El Esclavo, de Anand Dílvar, ¡transforma vidas!

Esta magistral obra literaria con puntos autobiogr√°ficos de su constructor √Āngel Real, cuya idea a trav√©s del¬†libro El Esclavo, invita al lector a presenciar de forma profunda y reflexiva sobre la consideraci√≥n de disfrutar cada momento de la vida, primordialmente despu√©s de sufrir vivencias tr√°gicas. De all√≠ la oportuna cita de transformado vidas. Sigue leyendo, y sum√©rgete en esta historia de vida!!

El Ciervo ¬ŅDe qu√© se habla?

 

El Mexicano Francisco J. √Āngel Real, constructor de El Ciervo, se di√≥ a contemplar en el medio art√≠stico como Swami Anand D√≠lvar, o solo Anand D√≠lvar. Esta representativa figura literaria, modific√≥ su nombre, y dar√≠a inicio a la escritura al transformarse en disc√≠pulo o seguidor de Osho en la en el 2003.

Dílvar se define como un padre amoroso y amigo creíble, un hombre con pasión por los viajes y la aventura, en razón por lo cual parte considerable de su tiempo dedica a nuevos aprendizajes y vivencias, no solo para hacerse como sujeto, sino para enriquecer sus proyectos. De hecho desde ese instante, su trabajo cambió muy de sus inicios, producto de las transformaciones internas.

El Ciervo, piensa una atrayente e inalcanzable narrativa, donde se da a admitir la pelea interna del personaje primordial considerable de esta novela, llevando a cabo alegor√≠a a las contin√ļas peleas que todos los d√≠as experimenta el hombre, siendo este aspecto lo que composici√≥n y da sentido a la presencia del ser humano.

 

El popular libro de El ciervo, hoy en día sobrepasa el millón de ejemplares vendidos, y no podía ser de otra forma, debido a que piensa una lectura que resalta numerosos valores propios de la vida, y que emergen en el hombre cuando se está en condiciones de vida y muerte.

En la narrativa se prueba en la obra de¬†El Esclavo¬†Francisco J.¬†√Āngel¬†que este tiene relaci√≥n a si mismo cuando est√° internado en un centro de salud, y donde al inicio no se puede ver nada destacable, no obstante, despu√©s se torna m√°s grave. R√°pidamente el personaje que representa a Francisco se percata de que no puede gesticular palabra, intenta gritar pero nadie lo oye, por consiguiente, es incapaz de comunicar sonido alguno.

De la misma manera, hace intentos en moverse, e de alg√ļn forma siente que su cuerpo no tiene movilidad. All√≠ se percata que sufri√≥ un hecho de auto y donde qued√≥ enfermo de una lesi√≥n denominada¬†Muerto en Vida, por lo cual los m√©dicos al notar esta condici√≥n, deciden desconectar todos los equipos que lo mantienen con vida, si este no posee una reacci√≥n favorablemente.

Y es desde ese momento, que el joven debe comenzar su pelea interna, con su cabeza y con todo su ser para hallar poder despertar y no perder su crónica a causa del hecho acaecido. No obstante, en este capítulo se resumirá el libro El Ciervo terminado, en caso de no conformarse con este resumen. Del mismo modo se colocará el audiolibro, para su total deleite sin obligación de leer.

No obstante, debe acotarse que es un libro que no pesa leer, piensa una lectura muy r√°pida; El Ciervo, tiene un estilo en demas√≠a √°gil y va directo a las cosas indispensables, no existe por consiguiente, muchas divagaciones. Serenamente, esta lectura puede transformarse en un texto de autoayuda, debido a que es muy reflexivo, adem√°s puede ser una lectura de bolsillo, debido a que es muy peque√Īo.

Piensa una narrativa que atrapa y engancha la atención rápidamente, una vez se comienza su lectura no facilita dejarla aguardar a las siguientes páginas. Además, su lectura sigue en un recurrente suspenso y la acción, mismos que se entremezclan con las reflexiones del personaje sobre su crónica y las cosas que hubiera amado cambiar, y que piensa llevar a cabo si consigue una segunda
oportunidad.

