Resumen del libro C贸mo suprimir las preocupaciones y disfrutar de la vida

 

Viva en compartimientos estancos al d铆a

鈥淟o primordial para nosotros no es ver lo que se halla vagamente a la distancia, sino lo que est谩 precisamente a mano鈥
Deber铆amos continuar el ejemplo de un enorme buque, en el que su capit谩n con s贸lo apretar un bot贸n, puede aislar numerosos de sus compartimientos. Aunque somos m谩s complicados y nuestro viaje es m谩s extenso que el de un buque, debemos estudiar a conducir la maquinaria que nos permita vivir en compartimientos estancos, al d铆a, como forma de asegurar la seguirdad del viaje.
Cuando sea primordial, debemos apretar el bot贸n y ver c贸mo se cierran las puertas de hierro que nos separan del pasado, el ayer muerto, y del futuro, el ma帽ana que a煤n no ha nacido; as铆, quedaremos seguros para vivir el presente.
El despilfarro de energ铆a, la angustia mental y los desajustes alterados estorban los pasos de la persona que siente ansiedad por el futuro o el pasado. Cultivemos el h谩bito de vivir la vida d铆a a d铆a, lo cual no supone que no hagamos esfuerzo alguno para elaborar el futuro. El m谩s destacable modo de prepararse para el ma帽ana es concentrarse, con toda el intelecto y entusiasmo, en llevar a cabo hoy el trabajo de hoy, en forma excepcional.
Es primordial proteger del ma帽ana por todos los m茅todos, meditando, proyectando y prepar谩ndose. Pero sin ansiedad ni intranquilidades. Cuando nos encontramos demasiado agobiados por los pesares de la vida, por los m煤ltiples quehaceres, por los inconvenientes que parecen no tener soluci贸n, debemos parar y pensar: 鈥渦n paso a la vez, una labor cada vez.鈥.
Stephen Leacock escribi贸: 鈥溌u茅 extra帽o es nuestro corto paso por la vida! El ni帽o dice: cuando sea grande. El chico grande dice: cuando sea m谩s grande. El m谩s grande dice: cuando me case. El casado: cuando me retire. Cuando llega el retiro, se regresa la visi贸n hacia el sendero viajado, se ve correr por 茅l un viento fr铆o. Hay algo que no se logr贸 y que desaparece. La vida, seg煤n lo aprendemos bastante tarde, est谩 en vivir, en el tejido de cada d铆a y cada hora.鈥
Esta es la regla n煤mero uno para suprimir sus intranquilidades.

La f贸rmula m谩gica para solucionar preocupaciones

Esta es una receta r谩pida y probada para combatir ocasiones de preocupaci贸n, que tenemos la posibilidad de comenzar a usar desde hoy:

 

  1. Analice la situaci贸n que le angustia valientemente y con honradez, e imagine lo malo que pudiera sucederle como resultado.
  2. Acepte esa situaci贸n, si fuera primordial. Sentir谩 un alivio y una paz que le aclarar谩n la cabeza y le librar谩 de sus preocupaciones
  3. Luego ded铆quese con tranquilidad, con tiempo y energ铆a a tratar de hacer mejor lo peor (que ya acept贸).

Lo m谩s posible es que no ocurra la peor situaci贸n que se imagin贸, pero al menos usted tendr谩 a la mano otras elecciones, se sentir谩 aliviado, con energ铆a, y no se sentir谩 desvalido y sin control frente la situaci贸n problem谩tica.

