Resumen del libro Confabulación

Si nuestra vida está llevada a cabo de recuerdos, perder recuerdos equivale a perder vida. De la misma manera que ganar recuerdos supone en cierto modo vivir más.
Andrés tiene dos vidas, la vivida y la recordada. Hasta aquí, nada que se salga de lo normal: la vida, con el pasar de los años, se transforma al pasar por el filtro de la memoria y se transforma en otra, más íntima, más nuestra. Sin ser conscientes de esto, procesamos los recuerdos hasta hacerlos masticables, digeribles, asimilables. Los recuerdos envejecen, deformándose. Algunos se estiran, otros se contraen; recuperamos tan sólo una porción de lo vivido, la que nuestro inconsciente elige sin pedirnos opinión. Y esa parte recuperada muta -en más grande o menor medida- según los antojos de la memoria, de nuestro Yo más profundo, hasta resultar más sustancial que lo verdaderamente vivido y transformarse para todos nosotros en nuestra Verdad.
A la Verdad -ficción construída por el escritor loco que habita en algún lugar de nuestra cabeza al que le agrada jugar con los recuerdos- le ofrecemos el nombre de Pasado y es fundamental para el hombre porque está íntimamente relacionado a la identidad. Somos nuestro pasado y con él construimos los argumentos de nuestro futuro. Pero, ¿qué ocurriría si el pasado fuera un interrogante para el que nuestro entendimiento no pudiera hallar respuesta?
La memoria siempre es mentirosa, pero la de Andrés lo es bastante más. El personaje principal de la novela de Carlos del Amor es víctima de un cerebro mutilado empeñado en autorrepararse rellenando sus carencias de recuerdos inventados. Desconoce su pasado, duda del presente y se extravía frente el futuro. Andrés es un hombre que ha perdido su identidad, una sombra sin cuerpo, un fantasma de sí mismo. Sufre el boicot de su cabeza que confabula hipótesis verosímiles, tan reales y tan falsas como un sueño. Pero Andrés jamás despierta. Vive sumido en alucinaciones inviábles de diferenciar de la vida real.
Una mañana se levanta con la estable intención de asesinar a alguien. Hablamos de un escritor contratado por la editorial para la que trabaja. Jamás le gustó Juan, pero en este momento que tiene la seguridad de que se acuesta con su mujer su presencia se la hizo molesto. Y Andrés, ciego de celos, odio y venganza, hunde repetidamente el cuchillo en el vientre de Juan…Enviado por:
Clarice Lagos

Curiosidades:

Carlos del Amor se basa en un trastorno mental que hay de todos modos llamado Síndrome de Korsakoff (enfermedad popular comúnmente como “Confabulación“) para la elaboración de esta novela. Afirma además haberse apoyado en una novedad que conoció por medio de su trabajo de periodista, interpretada por un individuo que poseía recuerdos de instantes que no había vivido.Otros libros de este autor: