Resumen de “21 relatos del acoso escolar”

21 cuentos contra el acoso escolar

“Mientras permanezca la atrofia del niño por las tinieblas, los libros como este podrán no ser inútiles”, escribió Victor Hugo en el prólogo de su novela Los miserables. (Fernando Marías)

El acoso escolar es la crueldad mantenida en el tiempo por “enfermos sociales” contra una víctima que atrapada en el silencio y la tortura acaba destruida.
Si eres escolar, padre, madre, educador, abuela, sensible…lee todos los cuentos, no te pierdas ninguno, su calidad literaria, su conocimiento, su hondura son todo un tratado que inmuniza contra la parálisis del terror y te ayudará a la movilización contra la injusticia discreta de todo lo que circunda al acoso escolar y no escolar.

 

21 Relatos

  • Chico omega de César Mallorquí: ” ¡Ring-ring! Vamos dormilón, espabílate, está sonando el despertador”.
  • Aprende de Espido Freire: “A mí jamás me compraron un perro. Si tuviera uno, en este exacto instante me defendería”
  • La distingue de Lola Beccaria: ” En el coche sonaba una canción de Bob Dylan. The answer, my friend, is blowing in the wind”.
  • En tierra de nadie de Monserrat del Amo: ” Pedro, un patojo de un pueblo del interior de Guatemala , acaba de llegar a la localidad más considerable”
  • ¿Conocéis a Silvia? de Marta Rivera de la Cruz: “No puedo creer que no sepáis quien es Silvia”
  • Pasarse de la raya de Andreu Martín: ” Suena el despertador y, de manera simultanea, la voz de mamá que le ten presente que se llama Rufino”.
  • Las dos caras de la moneda de Elena O’Callaghan i Duch: “Eres una mierda y nadie te quiere”.
  • Un poco de simetría de Lorenzo Silva: “Helos aquí. A través de los orificios practicados en aparatoso parapeto plástico tras el que oculto mis facciones, los veo venir hacia mí como una horda enloquecida y desenfrenada”.
  • Tú, no de Martín Casariego: “La hora del recreo. La conveniente hora de la día escolar. Para todos, excepto para él”.
  • No lo entiendo de Ricardo Gómez: “No lo entiendo. El día empezó de lo más recurrente”
  • Figura de carbón de Alfredo Gómez Cerdá: “No me percaté hasta el día 15 de marzo. Entré en clase y vi una de mis compresas pegada en la pizarra”.
  • Martina de Ana Alcolea: “Mañana Martina empieza el colegio”.
  • El asegurador de Gustavo Martín Garzo: “En el colegio nos llamábamos por los apellidos”.
  • Fidel Castro y el general Moscardó de Carlo Frabetti: ” Yo era el “italianini” el único extranjero del colegio”.
  • Sueño cumplido de Ana Alonso: “Hay que llevarlo a cabo” murmuró Dani subiéndose la cremallera de la chupa”.
  • La luciérnaga de Elia Barceló: ” Cuando oyó la llamada en la puerta de su despacho”.
  • Moraíto como un lirio de Gonzalo Moure: “El primer mandamiento es no levantarse, vencer a la luz con la intención de tinieblas”.
  • Pelo paja de Rosa Regás: ” No soy con la aptitud de acordarse cuándo comenzó la narración de mi pelo rubio”.
  • Memoria de Jordi Sierra i Fabra: “Aquel día de 1961 escuché las peores expresiones de toda mi vida”.
  • Marcar un gol de Care Santos: ” Sé amable con los empollones de la clase, porque hay muchas configuraciones de que finalizes realizando un trabajo para uno de ellos (Bill Gates)”.

 

Analisis y Resumen

Como el lenguaje y las críticas admiten arreglar problemas sociales?

El acosos escolar es un tema que cada vez esta sonando más, cada vez entendemos de más casos del recurrente bullying, y de sus victimas y consecuencias que esta ocasionando. En esta situación se hablara sobre el libro 21 cuentos del acoso escolar, el cual como dice el titulo nos comunica historias de niños que han sufrido acoso escolar, niños que han sufrido física y sicológicamente este fenómeno, el cual se transporta acabo en los establecimientos educacionales y se traspasa afuera de estos.

