Resumen del libro La herida

En la literatura de Fernández Díaz es difícil separar  al analista político del escritor de ficción. Sus novelas se dan cuenta esa otra situación subyacente que los periodistas no tienen la oportunidad de considerar. Quizás por eso las lecturas de sus thrillers políticos nos dejen el gusto amargo de la indiscutible situación.
«La herida» tiene dos hilos narrativos: la desaparición de una monja que trabaja en una villa y el asesinato de una muchacha de provincia que compromete a los hijos del gobernador. Los dos actúan como excusas que le admiten al escritor, en el primer caso, detallar el temor que ejercen los narcotraficantes en las clases populares y, en el segundo, develar el consideración de las mafias en la construcción del poder político.
Remil, un excombatiente de Malvinas, se expone como un agente de sabiduría que se desplaza con soltura en las categorías superiores, es hábil para escabullirse de la desaparición, aunque no así del ridículo. Para los que hemos leído Falcó, se nos hace irrealizable no asociarlo con este personaje de Pérez Reverte. Los dos son recios, seductores, esquivos, cínicos, aunque exactamente atacables en el cariño.
En su ámbito, hay un variopintos de personalidades femeninas que van de la escandalosa lesbiana a la incorruptible periodista. Todos tienen algo que ocultar, nadie es lo que parece; de ahí que la intriga siempre está latente.
Si bien Fernández Díaz es un exquisito del lenguaje, la voz de su protagonista-narrador lo transporta a zambullirse en un lenguaje orillero parafraseando a Borges. Una jerga tumbera cuyo reservorio se plasma en los distintos escenarios de la novela y cuya huella identitaria ordena a una lectura más atenta por parte del lector no familiarizado con ella.
«La herida» es el segundo thriller político y policial que tiene a Remil como personaje primordial, pero no sólo el personaje comparte con «El puñal«,  sino también ese mensaje crudamente pesimista de la realidad política de Argentina. Quisiera que si completa una trilogía, su próxima novela no solo redima a su personaje primordial, sino también eche algo de luz a esa Argentina entre brumas.  Enviado por:
Susana B. González

Curiosidades:

– Adjuntamos el el enlace a «Leer con alas», el blog de la autora de esta reseña, Susana B. González:
http://leerconalas.blogspot.com.es/Otros libros de este autor:

La logia de Cádiz

El puñal

$(document).ready(function() { var zoomimages = $(‘#ctl00_ctl00_maincontainer_contentpane_ctl01_images_imageslist a.wp-zoom-image.wp-item-image-link[href]’); var zoomfooterimages = $(‘#ctl00_ctl00_maincontainer_contentpane_ctl01_images_imageslist a.wp-zoom-image.wp-item-image-footer-link[href]’); if (zoomimages.length > 0 || zoomfooterimages.length > 0) { var options = { borderSize: 10, displayTitle: true, slideNavBar: true, allSet: true, navbarOnTop: false, disableNavbarLinks: false, displayDownloadLink: false, displayCloseImage: true, displayImageIndex: false, autoStart: false, strings: { help: ‘ ‘, prevLinkTitle: ‘Anterior’, nextLinkTitle: ‘Siguiente’, prevLinkText: ‘Anterior’, nextLinkText: ‘Siguiente’, closeTitle: ‘Cerrar’, image: ‘Pág. ‘, of: ‘ de ‘, download: ‘Descargar’ } }; if (zoomimages.length > 0) zoomimages.lightbox(options); if (zoomfooterimages.length > 0) zoomfooterimages.lightbox(options); } }); Libros con entrometidas coincidencias:

Plata quemada

 

Ricardo Piglia

 

Tanto «Plata quemada» como «La herida» son dos thrillers narrados por escritores argentinos que retratan la realidad cruda y oscura de los bajos fondos de su increíble país natal. VolverMás libros…

Colabora en Trabalibros