El da帽o que la preocupaci贸n puede hacernos

El 70% de los pacientes que acuden al m茅dico podr铆an curarse por s铆 mismos con s贸lo librarse de sus miedos y intranquilidades. Esto no supone que sus patolog铆as son imaginarias – son tan reales como un terrible mal de muelas y cien ocasiones m谩s graves. Pero patolog铆as como la indigesti贸n, 煤lceras estomacales, perturbaciones card铆acas, insomnio, jaquecas y algunos tipos de par谩lisis son, en parte importante producto del estr茅s.
En la situacion de una 煤lcera estomacal: el miedo y ansiedad causa preocupaci贸n, la preocupaci贸n pone a la persona tensa y nerviosa, perjudica los nervios del est贸mago, cambia los jugos g谩stricos y estos causan la patolog铆a. Estas 煤lceras tienen la posibilidad de llegar a matar. De todas formas pasa con las patolog铆as mentales.
Los trastornos mentales y f铆sicos ocasionadas por la preocupaci贸n, el miedo, el odio, la frustraci贸n, y afines, est谩n en incremento, extendi茅ndose con eficacia catastr贸fica. Tienen la posibilidad de llevar a cabo un enfermo de la persona m谩s vigorosa鈥.
Las fuerzas que m谩s descansan y recrean son: una religi贸n saludable, sue帽o, m煤sica y risas. Tenga fe en Dios, aprenda a reposar bien, ame la buena m煤sica, y vea el lado entretenido de la vida – la salud y la alegr铆a ser谩n suyas.

Aprender a investigar y solucionar las preocupaciones

No todas nuestras intranquilidades son id茅nticas. Debemos equiparnos para tratar las diferentes formas, tal es as铆 que tengamos la posibilidad investigar alg煤n inconveniente. Para eso, debemos:

 

  1. Averiguar los hechos: sin 茅stos, nos vamos a confundir m谩s, lo que nos trae m谩s estr茅s.
  2. Analizar los hechos: preg煤ntese qu茅 puede llevar a cabo sobre esto.
  3. Llegar a una decisi贸n y accionar despu茅s acorde a ella: lo m谩s sustancial es: 驴cu谩ndo va a empezar a llevarlo a cabo?

Si sus intranquilidades se relacionan a los negocios, usted tiene la posibilidad de reducirlas en un 50% ayud谩ndose de sus colegas, inferiores, compa帽eros, etc. pregunt谩ndoles:

 

  1. 驴En qu茅 radica el inconveniente?
  2. 驴Cu谩l es la causa del inconveniente?
  3. 驴Cu谩les son las probables resoluciones?
  4. 驴Qu茅 soluci贸n ofrece usted?

 

Acabe con la preocupaci贸n…

Winston Churchill trabajaba 18 horas del d铆a a d铆a a lo largo de la seg煤nda guerra mundial. Cuando se le pregunt贸 si no le preocupaban sus terribles responsabilidades, contest贸: 鈥渆stoy bastante ocupado. No tengo tiempo de preocuparme鈥.
Pero 驴por qu茅 una cosa tan simple como ocuparse descarta la ansiedad? Porque es realmente dif铆cil para todo el mundo, por brillante que sea, reflexionar en m谩s de una cosa de forma simultanea. En el campo de las emociones es imposible que nos mostremos a la vez motivados por algo atrayente que nos encontramos realizando, y abrumados por la preocupaci贸n. Una de las emociones anula a la otra.
La mayor铆a de nosotros nos perdemos f谩cilmente en la acci贸n cuando nos encontramos ocupados en el trabajo diario. Son las horas de hast铆o las realmente peligrosas, exactamente cuando podr铆amos gozar libremente de nuestro tiempo y ser m谩s contentos. Es en ese instante cuando nos preguntamos si nos encontramos realizando algo sustancial con la vida, si no nos encontramos dando vueltas en la nada, si el jefe 鈥渜uiso decir esto o aquello鈥, si nos nos encontramos quedando calvos, etc.
Cuando no nos encontramos ocupados, nuestras mentes tienden a transformarse en un vac铆o, y en la mayor铆a de los casos lo llenamos con emociones. 驴Por qu茅? Porque las emociones de la preocupaci贸n, el miedo, la ansiedad, la frustraci贸n, el odio y la envidia son tra铆das por el aburrimiento y el ocio. Estas emociones son tan violentas que tienden a despedir de nuestros esp铆ritus todos los pensamientos y emociones pac铆ficas y contentos.
Es por ello que debemos buscarle finalidad a nuestro tiempo, a nuestros d铆as. El misterio para ser desdichado est谩 en tener tiempo de ocio para reflexionar si se es feliz o no.
Recuerde la regla n煤mero dos: oc煤pese. La persona preocupada debe perderse en la acci贸n, si no quiere marchitarse en la desesperaci贸n.

