Biografía de Homero y sus obras más relevantes

Homero es el poeta difícil más singular, admirado e imitado por la mayoría de los practicantes de las artes, llegó a ser un experto, filósofo y tomado como supervisión de vida por los eruditos de su tiempo; sus proyectos tienen en el interior entre varios temas de interés, razonamientos sobre los títulos humanos y divinos, los hábitos sociales y prácticas que se transforman en leyes.

 

Indice De Contenido [Ocultar]

  • 1 Inmersi√≥n
  • 2 Historia de Homero
    • 2.1 Etimolog√≠a
    • 2.2 Datos aportados por la tradici√≥n vocal
    • 2.3 Investigaci√≥n formal
  • 3 Proyectos atribuidas a Homero
    • 3.1 Dataci√≥n de sus obras
    • 3.2 Redacci√≥n de los Poemas Hom√©ricos
  • 4 La cuesti√≥n Hom√©rica
    • 4.1 La dispositivo en la obra de Homero
    • 4.2 La creaci√≥n de los Poemas
    • 4.3 Geodes√≠a Hom√©rica
    • 4.4 Puntos caracter√≠sticos de la Obra de Homero
  • 5 Dialecto Hom√©rica
  • 6 Homero el fil√≥sofo
  • 7 Homero y Hes√≠odo
  • 8 Predominaci√≥n de la obra de Homero en la letras griega
  • 9 Proyectos de Homero
    • 9.1 La Il√≠ada
    • 9.2 La Odisea

Inmersión

Homero es como una luz que ilumin√≥ un mundo bello que se encontraba sin luz, con su exquisita poes√≠a y cantos, dio impulso a las expresiones culturales que han comenzado a manifestarse inspiradas por la musa √©pica del hombre que inici√≥ todo, el poeta dif√≠cil cuyas proyectos siguen en vigencia a√ļn el d√≠a de hoy.

Fue el escritor difícil Homero quien abrió las puertas a la hermosura de las expresiones expresadas por medio de la poesía y las proyectos en una novelística inigualable que pertenece a magníficos ejemplos de la letras clásica; usando con singular sincronía los medios mitológicos, terrenales y de la civilización de la sociedad universal.

El planeta siguió los pasos de Homero, su musa inspiradora ha tocado de cerca la visión de congruo masa que tienen el privilegio de poder expresarse a través del arte en alguno de sus formas; y de los que la pasan perfectamente de las increíbles proyectos que se desarrollan producto de todo este caudal de imaginación, que engrandece la vida, el planeta y el alma.

Homero es el inteligencia constructor de las considerables proyectos de la letras, que están repletas de ilusionismo, con ese toque cultural que engancha y que de forma capaz entretiene a todos los que quieran sumergirse en el planeta de las sensibles expresiones de simpatía y arte clásico.

Fue un pionero, un hombre con un don inalcanzable para la escritura, de forma llamativo y singular combinaba las expresiones a exitación para hacer proyectos literarias que han permanecido en la individuo del colectivo ya hace muchísimos abriles, triunfando al paso del tiempo y realizando atavío de una increíble modernidad.

 

Sus dos poemas épicos más célebres: la Ilíada y la Odisea, son un caso de muestra de lo que este experto difícil ha podido hacer, con los argumentos filosóficos de su banda, se cambiaron en guías que orientaban a sus leales leyentes en un alucinación de conocimiento cultural y personal.

La Ilíada y la Odisea son poemas en los que héroes griegos son tratados como seres particulares con poderes sobrenaturales, que los acercaban con solemnidad al planeta de los dioses, quienes se entretenían observando e interviniendo en la vida de los humanos normales con la majestuosidad de su presencia.

Estas proyectos nos abren el pensamiento y nos hacen que naveguemos en un interminable regreso a casa, empachado de sirenas, cíclopes y otros peligros que se tienen que sortear con astucia mas no con fuerza, encima enterarnos de las pretenciones de un enamorado de robarse a una hermosa mujer ocasionando una conflicto que duraría abriles.

Las proyectos de Homero no solo entretienen sino que est√°n pensadas para ense√Īar, por ejemplo cosas, t√≠tulos, ya que √©l quer√≠a comunicar su visi√≥n de la vida, aplicando h√°bitos sociales que hicieran distinguirse la dignidad, el valencia, la empat√≠a, la solidaridad y el compa√Īerismo y el trato sincero entre los hombres; con esos t√≠tulos escenciales todos los sistemas pol√≠ticos y sociales que se impongan ser√°n siempre acatando a todos por igual.

Homero enfoc√≥ sus proyectos en temas tan recurrentes para la √©poca como el destino, que se cumpl√≠a siempre, sin importar lo que el hombre se empe√Īara en hacer; esto igualmente se relacionaba de forma directa con la superioridad de los dioses, que pod√≠an cambiar completamente la verdad de los humanos a intenci√≥n, solo para mostrar cu√°n inferiores somos en un mundo gobernado por seres divinos.

 

El admirado y criticado Homero, fué analizado e imitado por todos los poetas, filósofos y estudiados en las distintas ramas del arte; todos generalmente mencionan a este hombre como el poeta por ejemplo de las proyectos de letras clásica. En las siguientes líneas de nuestro artículo presentaremos la atrayente vida de este inteligencia difícil, que está llena de secreto, singularidad y medios fantásticos, al punto en que se duda de su propia vida histórica.

Historia de Homero

Homero (en dif√≠cil antiguo¬†ŠĹćőľő∑ŌĀőŅŌā H√≥mńďros), fue un fil√≥sofo y escritor que naci√≥ en el siglo VIII; un c√©lebre creador que impresion√≥ al planeta con su canto en prosa y versos magn√≠ficos y et√©reos, que principalmente marcaron un antiguamente y un luego en la letras cl√°sica.

En la vida de Homero logramos advertir la atrayente combinaci√≥n de situaci√≥n y mitos que fueron pasando de un individuo a otra por medio de la tradici√≥n vocal, dando origen a toda una ep√≠grafe que pira la atenci√≥n a√ļn en nuestros d√≠as.

Los cuentos sobre Homero, afirmaban que una patolog√≠a le hab√≠a dejado invidente, que era un hombre infinitamente sabio y calmado, seguro de s√≠ mismo y con congruo que asegurar. Ya que es un √≠cono cultural, varios sitios afirman que en sus tierras naci√≥ este c√©lebre creador, pero hay todav√≠a inquietudes de d√≥nde ha podido deber venido al planeta este sabio dif√≠cil; sitios como Qu√≠os, Esmirna, Colof√≥n, Atenas, Argos, Rodas, Salamina, Pilos, Cumas e √ćtaca, se demuestran este privilegio.

Etimología

‚ÄėH√≥mńďros‚Äô ¬†tiene una etimolog√≠a derivada del idioma dif√≠cil cl√°sico que se hablaba en la regi√≥n de Jonia, fundamentalmente en el centro del Egeo y la Isla de Eubea. Todav√≠a procede del e√≥lico, el cual se encuentra en el interior de las lenguas conocidas que est√° relacionada √≠ntimamente con el dif√≠cil cl√°sico; siendo este usado en la Costa de Asia Peque√Īo, Tesalia, Beocia, Lesbos y otras colonias griegas.

 

El nombre en s√≠ es una modificaci√≥n j√≥nica del dialecto e√≥lico ‚ÄėHomaros‚Äô, que tiene como concepto m√°s acertado la palabra reh√©n, prenda o fianza. Algunas teor√≠as afirman que este nombre se relaciona de forma directa con una sociedad de poetas que era emplazamiento los ‚ÄėHom√©ridas‚Äô, cuyo concepto as√≠ es el de ‚ÄėHijos de rehenes‚Äô , forma como se designaba a la descendencia de los prisioneros apresados a lo dilatado de las guerras.

Seg√ļn la tradici√≥n, estos prisioneros de conflicto no gozaban de la seguridad congruo para enviarlos al campo de conflicto, presenciaban los hechos de primera mano y como no estaban en aventura de asesinato, se les ped√≠a que recordaran la poes√≠a √©pica de la regi√≥n y los hechos que brindaron empleo a estas versos inspiradores.

Otro relato vocal recomienda que su nombre procede de un solaz de expresiones que se proviene de la expresi√≥n ‚ÄėHo me horon‚Äô que significa el que no ve o el invidente.

Datos aportados por la tradición vocal

En el popular himno Hom√©rico a Apolo, Delio se se refiere a ¬ęun ciego que reside en Qu√≠os, la rocosa¬ę, otro antecedente que es importante en este sentido es el del poeta egl√≥gico Sim√≥nides de Amorgos quien asegura que es ‚ÄėHomero el hombre de Qu√≠os‚Äô, atribuy√©ndolo a uno de los versos de la c√©lebre Il√≠ada.

¬ŅPor qu√© me cuestiones mi ralea? Como el ralea de las hojas soy

Este enigmático verso pasó a ser un sentencia en la época clásica, que se incluyó en el equipaje cultural del pueblo difícil; el sabio Luciano de Samósata protege la teoría de que este pasaje de la novelística tiene relación más perfectamente a un babilonio enviado a Grecia como rehén y que de allí procede su nombre.