Por √ļltimo, lo m√°s considerable del El ciervo, es la forma f√°cil para llamar o invitar a la reflexi√≥n hacia nuestro ser, debido a que hace cuestionar sobre la forma de vida que se se transporta recurrentemente, as√≠ como aquellas que a√ļn es posible cambiar sin obligaci√≥n de pasar por una situaci√≥n de vida o muerte.

 

Valores del libro El Esclavo

As√≠ que se hiciera referencia en el esbozo previo, la narraci√≥n de El Ciervo, comienza en un centro de salud, donde se halla internado un joven, donde se siente infeliz y trata de hu√≠r de sus inconvenientes habidos con el alcohol y las drogas sin tomar en cuenta que al herirse de igual modo, est√° llevando a cabo da√Īo, de hecho a sus populares cercanos, pero este no est√° consciente de esta situaci√≥n, despu√©s de lo cual sufre un hecho automovil√≠stico que lo deja en coma.

Desde este instante, el personaje comienza a exhibir la forma como algunas oportunidades la multitud frente a oportunidades difíciles, sin darse cuenta dentro del propio ser está la aptitud y el poder para salir adelante.

Este poco a poco se va percatando de que las selecciones y sus actos le llevaron donde está, por consiguiente, no fueron los correctos, él atendiendo a su libre albedrío en pensamiento actos, en este exacto instante igual sería él y solo él quien podía controlar sus sentimientos y escoger si le afectarían o no.

Aunque no podía tener el control sobre la vida misma, si podía controlar la suya, debido a que tenía la opción de ver eventos, problemas u obstáculos que debía vencer. Todo este ámbito, transporta a comentar que llenarse de culpa no sirve de nada, debido a que a fin de cuentas, las acciones traen consigo consecuencias que tienen que confrontar, siendo opcional el sentimiento de culpa o no, sentir mal o frustración por lo cual debe hacerse en relación a ello.

O bien, se toma la decisi√≥n de cambiar, seguir adelante, y ver otra forma para hacer mejor y arreglar la situaci√≥n. De alg√ļn forma, refiere El Ciervo, la contradicci√≥n primordial de la vida, como representa visto que el hombre nace libre, pero sin embargo, es por entero relacionado, lo que significa, que todos los humanos al nacer son libres de pensar y llevar a cabo lo que desees, no obstante, requiere de otra gente cercanas para exceder y sentirse parte de la vida.

 

Siendo desde allí que emergen las creencias y los valores propios de la familia, que con el tiempo al crecer determinan lo bueno y lo malo, se conoce si los actos particulares son correctos o no, y qué virtudes o consecuencias traerán consigo estos actos, con lo cual también se tiene la posibilidad de hacer el futuro, debido a que es el sujeto quien labra su destino.

En la mayor√≠a de las oportunidades, el humano se forma la idea err√≥nea, al creer que necesita algo para ser feliz o valer m√°s que los dem√°s, cuando pocos caen en la cuenta que son √ļnicos y diferentes simult√°neamente, pero esto pasa debido a que algunas oportunidades en la sociedad donde se vive, hace ver esa ideolog√≠a equivocada, como la situacion de las tantas guerras, siendo uno de esos promotores Hitler, quien meti√≥ una ideolog√≠a a la mayor√≠a de la poblaci√≥n Alemana, dando inicio a la segunda guerra mundial.

De igual modo, el texto de El Ciervo, tambi√©n muestra que la vida en si misma, es un milagro y una gigantesco ocasi√≥n, para ver cada ma√Īana como un d√≠a nuevo para cumplir los prop√≥sitos de vida y objetivos particulares.

Sin dudas, que todos los humanos en alg√ļn instante perecer√°n, por lo cual es destacable explotar el tiempo de vida que se tiene para arreglar los asuntos personales.

Así, el perdón es simplemente contemplar a los demás, una vez se consigue contemplar que todos desean aquello en que se cree, lo destacable y qué cosas tienen la oportunidad de llevar a la alegría, es por consiguiente, en ese instante donde se puede comentar de que no hay nada que perdonar, que no hay nadie que quiera lastimar.

