n de Mora y Antonio Alcal√° Galiano se confrontaron a este a trav√©s de argumentos tradicionalistas, anti liberales y absolutistas.¬† B√∂hl de Faber parec√≠a tener concepts que no se pod√≠an aceptar (segu√≠an atados a la Ilustraci√≥n), aunque representaran la modernidad de la literatura en europea.

La revista El Europeo, publicada en Barcelona entre 1823 y 1824, sirvi√≥ de base para ofrecer voz al romanticismo literario en Catalu√Īa. La revista se public√≥ por dos redactores italianos, uno ingl√©s y los catalanes Bonaventura Carles Aribau y Ram√≥n L√≥pez Soler. En ella se negaban los valores del neoclasicismo realizando hac√≠a una clara defensa del Romanticismo moderado y tradicionalista desde los escritos de B√∂hl. En esta revista donde se puede leer por primera oportunidad una exposici√≥n de la ideolog√≠a rom√°ntica por medio de el art√≠culo ¬ęRomanticismo¬Ľ de Luigi Monteggia.

Escritores rom√°nticos espa√Īoles

En el romanticismo literario espa√Īol predominan la novela, la leyenda y el drama hist√≥rico. Aqu√≠ te dejamos una exhibe de varios de los escritores rom√°nticos espa√Īoles:

José de Espronceda

 

Nativo de Almendralejo en 1808, es reconocido como el escritor m√°s representativo de la primera etapa del romanticismo espa√Īol. Muri√≥ a la edad de 34 a√Īos gracias a la difteria, justo cuando iba a casarse. Algunas de sus superiores proyectos son El estudiante de Salamanca, Canci√≥n del pirata, o varios de los poemas cortos que se muestran en su obra Canciones.

Antonio Trueba

Fue otro popular escritor del romanticismo espa√Īol que cultiv√≥ la novela hist√≥rica. Tambi√©n le llamaban Ant√≥n el de los cantares. Adem√°s de Novela hist√≥rica tambi√©n cultiv√≥ otros g√©neros, como la costumbrista o las leyendas. Algunas de sus superiores proyectos son Libro de Cantares (1852), Paloma y halcones (1865), El gab√°n y la chaqueta (1872), La azotaina, Tradici√≥n del siglo XVI, o La novia de piedra.

Mariano José de Larra

Sin lugar a dudas alguna, uno de los escritores m√°s populares del romanticismo espa√Īol, adjuntado con B√©cquer, Espronceda o Rosal√≠a de Castro. Larra fue un febril escritor que destac√≥ por su iron√≠a, mordacidad y aptitud cr√≠tica en toda clase de escritos, ensayos y art√≠culos period√≠sticos. Entre sus art√≠culos m√°s populares est√°n Vuelva usted ma√Īana, El espa√Īol viejo o El casarse pr√≥ximamente y mal. Entre sus novelas, hemos resaltado El doncel don Enrique el Doliente y Hernani o el honor espa√Īol.

√Āngel de Saavedra, Duque de Rivas

 

Popular escritor, poeta, dramaturgo y pol√≠tico del romanticismo espa√Īol, que adem√°s ostentaba el cargo de Duque. Lleg√≥ a ser presidente del gobierno a lo largo de dos d√≠as. La m√°s famosa de sus proyectos es Don √Ālvaro o la fuerza del sino (1835).

José Zorrilla

Es un poeta y dramaturgo espa√Īol que cultiv√≥ todos los estilos de la poes√≠a: √©pico, l√≠rico y dram√°tico. Tambi√©n destac√≥ sobremanera como dramaturgo, con proyectos tan conocidas como Don Juan Tenorio, El zapatero y el rey, El pu√Īal del godo y Traidor, inconfeso y m√°rtir.

 

Gustavo Adolfo Bécquer

 

Uno de los escritores del romanticismo (en esta situación de su período tardío) más populares y reconocidos es Gustavo Adolfo Bécquer, aunque algunos ya le clasifican dentro del posromanticismo. No tuvo enorme éxito en vida y solo tras su muerte se reconoció su increíble talento. Algunas de sus proyectos más emblemáticas son sus Rimas y Leyendas, Cartas desde mi celda o Libro de los gorriones.

