Resumen del libro “C√°rcel de amor”

C√°rcel de amor

Es un libro de la literatura medieval espa√Īola escrito por Diego de San Pedro. Se public√≥ por primera ocasi√≥n en 1492 en Sevilla.

Resumen

El constructor del libro, personaje dentro de la novela sentimental, est√° con Leriano, un joven que padece por el cari√Īo que profesa a la princesa Laureola. Nosotros asistimos a un profundo trueque de cartas, a la traici√≥n de Leriano por parte del p√©rfido Persio y a la encarcelaci√≥n de Laureola de parte de su padre al ser su honra puesta en entredicho. No es de extra√Īar que este libro se un compendio del amor cort√©s.

Personajes

El constructor (auctor): es el escritor del libro y cuenta desde su m√©todo c√≥mo son los encuentros con Leriano, con Laureola y otros individuos de la obra, como el mismo rey. √Čl procede de Castilla, pero por azares del destino est√° en otro reino lejano, donde pasa todo lo mencionado, m√°s o menos como embajador.

Leriano: es un joven caballero (veinte a√Īos) que desfallece por el cari√Īo tan colosal que tiene por Laureola, la princesa de Macedonia. Un amigo de el lo traiciona, lo que piensa en el encarcelamiento de la muchacha.

Laureola: princesa de Macedonia, hija del rey Galio. Corresponde gentilmente los sentimientos de Leriano, pero sabe cuál es su posición y afirma muy su virtud para que nadie la cuestione, aunque en el desenlace brinda lo mismo.

Persio: amigo de Leriano, es el que le traiciona y le dice al rey, de hecho convocando presentes falsos, que Leriano y Laureola son amantes.

Resumen extenso

El constructor cuenta c√≥mo, caminando por Sierra Morocha, est√° con una imagen femenil que transporta, por la fuerza, a un prisionero. El constructor lo sigue y afirma que la figura es Deseo, que transporta al caballero a la C√°rcel de amor, de la que solo puede librarse con la desaparici√≥n. El constructor, atrayente, contempla esa c√°rcel que est√° erigida sobre la piedra de la Fe (fidelidad) y est√° sobre 4 pilares: Entendimiento, Memoria, Intenci√≥n y Raz√≥n. Encima de la torre, adem√°s, hay tres im√°genes, todas un color: Tristeza (leonado), Congoja (negro) y Trabajo (pardillo). El √°guila que se posa sobre el capitel es el Pensamiento. En la estancia donde est√° el prisionero encerrado hay dos velas que representan la Desdicha y el Desamor. Ansia y Pasi√≥n son dos due√Īas que martirizan al prisionero y el viejo que est√° tirado por ah√≠ es Precauci√≥n y el que lo flagela es Desesperar. Estas met√°foras encadenadas forman una curiosa alegor√≠a para detallar el padecimiento por amor.

El prisionero se muestra como Leriano, hijo del duque Guersio y de la duquesa Coleria. Le cuenta al constructor que est√° enamorado ferozmente de Laureola, la hija del rey Gaulo, aunque sabe que no debe llevarlo a cabo.

Desde aqu√≠, hay un profundo y recurrente trueque de cartas entre Leriano y Laureola, los dos comunicados a trav√©s de la asistencia del constructor. En tanto que Leriano confiesa sus m√°s profundos sentimientos por la princesa, ella se expone muy sensato a expresar nada por escrito, de hecho llega a enfadarse con el constructor por la conversaci√≥n a la que le ha inducido. Laureola es consciente de su posici√≥n y de c√≥mo su virtud debe continuar estando intachable, aunque, de alg√ļn modo, alienta las esperanzas de Leriano, que sigue en la c√°rcel de amor.

Un amigo de Leriano escoge traicionarlo porque también quiere a Laureola, aunque no del mismo modo, ya que sabe que revelando su relación la pone a ella en deber. El rey Gaulo cree a Persio y el constructor se pone en contacto rápidamente con Leriano, quien acude a la corte para desmentir las afirmaciones de Persio y almacenar la honra de su querida. Pide, de hecho, un juicio por combate para exhibir que es inocente. Lo gana: Persio pierde una mano en ese instante. Y cuando se ve que está todo arreglado, Persio convence a tres presentes para que juren frente el rey que Laureola y Leriano se vieron a solas y han yacido juntos. Esto piensa una sentencia de muerte para la joven princesa, más allá de sus lazos de sangre.

Las permanentes cartas y las idas y venidas del pobre constructor se multiplican. Hay proyectos para socorrer a Laureola: primero apelar al rey, despu√©s a la reina, para que lo convenza de su error y, por √ļltimo, que nuestro Leriano salve a la princesa. Consigue reunir a un ej√©rcito que le es leal y combate las huestes del rey. No obstante, cuando captura a uno de los presentes falsos de Persio, le ordena a confesar bajo torturas qu√© es lo que logr√≥. El rey escucha la novedosa delcaraci√≥n y perdona a Leriano, recobrando Laureola as√≠ su virtud.

Sin embargo, la historia no se cierra con un final feliz. Leriano y Laureola no terminan juntos; esta agradece los actos del caballero, pero no corresponde sus sentimientos porque quiere sostener la pureza. Leriano se pone tan triste que enferma, y aunque el constructor y otros amigos del caballero intentan animarlo, nada lo consuela. Coleria, la duquesa, va en su busca para lograr verlo fallecer. Leriano rompe una carta de Laureola y se la traga en la bebida, siendo esto lo √ļltimo que ingiere, dado que se deja fallecer de inanici√≥n.