Debido a que solo act√ļan porque creen que es conveniente para ellos mismos, as√≠ es como todos toman las selecciones desde los entendimientos que se tienen y de las oportunidades que le cubren.

 

Del mismo modo, el hombre también tiene la idea equivocada de que los demás tienen que accionar como él quiere, pero la multitud no  desilusiona, algunas oportunidades sus actos no encajan con lo que se cree que podrían llevar a cabo, y entonces eres es nuestro sujeto que se desilusiona, como pasa con algunas parejas de enamorados.

Donde recurrentemente la multitud dice sufrir por amor, pero eso es incorrecto, debido a que si se piensa que la persona cercana debe llevar a cabo lo que el otro quiere, se arrogante. Así como pensar que hay que depender de alguien para poder ser feliz, siendo esta iniciativa una perfeccionada tontería, ya que cada quien hay que llevar a cabo cargo de su propia felicidad.

También El Ciervo tiene relación de que todas la multitud tiene un propósito en el planeta, un destino por cumplir, que de hecho cuando llega la hora de fallecer, el cuerpo se desintegra, quedando solo aquello verdadero que circunda la vida de esa persona. Así entonces, hay que esta magnífica obra, a través de las vivencias de su personaje primordial en estado de coma, y su desesperación por hallar subsistir, deja ver de forma muy sublime los próximos valores:

  • El perd√≥n.
  • La deber.
  • La honestidad.
  • La seguridad.
  • La comunicaci√≥n.

De tal forma, que se prueba de forma magistral y delicada, como esta obra, aborda el perdón y la relación fraternal, donde los que leen lograron encontrar casuales resoluciones a sus problemas, a sus conflictos interiores, ya que al prestar que el hombre debe hacerse responsable de lo que se es en un momento especial, sus acciones, de lo que afirman y hasta de lo que le pasa.

Muestra de alg√ļn forma, que la multitud al hacerse responsable de sus actos, es posible sentir acertadamente mejor√≠a en su cr√≥nica o forma de llevarla, modificando algunos puntos de su cr√≥nica. Como puede ser un matrimonio, al aceptar que caiga las cargas de numerosos a√Īos; la reconciliaci√≥n con los padres, o hasta de hecho cambiar la forma de razonar de un potencial suicida, al ver la vida realmente.

 

As√≠ que estas rese√Īas, muestra, la forma c√≥mo el personaje primordial de El Ciervo, despu√©s de resignarse y aguardar su muerte, consigue asirse de una segunda ocasi√≥n para cambiar y disfrutar la vida. As√≠ como explotar la posibilidad de transmitir las emociones que siente hacia sus populares cercanos.

Por √ļltimo, es dejar de ser esclavos de lo que dijeron los dem√°s, y el qu√© dir√°n, ense√Īa a ser libres y facilita dise√Īar la vida como mejor se desee, debido a que el pasado no es quien define a la persona, se la conciencia presente que puede escoger alg√ļn ocasi√≥n.

Información del libro

A continuación se dejan los datos de la obra El Esclavo:

  • G√©nero:¬†Biograf√≠as/Memorias.
  • Editorial:¬†El sendero Rojo.
  • A√Īo de edici√≥n:¬†2002.
  • Idioma:¬†Espa√Īol.

El Ciervo, resumen

En la obra El ciervo, el constructor tiene como funci√≥n narrar en primera persona su propia historia y vivencias despu√©s de despertar un d√≠a, percatarse de que est√° en la cama de un hospital, no siendo lo malo de la narrativa, debido a que Francisco se da cuenta que la multitud que lo circunda no lo oye, aunque este grite; e igual le pasa al intentar moverse con todas sus fuerzas, pero no consigue sentir que su cuerpo se deslice hacia ning√ļn lado.

Esto pasa, tras de terrible hecho de coche, dejando a Francisco en estado de coma, m√°s all√° de que su cabeza contin√ļa realizando un trabajo igual, de hecho, muy superior que antes de su hecho. √Čl puede o√≠r realmente bien a la multitud que lo visitan, y est√° consciente de qui√©n entra y sale de su habitaci√≥n.