Podr√° nublarse el sol eternamente;
Podr√° secarse en un momento el mar;
Podr√° romperse el eje de la tierra
Como un débil cristal.
¬°todo suceder√°! Podr√° la muerte
Cubrirme con su f√ļnebre cresp√≥n;
Pero jamás en mí podrá apagarse
La llama de tu amor.

Estamos con unos versos simples, sin tanta retórica, que hacen que el lector enlace de manera directa y de manera íntima con la hondura de los sentimientos de Bécquer, sin la obligación de intentar acertar qué es lo que significa. Adjuntado con Rosalía de Castro se le considera el precursor de la poesía contemporánea y sucede que, quién le iba a decir a él, que todavía sus poemas están tan vivos que poca gente olvidaría versos como:

¬ę¬ŅQu√© es poes√≠a?, dices mientras clavas mi pupila en tu pupila azul.

¬ŅQu√© es poes√≠a? ¬ŅY t√ļ me lo cuestiones?

Poes√≠a‚Ķ eres t√ļ¬ę.

Si todav√≠a no hab√©is le√≠do a B√©cquer, cosa que me extra√Īar√≠a much√≠simo, no perd√°is de vista las Rimas y Leyendas. Ver√©is que es de lectura f√°cil y simple, que les llevar√° a adentraros en un mundo de sentimientos con los que conectar√©is en seguida, a la par que en sus leyendas tambi√©n cuenta historias cortas, sencillas y de secreto o fantas√≠a que enganchan en seguida. Algunas de ellas son: El Miserere, La Corza Blanca, El Monte de las √°nimas, Ma√©se P√©rez el organista.

 

 

Rosalía de Castro

 

María Rosalía Rita de Castro fue una novelista y poetisa gallega nacida en Santiago de Compostela. Hay puntos biográficos indispensables para lograr comprender sus proyectos, la angustia que se ve reflejada en varios de sus versos. Fue una mujer que no gozó de salud, nacida en una familia noble pero fue una hija ilegítima y ese hallazgo la impactó muchísimo. Se casó con Manuel Murguía, historiador, escritor e motor del Rexurdimiento gallego con ella, con quien tuvo siete hijos pero tuvo que enterrar a dos, lo que fue un golpe durísimo para ella. Al poco de ser madre de su primera hija fallece su madre, lo que fue descorazonador.

¡Ay, qué profunda tristeza!
¡Ay, qué horrible dolor!…
¬°Ella ha muerto y yo estoy viva!
¬°Ella ha muerto y vivo yo!
Mas ¬°ay!, p√°jaro sin nido
poco lo alumbrar√° el sol,
¬°y period el pecho de mi madre
nido de mi corazón!
(O. C. I, p. 468)

Antes de adentrarnos en sus proyectos es basic admitir a Rosal√≠a de Castro como la precursora del uso del gallego a un nivel oficial, ya que antes ning√ļn literato escrib√≠a en gallego sus proyectos y con ella esta lengua adquir√≠a un peso basic a todos los escenarios. Muy pr√≥ximamente, otros literatos tambi√©n la apoyaron escribiendo sus proyectos en esta lengua.

Adios rios, adios fontes,
Adios regatos pequenos,
Adios vista dos meus ollos
Non sei cando nos observaremos. (…)

Si uno lee sus proyectos por orden de publicaci√≥n va a presenciar la vida de Rosal√≠a, no solo la maduraci√≥n de un escritor. Sus poemas fueron escenciales para el renacimiento po√©tico gallego pero tambi√©n para el romanticismo espa√Īol. Tres de sus libros de m√°s indispensables son Cantares gallegos (1863), Follas novas (1880) y en las orillas del Sar, todos ellos poemarios donde habla de Galicia de una manera √≠ntima, nost√°lgica pero tambi√©n denunciando la pobreza que sufr√≠an los campesinos, lo duro que period vivir fuera de la red social, el mal de la emigraci√≥n, el cari√Īo por la tierra gallega.