 

En la tradición transmitida de forma vocal por los pobladores de Chipre, quienes igualmente reclamaban para su tierra el privilegio de deber pasado emanar a Homero, relataban una historia donde se confirmaba que una mujer que nació y vivió en estas tierras, emplazamiento Temisto, en teoría era la causa de Homero, y que Euclo había citado el arranque de Homero en sus profecías:

¬ęY entonces en la costera Chipre existir√° un enorme cantor,
al que dar√° a luz Temisto en el campo,‚Äč divina entre las mujeres,
un cantor muy ilustre remotamente de la muy rica Salamina.
Dejando Chipre mojado y llevado por las olas,
Cantando él solo el primero las glorias de la espaciosa Hélade
Ser√° inmortal por siempre y no conocer√° la vejez¬Ľ

Pausanías: Descripción de Grecia

Alceo de Mesene, el popular poeta Helenístico, asigna a la futuro composición poética corto emplazamiento epigrama, la razón de que Homero sea de origen Salaminio, correcto a que en la carácter del poema, nuestro filósofo lo niega rotundamente:

Ni aunque el martillo aparecer como Homero de oro me hiciera entre rayos flameantes de Zeus, soy ni seré salaminio ni el hijo de Meles lo será de Demágoras; ¡tal la Hélade lo vea! Con otro poeta probad; y mis versos nosotros a los Helenos, Musas y Quíos, cantadlos.

Alceo de Mesene: Epigrama 555

 

Para retener el sitio donde se caus√≥ la desaparici√≥n del c√©lebre Homero, hay numerosas teor√≠as, de la misma forma que para retener su arranque, seg√ļn se asegura el √≥bito del padre de la letras √©pica data del Siglo V A. C.

Algunos afirman que fue en la Isla de √ćos, pero Pausan√≠as, hombre viajero que recopila tradiciones orales ancestrales, nos acento de una escultura de Homero llevada a mango en bronce que est√° colocada sobre una castro en el Templo de Apolo en la asiento de Delfos, donde igualmente hay un or√°culo que acento sobre el tema:

¬ęDichoso e infortunado, ya que naciste para cambiar cosas,
Buscas una nación. Tienes una tierra oriundo, pero no una nación.
La isla de √ćos es la naci√≥n de tu causa, que cuando mueras te recibir√°. Pero vigila el enigma
de los j√≥venes tipos.¬Ľ

Pausanías

Cerca de destacar que en la Isla de √ćos hay un sepulcro atribuido a Homero, y en otro empleo no muy distante est√° otro sepulcro popular, el que forma parte a Cl√≠mene, quien seg√ļn la tradici√≥n del empleo es la causa de Homero.

Al final debemos Pausan√≠as, el historiador y ge√≥grafo lidio, revela su desagrado de escribir sobre la √©poca donde vivi√≥ Homero y el igualmente poeta y fil√≥sofo Hes√≠odo, correcto a que cree que seg√ļn su apreciaci√≥n personal, hay que tener respeto por conducir la informaci√≥n con alguna censura.

¬ęSobre la √©poca de Hes√≠odo y de Homero, he indagado amablemente y no me es interesante escribir sobre ello, porque conozco el af√°n de censura de otros, m√°s que m√≠nimo de los que en mi tiempo se llenan de la composici√≥n de poemas √©picos.¬Ľ

Pausanías

 

El per√≠odo Helen√≠stico, igualmente llamado Helenismo, es una √©poca hist√≥rica que est√° definida cronol√≥gicamente por dos hechos indispensables en el √°mbito pol√≠tico de la caducidad, el primero de ellos fue la desaparici√≥n del l√≠der Alejandro Colosal, que sucedi√≥ precisamente en el a√Īo 323 Anta√Īo de Cristo; en tanto que el segundo corresponde al suicidio de la soberana y reina de Egipto Cleopatra VII¬†contiguo a su apasionado Entorno Antonio luego de que fueran derrotados en la conflicto de Accio en el a√Īo 31 A.C.

Tomando presente esta relato hist√≥rica, exactamente no se tiene conocimiento de los datos que revelar√≠an el secreto del empleo y t√©rmino de arranque de Homero; solo se conoce que al inicio del per√≠odo Helen√≠stico surgieron biograf√≠as que conten√≠an cuentos que se fueron transmitiendo entre generaciones con apariencia de cantos habituales que narraban la vida del sabio invidente, estos versos eran muy distintos y nones concordaban del todo, el √ļnico punto en global era que se trataba del mismo m√≠tico personaje.

Una de las más conocidas es la afirmación dada en la tradición vocal de la Phytia, quien era una Suma Sacerdotisa del Templo de Apolo en Delfos, igualmente popular como el Oráculo de Delfos; ella proporciona una respuesta al cuestionamiento del Emperador Adriano sobre datos concretos sobre la procedencia de Homero y de su ascendencia, específicamente, ella argumenta:

¬ęMe cuestiones por la ascendencia y la tierra naci√≥n de una inmortal sirena. Por su vivienda es itacense; Tel√©maco es su padre y la nest√≥rea Epicasta su causa, la que alumbr√≥ con congruo al hombre m√°s sabio de los fatales.¬Ľ

Investigación formal

Homero es un personaje importantísimo para la letras clásica y para las artes generalmente, se acento principalmente de un escritor, filósofo y aedo (poeta o cantor) que inició todo un movimiento cultural tan importante para la época que sus escritos eran de estudio obligación para la formación de los jóvenes.

Por lo universal los alumnos griegos debían estudiar de memoria los más de 27 000 versos que conforman las proyectos más importantes de la autoría de Homero como lo son: La Ilíada y la Odisea; de las cuales eran extraídos los argumentos morales, culturales y conocimiento de historia que eran consideradas como educación obligatoria, lo cual nos revela lo considerable que era Homero y sus proyectos para la civilización de la época.

 

Sin importar su consideración, hoy en día no se tiene seguridad de sus orígenes, datos indispensables como el sitio y término de arranque o su definitivo nombre, están todavía en recurrente discusión abierta.

Los √ļltimos estudios completados llegaron a un consenso sobre el sitio de arranque de Homero, teniendo en cuenta los resultados de las indagaciones, Homero debe ser originario de alguna regi√≥n de la regi√≥n de Asia Peque√Īo, espec√≠ficamente de la regi√≥n de Qu√≠os.

Exhibe de esto, presuntamente se puede tener en cuenta el increíble conocimiento geográfico que de esta región tiene Homero y que queda plasmado en la Ilíada; igualmente hay un aspecto en el idioma en el que fue escrito el poema, cuya saco es Jonia con medios Eolios.

Para retener una t√©rmino y entablar el a√Īo de arranque de Homero, se hizo una investigaci√≥n arqueol√≥gica donde se encontr√≥ un vaso de cer√°mica en Isquia y que forma parte al a√Īo 755 Anta√Īo de Cristo, el cual tiene una menci√≥n a la Copa de N√©stor. Los hechos sucedidos en el instante luego de la Il√≠ada se ubican cerca del a√Īo 700 Anta√Īo de Cristo, seg√ļn lo establece la Et√≠opide de Arctino de Mileto.

No obstante, seg√ļn todos estos sucesos puestos en visi√≥n, la Il√≠ada tuvo que estar terminada para mediados del Siglo VIII Anta√Īo de Cristo, por lo cual entonces el origen de Homero se ubicar√≠a cerca de la primera centro del Siglo VIII A.C.

 

Uno de los superiores secretos de la vida del sabio Homero, eval√ļa si de todos modos es el √ļnico creador de la Il√≠ada y la Odisea, correcto a que hay teor√≠as de que estos cantos po√©ticos fueron conformados con numerosos autores, o que Homero solo actu√≥ realizando la resumen de varios cuentos por separado.

Esto se origina por que en la Il√≠ada hay algunos temas inconclusos, como esperando de un pestillo magn√≠fico, encima de las diferencias en la lenguaje usada en la escritura de los versos presentes en los cantos, algunos incluidos en la obra sin ning√ļn peso en la historia, cosas que seg√ļn los estudiosos son exhibe de que no se acento del mismo creador.

Como conclusi√≥n, tenemos la posibilidad de asegurar que seguramente se conoce que existi√≥ un poeta llamado Homero, que vivi√≥ cerca del a√Īo 700 Anta√Īo de Cristo y que particip√≥ en la composici√≥n de √°mbas representaciones de la letras cl√°sica que hay, llamadas la Il√≠ada y la Odisea.

Este hombre se desempe√Īaba como rapsodo, el cual tiene un don para controlar las expresiones y construir versos bell√≠simos y perfectamente constituidos; Homero iba a varios sitios en localidades distintas y distantes, recitando estos poemas, caminando ayudado con un cachava que com√ļnmente usan los aedos para percutir el suelo y marcar el ritmo.

 

Obras atribuidas a Homero

Sin importar toda la disputa en relación al origen del creador, el magnífico nuncio intelectual que se asigna es verdadera, correcto a que son incomparables y marcaron el principio de la letras épica, la cual ejerció una predominación en todos los escritores de todo el mundo, sembrando un antecedente universal.

Ya hemos citado √°mbas proyectos m√°s c√©lebres de Homero como lo son la Il√≠ada y la Odisea, igualmente tienen en el interior la herencia literaria del escritor la obra √©pica c√≥mica emplazamiento ‚ÄėBatracomiomaquia‚Äô que tiene como t√≠tulo en castellano ‚ÄėLa guerra de las ranas y los ratones‚Äô; el Corpus de los Himnos Hom√©ricos y otras proyectos que est√°n fragmentadas o con partes perdidas como es la situacion de ‚ÄėMargites‚Äô.

A Homero se le asigna el Per√≠odo √©pico en su integridad, el cual es un compendio de poemas correspondientes a la Pugna de Troya que se le suman a la obra llamativo, as√≠ como igualmente las historias de la gesta heroica de Edipo y los cuentos de la batalla entre Argivos y Tebanos. Es importante resaltar que los historiadores modernos est√°n seg√ļn la inclusi√≥n de las proyectos antiguamente nombradas como herencia del talento creativo de Homero.

Datación de sus proyectos

Al nombrar la palabra dataci√≥n, hablamos a entablar una t√©rmino espec√≠fica para los hechos pasados, asi sea un hecho, un h√°bitat o alg√ļn cosa que se requiera posicionarse en un per√≠odo espec√≠fico de la narraci√≥n de la raza humana.

La datación se usa para conseguir tener seguridad sobre los datos cronológicos ycon este fin se han creado diferentes métodos, como son: el Método de Datación Selectiva, donde se observan los medios a contrastar para entablar la relación aproximada de prioridad y posterioridad, tomando como relato una escalera de tiempo preestablecida; y igualmente el Método de Datación Absoluta el cual se apoya en el examen de un hábitat del que se tiene seguridad en su activar en el tiempo para arrostrar a mango una comparación con otro hábitat.

 

Los distintos métodos de datación que se usan por lo universal para conseguir este propósito, principalmente conforman un figurantes a  las ciencias más indispensables que hay, como lo son: la historia, la arqueología, la orogenia, la paleontología y la astronomía.

En nuestro caso en singular la datación nos asiste a detectar en el tiempo las proyectos escritas por Homero y su relación con otros autores y filósofos de la época.

Testimonios Antiguos

Las tradiciones orales pasadas de gestación en gestación por los aedos y rapsodas encargados de cantar en las calles versos sobre distintos temas de interés universal, tanto políticos como culturales, tenían un hábitat en global: que Homero había sido el primer poeta de la Vieja Grecia.

En la situacion de Herodoto, quien se caracteriz√≥ por citar trozos de los pasajes m√°s emblem√°ticos de los poemas de la Il√≠ada y la Odisea, manifiesta con vehemencia que Homero vivi√≥ unos cuatrocientos abriles antiguamente que √©l, t√©rmino que sit√ļa la presencia del creador cerca del Siglo IX. A.C.

En otra lectura, un poco diferente a lo expresado previamente, Hel√°nico de Lesbos nos declara que Homero era contempor√°neo de los tiempos en que se sit√ļa la Pugna de Troya; sin bloqueo Erat√≥stenes,¬†un sabio dif√≠cil de origen ciren√°ico, asegura que la t√©rmino precisa debe estar un siglo luego de la afirmaci√≥n previo.

 

Otros historiadores menos antiguos, piensan que Homero de todos modos vivi√≥ contempor√°neo a Legislador,¬†congresista¬†Lacedemonio responsable de la creaci√≥n de la Constituci√≥n de¬†Esparta, y Arqu√≠loco, ‚Äčun poeta egl√≥gico originario de la isla de Paros.

De todas formas es tema de discusión entablar la cronología entre la presencia de Homero y Hesíodo el considerable poeta, escritor y rapsoda de la Vieja Grecia, los dos considerados como los pilares de la letras clásica en la caducidad; en este respecto el poeta y filósofo Incomprensible llamado Jenófanes y el escritor ateniense Filócoro, distribuyen la teoría que ubica a Homero en un tiempo previo al de Hesíodo.

Pero otros sabios que han estudiado las proyectos del creador as√≠ como √Čforo, Lucio Accio y ‚ÄėCr√≥nica de Paros‚Äė donde se hace constancia de los hechos antiguos en orden cronol√≥gico,¬†sit√ļan a Homero en tiempos diferentes, entre otras cosas, la tard√≠a obra atribuida a Homero y Hes√≠odo,¬†emplazamiento ¬ęEl certamen de Homero y Hes√≠odo¬Ľ proporciona impulso a la suposici√≥n de que eran contempor√°neos.

Para sustentar lo previo aparece la Crónica de Paros, un archivo de tipo epigráfico que recopila la esclavitud de eventos en una relación cronológica. Los eventos que tiene en el interior son todos de tipo maravilloso, en diferentes áreas tanto políticas como culturales, que son de importancia en el planeta difícil; en este archivo hay una encima que asegura que Hesíodo es previo a la presencia de Homero.

Varios autores han mencionado la obra de Homero, inclusive antiguamente que el historiador Herodoto, por nombrar algunos poseemos a: Heráclito, Teágenes de Regio, Píndaro, Semónides y Jenófanes.

 

Como apunte interesante, el gobernador Clístenes considerado como un tirano, prohibió a los rapsodas mostrar su arte en Sición, correcto al contenido de los poemas Homéricos, correcto a que en ellos se honraba a Argos y a los Argivos, novedad que fue documentada por Heródoto.

Redacción de los Poemas Homéricos

La Perduraci√≥n Oscura de Grecia, que va desde el desenlace de todo el mundo Mic√©nico y comprende hasta la √©poca arc√°ica griega, lo que corresponde precisamente al Siglo VIII Anta√Īo de Cristo, se caracteriza primordialmente por no tener fuentes de informaci√≥n que validen lo que verdaderamente pas√≥ a lo dilatado de estos abriles; ya en el final de esta √©poca y hasta el siglo VI se llev√≥ a mango la redacci√≥n de los poemas atribuidos a Homero.

Siglo VIII A.C.

Por si fuera poca la disputa que existe sobre los datos de arranque de Homero, igualmente hay un polémico enfrentamiento sobre el instante histórico en que sus proyectos fueron puestas por escrito.

En relaci√≥n a esto, se gener√≥ un antecedente luego de que fuera encontrada la ‚ÄėCopa de Nestor‚Äô, un obsoleto envase que tiene caracter√≠sticas particulares, siendo una de las posesiones m√°s preciadas de N√©stor, el maravilloso rey de Pilos.

Esta vasija de Isquia est√° relacionada con un pasaje de la Il√≠ada, el cual fu√© situado en el a√Īo 720 Anta√Īo de Cristo, lo cual provoca que sea interpretado por algunos historiadores como un indicio de que para ese tiempo la obra de Homero ya hab√≠a sido consignada por escrito, esta teor√≠a como era de esperarse igualmente tiene sus detractores, ya que autores como Heubeck y Odo Pavese, refutan completamente que se logre datar a tal conclusi√≥n solo con la inscripci√≥n que fue puesta en el objeto en cuesti√≥n.

 

Otros medios o por lo menos extractos de ellos que se han enfrentado, correspondientes a este período, fueron hallados con la representación de un cíclope siendo cegado por Odiseo; lo cual nos deja una interpretación deducción de que la escenografía en los trozos de cerámica hace honor a este pasaje de la Odisea.

En relación a la poesía arcaica, hay proyectos conocidas que se relacionan de forma directa con la obra de Homero, correcto a que están totalmente influenciado de su pluma; tal es la situacion de un poema de Alceo de Mitilene que cuenta la íra que intensamente invadía a Aquiles, y igualmente un escrito de Estesícoro que nos muestra los sentimientos de Helena cuando se dirige a Telémaco para ofrecerle las buenas novedosas de que la Diosa Atenea ha dispuesto todo para su regreso.

Siglo VII A.C.

Siguiendo con los argumentos del tiempo en que se pusieron por escrito los poemas Homéricos, hay un agrupación de estudiosos que deduce, con saco en la relato que hay en el texto de la Ilíada con destino a la asiento de Tebas, que los poemas lograron haberse escrito luego de que se efectuara la conquista de esta asiento por el rey Asirio Asurbanipal; encima esta teoría tiene en el interior que en los versos de la obra hay algunos pasajes que relatan algunas tácticas de los hoplitas, que han comenzado a estilarse desde el Siglo VII.

En la Odisea, hay un pasaje que hace menci√≥n a la asiento de Ismaro, que era un tema muy comentado por esos d√≠as del Siglo VII Anta√Īo de Cristo Seg√ļn esto, es improbable que la escritura de los inconvenientes se efectuara m√°s delante, si tenemos en cuenta las abundantes referencias iconogr√°ficas y literarias, tenemos la posibilidad de sostener seg√ļn los historiadores que admiten estas teor√≠as, que antiguamente del Siglo VI ya estos versos hab√≠an sido pasados por escrito.

Siglo VI A.C.

Toda una corriente de pensamientos de eruditos en la materia, dice que la hipótesis válida sobre todas las demás es la que asegura que los poemas Homéricos fueron puestos por escrito desde el Siglo VI A.C.

 

Esta iniciativa dice que las coincidencias entre extractos de la letras o de alg√ļn otra fuente de expresi√≥n art√≠stica, que se hayan considerado como prueba de una t√©rmino previo a la indicada, es simplemente gracias a la predominaci√≥n de la tradici√≥n vocal que poderosamente guiaba todas las proyectos que se realizaban en esta √©poca.