 

Es capaz el personaje de vigilar su cabeza, m√°s sin embargo, su cuerpo no le obedece, el cual se ve se un ente adem√°s, extra√Īo, ajeno a √©l. As√≠, mientras pasa el tiempo, los familiares de Francisco empiezan a perder la promesa sobre su recuperaci√≥n, mientras¬† los m√©dicos planean qu√© llevar a cabo con el cuerpo del¬†muerto en vida.

El texto de El Ciervo, muestra a un personaje protagónico decidido, debido a que este se percata vehementemente de su deseo vivir, debiendo consecuentemente batallar contra su ser, antes de que sea muy tarde y lo desconecten de las máquinas que lo mantienen con vida.

Comentarios por capítulos

A continuaci√≥n, se expone un comprendio de esta reflexiva y alucinante novela, la cual se distribuye en 15 cap√≠tulos, donde se quiere poner √©nfasis adem√°s de su argumento y avance de su trama, aquellas ense√Īanzas que su constructor ense√Īa magistralmente sobre lo que valora como patrones que nuestra persona se ordena a seguir, logrando as√≠ que el sujeto viva una vida esclava de su propia vida.

Quiere de igual modo, que cada momento debe aprovecharse al m√°ximo, ocuparse acertadamente, de encontrar que cada segundo de la vida valga la pena, y para conseguirlo hay que enfocarse, en hallar primeramente la armon√≠a interna, para as√≠ que consigua manifestarse el cari√Īo y el confort esperado.

Debido a que al vivir as√≠ mismo acerca al sujeto a la alegr√≠a, valorando nuestra compa√Ī√≠a y oyendo la voz interna que tiene cada ser como gu√≠a, ya que es a trav√©s de ella que se obtendr√°n las utilidades primordiales para hallar la anhelada felicidad, logrando liberarse del dominio y esquema de creencias y vivencias dominantes, despertando a la aut√©ntica situaci√≥n de amor y abundancia.

Capítulo 1

En este cap√≠tulo inicial tiene relaci√≥n a una reuni√≥n festiva donde est√° un joven con su novia Laura, al pasar alg√ļn tiempo Laura le insta a irse del lugar, pero despu√©s se desata una pelea, donde la insistencia de Eduardo y la idea de hu√≠r, logr√≥ que el novio saliera con su amigo Eduardo, pero antes de subirse al auto, tom√≥ bastantes pastillas azules, ocasionando un hecho, donde el joven queda en coma.

 

Pasados unos d√≠as, una enfermera dice a un m√©dico la suerte que tuvo su transigente, debido a que ten√≠a varios d√≠as en estado de coma, y hab√≠a quedado con los ojos libres y fijos. En este estado, recordaba la discusi√≥n sostenida con Laura: mi amor no bebas m√°s por favor, ¬ŅNo te percatas que te est√°s matando?, gritaba Laura, ¬ŅEso es lo que deseas?; claro que no, lo que quiero es escapar; ¬ŅEscapar de que?, est√°s loco.

Claro que estoy demente acot√≥ este, y t√ļ no me comprendes, nadie me sabe. Este contexto, tiene relaci√≥n a que el personaje primordial de la narrativa trata de ser libre, pero en su b√ļsqueda de independencia, se convirti√≥ en ciervo del alcohol y las drogas, lo que lo llev√≥ a sufrir el hecho.

Capítulo 2

Así, por día tuvo tiempo de investigar la región de la habitación que abarcaba su campo visual, debido a que permanecía inmóvil al estar en coma. Experimentaba muy mal físico, a través de la ventana que traía a sus recuerdos su tormento, el cual no era nada en oposición al mal que le propinaron sus pensamientos, la impotencia, la culpa, el rencor, el miedo y la imposibilidad de expresar sus emociones.

Después de varios días, el joven era con la aptitud de oír y ver todo a su alrededor, aunque nadie lo sabía, ya que para todos, él estaba muerto en vida. Así transcurrió el tiempo, y en su triste soledad donde se encontraba, comenzó a oír una voz que lo invitaba a la reflexión, y a abarcar su pasado, comenzando a comentar con ella, y culpaba a varias personas por lo cual pasó.

