Resumen de la película Gloria

 

 

Gloria

 

Chile / Espa√Īa (2013) *

Duración: 110 min.

M√ļsica: Varios

Fotografía: Benjamín Echazarreta

Guion: Sebasti√°n Lelio y Gonzalo Maza

Dirección: Sebastián Lelio

Intérpretes: Paulina García (Gloria), Sergio Hernández (Rodolfo), Diego Fontecilla (Pedro), Fabiola Zamora (Ana), Luz Jiménez (Victoria), Alejandro Goic (Gabriel), Liliana García (Flavia), Coca Guazzini (Luz), Hugo Moraga (Hugo), Cristián Carvajal (Vecino), Eyal Meyer (Theo), Tito Bustamante (Joaquín).

Un grupo de gente madura, entre las que est√° Gloria, una mujer de 58 a√Īos, baila en una discoteca, acerc√°ndose a otro de los usuarios de la discoteca, Joaqu√≠n, que por el momento no se acordaba de ella, y con el que baila, cont√°ndole que se ha separado.

Cuando vuelve a su casa está un poco borracha, debiendo echar a un gato que se había colado en su casa.

Desde la cama escucha gritos y golpes en el hogar de su vecino de arriba.

Al d√≠a siguiente va cantando a la oficina, desde donde llama a su hijo Pedro para hacerle una pregunta por su nieto, yendo por la tarde a observarlos al escapar del trabajo, ya que el ni√Īo est√° enfermo y toma antibi√≥tico, llorando cuando ella lo coge.

Va también al gimnasio, donde otorga clase de yoga con su hija Ana, más allá de que todos son más jóvenes que ella, presentándole a la salida a Theo, su novio, un jóven sueco que llegó a Chile para esquiar, dado que ha paseo parte importante de las pistas de todo el mundo, el cual le dice que su hija Ana es extraordinaria.

En su siguiente salida a la discoteca regresa a sentarse con Joaquín, al que encuentra en una mesa con otra mujer y con un amigo con el que Gloria baila, observando mientras lo provoca que hay otro hombre que la mira insistentemente mientras bailan, más allá de que él está bailando con una mujer más joven.

Cuando se sienta se fija en que el hombre la sigue observando, hasta que al final se dirige a ella, pregunt√°ndole si es siempre tan alegre, a eso que ella responde que algunas ma√Īanas no, y en ocasiones por la tarde tampoco, como alg√ļn persona.

Le dice que le agrada proceder a bailar sola, cont√°ndole que est√° separada, reconociendo √©l que tambi√©n lo est√°, aunque solo transporta un a√Īo en esa situaci√≥n, y est√° intentando de cambiar su historia, tras lo que van a bailar otra vez, y√©ndose despu√©s juntos a casa y acost√°ndose.

Gloria acude también a risoterapia, no dejando de proceder a la discoteca y bailando con otros hombres.

En su casa tiene por otro lado inconvenientes para reposar gracias a los gritos de su vecino de arriba, por lo cual debe llamar a un familiar ya que piensa que el hombre padece una crisis aguda.

Rodolfo, el hombre con el que se acostó la llama y la invita a comer afirmando que no se la saca de la cabeza desde que la conoció, más allá de que a lo largo de la comida recibe una llamada, contándole a Gloria que se ha separado de su mujer, pero no de sus hijas.

Le cuenta también que previamente pesaba 117 kilos, por lo cual tuvo que hacerse una gastroplastia, afirmando que en este momento trata de operarse por dentro, mostrándole una foto de cuando se encontraba más gordo.

Tras la comida, Rodolfo la invita a conocer el parque de multiaventura del que es due√Īo, subiendo Gloria a la lanzadera de ca√≠da libre, disfrutando as√≠ del v√©rtigo, mostr√°ndole tambi√©n las pistas de paintball, y realizando que dispare contra unas figuras de cart√≥n.

Gloria se va encantada, besándose antes de despedirse, volviendo a verlo unos días más tarde y volviendo a acostarse.

Se lo muestra también a unos amigos, con los que van a comer, comentando su amigo, como sociólogo de las comunidades y de cómo el Facebook y el Twitter hicieron que la gente que antes salían a la calle a llevar a cabo revoluciones en este momento lo hagan de manera virtual por medio de.

