Resumen de la película Fiebre del sábado noche

 

Fiebre del sábado noche

Sturday night fever (1977) * USA
También popular como:
“Fiebre de sábado durante la noche” (Hispanoamérica)

Duración: 119 Min.

Música: Bee Gees

Fotografía: Ralph D. Bode

Guion: Norman Wexler (Historia: Nik Cohn)

Dirección: John Badham

Intérpretes: John Travolta (Tony Manero), Karen Lynn Gorney (Stephanie Mangano), Barry Miller (Bobby C.), Joseph Cali (Joey), Paul Pape (Double J.), Donna Pescow (Annette), Bruce Ornstein (Gus), Val Bisoglio (Frank Manero, Sr.), Julie Bovasso (Flo Manero), Martin Shakar (Padre Frank Manero, Jr.), Sam Coppola (Dan Fusco).

Tony Manero es un joven de 19 años con una vida muy sencilla de la que solo escapa los sábados durante la noche, cuando se olvida de su rutinario trabajo en una ferretería y de su desepcionante familia, que cada día le recuerdan lo insignificante y superficial que es, comparándolo todo el tiempo con su hermano, Frank, un sacerdote al que su madre adora como si fuera un verdadero santo.

Tony conquista a todas las muchachas del vecindario, y en particular a Anette, su pareja recurrente de baile, a la que él ve como una cría, sin tomar en cuenta los sentimientos de ella hacia él.

Por eso no duda en abandonarla y proponerle a Stephanie Mangano, una chica que lo deja impresionado con su baile, que sea su pareja en el certamen que se celebrará en la discoteca 2001 Odissey. Ella permite el trato, aunque dejándole ver que ella tiene superiores metas que él y que no piensa quedarse en Brooklyn.

Entretanto su hermano Frank le confiesa su deseo de dejar el sacerdocio, lo que provocará un enorme disgusto a su madre.

Tony también participa en las peleas entre bandas. Y no duda en confrontar a los Barracudas, un grupo de portorriqueños que atacaron a uno de sus amigos, para conocer más tarde que no fueron estos quienes lo atacaron.

Deslumbrado por Stephanie, la única chica con metas que conoce, la asiste para mover sus cosas a un nuevo apartamento en Manhattan, lugar que a ella le encanta. Allí Tony conoce al hombre que le deja el apartamento; un hombre con el que Stephanie mantuvo un idilio y que es quien la va guiando en su nuevo mundo de encanto.

Al final acuden al certamen anual de baile, donde el premio es de 500 dólares y lo ganan, aunque Tony es consciente que por prejuicios raciales, puesto que la pareja que consiguió el segundo premio, unos portorriqueños, lo hicieron mejor, por lo cual escoge darles el premio.

Trata de llevar a cabo el cariño con Stephanie en el coche, pero ella lo repudia por lo cual se va con sus amigos, con los que la despechada Annette decidió acostarse en venganza por el desprecio de Tony.

Acuden tras ello al puente de Brooklyn, donde terminan cada noche realizando bromas. Y Bobby, más borracho que de práctica, y atormentado por tener que casarse con una chica a la que dejó embarazada trepa por los cables y baila sobre la barandilla hasta terminar cayéndose al agua desde la colosal altura del puente.

Cansado de su historia, y tras vagar sin rumbo en el metro, acude a conocer a Stephanie y le cuenta que piensa moverse a esa parte de la región a vivir y que quiere ser su amigo. Ella lo permite porque admite que con él se siente a gusto y le gusta.

Calificación: 2