En esa ocasión vio venir a la enfermera, llamada Promesa, tenía muy lindos sentimientos y lo iba a asegurar decía ella cuando le hablaba, le ajustaba los almohadones, y se despedía tiernamente de él.  Le decía, ajá, querías huír de tus problemas y te convertiste en tu ciervo.

A eso que respondía en su mente: no tienes la perserverancia en absoluto, no tiene la aptitud de movimiento ni de expresión bocal, es mas, no puedes no, quitarte la vida.

 

Os√©a, Francisco antes de estar en esa cama, era totalmente libre, ninguna persona o cosa ten√≠a poder sobre √©l; por consiguiente, pose√≠a la oportunidad de llevar a cabo alg√ļn cosa que quisiera, era el due√Īo de su cr√≥nica.

Capítulo 3

Esa misma noche tuvo un sue√Īo, donde √©l personificaba a un t√≠tere, y todas la multitud hac√≠an cola para moverlo con sus hilos, all√≠, observ√≥ el pudo a sus padres, instructores, a su novia. Y en su sue√Īo √©l se percataba lo f√°cil que era romper los hilos, sin embargo, √©l permiti√≥ que lo manipularon.

Un √≥ptimo d√≠a, Promesa quien le ba√Īaba, cuando se acercaba para eso, el joven se llenaba de verg√ľenza, pero supo que su sue√Īo era real al ver que √©l era el t√≠tere, y dejaba que las dem√°s personas se hicieran causantes de √©l. Cuando la enfermera se retir√≥ del cuarto, el √°ngel mencion√≥ que la culpa piensa un sentimiento in√ļtil.

Después explicó el ángel, que el hombre nace totalmente libre, aunque completamente relacionado de otros, debido a que el hombre pertence a las criaturas que más demanda atención de las otra gente, todo es aprendido de los padres, bien sean cosas malas o buenas.

Esta criatura humana, calca la forma de ser de los padres, debido a que para él son seres poderosos, que lo saben todo. Y justo allí es cuando se comienza a ser un títere. Siendo la conveniente forma de finalizar o romper con ese círculo vicioso, es dejar de buscar causantes, ya que la culpa es el miedo a ser rechazado por los demás.

Al inicio son los padres, que llenan la culpa para que el ni√Īo hiciera lo que ellos cre√≠an correcto; s√ļbitamente lleg√≥ Promesa y le dio la noticia de que alguien lo iba a cubrir, que por fin lo hab√≠an encontrado. D√°ndose el siguiente di√°logo: claro que todo es culpa m√≠a. Si yo acepto que no era un t√≠tere de las oportunidades, entonces el culpable de todo lo que me pasa.

 

Trata este párrafo, sobre que soy yo, con una vida llena de contradicciones, debido a que se nace libre, pero hay que trabajar en almacenar la independencia y debe por consiguiente, hacerse responsable de ella.

Capítulo 4

Los pr√≥ximos individuos en visitarlo fueron sus padres, quienes le abrazaron y lloraron por su estado √ļnicamente lo vieron, el joven dentro de el pidi√≥ perd√≥n a los dos por todos sus actos, y deseo abrazarlos tambi√©n.

Su padre con su expresión recurrente de deber y fortaleza, su madre que desmayó con solo pensar que fue su culpa, cuando toda la culpa fue de él, jamás quiso ocasionar tanto mal, en cambio al no hacerle caso a sus padres cometió el más grave error de ser ciervo de sus propias selecciones.

Fueron estos dos seres que le ense√Īaron que lo m√°s considerable de la vida, es el orden y la especialidad, la vida de √©l fue muy dura, y m√°s adelante una vez ya concretado el error lo sabe.

El padre ense√Īa que si se act√ļa como si se tuviera la vida comprada, dici√©ndole que debi√≥ ser mas amoroso, como si las cosas materiales tengan la oportunidad de sustituir el cari√Īo, siempre el presionaba a su hijo al ver la situaci√≥n donde se encontraba, por eso √©l siente que es su culpa.