La pareja regresa a proceder a bailar y de regreso a casa se besan con mucha pasión y se acuestan otra vez, reflexionando ella en cómo cambia todo de un día para otro.

Rodolfo llega inclusive a escribirle una poesía, consiguiendo emocionarla.

Le pregunta entonces Gloria por qué no les habla de su relación a sus hijas, diciéndole él que no quiere combinar su relación con ellas, ya que no se preocuparon por él cuando lo operaron, no entendiendo ella que si pertenece a su historia no se lo diga.

Una noche Gloria se despierta al escuchar pasos y ruidos en su puerta y se asusta, observando al abrir que hay un papel con sustancia en su puerta.

Al día siguiente se explicación el portero diciéndole que fue su vecino de arriba, que se equivocó de piso y por eso intentaba abrir el de el con su llave, decidiendo subir al final por su balcón.

A la celebraci√≥n del cumplea√Īos de Pedro, su hijo, Gloria transporta a Rodolfo, present√°ndoselo a toda su familia, incluidos Gabriel, su ex marido y Flavia, la mujer de este, hablando que no hab√≠an vuelto a verse desde 13 a√Īos antes.

A lo largo de la cena Rodolfo cuenta que debe sostener a sus dos hijas y a su mujer, ya que no trabaja ninguna, ni tampoco estudian las chicas.

Gloria agradece a Flavia que fuera tan generosa, ya que fue con ella con quien habló y quien intercedió para aceptar esa reunión donde comunican que Ana está embarazada.

Pedro toca una parte al violín para ellos, observando Gloria cómo Flavia fuma un porro, aunque ella no se atreve a probarlo.

Gabriel pregunta por el padre de su nieto, y ella cuenta que su novio es sueco y que ella se va a ir con él a vivir a Suecia.

Tras ello empiezan a conocer imágenes antiguas, estando ya para entonces Gabriel borracho, y recordando que cuando se casaron estaban enamorados, haciéndoles su hijo una foto juntos con la foto de la boda en la mano, llorando tras ello Gabriel al acordarse que no estuvo el día de la graduación de su hija.

Y de repente descubren de que Rodolfo se ha marchado sin despedirse, llamándole Gloria preocupada por si le ocurrió algo, aunque él no le contesta.

Al d√≠a siguiente Rodolfo le llama repetidamente al trabajo, pero ella no se lo coge y cuando lo realiza le pide que no le llame, aunque cuando sale lo encuentra en el all√≠ esper√°ndola, no pareciendo ella preparada para escucharle, ech√°ndole en cara que desaparezca del cumplea√Īos de su hijo, dici√©ndole √©l que se sinti√≥ muy mal a lo largo de la fiesta porque a lo largo de la misma estuvo busc√°ndole con la mirada y no le encontr√≥ en ning√ļn instante y que vomit√≥, recibiendo adem√°s una llamada de sus hijas.

Gloria le dice entonces que debe ponerse ya los pantalones, insistiendo él en mencionarle que la quiere, más allá de lo cual ella escoge marcharse en su coche.

Desde ese instante Gloria trata de continuar con su historia sin Rodolfo, acudiendo a la fiesta que otorga su amigo el sociólogo, donde todos cantan, beben y se entretienen.

Y de vuelta en su casa, Gloria coge el paquetito que perdió su vecino y por vez primera se atreve a fumar un porro.

Debe ir al oftalmólogo, que le dice que tiene glaucoma, por lo cual deberá tirarse una gota al día para siempre, ya que es considerable cuidarse para evadir perder visión.

Cuando al final Ana salga de viaje hacia Suecia, Gloria la transporta al campo de aviaci√≥n, aunque no le deja que la acompa√Īe a la terminal por miedo a que se ponga a llorar, aunque al final ser√° nuestra Ana quien llore al despedirse.

Gloria se marcha, aunque vuelve poco después al campo de aviación, llorando al llegar, aunque por el momento no puede ver a su hija.

Regresa a fumar porros mientras escucha a su vecino de arriba, aunque con el efecto de la sustancia no le otorga tanta consideración.