Cando penso que te fuches
negra sombra que me asombras,
ó pe dos meus cabezales
tornas facéndome mofa. Cando maxino que es ida
no mesmo sol te me amostras
i eres a estrela que brila
i eres o vento que zoa. Si cantan, es ti que cantas
si choran, es ti que choras
i es o marmurio do río
i es a noite, i es a aurora. (…)

Negra sombra

 

Paralelamente, adem√°s de la ¬ęsaudade¬Ľ,¬†la soledad¬†y la incomodidad que estamos en varios versos, tanto en su obra po√©tica como narrativa estamos con el existencialismo y la espiritualidad. Se la considera, con Gustavo Adolfo B√©cquer, como gerente del Romanticismo tard√≠o y precursora de la poes√≠a espa√Īola actualizada y del existencialismo. Su forma de escribir y de sentir fue fuente de inspiraci√≥n para poetas como Machado o Juan Ram√≥n Jim√©nez.

Augusto Ferr√°n

Augusto Ferr√°n y Forni√©s vivi√≥ por y para su obra, poco ponderada en el siglo XIX pero con una presencia entre los m√°s enormes que no hace sino incrementar con el pasar de los a√Īos. Este madrile√Īo¬†aprovech√≥ la acomodada situaci√≥n acquainted para expandir horizontes culturales, viajando a Par√≠s y a Munich, donde se vio influido, de manera determinante, por la poes√≠a de Heinrich Heine y las proyectos de Schubert y Schumann. S√≠, entre Francia y Alemania, fue √©sta √ļltima la que marc√≥ a Augusto Ferr√°n y su devenir literario.

 

Es m√°s, tras volver a Espa√Īa en 1859, por el fallecimiento de su madre, decidi√≥ anunciar la l√≠rica germ√°nica, fundando El S√°bado, una revista cultural que se estrell√≥ de manera estrepitosa. Sin embargo, ah√≠ conoci√≥ a Julio Nombela quien, un a√Īo m√°s tarde, le present√≥ a Gustavo Adolfo B√©cquer, con quien trab√≥ una sincera amistad y con quien compart√≠a gusto literario. De hecho, B√©cquer ayud√≥ a Augusto Ferr√°n a transformarse en la voz de Heinrich Heine en Espa√Īa.

 

Su obra m√°s conocida, La Soledad (1861) coincidi√≥ con todo este desarrollo de exploraci√≥n de novedosas amistades. En ella, Ferr√°n recuperaba cantares populares de la l√≠rica cl√°sico. Sus tem√°ticas m√°s recurrentes eran la soledad, la pelea de clases, el tiempo y, como no, el amor. Siempre el cari√Īo.

Esteban Echeverría

El gran José Esteban Echevarría es, fué y será uno de los enormes nombres del romanticismo hispanoamericano. Su poesía se encontraba tan centrada en actualizar la literatura de su época (principios del siglo XIX), como comprometida con la sociedad. Y sucede que el creador period un socialista reconocido y puesto en compromiso que llevó a sus contenidos escritos la dificultosa época que le tocó vivir.

Durante su historia, le tocó vivir tres hechos históricos en su Argentina natal: la Revolución de Mayo, la época federal de Juan Manuel de Rojas y el renacer ilustrado que lideró Bernardino Rivadavia. Todo coincidió con su época formativa y su adolescencia, lo que marcó su obra por los restos.

 

 

 

 

 

De hecho, en Buenos Aires alcanz√≥ popularidad y reconocimiento en todo el pa√≠s, con su poes√≠a rom√°ntica. Sin importar ello, no se libr√≥ de un exilio que pas√≥ en Montevideo (Uruguay), donde toda su historia cambi√≥ y termin√≥ de manera extremista. Los laureles y parabienes porte√Īos, dejaron paso a la m√°s absoluta pobreza y anonimato. Morir√° en Uruguay, en 1851, con tan s√≥lo 45 a√Īos y sin poder volver a su Argentina querida para despedirse de ella.

Manuel José Quintana

Como period recurring a finales del siglo XVIII, varios poetas alternaban la literatura con la política. Manuel José Quintana no iba a ser menos. Su formación neoclásica le logró abrazar la ilustración de sus contemporáneos, a la vez que luchaba por la independencia, tras la invasión de Napoleón. Se puede ser un romántico, mientras se pelea contra el opresor.

 

En este momento, también te puede conducir a la cárcel. Es lo que le pasó a Manuel José Quintana, ya con Fernando VII. Fue liberado tras el levantamiento de Riego y, allá por 1855, nombrado poeta nacional por Isabel II, dejando claro que este creador period un tipo de extremos. Extremos que se veían reflejados en sus proyectos, donde las cuestiones sociales, humanitarias y políticas tenían un importancia tangible.

