Resumen del libro 13 Almas

13 Almas

Sara de Miguel

“Resulta atrayente que siempre que alguien me pregunta a qu√© me dedico, y contesto que soy psic√≥loga de cuidados paliativos, autom√°ticamente se cambia de tema. nadie me pregunta por mi trabajo, nadie quiere o√≠r comentar de patolog√≠a, ni muy menos de muerte, cuando lo √ļnico seguro en nuestra vida es que moriremos”.

Sin embargo, es de eso de lo que habla Sara de Miguel en este libro de hechos reales: de su trabajo, de patología y de muerte. Los primeros doces capítulos están aplicados a 12 pacientes y llevan por título su nombre. No solo trata a la multitud cuya patología por el momento no tiene cura, también a los familiares, bien porque necesitan asistencia para sobrellevar la próxima muerte de sus populares cercanos, bien porque ya la han sufrido y no tienen la oportunidad de superarla.

Sara cuenta c√≥mo, tras llamar a su puerta, conoce a los pacientes. Los define f√≠sica y an√≠micamente, nos comunica su cr√≥nica y la manera en que ella, como profesional, los trata; tambi√©n sus propios sentimientos. Adem√°s de Sara, m√©dicos y enfermeras asisten a los enfermos a domicilio, y tienen un colosal papel en sus √ļltimos d√≠as y en el acompa√Īamiento a los familiares. En el desenlace de cada cap√≠tulo, la autora asistencia la lecci√≥n que le ense√Ī√≥ esa persona y su reflexi√≥n personal.

El √ļltimo cap√≠tulo, el decimotercero, es una biograf√≠a de nuestra Sara: resumen de su ni√Īez y juventud, las causas que la llevaron a elegir su profesi√≥n y c√≥mo la ha vivido hasta el d√≠a de hoy.

Es un libro con una carga emocional m√°xima, por dos motivos: uno, el cubrir que son hechos reales, que cada historia la ha vivido y sufrido un sujeto y su √°mbito, y alguno con un m√≠nimo de empat√≠a tambi√©n la sufre al leerla; dos, que es algo que ¬ęle podr√≠a pasar a cualquiera¬Ľ. No son ancianos que se apagan porque el cuerpo no da m√°s de s√≠, son mujeres, hombres, j√≥venes, ni√Īos y ni√Īas de diferentes edades, a los que detectan una patolog√≠a a la que no logran vencer. Lo dicho: podr√≠amos ser alguno, podr√≠a ser alg√ļn sujeto cercano, y ese miedo angustia.

Profundiza en las pretenciones de la multitud cercanas a la desaparici√≥n y de su c√≠rculo m√°s √≠ntimo, pero tambi√©n nos hace ver a los expertos en diferentes ramas de la salud que las atienden y les dan la mano hasta el √ļltimo momento. Profesionales que, a su vez, tienen su propia vida y fantasmas m√°s all√° de su trabajo. Detr√°s de cada t√©rmino (enfermo terminal, enfermera, m√©dico, psic√≥loga‚Ķ) hay muy m√°s, hay miedo, promesa, tristeza, aspiraciones‚Ķ

Llama la atención la prosa fácil y directa de Sara, no adorna ni ahonda en la desgracia para encontrar un efecto más trágico o sobrecogedor. Con un lenguaje claro y una manera natural de comentar sobre sus vivencias y la desaparición, sus cuentos son muy conmovedores.

La muerte existe, y omitir comentar de ella no hace que desaparezca. Al contrario, contemplar lo que hay antes, alrededor, y lo que deja despu√©s a trav√©s de una colosal profesional ‚ÄĒy con seguridad colosal persona‚ÄĒ como Sara de Miguel asiste para aceptarla, y por consiguiente encararla y tolerarla con menor contrariedad.

“Mi m√°s grande estudio estos a√Īos fu√© que si escuch√°ramos m√°s a la multitud que se aproximan a la desaparici√≥n, les ayudar√≠amos a fallecer mejor. Y m√°s que nada, que si escuch√°ramos m√°s a la multitud que se aproximan a la desaparici√≥n, aprender√≠amos a vivir mejor”.Enviado por:
Luna Paniagua

Curiosidades:

Sara de Miguel es psic√≥loga de profesi√≥n y se asegura autora entusiasta y apasionada de la vida. Trabaj√≥ de coordinadora en una central de urgencias m√©dicas, ejerci√≥ de psic√≥loga en una unidad de salud psicol√≥gica, fue durante dos a√Īos coordinadora del grupo de psic√≥logos de emergencias y hoy en dia trabaja como psic√≥loga de cuidados paliativos domiciliarios.