Despu√©s de tan triste situaci√≥n, record√≥ los cuidados de su madre y de todas las ense√Īanzas de su padre, se apareci√≥ su gu√≠a, dijo algo muy destacable, una vez se permite que se es libre, y el √ļnico responsable, se prueba que todos hacen lo mismo, y hay que tener compasi√≥n por los dem√°s, c√≥mo ponerse en los zapatos de otros, y intentar contemplar sus argumentos.

 

A lo cual se pregunt√≥ con amargura, ¬ŅC√≥mo es que me percato en este exacto instante de lo muy que me adoran mis padres, en este exacto instante que no lo puedo manifestar, o decirles cu√°nto los amo y cu√°nto agradezco todo lo que me brindaron?, ¬ŅC√≥mo es que ca√≠ en el juego de culparlos por todo lo que iba mal en mi vida? ¬ŅC√≥mo es que jam√°s consigua ver que detr√°s de ellos hab√≠a una historia de penas y alegr√≠as que hab√≠a formado su forma de ser?

Contest√°ndole el mismo: te falt√≥ tener compasi√≥n, estabas tan disgustado con ellos y los culpaban de todo lo que te pasaba, que no pod√≠as, siquiera pensar en todo lo bueno que te daban. Os√©a, una vez se permite la independencia, que ese es el √ļnico responsable de que la vida marche mejor, se afirma que todos hacen lo mismo sin m√°s remedio que tener compasi√≥n por los dem√°s.

Desde el mismo instante que se deja de culpar a los dem√°s de lo que lo que pasa en la vida personal, se consigue recobrar todo el poder, y debe pensarse en esto: si se es responsable de nuestra vida, es en el interior donde reposan todas las respuestas primordiales.

Capítulo 5

Y as√≠ continuaron pasando los d√≠as, y el personaje primordial de El Ciervo, entendi√≥ lo que su gu√≠a pretend√≠a hacerle cubrir sobre la independencia, a lo cual se√Īala que al ser realmente libre, es posible cometer errores, y que hay que batallar las consecuencias de los propios actos, y que adem√°s el destino no existe, este se crea tambi√©n con los propios actos, seg√ļn sea la situaci√≥n.

De tal modo que su gu√≠a le ense√Īa lo errado que es el hombre, cuando no perciben que para ser feliz se tiene todo, y que tambi√©n la alegr√≠a es solo una forma de ver la vida, una actitud o una pr√°ctica, y tiene raz√≥n, ya que muy gente solo op√≠nan en las cosas materiales, y creen que con eso ya importan.

Algunos día después, llegó a visitarlo una dama embarazada, que no era otra que Laura, a la que la enfermera detuvo para que ésta no golpeara al transigente. Después de sosegarse, le mencionó que esa terrible noche le iba a decir que estaba embarazada y que el bebé era de el, y el desgraciado se había puesto en coma, y todo fue culpa de él.

 

El lema sobre esto es, que las creencias moldean la existencia; alg√ļn cosa que se crea s√≠ mismo es cierta; en tanto que alg√ļn cosa que se crea sobre los dem√°s, y alg√ļn creencia que se posea sobre lo que pasa en el √°mbito, es tambi√©n la verdad, para cada quien. La gu√≠a acota: mira, todo lo que ves, sientes, oyes y vives es verdad para si mismo, pero no para los dem√°s.

Cada cual vive las cosas que le pasan de forma diferente a todo el mundo; debido a que todos tienen una forma diferente y √ļnica de ver la vida. -Es por eso, que las discusiones jam√°s llegan a una soluci√≥n. Claro, debatir es querer que otra persona vea la vida como se ve individualmente, y eso es verdaderamente dif√≠cil.

Capítulo 6

Pasaron los meses, poco recurrente, ya que el libro de El Ciervo, tiene pocas páginas; la llegada visual del personaje primordial cambió totalmente, debido a que ya lograba verse a si mismo, observaba su cara desmejorada, los ojos muy libres, y una expresión de terrible angustia.