 

Form√≥ parte de la Actual Academia Espa√Īola de la Lengua¬†desde 1814 hasta su fallecimiento en 1857.

Antonio Ferrer del Río

Alguien que firma algunas de sus proyectos como El Madrile√Īo, es que se siente intensamente orgulloso de sus ra√≠ces. Antonio Ferrer del R√≠o lo se encontraba, as√≠ como tambi√©n lo se encontraba de considerarse un rom√°ntico multidisciplinar. Y sucede que el creador, adem√°s de literato, ejerci√≥ de historiador y periodista. De hecho, no s√≥lo form√≥ parte de la Actual Academia de la Lengua Espa√Īola, sino que logr√≥ lo propio en la Actual Academia de Historia. Doblete.

 

El poeta pas√≥ una temporada en La Habana a lo largo de su juventud, donde ejerci√≥ como periodista y se vio influido por las formas caribe√Īas. De vuelta en Espa√Īa, resulta interesante su inter√©s en el refranero espa√Īol, al que califica como condensador de la historia del pa√≠s. Un pa√≠s al que critic√≥ abiertamente en El Diputado a Cortes, obra donde frivoliza sobre las permanentes revoluciones en el pa√≠s, criticando el desempe√Īo de la Administraci√≥n, los pol√≠ticos y sus discursos vac√≠os y banales. La pol√≠tica fue uno de sus temas recurrentes, quiz√° por deformaci√≥n o formaci√≥n period√≠stica.

 

 

 

 

Nicomedes Pastor Díaz

Y si Ferrer del R√≠o se dedicaba a criticar pol√≠tica y pol√≠ticos, Nicomedes Pastor D√≠az se dedicaba a la pol√≠tica y a ser pol√≠tico. Bueno, y a fundar peri√≥dicos como El Heraldo y El Sol, en los que se posicion√≥, de manera clara e indisimulada, del lado de la corona, ostentada en ese instante por Isabel II. Por supuesto, los servicios le fueron agradecidos con un Ministerio como el de Comercio y Proyectos P√ļblicas en la √©poca del siglo XIX.

 

En lo relacionado a su obra, Nicomedes Pastor D√≠az redact√≥ cientos de art√≠culos pol√≠ticos, pero tambi√©n fue muy prol√≠fico en el planeta poes√≠a donde, sin importar su perfil, abraz√≥ el romanticismo como si no hubiera un ma√Īana. En este momento, fue la novela De Villahermosa a la China la que le dio m√°s grande popularidad y gloria. A resaltar tambi√©n De las novelas en Espa√Īa, donde defend√≠a el Romanticismo como si fuera de el o Del movimiento literario en Espa√Īa, uno de sus art√≠culos m√°s cr√≠ticos con algunos autores contempor√°neos de su √©poca.

Como integrante importante de la RAE, √©sta le public√≥ todas sus proyectos en seis vol√ļmenes, tres a√Īos despu√©s de su fallecimiento en 1863.

 

Gaspar N√ļ√Īez de Arce

N√ļ√Īez de Arce fue un personaje polifac√©tico en la √©poca del romanticismo espa√Īol. Nativo de 1834, en tierras de Valladolid, fue escritor y pol√≠tico.

 

M√°s all√° de que llevaba sobre sus hombros el deseo de de sus padres de ser cl√©rigo, decidi√≥ fugarse para vivir de las letras. Lleg√≥ a fundar el peri√≥dico El Bachiller Honduras y ya en 1849 estren√≥ su primera obra de teatro en Toledo.¬†Su acercamiento a la pol√≠tica est√° relacionado con que fue cronista de la Guerra de √Āfrica (1859-1860), lo que le llev√≥ a estar recluido en prisi√≥n por sus cr√≠ticas a la pol√≠tica.

En relación a sus escritos podemos encontrar que también ha tocado una extensa variedad de géneros: poesía, teatro, poesía narrativa y narrativa. 

