La Novela: Tipos de personajes para crear una historia

En nuestro paseo por los elementos que conforman una novela, hoy le llega el momento a los letras y números o individuos. Sin ellos, no podría darse ningún tipo de narración, ni historia. Por consiguiente, vamos hablaros a continuación de los diferentes tipos de individuos que podemos encontrar en las novelas.

Los individuos son los actores literarios que desarrollan la acción de la novela. Tienen la posibilidad de ser reales (basado en personas que viven o han vivido realmente) o ficticios (surgidos de la imaginación del escritor) y acostumbran presentarse por medio de una descripción o caracterización. Esta descripción puede ser:

  • Física – Se detalla al personaje por su apariencia físico, constitución y atuendo.
  • Psicológica – Se ejecuta una descripción emocional y psicológica del personaje, atendiendo a su accionar y críticas.
  • Mixta – Hablamos de una mezcla de ámbas anteriores que acostumbra denominarse retrato.Tipos de individuos según su consideración en la novela

Por supuesto, los tipos de individuos se tienen la posibilidad de clasificar según su consideración en la novela:

Principales o protagonistas

Los individuos primordiales o personajes principales son esos sobre los que recae el peso de la trama. Los individuos protagónicos tienen la característica de que su evolución y lo que les pasa marcará la historia y el avance de la misma. Es por esto que probablemente halla diferentes tipos de individuos primordiales, dado que tienen la posibilidad de caer bien o mal al espectador, en relación de lo que se desee crear.

Además, los personajes principales son quienes están a cargo del conflicto, con lo cual, se muestran y resuelven el conflicto en el closing. Por esto, tienen que estar bien desarrollados y hay que comprender al personaje, tanto física como psicológicamente, para ofrecerle un arco y más grande humanidad.

Personajes Secundarios

Los individuos secundarios son los que sustentan a los primordiales, pero no aportan nada basic a la trama. Los individuos secundarios, en contraste con los protagónicos, no llevan el peso del conflicto, aunque tienen la posibilidad de formar parte de él.

Por lo general, están allí como parte de la trama y son útiles para todo aquello que debe pasarle (o no) al personaje principal. Tienen un arco de transformación un poco más estático que el personaje principal y se muestran en menor medida.

Personajes tipo

Los individuos tipo son los que representan a una clase de persona en el aspecto físico o en el psicológico. Se acostumbra comentar de estereotipo para diferenciarse y abarcar un poco sobre ellos. Frecuentemente, para que se comprenda, se llevan al radical.

Personajes característicos

En relación a los individuos característicos, hablamos de letras y números que nacen como si fuera un personaje tipo pero. con el pasar de los años, evolucionan y tienen características propias que los hacen únicos y distintos a los estereotipos.

Portavoz

Cuando estamos hablando de representante, hablamos al personaje sobre el que recae la narración de la acción. Puede ser el personaje principal, un personaje secundario o un narrador impersonal y omnipresente que no participa de la acción.

Estático

El personaje estático es el que no presenta ninguna evolución durante la narración. Tiene las mismas características al inicio y al closing de la historia. El personaje estático, también llamado personaje chato, sigue así por distintas causas. Entre otras cosas, gracias a la desconexión con el ámbito en el cual está presente o porque se ha rendido y no sienten emoción por la vida.

Dinámico

Comentar del personaje dinámico es comentar del que sí muestra una transformación durante la narración. Ésta puede ser tanto negativa como efectiva y, por lo general, la sufren los individuos primordiales.

Personajes simples

El personaje easy tiene una cualidad inalterable que domina su carácter al máximo y provoca que no sea con la capacidad de ingresar en el conflicto por su personalidad, más allá de todo lo que ocurra a su alrededor.

Personajes complejos

En contraste con los anteriores, los individuos complejos tienen diferentes tipos de características que hacen que tengan un enfrentamiento de adentro recurrente sobre sí mismos y las elecciones que tienen que tomar.

 

Además, otro baremo que tenemos la posibilidad de tomar para determinar a los individuos, es según la imagen que emiten en la novela. En esta situación, encontraríamos estos tipos de personajes:

Personaje arquetipo

El personaje arquetipo personifican alguna virtud o defecto de manera idealizada.

 

Personaje estereotipo

Estos individuos estereotipo, también establecidos como individuos cliché, son predecibles y representan hábitos o concepts muy conocidas.

Por último, también logramos hallar una clasificación diferente que dividiría los individuos en:

Personajes planos

Los individuos planos son esos descritos por medio de una característica básica que se comportan del mismo modo durante todo el relato.

Personajes redondos

Son esos que van caracterizándose mientras avanza la acción, evolucionando de manera pure en todo el relato.

Tipos de individuos de una novela | Aprende a comprenderlos

Hicimos un enorme repaso de los tipos de individuos que logramos hallar en cada historia, ya que en función del propósito de la misma, se irán pasando unos u otros.

En el momento de escribir una novela, pensaremos en qué tipo de personajes principales deseamos que lleven los actos de la trama y qué personalidad tienen la posibilidad de aguantar todos ellos. Entre otras cosas, no tendría sentido que un militar tuviera miedo a la supervivencia, ya que si ya fué entrenado, no podrá tener alguno de los miedos por los que puede padecer otra persona, una como nosotros.

Si lo pensamos, quienes fuimos educados en un ámbito civilizado y ajeno de la necesidad de tener una preparación más allá de la que nos vendrá bien en nuestro día a día, no vamos a tener por qué entender de caza. Entre otras cosas, si jamás nos han enseñado a disparar un arma, o no vamos a tener por qué entender conducir una radio o transmisor, si jamás nos vimos en la tesitura de requerir asistencia.

Por esto, cuando le ofrecemos vida a un personaje, le ponemos un nombre, contamos su crónica y le añadimos aspectos de personalidad y psicología, debemos reflexionar en que todo lo que hace debe tener un sentido lógico. Sí, algún persona en una historia puede llevar a cabo lo que desee el creador que realice, mientras que no sea absurdo. Oséa, los individuos de una novela tienen que ser creíbles.

Tanto si tu intención es hacer nuevos individuos, como investigar cómo son y por qué se comportan como lo hacen, esto es lo primero que tienes que tener claro. Para que encajen los hechos de una novela, los individuos tienen que lograr realizar lo que hacen, reaccionar como reaccionan y accionar según su lógica.

También es verdad que no se debe confundir la lógica de la psicología de los individuos con lo estereotipado. Vamos a argumentar esto mejor para que el criterio no les líe.

Por un lado, poseemos al personaje estereotipado. Por ejemplo, el quiere de casa que todo lo sabe en relación al precaución de los hijos, que cocina mejor que ningún otro personaje y que actúa con los demás como si fuera la madre de todos. Bien, esto sería un estereotipo, oséa, es lo que se estima de ella porque entra dentro de un cliché.

En el momento de desarrollar un personaje que deseamos que sea quiere de casa, pero que no caiga en el estereotipo y así logre sorprender al lector, tenemos la posibilidad de decir que su afición no es la cocina, inclusive tenemos la posibilidad de llevar a cabo hincapié en que, más allá de ser quiere de casa, domina lo justo para ofrecer de comer a su familia. Como aficiones, podríamos decir que le encanta el boxeo, que inclusive lo ejerce en el hogar, que en una de las habitaciones hay uno de esos sacos gigantes con los que entrenar.

Deja un comentario