Ello fue así debido a que presentó un fallo cardíaco, pero lo considerable es que pudo evocar los instantes más significativos de su crónica, y no solo los recuerda, si no que los vivió, como fueron los abrazos de su madre, el perfume, volvió a oír las risas y sentir la alegría. Después de una descarga eléctrica volvió a sentir su cuerpo, pero salió la tranquilidad, y volvió la desgracia, pero todos sus signos vitales estaban normales.

El haber rememorado y vivido los particulares instantes de su crónica, le sirvió para contemplar lo más la consideración de la vida, oséa, que para estar con sus populares cercanos, requería un cuerpo físico, y una cabeza para ser alguien. En este exacto instante el era alguien mejor, superó las emociones, y a su guía explicó que un milagro había ocurrido, que la vida es un obsequio, y que la multitud lo desperdician, porque se aburren.

 

Adem√°s, la desaparici√≥n puede ser la conveniente amiga, pero no para desearla o deprimirse, si no para acordarse que en alg√ļn instante se puede dejar el cuerpo f√≠sico, y por esa raz√≥n, hay que enfocarse en lo bueno de la vida, y no solo en lo material, olvidar los problemas y relajarse. La persona que quiere librarse del sue√Īo que vive en toda su cr√≥nica, debe despertar, y dejar de ser un ciervo, y poner todo a prueba.

Capítulo 7

Esa misma noche, se apersonó en la salón su padre y hermanos, Lorena y Arturo, al oír sobre el hecho cardíaco, su hermana se asustó en extremista, debido a que el médico explicó que con ello su estado de salud había empeorado, su corazón se detuvo, y era posible que volviera a ocurrir, ya pasaron 8 largos meses, y sin lugar a dudas su corazón se detenga.

Después el doctor le ofreció unas hojas al papá para que firmara, que decía de forma nítida, que en caso de volver a ocurrir, que nadie interviniera, y que lo dejaran fallecer.

El padre molesto, le quería pegar al doctor por tan semejante situación, por lo cual su hijo tuvo que intervenir, su hijo piensa que es lo considerable para todos, así que le da las hojas para que autorice, y de manera inconsciente las firmó, él en si no estaba enojado, debido a que habían firmado su sentencia de muerte.

Este entend√≠a lo desepcionante que estaba su padre sus hermanos y su madre, a eso que su gu√≠a dijo, todos morir√°n en alg√ļn instante, y lo considerable es ir suponiendo eso, para vivir mejor consigo mismos y con la sociedad. Ense√Īa que para todas la multitud que matan o hurtan para hallar lo que quieren no lo disfrutan, por que no tienen iniciativa que hay otras formas de encontrar lo que quieren, y es vivir con miedo recurrente a ser descubierto, o a ser rechazado por la multitud.

 

Donde los actos particulares conllevan al propio castigo, lo que ser√≠a como la independencia, debido a que hacen lo que quieren, pero ser√°n esclavos de sus acciones, lo √ļnico que queda por llevar a cabo entonces es contemplar, os√©a, ponerse en los zapatos del otro.

Perdonar no es una acción en sí misma, piensa contemplar que cuando de consigue contemplar que todos desean lo que se cree que es conveniente, las acciones son por lo regular, bien intencionadas, que todo lo que se hace tiene como fin arrimar a eso que se cree, que no es otra cosa que la alegría.

Solo entonces se siente de que no hay nada que perdonar. ¬ŅPero, si alguien hiere de forma intencionada?, pero la mayor√≠a de la multitud no tiene la intenci√≥n de ocasionar da√Īo; todos toman sus¬† selecciones desde los entendimientos que se tienen y de las oportunidades que cubren en ese momento.

Capítulo 8

Al siguiente día volvió Laura, y se encontró con sus padres, y era la primera ocasión que estaban después del hecho, y tampoco sabían que estaba embarazada. Entonces esta explico lo que verdaderamente ocurrió el día del hecho, estaban en la fiesta, discutieron, y él había tomado en exceso, y este y su amigo Eduardo resolvieron irse de la fiesta, se subieron al auto y arrancaron.