 

 

 

En su caso, durante su escritura podemos consultar c√≥mo pas√≥ del romanticismo al realismo literario, una evoluci√≥n que resulta muy atrayente en sus lecturas. Su poes√≠a se destaca por ser simple, con un enorme predominio de los sentimientos y el ritmo en sus versos. Hay una cita que me agrada bastante y que nos acerca su forma de comprender la escritura ¬ęlos poetas‚Ķ no tienen que escribir para ser explicados, sino para ser sentidos¬Ľ.

Francisco Martínez de la Rosa

 

Mart√≠nez de la Rosa tambi√©n fue un hombre polifac√©tico en su trayectoria, llegando a resaltar como diplom√°tico, pol√≠tico, dramaturgo y poeta. Fue integrante de la De hoy Academia de Ciencias Morales y Pol√≠ticas, de la De hoy Academia Espa√Īola y la De hoy Academia de la Historia. Paralelamente, tiene un considerable suma de distinciones tanto nacionales como de todo el mundo.

Naci√≥ en 1787 en Granada y a los 12 a√Īos ya ingres√≥ en la facultad de esa localidad para estudiar Jurisprudencia. Lleg√≥ a escribir en¬†El espa√Īol y fund√≥ el peri√≥dico El per√≠odico de Granada en 1808.

 

Centr√°ndonos en lo que aqu√≠ nos compete, su legado literario, form√≥ parte de la primera generaci√≥n del Romanticismo. Escribi√≥ poes√≠a, ensayo y teatro, siendo √©ste √ļltimo donde destac√≥ con su obra ¬ęLa conjuraci√≥n de Venecia¬Ľ. Otras proyectos que les tienen la posibilidad de ser atrayentes son: ¬ęAmor de padre¬Ľ, ¬ęLa boda y el duelo¬Ľ, ¬ęDo√Īa Isabel de Sol√≠s, Reyna de Granada¬Ľ, ¬ęEl espa√Īol en Venecia o La cabeza encantada, ¬ęLa viuda de Padilla¬Ľ.

Antonio García Gutiérrez

 

Nativo de 1813, en Chiclana de la Frontera, Garc√≠a Guti√©rrez fue otro de los escritores que forman parte al Romanticismo literario y que ten√≠a una estrecha relaci√≥n con otros escritores del movimiento, como Larra, Espronceda y Ventura de la Vega, etc. En 1862 se convirti√≥ en¬†miembro de la De hoy Academia Espa√Īola.

Sus estudios estaban dirigidos hacia la medicina pero no lleg√≥ a terminarlos para iniciarse en la literatura. El g√©nero en el que m√°s recalca es el teatro y una de sus proyectos m√°s c√©lebres fue ¬ęEl trovador¬Ľ que fue fuente de inspiraci√≥n para que Verdi escribiese la¬†pera ‚ÄúIl trovatore‚ÄĚ.

 

 

Otras proyectos interesantes son las zarzuelas ‚ÄúEl grumete‚Ä̬† y ‚ÄúLa vuelta del corsario‚ÄĚ que contaron con la m√ļsica de Emilio Arrieta, o su poema¬†‚Äú¬°Abajo los Borbones!‚ÄĚ que caus√≥ una enorme sensaci√≥n.

Manuel Bretón de los Herreros

 

Naci√≥ en 1796 en Madrid y al poco tiempo se alist√≥ como voluntario en la Guerra de la Independencia (1812) e logr√≥ carrera a lo largo de 10 a√Īos. Fue integrante de la De hoy Academia Espa√Īola y trabaj√≥ la escritura desde muchas vertientes, siendo tambi√©n periodista y cr√≠tico literario.

Tuvo un estilo muy propio private que logr√≥ que, sin importar estar en pleno Romanticismo espa√Īol, mantuviese una manera de escribir muy suya, como la comedia al estilo de Morat√≠n.

 

El teatro pertence a los géneros donde más recalca, con una escritura simple y vigilada que mantiene en vilo a los espectadores, tendiendo a elegir los conflictos triangulares. Un hombre que gustaba encontrar de lo más cercano a la perfección y con una aptitud impactante para hacer una extensa variedad de individuos.

Escribió 103 proyectos autenticos que van desde comedias a dramas románticos, melodramas, dramas históricos, etc. Su poesía sigue más cerca del Neoclasicismo y como crítico sigue entre el Romanticismo y el Neoclasicismo.

Deja un comentario