No se deje vencer por las sabandijas

Es recurrente que encaremos valientemente los enormes catastrofes de la vida; en cambio, las minucias, los 鈥渄olores de cabeza鈥, nos vencen. Las sabandijas en esta situaci贸n son aquellas peque帽as cosas que nos molestan d铆a a d铆a, son las peque帽as intranquilidades, las intolerancias, las rabietas, los fastidios, etc.
Disraeli dijo: 鈥渓a vida es bastante corto para ser peque帽a鈥. Recurrentemente dejamos que nos perturben cosas tontas que deber铆amos despreciar y olvidar. Tenemos numerosas d茅cadas para vivir, y perdemos muchas horas irremplazables en rumiar agravios, que al cabo de un a帽o habr谩n sido olvidados por nosotros y por todo el planeta. Dediquemos nuestras vidas a acciones y sentimientos que valgan la pena, a las considerables ideas, a los afectos reales y a las acciones perdurables.
La regla n煤mero tres para vencer la preocupaci贸n es: no se detenga en insignificancias.

Cooperemos con lo inevitable

Al transitar por las d茅cadas, estamos con muchas ocasiones repugnantes que son as铆, y que no tienen la posibilidad de ser de otro modo. Poseemos opciones: tenemos la posibilidad de aceptarlas como inevitables o tenemos la posibilidad de romper nuestras vidas en la rebeli贸n, y finalizar quiz谩s con los nervios deshechos.
El fil贸sofo William James dice: 鈥渁cepta que sea as铆. La aceptaci贸n de lo que sucedi贸 es lo primero que hay que hacer para sobrepasar las secuelas de alg煤n desgracia鈥. No s贸lo las situaciones nos hacen contentos o infelices – lo que establece nuestro modo de sentir es nuestra reacci贸n frente las situaciones.
Toda persona puede aguantar el desastre y la cat谩strofe, e imponerse si est谩 obligado a ellos. Cabe considerarse incapaz de llevarlo a cabo, pero son espectaculares los elementos interiores que todos tenemos; s贸lo se precisa que deseamos utilizarlos. Somos m谩s fuertes de lo que imaginamos.
El se帽or Booth Tarkington perdi贸 la visi贸n completamente pr谩cticamente de la noche a la ma帽ana. M谩s all谩 de su desgracia, dijo: entiendo que puedo aguantar mi ceguera como puede aguantar un hombre alg煤n otra cosa, aunque perdiera la visi贸n s茅 que mi alma es la que ve y la que vive.
Tarkington se someti贸 a 12 operaciones en un a帽o, 隆con anestesia local! El sab铆a que ten铆a que ser as铆, por lo cual el 煤nico modo de bajar el padecimiento era tomar las cosas de buena forma y aguardar a que la tecnolog铆a hiciera lo m谩s viable por 茅l.
Cuando dejamos de pelear con lo ineludible, dejamos en independencia la energ铆a que nos facilita crearnos una vida m谩s rica.
Para terminar con el h谩bito de la preocupaci贸n antes de que 茅sta acabe con nosotros, la regla n煤mero cuatro es: cooperemos con lo ineludible.

P贸ngale un 鈥渢ope de p茅rdida鈥 a las preocupaciones

Siempre que tenga la tentaci贸n de ofrecer dinero bueno en lugar de dinero malo, en funci贸n de la vida humana, lleve a cabo un prominente y preg煤ntese:

 

  1. 驴En qu茅 medida realmente me importa aquello por lo cual est谩 preocupado?
  2. 驴En qu茅 punto fijar茅 un 鈥渢ope de p茅rdida鈥 para esta preocupaci贸n…y olvidar茅 el asunto?
  3. 驴Cu谩nto precisamente pagar茅 por esta preocupaci贸n? 驴con mi salud, con mi felicidad, con mis relaciones Inter.-personales? 驴No he comprado ya por esta preocupaci贸n m谩s de lo que vale?.

