Resumen del libro La ajorca de oro

Libro en el que se cuenta la cr贸nica de amor de una pareja de j贸venes, que frente el capricho de la joven, su amado novio comente un delito que termina por pagando con su disparidad perpetua, por intentar complacerla.

Personajes

  • Pedro Alfonso de Orellana. Era un joven intr茅pido que amaba perdidamente a su novia, que en el desenlace termino enloqueciendo.
  • Mar铆a Ant煤nez. Era la joven que por capricho quer铆a la ajorca de oro para ella.

Resumen

Cuenta la cr贸nica de Pedro Alfonso de Orellana, un joven intr茅pido y apuesto, que era con la aptitud de prestar todo por su querida novia, quien se llamaba Mar铆a Ant煤nez, una muchacha llena de lujos y antojos, a la que no le importaba nada m谩s que su confort. Un d铆a en uno de sus varios encuentros Pedro encuentra a su querida Mar铆a llorando desconsolada, 茅l frente tal situaci贸n, se acerca a ella y le pregunta la raz贸n de su incontrolable llanto, pero ella no le brinda una respuesta, y continua llorando.

Despu茅s de un rato de Pedro estarle insistiendo para que le diga la verdad, ella termina por ceder y le cuenta la causa de su desconsuelo. Ella le dice que al entrar a la catedral de Toledo, vio la ajorca de oro que la virgen del sagrario portaba en su brazo, tal virgen que se encontraba dentro de la catedral, ella le mencion贸 que se hab铆a quedado impresionada frente la luz de la ajorca y que desear铆a que fuera de ella. Pedro al escuchar eso y estando consiente del inmenso amor que le tenia a Mar铆a, le mencion贸 que 茅l era con la aptitud de realizar lo que fuera en tal de agradarla, el sent铆a temor por robarle a su santa patrona pero al ver el padecimiento de su querida termino de convencerse de que deb铆a robarla.

Pedro se dirigi贸 a la catedral con el prop贸sito de robarse la ajorca de la virgen como un aspecto para su querida Mar铆a. Pedro subi贸 las gradas de la catedral, hasta llegar a la virgen y al estar frente a ella, sintio un miedo obscuro y extra帽o que se apodero de 茅l, pero era mas grande el cari帽o que sent铆a por Mar铆a, que decidi贸 cerrar los ojos para no verle la cara a la virgen y 煤nicamente de esa madera pudo arrebatarle la ajorca de oro a la virgen. Pedro segu铆a sintiendo muy miedo por lo cual estaba llevando a cabo, su temor no dejaba que pudiera abrir los ojos. Cuando por fin los abri贸, y contemplo su alrededor se percat贸 de lo que estaba pasando, el intento gritar, pero su voz se hab铆a esfumado, observo que la catedral estaba llena de esculturas de santos, monjas, 谩ngeles, demonios, damas, pajes y villanos, que lentamente se estaban acercando a 茅l. Pedro lleno de miedo no pudo contenerse y cay贸 instantaneamente al suelo, quedando desmayado a los pies de la virgen.

A la ma帽ana siguiente los causantes de la catedral vieron a Pedro tendido en el suelo frente los pies de la virgen y que entre sus brazos aun contemplaba la ajorca de oro. Despu茅s de unos instantes Pedro reaccion贸, y instantaneamente, volteo su rostro hacia la virgen y exclamo: 隆suya, suya! Dejando la ajorca de oro y instantaneamente sali贸 de la catedral. Pedro despu茅s de lo que pas贸 enloqueci贸, tal fue su pecado que termino qued谩ndose loco por el resto de su cr贸nica.