En este comentario se comparara dos cuentos muy increíbles del libro, uno llamado ¨Chico Omega¨ por César Mallorquí, y el otro que se titula ¨Las dos caras de la moneda¨ por Elena O`Calaghan i Duch, dos cuentos con desenlaces completamente diferentes, pero tan semejantes en algunos puntos, lo que se significa con eso, es que el tema y el sentimientos en deber son muy parecidos, pero en relación a como se transporta a cabo la historia y como termina el desenlace es muy distinto.

Chico Omega

El ¨Chico Omega¨ habla sobre un niño tímido, y introvertido, el cual sufre de acoso escolar, y el mismo se compara con un lobo Omega, el lobo que ocupa el rango mas bajo en la escala recurrente de la manada, el blanco de todas las burlas sociales así que el señala en esta parte del relato ¨(…)Por debajo de los lideres está el macho o la hembra beta, que solo muestra obediencia a los alfas, y así sucesivamente. En oportunidades, hay un rango marginal llamado omega. El lobo omega ocupa el ultimo puesto de la manada y el el blanco de todas las agresiones sociales. Victima del desprecio de sus congéneres, el lobo omega adopta una actitud de sumisión persistente y puede finalizar abandonando el grupo para volverse solitario (…) ” [1] Acá habla de cómo el es el lobo omega el solitario, la victima de las burlas de sus compañero de clase. Este relato termina en que el niño no soluciona sus problemas, no se acerca a contarle de este acoso a sus padres, ni a sus instructores, entonces el acoso no para y siempre termina en lo mismo.

 

Las dos caras de la moneda

¨Las dos caras de la moneda¨ habla sobre una niña llamada Ana la cual de algún forma sufre de acoso escolar, es una niña la cual esta muy insegura de si misma, todo lo citado por el acoso escolar, que ella sufre recurrentemente, por las niñas de más grande popularidad de su curso, ella intentaba mencionarle a su madre por lo cual estaba pasando, pero su madre llamada Isabel no le creía, y decía que era muy exagerada, y que no le tenia que sugerir tanta consideración, lo mismo que su tutor le decía, pero ni uno se daba cuenta de la intensidad de este problema, y cuanto Ana sufría. ¨(…) Yo empecé a llorar aterrorizada. Dejadme pacificamente por favor ¿ Que les he hecho? Pero siguieron avasallándome y riéndose de mi miedo. – Llorona cobarde te estas cagando ¿verdad? Já ja ja esto no es nada! Una palabra mas y te rajamos la cara (…) Después de lo de ayer, no entiendo cómo mamá aún sigue diciendo que soy yo la que se toma las cosas a la tremenda. Entonces ¿Por qué me llevo ayer al hospital? ¿ Por qué estoy en este exacto instante en el sitio de vida cuando debería estar en el colegio? (…) ¨[2] Este cuento termina en que por comentar tanto con su madre, termina cambiándose de colegio, algo que la logró muy feliz y que termino con su problema de acoso.

La distingue entre los dos desenlaces es muy aparente, es la acción de los humanos que cambia el transcurso de la historia, en el ¨Chico Omega¨ el niño no le contaba a nadie lo que sucedía con el y sus compañeros, y al no contarle a nadie su situación jamás cambio, en cambio en ¨ ámbas caras de la moneda¨ Ana reitera que contarle su problema a su madre y ella en el desenlace termina con el problema de Ana en la escuela, y ella supero el trauma.

Finalizando el comentario, se puede deducir que comentar con alguien sobre el acoso escolar puede ser una colosal solución para este problema, no solo en cuentos, si no que en la vida real, porque si no se lo cuentas a nadie no hay forma que el resto sepa, primordialmente si es un sujeto introvertida. Los dos cuentos demuestran y aseguran esto, ya que todo cambio por contarle el problema a alguien.