La regla n煤mero cinco es: p贸ngale un l铆mite a su preocupaci贸n.

No tratemos de aserrar el aserr铆n

Ser铆a verdaderamente est煤pido preocuparse por no poder retroceder y cambiar lo que pas贸 en el pasado, as铆 sea hace 60 segundos. Varios hacemos exactamente esto. Evidentemente, tenemos la posibilidad de llevar a cabo algo para 鈥渕odificar los efectos鈥 de lo que pas贸, pero es imposible cambiar el hecho mismo.
Solo hay un m茅todo como el pasado puede ser constructivo: radica en investigar con tranquilidad nuestros fallos, estudiar de ellos, sacar beneficio…y olvidarlos.
Es sustancial investigar los fallos que se cometen en la vida, para estudiar la lecci贸n de modo duradero. La mayor铆a de la gente, en vez de ello, se someten a un suplicio de intranquilidades y aturdimiento. Como resultado, en vez de estudiar una lecci贸n, contin煤an por el mismo sendero y repiten lo hecho en menor o igual escala.
El se帽or Saunders contaba que de joven sol铆a preocuparse por todo: los fallos cometidos; antes de un examen no dorm铆a y despu茅s de presentarlo tampoco, por temor a ser reprobado, pensaba en lo que hab铆a dicho y c贸mo ha podido hacer mejor sus expresiones, etc. Hasta que un d铆a, en clase, un instructor derram贸 a prop贸sito una botella de leche sobre la alcantarilla. El instructor del dijo: 鈥溌o lloremos jam谩s por leche derramada!, la leche ya desapareci贸, todo lo que hici茅ramos en este momento por reconquistar solo una de sus gotas ser铆a en vano. Con algo de atenci贸n y precauci贸n la leche jam谩s se habr铆a derramado, pero en este momento es bastante tarde. Lo 煤nico que tenemos la posibilidad de llevar a cabo es olvidarla y pasar a la cosa siguiente.鈥
Dicho de otro modo, todos tenemos la posibilidad de aserrar la madera pero no el aserr铆n. Este ya fu茅 aserrado, y as铆 sucede con el pasado. Cuando uno empieza a preocuparse por cosas que pasaron, no hace otra cosa que aserrar el aserr铆n.
De all铆 que la regla n煤mero seis sea deje de preocuparse por las cosas que ya pasaron, dado que no puede llevar a cabo nada sobre esto.

Los pensamientos tienen la posibilidad de editar su vida

La lecci贸n m谩s sustancial que se puede estudiar es la consideraci贸n de lo que imaginamos. Son nuestros pensamientos lo que nos hacen lo que somos. Nuestra actitud mental es el aspecto X que establece nuestro destino. El m谩s grande inconveniente que toda persona enfrenta es la elecci贸n de los pensamientos acertados. Si somos capaces de esta elecci贸n, nos encontramos en el sendero que lleva a la soluci贸n de todos nuestros inconvenientes.
Si poseemos pensamientos contentos, vamos a ser contentos. Si poseemos pensamientos temerosos, vamos a tener miedo. Si poseemos pensamientos enfermizos, nos vamos a enfermar. Si nos ofrecemos a compadecernos, todo el planeta huir谩 de nosotros. Hay una enorme distingue entre inquietarse y preocuparse: la incomodidad significa abarcar los inconvenientes y tomar con tranquilidad las medidas para solucionarlos. La preocupaci贸n significa ofrecer vueltas enloquecedoras e in煤tiles a un asunto.
El se帽or Whaley sufri贸 de un colapso nervioso antes de su matrimonio, todo le preocupaba, no ten铆a un empleo bastante permanente, se sent铆a agotado y enfermo. Sali贸 a Florida para cambiar de 谩mbito, y cuando lleg贸 se sent铆a peor y cada vez era m谩s terrible su padecimiento.
Record贸 que su padre le hab铆a escrito una carta, y la ley贸: 鈥渉ijo m铆o, est谩s a 1.500 millas de casa y no te sientes nada superior 驴cierto?. Sab铆a que ser铆a as铆, porque te llevaste contigo la 煤nica causa de tus zozobras, que eres t煤 mismo. No hay nada que ande mal en tu cuerpo o esp铆ritu. No son las ocasiones que pasaste lo que te puso as铆, sino lo que tu piensas de esas ocasiones. Cuando comprendas esto regresa a casa hijo, porque estar谩s curado鈥. Le logr贸 caso y con el tiempo su historia cambi贸 completamente – aprendi贸 que sus pensamientos deb铆an trabajar para 茅l y no en su contra.
La regla n煤mero siete es: piense y act煤e animosamente y se sentir谩 animado.