Entretanto Rodolfo sigue llam√°ndola, aunque ella no le coge el tel√©fono hasta alg√ļn tiempo despu√©s, y cuando lo realiza √©l la invita a pasar unos d√≠as en un lujoso hotel de Vi√Īa del Mar, aunque nada m√°s llegar a la habitaci√≥n √©l recibe una llamada de sus hijas cont√°ndole que su ex mujer tuvo un incidente con el coche al atravesar el colosal ventanal de un escaparate, cort√°ndose las piernas.

Rodolfo le afirma que no va a volver, ya que quiere estar con ella y no quiere aceptar que no le dejen vivir su historia, aunque Gloria escoge coger su maleta y marcharse, aunque en el √ļltimo instante se para frente la puerta, se desnuda y regresa hacia √©l y lo desnuda tambi√©n, tras lo que hacen el cari√Īo.

Pasarán un día feliz nadando, para después proceder a cenar juntos, diciéndole Gloria a lo largo de la cena que es malo tanto para sus hijas depender de él como para él hacerles tanto caso, tras lo que le pide que se vaya con ella a un viaje de días al sur, o a Cuba.

Pero mientras hablan e teléfono de él no para de sonar y se lo distribución a Gloria, pidiéndole que sea ella misma quien lo cuelgue, aunque en lugar de ello, lo que hace Gloria es meter el teléfono en su sopa.

Tras ello él se levanta y la besa con mucha pasión, antes de marcharse.

Pasado un rato ella sale a buscarlo sin encontrarlo, no respondiendo tampoco a sus llamadas, por lo cual vuelve a la habitación, observando que no están ya sus maletas.

Tras ello Gloria baja al casino sola y bebe, trabando conversaci√≥n con una chica que est√° jugando a la ruleta, anim√°ndola a apostar al 27, fecha de su cumplea√Īos, realizando que gane bastante dinero, present√°ndole la muchacha a su novio y a un amigo al que llama “Gordo” que enseguida empieza a besarla y a tocarla sin oposici√≥n de ella, bailando con √©l tras ello y acabando la noche borracha, dej√°ndose llevar por su nuevo compa√Īero y acabando la noche en la playa.

Se despierta a la ma√Īana siguiente en esta, tirada en la arena y con la cabeza sobre la chaqueta del Gordo.

Vuelve al hotel, preguntando en recepci√≥n por Rodolfo, aunque no hay novedad de √©l, debiendo llamar a su sirvienta en Santiago para que se acerque a Vi√Īa del Mar llev√°ndole el dinero para lograr abonar el hotel, regresando despu√©s juntas en el autob√ļs.

Al día siguiente despierta desnuda junto al gato del vecino, sin llevar a cabo caso del teléfono que suena, más allá de la insistencia de este.

Cuando al final lo coge, oye la voz de Rodolfo diciéndole que tienen que socorrer lo que tienen, aunque ella no habla y cuelga el teléfono.

Llaman a su puerta, y cuando abre ve que es el vecino de arriba, que va a buscar a su gato, preguntándole de paso si no encontró un paquetito Рel de sus porros -, diciéndole ella que no.

Tras vestirse elegantemente, se dirige hasta la vivienda de Rodolfo, donde espera la llegada de este, cuando llega cargado de bolsas del autoservicio, y entonces saca de su maletero sus pistolas del paintball y empieza a disparar contra la fachada de su casa y después contra él, saliendo entonces asustadas su mujer, con las muletas, y sus hijas a buscarlo.

Tras su acción Gloria se sube al coche y se aleja riendo con ganas, volviendo a fumarse otro porro, llegando tarde a la boda de una amiga.

En alg√ļn instante, a lo largo de la comida sale fuera al escuchar graznidos, observando que los lanza un pavo real.

Cuando regresa a ingresar escucha que ponen “Gloria” de Umberto Tozzi y empieza a tararearla, aunque repudia una invitaci√≥n a bailar de un hombre, aunque unos segundos despu√©s sale ella sola a la pista sin sus gafas, bailando entre los dem√°s con ganas.

Calificación: 3