Bajo este supuesto, se tienen la posibilidad de fundamentar algunos testimonios antiguos donde se defendía totalmente que Homero nones vio sus versos escritos. En la época de Pisístrato, gobernador de Atenas, está la secreto para advertir la datación de las proyectos de Homero, ya que estaría irrefutablemente localizada la término de escritura de los poemas a lo dilatado de el reinado tiránico de este monarca, ya en el Siglo VI A.C.

Esta posición fue adoptada desde el Siglo XVIII y fue duramente criticada por lo antiguamente expuesto sobre historiadores que destacan la suposición de la escritura en un período previo, esgrimiendo la iniciativa de que los poemas fueron manipulados de forma indebida en el período de Pisístrato, lo cual tiende a provocar confusión.

La cuestión Homérica

‚ÄėLa cuesti√≥n Hom√©rica‚Äô es el nombre que se le proporciona al enfrentamiento sobre la presencia del creador dif√≠cil Homero. Gracias a la serie de incongruencias, inc√≥gnitas y las distintas teor√≠as que hay √°mbito a distintos puntos de la vida y obra de este hombre; puntos tan elementales como qui√©n o qui√©nes fueron los reales autores de los poemas √©picos m√°s singular como lo son la Il√≠ada y la Odisea, encima de la autor√≠a de otras proyectos atribuidas igualmente al poeta.

Hay debates planteados sobre los medios que hasta la contemporaneidad son un enigma, y están basados en suposiciones, interpretaciones y críticas personales, gracias a la carencia de fuentes científicas confiables, no se tiene seguridad sobre algunos datos que fueron tomados por reales aunque no se está seguro de su validez.

 

Las premisas que se dan a conocer tienen en global un propósito planteado: advertir la respuesta auténtico sobre las incógnitas más recurrentes en esta situación, como quién fue el definitivo creador de los poemas Homéricos y de qué modo creó similar obra.

No obstante, los historiadores están en concordancia en que las proyectos más conocidas de Homero, fueron consecuencia directa de un progreso de fijación y refinamiento de un riguroso material congruo más obsoleto. Uno de los mandatarios de Atenas, el tirano Hiparco, tuvo un papel protagónico en la fijación del contenido antiguamente del siglo VIII, este figurón reformó la tradición de relatar la Ilíada y la Odisea, lo que varios piensan como una lectura redactada de las referidas proyectos del creador.

Esta reforma se llevó a mango a lo dilatado de la Panacea, el cual era un período de fiestas religiosas, artísticas y deportivas que se celebraba anualmente en honor a la Diosa Atenas.

La dispositivo en la obra de Homero

Los filósofos Alejandrinos Jenón y Helánico, luego de catalogar su propia información, concluyeron que las inconsistencias encontradas en la Ilíada y la Odisea tienen la posibilidad de ser un indicativo de que solo el poema épico de la Ilíada fue conformado por Homero; por arrostrar a mango estas aseveraciones, a estos filólogos son conocidos como separadores o corizontes.

Otros profesionales en la ciencia de la filolog√≠a rechazaron esta teor√≠a, hombres como Aristarco de Samotracia, Zen√≥doto de √Čfeso y Arist√≥fanes de Bizancio, son los enormes detractores de las declaraciones dadas por los fil√≥sofos Alejandrinos.

 

La filolog√≠a es la ciencia que se destaca en el estudio de los contenidos escritos escritos, de los cuales se intenta acompa√Īarse las partes que los conforman, de la forma m√°s fidedigno viable para contribuir con esto al equipaje cultural de la regi√≥n.

En nuestros d√≠as, la filolog√≠a Hom√©rica mantuvo diferentes puntos de presencia sobre puntos escenciales del estudio de las proyectos de este creador, estas variedades se agrupan seg√ļn su inclinaci√≥n en diferentes academias.

Entre ellas est√° la Escuela Anal√≠tica, cuyo prop√≥sito escencial es ocuparse a mostrar la carencia de dispositivo que hay en los poemas de Homero. Esta corriente de pensamiento fue iniciada por el Prelado Francois Hedelin, con su obra p√≥stuma emplazamiento Conjeturas Acad√©micas, texto que fue anunciado en el a√Īo 1715, igualmente contribuy√≥ a esta inclinaci√≥n la obra Polegomena Ad Homerum del a√Īo 1795 del creador Friedrich August Wolf.

Bajo esta idea se retoma la vieja teor√≠a sobre la creaci√≥n de las proyectos de Homero, donde se sugiere que son la consecuencia de peque√Īas proyectos de origen habitual y que pasaban de una gestaci√≥n a otra en la civilizaci√≥n cl√°sico a trav√©s de los juglares, aedos y rapsodos.

Tiempo luego comienza una Escuela Neoanalítica en la que se reitera que sostener la posición de que los poemas atribuidos a Homero, son la consecuencia de la resumen y examen de un solo creador. Bajo este criterio, un solo poeta se dedicó a conseguir información y combinarla de forma magnífico para conformar los épicos poemas de Homero.

 

A su vez, hay un criterio que comprende poco de √°mbas vertientes y se considera una visi√≥n de tipo inseparable, donde se argumenta que todos los poemas Hom√©ricos son una fuente de inspiraci√≥n que mantiene una concepci√≥n total, lo cual hace pr√°cticamente irrealizable que sea un d√≥cil compendio de proyectos de √ļltimo envergadura. As√≠ prevalece la iniciativa universal de que un √ļnico poeta tiene la autor√≠a de los dos poemas, siendo Homero el que mejor se ajusta a esta afirmaci√≥n.

La creación de los Poemas

El clasicismo es el nombre que se le proporciona a un movimiento cultural, estético e intelectual desde el criterio de la historiografía, distintivo que se encarga de arrostrar a mango el examen de la historia basado en teorías y técnicas para arrostrar a mango la interpretación precisa de los hechos. Como su nombre lo sugiere, este clasicismo analizó los patrones de arte y del pensamiento de todo el mundo clásico, teniendo sus más enormes exponentes en la Vieja Grecia y la Vieja Roma.

Los incondicionales de las teor√≠a clasicistas est√°n en concordancia en que, m√°s all√° de que no se tiene seguridad fundamentada en datos cient√≠ficos de la presencia de uno o m√ļltiples autores de las proyectos en cuesti√≥n, una verdad incuestionable es que estos poemas son la consecuencia de una complicada tradici√≥n transmitida oralmente de gestaci√≥n en gestaci√≥n, con lo cual se constituye la herencia de la colectividad de la √©poca.

Al investigar la composición y el idioma en el que fueron compuestos los versos de los poemas épicos de Homero, se puede ver una característica resaltante en ellos, como lo es la repetición de oraciones en distintas partes durante la obra y la utilización recurrente de versos terminados organizados en todo el poema.

Estos cantos son tan elaborados y diferentes que no tienen relaci√≥n con la civilizaci√≥n literaria de hoy, lo que la hace t√≠pica de la poes√≠a √©pica caracteristica de las pr√°cticas de la vieja Grecia, donde los pasajes que se repiten eran enseres a los cantantes que hac√≠an sus creaciones callejeras acompa√Īadas con m√ļsica, como una f√≥rmula com√ļnmente usada por los artistas de la √©poca.

 

Como exhibe de la dificultad que existe en estos poemas, debemos comprender que la composición de estas creaciones literarias tienen en el interior reenvíos internos que nos llevan hasta los pasajes específicos que están localizados en otro sitio distante del cual nos encontramos leyendo en el instante, la imaginación en la utilización de las fórmulas literarias en la composición de estos versos es increíble.

Geodesía Homérica

En tiempos de la Vieja Grecia, las considerables proyectos de estilo épico nos daban un concepto de lo que era el planeta popular para ese entonces, en los enormes clásicos se incluían epopeyas que resaltaban un mundo que tenía medios fantásticos y puntos reales que se intercalan incesantemente.

En esta visión singular los individuos de los que se tiene constancia de su vida histórica, compartían importancia con seres mitológicos, Dioses, Semidioses, monstruos y criaturas míticas, los cuales vivían aventuras en sitios que podían ser imaginarios o existir verdaderamente.

Homero tenía la estable convicción de que el planeta se encontraba totalmente cubierto y comunicado por agua; donde el océano era el padre de todos los ríos, mares, fuentes y pozos.

Al hacer un examen de los medios geogr√°ficos en la Il√≠ada, se declara que el creador de esa obra era un profesional en los datos minuciosos de la Costa Turca de hoy, fundamentalmente en el campo de acci√≥n de Samotracia y la del r√≠o Ca√≠stro, muy cerca de √Čfeso.

 

Sin bloqueo, las referencias que se hacen a la pen√≠nsula griega resultan la mayoria de las veces ambiguas y de hecho son muy pocas, a excepci√≥n de la muy descriptiva directorio que enumera los sitios del campo de acci√≥n de la pen√≠nsula emplazamiento ¬ęEl cat√°logo de Naves¬Ľ.

Estos datos del conocimiento geogr√°fico de Homero indican en cierto modo que el creador dif√≠cil era un individuo que naci√≥ y vivi√≥ en la regi√≥n occidental de Asia Peque√Īo, o por lo menos en alguna de las Islas pr√≥ximas a esta ubicaci√≥n.

En el canto II de la Ilíada está el citado pasaje, en el cual tenemos la posibilidad de encontrar enumerados todos los contingentes de las naves de la coalición de los Aqueos, correspondientes a la expedición marcial que luchó en la Pugna contra los Troyanos.