驴Aceptar铆a un mill贸n de d贸lares por lo cual tiene?

Frecuentemente nos agobiamos hasta el cansancio por las cosas que sentimos que no poseemos. Por ese trabajo que no logramos, por las deudas, por las misiones no alcanzadas, por todo. No obstante esta cita sintetiza todo: 鈥渆staba afligido por no tener zapatos, hasta que vi a quien no ten铆a pies鈥.
Aproximadamente un 90% de las cosas de nuestras vidas est谩n bien y un 10% mal. Si deseamos ser contentos, todo lo que debemos llevar a cabo es concentrarnos en el 90% que est谩 bien, y pasar por prominente el 10% que sobra. Si deseamos estar preocupados y terminar enfermos, todo lo que debemos llevar a cabo es concentrarnos en el 10% que est谩 mal y pasar por prominente lo dem谩s. Usted tiene la posibilidad de cambiar la percepci贸n que tiene de su desdichada vida, si le dedica unos minutos al d铆a a fijar la atenci贸n en todas las incre铆bles riquezas que tiene.
驴Vender铆a usted sus ojos por mil millones de d贸lares? 驴qu茅 estar铆a dispuesto a perder por sus dos piernas o manos? 驴por sus hijos, por su familia? Sume todas las partidas y ver谩 que no vender铆a lo que tiene por todo el oro que hayan juntado los Rockefeller, los Ford y los Morgan juntos.
Esta es la regla n煤mero ocho estudiar a apreciar lo que se tiene y dejar de preocuparse por lo cual no se tiene.

Si usted cuenta con un lim贸n, lleve a cabo limonada

Cuando la vida le distribuci贸n un lim贸n a un individuo, lo m谩s posible es que se desespere, vea lo amargo de su situaci贸n y piense que est谩 vencido, en que ese era su destino y en que no posee la menor ocasi贸n. Indudablemente le echar谩 la culpa al planeta por su desgracia y se compadecer谩 hasta lo m谩s hondo de su ser.
En cambio, un individuo juiciosa y capaz, a quien la vida le ha entregado un lim贸n pensar谩: 鈥渓a culpa de que haya sido un mequetrefe no es de las estrellas, ni de los dem谩s, sino m铆a. 驴qu茅 lecci贸n debo estudiar de esta desgracia? 驴c贸mo puedo hacer mejor esta situaci贸n? 驴c贸mo puedo transformar este lim贸n en limonada?鈥.
La cosa m谩s sustancial de la vida no es capitalizar las virtudes. Lo que realmente importa es favorecerse con las p茅rdidas; esto pide sabidur铆a y marca la distingue entre un hombre de juicio y un necio.
Por tanto, la regla n煤mero nueve es, para cultivar una actitud mental que nos procure paz y felicidad hagamos limonada cuando el destino nos otorgue un lim贸n.

