La Celestina de Fernando de Rojas: Resumen, personajes, lengua y estilo

La Celestina de Fernando de Rojas: Resumen, individuos, lengua y estilo, o lo que es semejante, la obra más importante de la literatura española en el siglo XV. Fernando de Rojas, creador de La Celestina, se ve influido por el humanismo que es ya una situación en toda la Europa cultural. Italia está empapando toda creación artística y La Celestina de Fernando de Rojas no es una excepción.

 

 

En este momento, si aún no lo has leído y necesitas un empujón, cuando leas La Celestina de Fernando de Rojas: Resumen, individuos, lengua y estilo que hoy te alcanzamos, te faltará tiempo para proceder a buscarlo.

 

La Celestina de Fernando de Rojas: Resumen

El resumen de La Celestina de Fernando de Rojas empieza con el organigrama de nuestra novela. Una carta del creador a un amigo, 11 octavas acrósticas, el prólogo, 21 actos, 3 octavas más y las coplas de Alonso de Proaza, con normas de cómo leer los versos acrósticos. Una obra de ingeniería de tal calidad que ha trascendido el paso del tiempo.

La Celestina de Fernando de Rojas: Resumen empieza con Calisto, un joven de alta alcurnia, interesante y espabilado quien, por medio de un halcón, conoce a Melibea. Su amor es instantáneo. tanto como la negativa de ésta a tal amor. Por eso mismo, Calisto recurre a una mediadora que tercie entre él y su querida. La elegida no es otra que la Celestina.

Esta alcahueta urde un plan para que, por medio de tretas, Melibea acabe enamorada de Calisto. Lo consigue y Calisto cumple su promesa: regalar una cadena de oro a Celestina por su trabajo. El inconveniente viene cuando los sirvientes de Calisto le piden a Celestina su parte del botín, por haber ayudado a ésta a cumplir su misión. Negarse a comunicar lo que ganó, le cuesta la vida a Celestina, quien es asesinada por los criados. Obviamente, la Justicia participa y ejecuta a los autores del delito.

 

 

No acaban ahí las desgracias. Al día siguiente, Calisto queda con Melibea a medianoche. La mala fortuna quiere que al bajar por una escalera vieja, ésta se rompe, hace caer a Calisto, quien pierde la vida. Melibea, al más puro estilo Julieta, se sube a un torreón y se arroja al vacío, acabando así con su historia, pero reuniéndose con su amado en otro mundo.

El prólogo nos deja una reflexión histórica de Pleberio, el padre de Melibea, a quien su hija dejó una nota de despedida, enseñando las causas de su decisión. Pleberio lamenta que, una vez más, la desaparición sea más fuerte que el cariño.

 

La Celestina de Fernando de Rojas: Personajes

La Celestina de Fernando de Rojas: Personajes son ya historia de la Literatura. No en vano, a quien media entre una pareja, se le llama Celestina ya hace cinco siglos. La expresión todavía es vigente, por medio de uno de los individuos de La Celestina de Fernando de Rojas. Exactamente, quien otorga nombre a la obra. Sin embargo, si la historia ha valorizado algo en la obra de Fernando de Rojas, fué la fantástica construcción de todos sus individuos

Celestina

Celestina es la auténtica personaje principal de la obra. Quien contribuye su nombre a la misma. Un personaje complejo, con muchas aristas y que sucede de ser un diablo, al ser más bondadoso de la obra, en cuestión de un acto. Su vida en la obra está justificada por la necesidad de que permanezca. La sociedad la requiere y ella está ahí. Tan simple como eso. Explota los instintos primarios de sus usuarios y los explota al máximo. Su propósito último es tan simple como triste: el dinero.

 

La figura de la Celestina ha traspasado la frontera de la ficción, para personificarse en quienes actúan, de manera routine, sin ethical ni miramientos. Gente egocéntrica y egoísta que sólo busca su provecho propio, sin importar los demás.

 

Calisto

En situaciones normales, Calisto habría sido el personaje principal de la obra. Celestina no le deja. Joven adinerado y seguro de sí mismo, el rechazo de su querida le desconcierta. Rompe su escudo de seguridad y orgullo, y le deja a merced de un ser repudiable como Celestina, quien explota su estado de atontamiento por amor, para aprovecharse de él.

Melibea

A priori, Melibea es una muchacha adelantada a su tiempo. Independientes y resuelta, es el embrión de la novedosa mujer renacentista que está apareciendo en Europa. Melibea tiene concepts propias, no se deja influir por sus padres y, por eso exactamente, repudia a Calisto en primera instancia. El desarrollo de enamoramiento, perpetrado por Celestina, revela como hasta el alma más independientes se puede corromper con el veneno más potente: el cariño.

Alisa y Pleberio

Alisa y Pleberio son los padres de Melibea. Su importancia en la obra es la de intentar anclar a Melibea en lo que mandan los cánones: que trabaje con ellos, que escoja al marido que ellos comenten y, desde luego, que no piense por sí misma. Llama la atención que sea Pleberio el padre más cercano y preocupado por su hija. La adora, confía totalmente en ella y eso es, exactamente, lo que llevará a Melibea a los brazos de Calisto, primero, y de la desaparición, después.

Pármeno, Sempronio, Areúsa y Elicia

Los sirvientes de Calisto y compinches de Celestina son individuos tan sórdidos como magníficamente establecidos. Es la primera oportunidad que en el teatro se le otorga un papel primordial al rango más bajo de la sociedad. La disaster económica y popular del siglo XV, inspiró a Fernando de Rojas para hacer a estos individuos, sobrevivientes, traidores y ladinos, que harán lo que sea por subsistir un día más con comida.

 

La Celestina de Fernando de Rojas: Lengua

La Celestina de Fernando de Rojas: Lengua o cómo la obra cumbre de la Literatura española sirvió de confluencia de numerosas corrientes. Fernando de Rojas supo unir con maestría el clasicismo literario de lo medieval, con los aires modernos del Renacimiento que empezaban a irrumpir toda Europa. No sólo eso, en el relato se pasa de la alta sociedad más culta y un lenguaje refinado y lindo, a los rangos sociales más bajos, donde no hay reglas lingüísticas.

 

Así, Fernando de Rojas alterna desde las diálogos más rimbombantes, hasta los b, con estos populares cada tres oraciones. Lo realiza con tal maestría, que lo mezcla sin modificar al lector y sin ofrecerle sensación de brusquedad. Una auténtica obra de arte intemporal, que todavía es una referencia para toda clase de autores.

La Celestina de Fernando de Rojas: Estilo

En lo que hace referencia al estilo, La Celestina de Fernando de Rojas tiene un vicio conseguido que se reitera, y es el llevar el verbo al remaining de las elocuciones. Además, abusa del infinitivo y el participio de presente.

Eso sí, el estilo de La Celestina de Fernando de Rojas, distingue espectacular numerosas maneras de dirigirse al lector. Desde los monólogos extensos y didácticos, a las diálogos cortas pero indispensable, pasando por las charlas oratorias.

 

Deja un comentario