El ‚ÄėCat√°logo de las Naves‚Äô tiene en el interior un total de 178 nombres de sitios en 29 contingentes distintos, delegados por toda la regi√≥n que ten√≠a la presencia del ej√©rcito Aqueo, sin bloqueo, varios de los sitios a los que se se refiere no lograron ser reconocidos por los ge√≥grafos griegos que analizaron dicho pasaje de la obra de Homero, aunque esto no fu√© un indicativo de que la posici√≥n es err√≥nea.

Continuando con el examen de otra de las proyectos célebres de Homero, La Odisea, el creador hace mención de una sucesión de sitios fantásticos, donde Odiseo enfrenta incontables peligros en sus aventuras sobre turbulentas aguas; en su interminable alucinación de regreso a casa, la mayoría de los sitios descritos por el creador son seguramente producto de su imaginación.

 

Aunque en la Biblioteca Mitológica de Apolodoro, archivo donde están recopilados de forma descriptiva y muy completa los pormenores de la mitología griega clásico, desde los antiguos libros sobre el origen del universo hasta la Pugna de Troya, se sugiere que:

Hay teorías encontradas sobre la ruta de Odiseo en sus viajes, algunos contenidos escritos relatan que vagó errante por Libia, por Sicilia, por el Océano o por el Mar Tirreno.

Otro punto helado en la ubicaci√≥n geogr√°fica aut√©ntico en comparaci√≥n a los sitios descritos en la Geodes√≠a Hom√©rica, es el sitio donde est√° la Isla de √ćtaca, la muy querida y extra√Īada naci√≥n de Odiseo; correcto a que no hay correspondencias entre lo descrito por Homero y el panorama de la Isla de √ćtaca de hoy.

Aspectos característicos de la Obra de Homero

La Ilíada y la Odisea son los poemas épicos con que se proporciona inicio a la era de la letras griega clásica; su valencia intelectual y eglógico permaneció en la memoria de la raza humana ya hace cientos de abriles, estas proyectos se han alimentado de los cuentos y narraciones populares que a través de los siglos, las volvieron inicialmente fuertes e atrayentes.

Esto fue viable por medio de la interacci√≥n recurrente de las pr√°cticas y tradiciones transmitidas de persona a persona por los aedos y rapsodas, m√ļsicos ambulantes que sol√≠an relatar o cantar de memoria (y en ocasiones hasta improvisar) estos largos poemas √©picos acompa√Īados con instrumentos de cuerda o con los golpes de un cachava para arrostrar el ritmo, frente un sabido que los escuchaba con emoci√≥n y mucha atenci√≥n, correcto a que era la forma que ten√≠an de nutrirse sobre civilizaci√≥n ya que se desconoc√≠a la escritura.

 

Por las causas antiguamente expuestas, encima de la perfección en la constitución de los versos y la calidad de la obra completa en toda su composición, la Ilíada y la Odisea se consideran como proyectos maestras de la letras universal.

Tanta sincron√≠a y excelencia, unicamente se ense√Īa por la resumen descriptiva de todos los medios habituales que relataban historias sobre la Pugna de Troya, aquellas que los artistas populares fueron entretejiendo y refinando a lo dilatado de abriles, teniendo como resultado una grandiosa obra como la que conocemos y es atribuida al creador.

Más allá de que el creador se ve favorecido de los métodos de transmisión de cuentos vía vocal, el trabajo intelectual de Homero fue inigualable, la composición poética, la composición y la planificación del poema generalmente necesita de un arte sensato y una capacidad asombroso.

Rasgos sociales

El aspecto popular predominante que detalla Homero es el caudillaje, el cual es un tipo de orden predeterminado por un líder popular, político o marcial de una región; lo cual significaba en la sociedad destacada por ser sahariana, que cada asiento tenía uno de estos mandatarios que por lo universal habían heredado su condición de autoridad.

Cada caudillo ten√≠a personal de seguridad, ten√≠a que ver con un s√©quito compuesto por personas que eran consideradas enormemente leales y que en teor√≠a nones intentar√≠an da√Īar a su patriarca; de igual modo cada caudillo disfrutaba de permisos en la distribuci√≥n de las riquezas, en el n√ļmero de concubinas y la distribuci√≥n de las tierras.

 

La autoridad de los caudillos era evidente, ya que las elecciones de tipo político eran discutidas por un consejo que viene en el interior por el caudillo y algunos representantes locales, los cuales luego le comunicaban los resultados de sus negociaciones a la asamblea del pueblo. Todavía presidían las ceremonias de sacrificios para los dioses.

Homero detalla igualmente un tribunal que eval√ļa e imparte raz√≥n sobre los ciudadanos, aunque por lo universal las familias de los comprometidos llegaban a acuerdos privados, cancelando sumas o posesiones en compensaci√≥n por los da√Īos realizados, inclusive si ten√≠a que ver con delitos graves como el homicidio.

Una de las escasas responsabilidades y obligaciones que tenían los caudillos, era que debían sugerir hosting y sostener a otro caudillo que viniera a sus tierras para hacer alguna negociación por el tiempo que durara la misma.

Entre las profesiones a las cuales logr√≥ relato Homero est√°n los Thetes o siervos, los cuales eran principalmente trabajadores que realizaban duras faenas en empleo de unas escasas monedas; igualmente estaban los demiurgos, expertos que trabajaban de forma directa con el sabido, as√≠ como artesanos, heraldos, adivinos, m√©dicos, aedos y m√ļsicos.

Todavía en la sociedad descrita por Homero en sus proyectos, la esclavitud era aceptada como una experiencia global, correcto a que al ser una sociedad sahariana los prisioneros que sobrevivían a sangrientas luchas eran tomados como esclavos por los vencedores; en los poemas se citan ejemplos de comercio de esclavos, de prisioneros y de los nacidos de personas esclavas.

 

Aunque algunos esclavos corr√≠an con mejor suerte que otros, porque era permitido a sus amos proporcionarles casa o alg√ļn perfectamente material por su fidelidad, en ocasiones inclusive se daban casos de mujeres esclavas que cuidaban los hijos engendrados de su due√Īo y gozaban de permisos de mujer.

Por otro banda, los t√≠tulos morales y de √©tica se tienen en el interior en los versos de los poemas de la obra Hom√©rica, la inmaterialidad era muy considerable correcto a que se deb√≠a honrar todo el tiempo a los Dioses para devolver o soliciar favores; se deb√≠a tratar con respeto a las mujeres, a los ni√Īos y a los ancianos, los mendigos no deb√≠an ser maltratados de ninguna forma y se deb√≠a tener respeto por el cenizas de un muerto, as√≠ hubiese sido un enemigo feroz. Todav√≠a el creador se refiere en algunas ocasiones a la incineraci√≥n de cuerpos luego de arrostrar a mango un ritual funerario.

Los Dioses ten√≠an una presencia todopoderoso y pod√≠an intervenir a exitaci√≥n en los hechos humanos, por sus caracter√≠sticas antropom√≥rficas pod√≠an cambiar de forma y transformarse en animales o alg√ļn cosa que les encantar√≠a, para arrostrar a mango su intenci√≥n y enga√Īar f√°cilmente a los humanos, quienes dejaban que rigieran su destino sin contraponer resistor alguna.

Para advertir la prosperidad de alg√ļn Todopoderoso, en la religi√≥n polite√≠sta exist√≠an plegarias y rituales espec√≠ficos, varios de los cuales inclu√≠an sacrificios para conseguir la prosperidad y protecci√≥n divina.

El material m√°s usado era el bronce, m√°s all√° de que se conoc√≠a la dureza del hierro, no era com√ļnmente utilizado; la mayor√≠a de las armas y los veh√≠culos de conflicto eran de este material.

 

Controversia en el aspecto histórico

Hecateo de Mileto, historiador y pionero de la historiograf√≠a, desde el siglo VI Anta√Īo de Cristo se dedic√≥ a luchar con otros pensadores de la √©poca el aspecto hist√≥rico que se encuentra en los poemas Hom√©ricos, explorando las inconsistencias que tienen en el interior los mismos.

Por otro banda, los trabajos arqueológicos completados en excavaciones y posterior examen de los medios encontrados desde finales del siglo XIX, y los documentos del Imperio Hitita son pruebas contundentes de que de todos modos ha podido deber existido un instante en el tiempo donde se suscitara la Pugna de Troya. Aunque no se pudo advertir una prueba que demuestre que se gestara contra los Troyanos un ataque tan minucioso, y menos una expedición de conflicto  que comandaran los atacantes Micénicos contra ellos.

A su vez, una investigación realizada sobre las épicas orales en idioma Croata y en lenguas Turcas demostró que la transmisión vocal de los poemas era preservada hasta que fueron puestos por escrito; otro aspecto que se extrajo de este examen es la continuidad filología entre la escritura micénica y la lenguaje en la están completados los poemas Homéricos.

El extenso enfrentamiento generado por entender a qué época histórica mencionan los hechos relatados en la obra de Homero, está remotamente de datar a un consenso, las corrientes de investigación todavía hoy en día están divididas entre los que afirman que la cosmografía Homérica no posee argumentos reales y que solo es producto de una laboriosa imaginación, y los que aseguran que la obra de Homero recopila la verdad de la civilización Micénica para la época.