Encuentre la alegr铆a realizando feliz a los dem谩s

Recuerde la ense帽anza de Jes煤s: ser 煤til a los dem谩s. Si el hombre ha de obtener algo de alegr铆a de su paso, debe reflexionar en llevar a cabo las cosas superiores, no 煤nicamente para s铆, sino para los dem谩s – su propia alegr铆a es dependiente de la alegr铆a de los dem谩s y la de los dem谩s en la de usted. Si hemos de llevar a cabo las cosas superiores para los dem谩s, hag谩moslo pr贸ximamente. El tiempo pasa.
Piense: pasar茅 por este sendero s贸lo una vez. Entonces, alg煤n bien que logre llevar a cabo o alg煤n aprecio que logre exhibir, debe ser hoy. No debo posponerlo o descuidarlo, porque no pasar茅 otra vez por este sendero. En el caso de que usted quiera remover la preocupaci贸n, cultivar la paz y la alegr铆a, olv铆dese de s铆 mismo interes谩ndose en los dem谩s. Lleve a cabo cada d铆a una aceptable acci贸n que provoque una sonrisa en la cara de alguien.
La regla n煤mero nueve es recordar: cuando es bueno para los dem谩s, es preferible para usted mismo.

C贸mo evadir que las cr铆ticas le preocupen

La cr铆tica injusta es recurrentemente un cumplido disfrazado. Significa frecuentemente que hemos causado celos y envidias. Tengamos en cuenta que nadie golpea a un perro muerto.
Haga las cosas lo destacado que logre – despu茅s abra el viejo paraguas y procure que la lluvia de cr铆ticas no le moje.
Lleve un registro de las tonter铆as que hemos cometido y crit铆quese usted mismo. Como no puede ser especial, pida una cr铆tica imparcial, 煤til y constructiva de alguien que le tenga aprecio.
De esto se habla la regla n煤mero diez: no permita que las cr铆ticas le preocupen.

C贸mo a帽adir una hora d铆a tras d铆a a nuestra vida activa

La fatiga produce recurrentemente preocupaci贸n. La medicina demostr贸 que decrece la resistencia f铆sica al resfr铆o com煤n y a centenares de otras enfermedades; la psicolog铆a ha comprobado que decrece nuestra resistencia a las emociones que previenen la preocupaci贸n.
Para evitar la fatiga y la preocupaci贸n, debe reposar comunmente. Duerma bien antes de cansarse. Esto es sustancial porque la fatiga se acumula con impactante eficacia. Es sustancial que se tome una siesta al mediod铆a cada d铆a; si no puede a esa hora, t贸mela antes de cenar en la noche. Esa hora de sue帽o reparador, mas las 6 horas de sue帽o en la noche, har谩n bastante m谩s que 8 horas de sue帽o continuo. Estar谩 a帽adiendo una hora m谩s a su historia activa.
Qu茅 es lo que nos cansa y qu茅 tenemos la posibilidad de llevar a cabo al respecto
Los psiquiatras declaran que la mayor铆a de nuestra fatiga procede de nuestra actitud mental y emocional. La mayor铆a de la fatiga que sufrimos es de origen mental, el agotamiento de origen puramente f铆sico es extra帽o.
驴Qu茅 clase de componentes sentimentales cansan a los trabajadores? El aburrimiento, el resentimiento, la sensaci贸n de que no se puede ver el trabajo de uno, la sensaci贸n de inutilidad, la prisa, la ansiedad, la preocupaci贸n. Estos componentes son los que dan a conocer a la gente a resfr铆os, jaquecas, bajos escenarios de eficacia, etc. El cansancio llega porque nuestra emociones generan tensiones nerviosas en el cuerpo.
En este instante, f铆jese en su tensi贸n muscular, 驴siente tensi贸n entre los ojos? 驴est谩 c贸modamente sentado o tiene los hombros levantados?. La 煤nica soluci贸n a esta fatiga nerviosa es el descanso. Aprenda a reposar mientras trabaja – la 煤nica forma de conseguirlo es empezar descansando los m煤sculos.