La botella rebelde

Cuando ese d铆a Lupe baj贸 a tirar la basura no ten铆a ni iniciativa de la enorme aventura que se encontraba pr贸ximo de vivir. En su casa las tareas dom茅sticas estaban repartidas y las suyas eran bajar la basura cada noche y ofrecer de comer a los peces. Lo que sucede es que Lupe siempre bajaba con prisa a la calle y no se deten铆a a tirar cada cosa en su contenedor correspondiente.
En casa eran muy precavidos y separaban cada residuo de manera correcta. Los pl谩sticos por un lado, el papel y cart贸n por otro y el vidrio en una bolsa adem谩s. Sin importar esta exquisita organizaci贸n, cuando Lupe bajaba a la calle lo echaba todo al mismo contenedor. Unas ocasiones era el de la basura org谩nica, otras el amarillo y algunas veces inclusive al azul iban a parar los vasos de yogur. Lupe era muy despreocupada y no prestaba la m谩s m铆nima atenci贸n al tema del reciclaje. Hasta que un d铆a todo cambi贸.
Ese d铆a ya durante la noche, cuando se dispon铆a a arrojar unas botellas de refresco al contenedor amarillo, una de ellas de rebel贸. Se rebel贸 porque, en cuando la ni帽a la deposit贸 dentro del cubo, la botella misteriosamente salt贸 fuera. Lupe, extra帽ada, la volvi贸 a echar dentro. Y as铆 a lo largo de 10 minutos.
Lupe arrojaba la botella al contenedor y autom谩ticamente estar saltaba hacia fuera. Cuando la ni帽a tir贸 la toalla y se dispuso a volver a casa dejando la botella tirada en mitad de la calle, escuch贸 una vocecilla chillona e insistente. Al inicio no ten铆a ni iniciativa de su procedencia, pero despu茅s se percat贸 de que era la misma botella la que pronunciaba esas palabras:
-Mi sitio es el contenedor verdad, 驴es que no aprendes nada en el colegio?- ha dicho la botella.
-Tengo prisa, no puedo pararme a comentar contigo, respondi贸 Lupe distante.
La botellita parlante no se dio por derrotada y le explic贸 la situaci贸n.
-Cuando somos adultas y terminamos en el contenedor verde de reciclaje, las botellas de cristal somos transformadas y nos divertimos de una segunda vida. Si me dejas donde no corresponde, jam谩s voy a poder cumplir mi misi贸n. 隆El vidrio del que estoy llevada a cabo debe ser reutilizado!- grit贸 indignada.
Lupe vio que la botella se encontraba tan enojada que no tuvo m谩s remedio que escuchar sus expresiones y ponerlas en pr谩ctica. Lo mismo logr贸 con los envases de pl谩stico y con el papel. Entendi贸 por fin que el reciclaje es una labor com煤n a toda la ciudadan铆a y que es el futuro del planeta lo que est谩 en juego con esos peque帽os movimientos que todos tenemos la posibilidad de llevar a cabo en nuestro d铆a a d铆a.

Deja un comentario