La zorra y las uvas

La zorra y las uvas

 

Leer cuento:    La zorra y las uvas

F√°bula de la zorra y las uvas

Adaptación de la fábula de Esopo

Cuenta la f√°bula que, hace muchos a√Īos, viv√≠a una zorra que un d√≠a se sinti√≥ muy agobiada. Se  hab√≠a pasado horas y horas de aqu√≠ para all√°, intentando cazar algo para poder comer. Desgraciadamente, la jornada no se le hab√≠a dado demasiado bien. Por mucho que vigil√≥ tras los √°rboles, merode√≥ por el campo y escuch√≥ con atenci√≥n cada ruido que surg√≠a de entre la hierba, no logr√≥ olfatear ninguna presa que llevarse a la boca.

Lleg√≥ un momento en que estaba harta y sobrepasada por la desesperaci√≥n. Ten√≠a mucha hambre y una sed tremenda porque adem√°s,  period un d√≠a de bastante calor. Deambul√≥ por todos lados hasta que al fin, la suerte se puso de su lado.

Colgado de una vid, distingui√≥ un racimo de grandes y apetitosas uvas. A la zorra se le hizo la boca agua ¬°Qu√© dulces y jugosas parec√≠an! ‚Ķ Pero hab√≠a un problema: el racimo estaba tan alto que la √ļnica manera de alcanzarlo period dando un gran brinco. Cogi√≥ impulso y, apretando las mand√≠bulas, salt√≥ estirando su cuerpo lo m√°s que pudo.

No hubo suerte ¬°Ten√≠a que concentrarse para dar un salto mucho mayor! Se agach√≥ y tens√≥ sus m√ļsculos al m√°ximo para volver a intentarlo con m√°s √≠mpetu,  pero fue imposible llegar hasta √©l. La zorra empezaba a enfadarse ¬°Esas uvas maduras ten√≠an que ser suyas!

Por mucho que salt√≥, de ninguna manera consigui√≥ engancharlas con sus patas ¬°Su rabia period enorme! Frustrada, lleg√≥ un momento en que comprendi√≥ que nada pod√≠a hacer. Se trataba de una misi√≥n imposible y por all√≠ no hab√≠a nadie que pudiera echarle una mano. La √ļnica opci√≥n, period rendirse. Su pelaje se hab√≠a llenado de polvo y ramitas de tanto caerse al suelo, as√≠ que se sacudi√≥ bien y se dijo a s√≠ misma:

‚Äď ¬°Bah! ¬°Me da igual! Complete‚Ķ ¬ŅPara qu√© quiero esas uvas? Seguro que est√°n verdes y duras como piedras! ¬°Que se las coma otro!

Y así fue como la orgullosa zorra, con el cuello muy alto y creyéndose muy digna, se alejó en busca de otro lugar donde encontrar alimentos y agua para saciar su sed.

Moraleja: si algo es inalcanzable para ti o no te ves capaz de conseguirlo, no debes culpar a los demás o a las circunstancias. Es bueno reconocer y aceptar que todos tenemos muchas capacidades, pero también limitaciones.



La zorra y las uvas – F√°bulas.
(c)

CRISTINA RODR√ćGUEZ LOMBA

 

Array
(
)

Audiocuento   La zorra y las uvas

 

Ver videocuento   La zorra y las uvas

Cuento interactivo    La zorra y las uvas

Ilustración - 1
Ilustración - 3

El navegador que utilizas está desactualizado. Las locuciones no pueden reproducirse. Instala la ultima versión del navegador Google Chrome para aprovechar de todas las funcionalidades de los cuentos interactivos