Hay un tercer argumento, el de Moses I. Finley un historiador estadounidense profesional en la Vieja Grecia, quien asegura que el planeta Homérico no tiene relación a la verdad micénica ni a la de su propia época, sino más perfectamente a la Perduración Oscura entre los Siglos X y IX A.C.

 

Los descubrimientos arqueológicos han aportado que hay algunos medios que Homero relata en sus poemas que son solo una sección ínfima de la verdad que se vivía en esa civilización ya extinta, relacionado con todos los aportes de todo el mundo Micénico, más que mínimo en el sentido de las institucionalidad y de los hechos de la época.

Las Tablillas Mic√©nicas en Rectil√≠neo B, son principalmente el m√©todo organizado de escritura utilizado como saco del Incomprensible Mic√©nico, desde el a√Īo 1600 hasta el 1110 Anta√Īo de Cristo; precedi√≥ al uso del alfabeto dif√≠cil, y radica en signos sil√°bicos e idiogr√°ficos, para dejar constancia por escrito de transferencias administrativas y de importancia popular.

Los datos aportados por estas Tablillas detallan concordancia entre muchas de las armas que se nombran en la Il√≠ada y la Odisea y las armas reales de la √©poca mic√©nica, sin bloqueo al hacer comparaciones en otras caracteristicas, dan a conocer diferencias indispensables entre el planeta Mic√©nico y la sociedad Hom√©rica. Entre otras cosas, los palacios descritos por Homero son de una dificultad √ļltimo en relaci√≥n a su ordenamiento y no tienen iniciativa de la escritura, cuando de todos modos la aristocracia Mic√©nica era congruo m√°s detallista en este sentido.

Como conclusión tenemos la posibilidad de asegurar que hay tres escenarios en relación a los puntos históricos presentes en la obra de Homero: el planeta Micénico que el poeta comercio de retratar en sus poemas, la Perduración oscura que no posee datos científicos que ubiquen los hechos sucedidos en este período y la época en que vivió efectivamente; no es dócil distinguir en el interior de los versos de los poemas cuál forma parte a cada decorado.

 

Dialecto Homérica

La lenguaje Hom√©rica, igualmente emplazamiento dialecto o¬†Incomprensible Hom√©rico, es una modificaci√≥n del dif√≠cil que fue usada por el creador para crear los versos que tienen en el interior los poemas √©picos de la Il√≠ada y la Odisea; esta lenguaje √©pica era considerada arcaica en el siglo VIII Anta√Īo de Cristo, b√°sicamente este dialecto toma medios de la lenguaje J√≥nica y de la Eolia, y los combina muy perfectamente, alternando formas arcaicas y cl√°sicas para hacer una lenguaje de caracter√≠sticas √ļnicas.

La lenguaje Hom√©rica es un dialecto dif√≠cil fabricado, os√©a, se le dio √ļtil s√≥lo para crear las proyectos Hom√©ricas, sin que haya una constancia hist√≥rica que apoye la teor√≠a de que fue utilizada verdaderamente como un dialecto que de todos modos era hablado por la masa.

Homero utilizó este dialecto llevado por el deseo de que su obra fuera interesante para un riguroso sabido aristocrático y culto, y igualmente obedece a la escazes de tener un ganancia de complejidad y flexibilidad en el estilo de la composición de sus versos, correcto a que el representativo verso hexámetro dactílico tiene una rigidez que le hacía muy difícil la composición, ya que se requieren muchas variedades de la misma palabra para utilizarlas durante todas las partes del verso.

La utilización de la métrica del hexámetro dactílico tiene un campo extenso en la letras clásica y en ocasiones facilita advertir la forma auténtico del dialecto para argumentar algunos medios, como entre otras cosas el utiliza de la digamma  (F), la cual es una carácter obsoleta del alfabeto difícil, desaparecido desde el primer milenio y usado por el creador en cuestiones de silabación, teniendo presencia indiscutible en los poemas Homéricos.

El aedo que se encargara de relatar los versos épicos debía tener el dominio de esta lenguaje y cambiar a su conveniencia y intención algunos medios propios de la misma, los cuales principalmente eran una mezcla de maneras de diferentes épocas, que nones fueron empleadas juntas, aunque conforman un caso de muestra de  ingeniosa independencia literaria.

Otro aspecto caracter√≠stico de la lenguaje Hom√©rica son los medios extra√≠dos del j√≥nico, que se expresan en particularidades que solo est√°n en los poemas √©picos, as√≠ como la utilizaci√≥n recurrente de la √™ta (ő∑) donde en el idioma j√≥nico ‚Äď √Ātico usa una alfa extendida (ŠĺĪ), esto ense√Īa los cambios en los nombres ‚ÄėAth√©n√©‚Äô o ‚ÄėH√©r√©‚Äô en vez de los usados en la letras cl√°sica como lo son ‚ÄėAth√©na‚Äô y ‚ÄėH√©ra‚Äô.

La coexistencia de los dos dialectos podr√≠a detallarse seg√ļn Pierre Chantraine, un sabio gram√°tico Franc√©s profesional en la lenguaje griega, ¬†con la futuro teor√≠a:

La composición fue realizada en Eólico que luego pasó al Jónico, o la composición fue llevada a mango en una región donde los dos dialectos son usados por igual; igualmente existe la oportunidad de que haya sido una vacancia votación del aedo, quien mezclaba las formas correspondientes a épocas diferentes, gracias a la contrariedad con la métrica del poema.

La dificultad de la lenguaje con argumentos tan heterogéneos que no existió solo para los sabios, poetas y literatos es exhibe de la separación de la verdad construída por la proeza; luego de la creación de la obra de Homero y su difusión masiva, los autores griegos trataron de imitar los aspectos más resaltantes del dialecto Homérico para sus propias proyectos literarias.

 

Una distingue muy acentuada del dif√≠cil Hom√©rico en el idioma dif√≠cil cl√°sico, es la morfolog√≠a de las expresiones en numerosas maneras de ocaso, las cuales se fundamentan en la terminaci√≥n de la ra√≠z y en el tipo gramatical, expresados por medio de un sufijo o morfema a√Īadido a la ra√≠z de la palabra. Todav√≠a intervienen en estas diferencias encontradas la flexi√≥n del nombre y del verbo y muchas de las expresiones del vocabulario.

Algunos ejemplos de esto son:

  • Del Jonio:
  1. La pérdida total del digamma.
  2. El uso de la -v eufónica.
  3. Diferencia en la utilización de las preposiciones Jonias.
  4. Uso de la tercera persona del plural en¬†-ŌÉőĪőĹ.
  • Del Eolio:
  1. Vocalización del Digamma.
  2. Proverbios apocopados, constituidos por uno o numerosos fonemas o sílabas.
  3. Casos dativos fuera de la ocaso¬†-ŌÉ-.
  • Del √Ātico
  1. Presencia del espíritu áspero del idioma.
  2. Uso de la part√≠cula -őľő∑őĹ.
  3. Casos dativos en¬†-őĶőĻ (jonio -őĻ).
  4. Coincidencias gramaticales con el idioma Micénico.
  5. La part√≠cula ŌĄőĶ utilizada como adverbio.

El idioma épico tenía encima de lo expuesto previamente, sus propios usos de la lenguaje:

El corte del sentencia y del verbo logrando contener una palabra entre los dos, llamado Tmesis, lo cual es porque para la época en que los temas fueron compuestos los poemas épicos se utilizaban separados.

La utilización del incremento verbal y la desaparición del digamma en la escritura y en la dicción, la cual se puede ubicar al no producirse la crasis o fruncimiento de dos expresiones en una, lo que era ineludible en otros contenidos escritos de la época.

 

Homero el filósofo

Homero puede ser considerado como el primer filósofo de Poniente, por el avance de una corriente de pensamiento filosófico en sus poemas implícitos en la civilización, política y recatado de la Vieja Grecia.

La mayoría de los puntos que Homero expone en sus poemas son semejantes a los que logramos advertir en los pensadores contemporáneos, tratándose por más que mínimo de filosofía política, planteada en el idioma propio de la época arcaica.

La crecimiento y la historia del pensamiento filosófico tuvieron en Homero el punto de partida de la filosofía occidental, para que a través del tiempo tomara la forma que conocemos hoy, situando a este personaje como un base mítico y ponderado de la filosofía así como la conocemos hoy en día.

Los poemas de Homero recogen tradiciones como si fueran una memoria de inspiraci√≥n divina, la cual pierde √ļtil si el hombre no se esfuerza por s√≠ mismo, intentando de comprender el planeta que le rodea; para Homero como fil√≥sofo no existe contradicci√≥n en aguardar en los designios de los Dioses, siempre conservando el esp√≠ritu de hallazgo y la aptitud de indagaci√≥n de todos los humanos.

Las reflexiones emanadas de los poemas Homéricos son el valencia, la emoción, el mente y la virtud. Sobre estas bases se esfuerzan los griegos por contribuir con la educación de la sociedad en la época de Homero, llegando a reflexiones congruo antiguamente de que la filosofía tenga existencia como tal.

Como conclusi√≥n tenemos la posibilidad de asegurar que Homero tuvo la valent√≠a de entretener y ser √ļtil con objetivos pedag√≥gicos a los ciudadanos, encima de cultivar en ellos la semilla del pensamiento ponderado, haci√©ndolos investigar las cuestiones humanas, con un pensamiento racional y cr√≠tico para ver el planeta y arrostrar a mango una visi√≥n introspectiva de nosotros.

 

Homero y Hesíodo

Hesíodo es un poeta Incomprensible que adjuntado con Homero ocupa un espacio favorecido en el interior de la letras clásica, tanto por los sólidos preceptos morales que plasmó en sus proyectos como por su estilo coloquial, que lo acercó al alegría habitual de sus contemporáneos.

Muchas de las proyectos que se le atribuyen a este creador, como los poemas sobre ‚ÄėLa ornitomancia‚Äô, ‚ÄėLos versos m√°nticos‚Äô , y¬†¬†‚ÄėLas explicaciones de los prodigios‚Äô no le forman parte verdaderamente. La verdad es que las proyectos ‚ÄėTrabajos y D√≠as‚Äô, as√≠ como¬†‚ÄėTeogon√≠a‚Äô si est√°n comprobadas como suyas.

En la ‚ÄėTeogon√≠a‚Äô Hes√≠odo ense√Īa el origen del universo y la genealog√≠a de los Dioses, es una obra po√©tica que tiene en el interior una de las m√°s antiguas ediciones del origen del cosmos y el ralea de los Dioses de la mitolog√≠a Griega. Para la letras grecolatina cl√°sica esta obra es important√≠sima, correcto a que marca el principio de la transici√≥n de las tradiciones orales al conformar parte de la letras formal.

¬ęGea, la fecunda Tierra, engendr√≥ a Urano, el Gloria y formaron la primera pareja de dioses, origen de todo el universo. Urano y Gea hicieron r√≠os, mares y monta√Īas, animales y criaturas como los Titanes, las Tit√°nides, los C√≠clopes y los Cent√≠manos (gigantes de cien manos)¬Ľ

Teogonía

Homero y Hesíodo eran considerados como los precursores de la mitología Griega, ellos son los causantes de que las historias sobre Dioses y seres mitológicos prevalezcan hasta el día de hoy.

 

Hay algunas semejanzas entre entre el trabajo intelectual de los dos, como que usan el mismo estilo de expresi√≥n, aunque el contenido de sus proyectos son claramente diferentes, correcto a que Homero en ‚ÄėLa Il√≠ada‚Äô y ‚ÄėLa Odisea‚Äô, utiliza como deidades referentes a los Dioses de la Luz, en tanto que la obra po√©tica de Hes√≠odo en sus entregas como ‚ÄėTeogon√≠a‚Äô y ‚ÄėLos trabajos y los d√≠as‚Äô tiene relaci√≥n a los Dioses de la sombra.

Otras de las diferencias importantes entre las proyectos de estos dos enormes padres de la mitolog√≠a Griega, es el orden de arranque de los hijos de Cronos; seg√ļn Homero, Zeus es el m√°s vasto de todos los hijos de Cronos¬†y por esto es proclamado como el Todopoderoso de los Dioses, correcto a que al ser el primero asegur√≥ su poder y su dominio.

Por su banda, en la obra que procede de Hesíodo el orden de los hijos de Cronos ubica a Zeus como el tercero de todos, y su dominio como ser supremo hay que a su trofeo cuando enfrentó a su padre, venciéndolo y exiliándolo para toda la vida. Fue esta trofeo la que lo elevó por sobre los otros Dioses.

La obra de Hesíodo adjuntado con la de Homero se convirtieron en parte primordial de la civilización griega, correcto a que son las pioneras en la sistematización de los mitos heredados por tradición vocal y dan principio formal a la interpretación de las proyectos literarias clásicas con valencia recatado y práctico.

Una de las caracter√≠sticas m√°s resaltantes de la civilizaci√≥n Griega generalmente, es que en todo instante mantiene una complicada relaci√≥n con el universo mitol√≥gico y espiritual ‚Äď espiritual que se encuentra en sus tradiciones, dando la posibilidad al ser humano de aceptar o desmentir estas teor√≠as universales sobre la presencia de un mundo m√≠tico y sobrehumano que estar√≠a a cargo de la raza humana y estar√≠a dispuesto a intervenir en los asuntos terrenales mientras que sea exacto.

 

Influencia de la obra de Homero en la letras griega

La obra de Homero fue siempre muy apreciada entre los Griegos, quienes la consideraban como utilidad pedagógica para satisfacer la educación de los integrantes más jóvenes de la sociedad.

Los versos de los poemas eran memorizados y repetidos todo el tiempo a√ļn si el sabido no era arist√≥crata o sabio. Gracias a esto fue una obra conocida en toda la historia griega, ejerciendo una destacable predominaci√≥n en todos los g√©neros literarios contempor√°neos o posteriores a los poemas Hom√©ricos.

Es destacable la predominaci√≥n y la consideraci√≥n de la obra de Homero, como lo tenemos la posibilidad de ver en el vocabulario usado en las expresiones ‚Äė√©pico‚Äô y¬† ‚ÄėHomerismos‚Äô, propias de la conflicto, las f√≥rmulas Hom√©ricas, los ep√≠tetos habituales y las situaciones √©picas.

Frente el sabido se presentaban las narraciones épicas antiguas al son de la lira, con un parada idioma para el deleite de la multitud muy culta, y la lectura romance que criticaba y veneraba al compás de la flauta.

Al inicio los versos √©picos eran completados y cantados por el creador, aunque con el tiempo se van separando los permisos hasta que al final quedan interpretados por un rapsoda que solo se restringe a arrostrar a mango una entonaci√≥n p√ļblica.

Un aspecto recurrente en la romance es que hay ‚Äėpoit√©s‚Äô l√≠ricos, lo cual radica en que el creador introduce su nombre de forma consciente en la obra para que el int√©rprete de la misma dialogue de forma directa de √©l.

 

Los autores de proyectos épicas podían crear romance, porque aunque es una situación particular, la épica tiene en el interior pasajes que podrían catalogarse como líricos. Por lo universal tanto las proyectos líricas como las de tipo épico se recitaban en reuniones de toda clase, de hecho en fiestas y banquetes.

El ‚Äė¬•ambo‚Äô que inicialmente era un pie de m√©trica grecolatina, es una secci√≥n de la romance que tiene muy poca predominaci√≥n de la √©pica, m√°s all√° de que se recitaba en sabido no posee otros medios en global con las proyectos √©picas, de hecho se considera lo contrario de la obra Hom√©rica, ya que los temas como los individuos en la √©pica son superiores y hasta exagerados a escenarios de deidades, en tanto que en el ‚ÄėYambo‚Äô por lo universal se cuentan historias realistas as√≠ como sucedieron.

Obras de Homero

Homero se considera como el padre de la Letras Griega y Occidental, su obra es conocida internacionalmente correcto a que inaugur√≥ el tipo narrativo con los dos poemas √©picos que a√ļn siguen en vigor, la Il√≠ada y la Odisea, los cuales siguen siendo una inspiraci√≥n universal alimentando la imaginaci√≥n de los autores a trav√©s de los siglos.

La letras Griega logró nutrirse de las leyendas, mitos y prácticas que eran trasmitidas oralmente por los pueblos de una gestación a otra, en la situacion de la poesía épica, los artistas de la época llamados aedos o rapsodas, recitaban o cantaban de memoria larguísimos versos que componían los poemas de la autoría de Homero, haciéndolo enfrente de un sabido que por lo universal no conocía la escritura.

 

Estas expresiones de arte fueron refinadas con el sobrevenir de los abriles, que sin importar estar basados en medios culturales de transmisión vocal que ya están por la tradición previa que narraba los pormenores de la Pugna de Troya, fueron estructurados por la imaginación y el ocurrente arte de un poeta consagrado e imitado, quien con un propósito poético unió excelentemente todo un torrente de tradiciones en una inalcanzable obra maestra.

Sin empleo a dudas la naturaleza vocal de la obra Hom√©rica tiene en el interior expresiones y repeticiones¬†de f√≥rmulas establecidas cada cierto tiempo,¬† como entre otras cosas logramos advertir en el poema las oraciones ¬ęLa aurora de los rosados¬Ľ y ¬ęAquiles el de los pies ligeros¬Ľ, dispuestas siempre con las mismas condiciones m√©tricas.

En los poemas épicos, Homero no cuenta punto por punto lo que aconteció en la Pugna de Troya, en empleo de eso, escogió dos episodios específicos para recrearlos y presentarlos con un aspecto y un refinamiento invaluable.

En La Il√≠ada el creador narra el postrer a√Īo de la Pugna de Troya, disponiendo como episodio central la disputa entre Aquiles y Agamen√≥n; en La Odisea el cual es un trabajo intelectual posterior, cuenta las aventuras y sufrimientos de Ulises a lo dilatado de su interminable alucinaci√≥n de regreso a casa, luego de formar parte activamente en la Pugna de Troya y guerrear al costado del propio Aquiles.

 

Homero fue el poeta más admirado de la caducidad, las proyectos de este creador invidente cobraron tanta consideración que eran consideradas material educativo, donde la masa podían advertir doctrinas, entendimientos y conocimiento que eran enseres en varios de los puntos de la vida día tras día, encima de los medios de civilización universal, se encontraba el ingrediente importante marcial, la astrología, la saco recatado y la relación de la masa con los Dioses Griegos; lo cual sirvió de relato didáctica, cultural y religiosa a lo dilatado de generaciones.

La Ilíada

La Il√≠ada (t√©rmino que procede de Ili√≥n, nombre en dif√≠cil de la regi√≥n contemplada en el popular poema de Homero) nos narra los hechos que sucedieron en el d√©cimo a√Īo de la Pugna de Troya, en este ut√≥pico relato conocemos la c√©lebre ‚ÄėC√≥lera de Aquiles‚Äô.

Más específicamente, en este poema épico conocemos a Aquiles, quien fue el más vasto de los guerreros griegos de todos los tiempos; hijo de la náyade del mar emplazamiento Tetis y de Peleo, el Rey de los Mirmidones de Tesalia.

El poder√≠o que demostraba este hombre en conflicto se deb√≠a a que cuando era un peque√Īo su astuta causa lo sumergi√≥ en el √Čstige, uno de los r√≠os que circula en el inframundo, para llevarlo a mango inmortal; las aguas lo hicieron insuperable, todo su cuerpo era invulnerable menos su tal√≥n, ya que por all√≠ lo sosten√≠a su causa al sumergirlo.

Aquiles es el héroe difícil más singular, un fiero liante que era insuperable en la conflicto y el eje central del argumento del poema de Homero; la historia empieza cuando Briseida es raptada por Agamenón, patriarca del ejército unido de los griegos, quienes se involucran en esta conflicto para liberar a Helena, que había huido con uno de los príncipes Troyanos llamado Paris.

 

Varios hechos le siguen a estos hechos, en una pelea d√≠a tras d√≠a para mostrar qui√©n tiene m√°s log√≠stica marcial y puede aniquilar a m√°s contrincantes del edicto contrario; Aquiles se siente perdido sin Briseida y no quiere continuar en la pelea, pero un hecho lo realiza enfurecer y desatar su c√≥lera, cuando H√©ctor el pr√≠ncipe l√≠der de los Troyanos asesina en Pugna a Patroclo alg√ļn muy amado por Aquiles.

Con un infinito deseo de venganza Aquiles se arroja ferozmente a la conflicto y realizando atav√≠o de toda su fuerza y astucia, vence a H√©ctor. Luego de aniquilarlo frente a todos, lo amarra a su carro y lo arrastra frente a su tribu en se√Īal de trofeo absoluta.

Luego se queda con el cenizas, pero frente las s√ļplicas de Priamo, lo devuelve y decreta unos d√≠as de desaf√≠o en los cuales no se efectuar√≠an peleas, para destinar ese tiempo a los funerales de H√©ctor y¬†Patroclo.

Cuando se acaba la tregua por el desafío, e impulsado por otros hechos que precipitaron el desenlace de esta conflicto, en la centro de una pelea a la que se encontraba habituados Aquiles, pasa lo impensable y una herida en el talón acaba con su vida.

Aunque el tema central de La Il√≠ada sea la ‚ÄėC√≥lera de Aquiles‚Äô en la obra se tratan otros temas de √≠ndole recatado, como la virtud, la amistad, la cumplimiento, el respeto, la resignaci√≥n y la distingue entre el perfectamente y el mal. Un aspecto que resalta en todo el poema, es la peque√Īez del hombre en competici√≥n al destino trazado por los dioses, quienes deciden la suerte de la masa sin importar sus deseos.

 

La Il√≠ada est√° compuesta por 15.693 versos organizados en 24 Cantos. Empezando con la ‚ÄėC√≥lera de Aquiles‚Äô en el primer Canto, del segundo al onceavo se intercalan versos que contribuyen a una t√©cnica que se denomina retardaci√≥n, usada por Homero para ofrecer el impresi√≥n de perpetuidad a la historia.

Desde el Canto n√ļmero XII hasta el desenlace se lleva a mango el tema del hero√≠smo de Aquiles, donde la entusiasmo entre los individuos se precipita dram√°ticamente con destino a el desenlace final; en este punto Homero combina la narraci√≥n en tercera persona de lo que acontece, intercalando di√°logos indispensables entre los individuos primordiales. Lo cual le paseo divertido a la historia, correcto a que todos conoc√≠an las causas y el desenlace de la Pugna de Troya.

Es este aspecto exactamente, lo que se considera un hallazgo en la obra de Homero, correcto a que en empleo de contar lo que pasó a lo dilatado de la extendida Pugna de Troya, se enfoca en un aspecto obvio: su héroe Aquiles y sus acciones impulsadas por la íra y la venganza.

El argumento de la historia se enfoca exactamente en las emociones por las que sucede el h√©roe, como lo son la c√≥lera, la amistad, la cumplimiento, el odio y la sed de venganza. Lo cual transforma a La Il√≠ada, encima de una narraci√≥n √©pica, en todo un drama donde Homero nos muestra a un h√©roe que por en lo alto de su apariencia violento y todopoderoso, se deja arrostrar por las emociones humanas, presentes en √©l como en alg√ļn mortal.

La Odisea

La Odisea es otro de los enormes poemas √©picos de Homero, aunque un poco m√°s corto, conteniendo en total 12.110 versos en 24 cantos, donde se cuenta el dif√≠cil y extenso alucinaci√≥n de regreso de Ulises, luego de deber terminado la Pugna de Troya hasta que puede datar al final a su naci√≥n oriundo √ćtaca.

 

En La Odisea la narración se muestra de forma diferente, ya que se distribuye en tres partes primordiales que luego se ensamblan en una composición singular. Los primeros cantos (del I al IV) forman parte a la parte donde Telémaco indagación y comercio por todos los métodos entender dónde está su padre Ulises, igualmente nos muestra la situación de Penélope, la mujer de Ulises, quien enfrenta el asedio de pretendientes que desean quedarse con sus posesiones, suponiendo que el héroe ha muerto en conflicto.

Del Canto V al XII se relatan las incre√≠bles aventuras de Ulises; al inicio se hallaba secuestrado por Calipso, una diosa que lo quer√≠a para deleitar sus deseos, y quien acaba liber√°ndolo por √≥rdenes de Hermes.¬†Luego este intenta partir el alucinaci√≥n por mar llegando al pa√≠s de los Feacios, donde se re√ļne con el Rey, quien lo acoge y le pide que le narre sus aventuras en empleo de un barco con el cual podr√° datar a √ćtaca.

En este punto el creador nos muestra los hechos relatados basándose en una analepsis, donde los saludos de Ulises conforman la entusiasmo de la historia del poema, creando un impresión de retardación como és logró en el principio de La Ilíada, continuando desde este punto hasta el desenlace.

Luego de √°mbas primeras partes le sigue la tercera, que es principalmente la venganza de Ulises, donde llega de inc√≥gnito a su naci√≥n √ćtaca, bajo un disfraz de indigente se consigue reunir con su hijo Tel√©maco, y los dos trazan un plan para remover a los pretendientes que desean quedarse con el trono, el empleo de vida y la mujer de Ulises.

Pen√©lope les dice a sus pretendientes que se casar√° con el vencedor de una rivalidad de arquer√≠a; cuando llega el instante del combate se hace aparici√≥n Ulises y los aniquila irremediablemente, al final se re√ļne con su tribu en su amado empleo de vida.

 

En contraste con La Il√≠ada, en¬†La Odisea podemos encontrar individuos que se gu√≠an por el honor y la cumplimiento a los t√≠tulos humanos y militares, llegando a provocar empat√≠a en el leedor; en relaci√≥n de la visi√≥n que se tenga se tienen la posibilidad de clasificar como buenos o p√©simos, responsables o inocentes. En relaci√≥n a los pretendientes de Pen√©lope, son los √ļnicos individuos que no tienen relaci√≥n con los t√≠tulos humanos que tienen los dem√°s, de hecho se muestran como la imagen de oportunistas, borrachos e irresponsables.

Ulises tiene dos características que lo hacen ser un héroe maravilloso: primero el mente, la cual le facilita salir de las ocasiones más peligrosas que le toca combatir en todos los sitios que visitante a lo dilatado de su alucinación de regreso a casa, y segundo su parte humana, el deseo de regresar con su tribu y a asesorar a su pueblo siempre fue su ideal y lo impulsó a no dejarse vencer por el desaliento y continuar tratando por todos los métodos retornar a su casa.

Este hombre no es un h√©roe marcial, sino un hombre que pelea por su tribu y por su historia, se vale de su astucia y basado en enga√Īos y t√°cticas consigue salir de las vicisitudes que se le van presentando una por una, retrasando su regreso a √ćtaca.

Cerca de resaltar de Penélope su fidelidad incondicional, la promesa de que su marido regresara con vida y su incansable espíritu de pelea resguardando a su forma su empleo de vida y su integridad para el regreso de su cónyuge; y la conducta valioso de Telémaco, quien remotamente de interpretar como un orgulloso y taimado príncipe, deja su tranquilidad y indagación desesperadamente la forma de contribuir a su padre y contribuir con su regreso.

 

 

 

Encuentra más información sobre atrayentes proyectos de la letras en los próximos enlaces:

  • Los ritos del agua
  • La ilusionismo de ser Sof√≠a
  • El d√≠a que se perdi√≥ la cordura