Tambi√©n le afirm√≥, que el beb√© era de √©l, y que √ļnicamente faltaban 3 semanas para su nacimiento, frente lo cual los padres se entristecieron a√ļn m√°s. √Čl comprendi√≥ la fortaleza de sus padres y Laura, y entendi√≥ que √©l era muy arrogante cuando se quejaba lo que le suced√≠a, y pasa que sus padres estaban relajados y no se quejaban de nada.

 

En este sentido, su mal no es nada más que padecimiento, es parte de la vida, este se muestra al no aceptar lo que pasa, de la idea que podría ser diferente. Toda persona tiene el poder absoluto de su crónica, tan sólo se tiene el considerable, es realmente difícil cambiar lo que esta pasando, pero si que se puede cambiar el padecimiento por una bendición, nada cambiará en el exterior, solo la actitud para batallar esos problemas que no se tienen la oportunidad de cambiar.

Donde amar a otros es un acto de valentía, debido a que se quiere más allá de cubrir que terminantemente se perderá aquello que se quiere, más allá de no cubrir que todo puede finalizar, sin la seguridad de sentir algo a cambio. Nada requiere recibir a cambio del amor que se ofrece, debido a que, amar a otros es un obsequio que se da así mismo.

Capítulo 9

Transcurrieron los meses, y una noche entr√≥ un m√©dico y una enfermera a su cuarto, la mujer le dijo al hombre que ese era el transigente del que le hab√≠a hablado, y que era el exacto para la se√Īora que requer√≠a los ri√Īones.

Para eso, hicieron los arreglos pertinentes, y como sabían que esa noche nadie se quedaría con él, debido a que todos estaban al otro lado del hospital esperando el nacimiento del bebé; eligieron prestar inicio a la desconexión de los aparatos cada hora, y antes de su muerte total, se llevaría a la habitación para operar.

Merece, hombre profiri√≥ la mujer, debido a que nos dar√°n 5 mil d√≥lares por cada ri√Ī√≥n; el padre firm√≥ la autorizaci√≥n de no intervenci√≥n en caso de un paro card√≠aco. De la alarma yo me encargo, puedo desconectarla; y, por su familia ni te impacientes, debido a que yo s√© que hoy no vienen.

 

Intervino el m√©dico diciendo: verificaste el tipo de sangre, que coincida con la persona que recibir√° sus √≥rganos, los dos son O positivo. ¬ŅQue hay del historial m√©dico? insist√≠a queriendo encontrar una raz√≥n que lo persuadiera de no seguir adelante; si ya lo hice, todo en orden, ¬ŅC√≥mo vamos se llevar√°¬† a la morgue?, to me encargo de reportar los capital a la morgue, as√≠ que ese no es problema dijo ella.

Capítulo 10

De tal modo, que a cada hora requer√≠an desconectar un electr√≥nico, y de hecho lo fueron apagando, primero uno y salieron, Francisco se sent√≠a algo d√©bil, a eso que lleg√≥ su gu√≠a y le mencion√≥ que se desmayara, este lo llevo a un espacio donde los gur√ļs y sabios intentan poder con a√Īos de meditaci√≥n, un espacio donde no existe espacio ni tiempo.

Record√≥ lo que era un abrazo de su madre, un beso de su novia y la convivencia familiar, explic√≥ que todos son el universo, conformados desde una c√©lula con toda la informaci√≥n de los seres vivos, as√≠ es como se conecta con la raza humana, por que af√≠n de cuentas se es familiar de todos, y cuando se fallece y el cuerpo se desintegra en part√≠culas, que ser√°n usadas para que el universo prosiga su renovaci√≥n; as√≠ que cuando despert√≥, ya hab√≠an apagado 2 interruptores, y se sent√≠a m√°s d√©bil a√ļn.

Oy√≥ el di√°logo de su novia, ¬ŅQuieres decir que mi beb√© ser√° especial? ¬ŅQu√© m√≠ prop√≥sito en la vida fue traerlo al planeta?, el gu√≠a dice: el es tan especial como t√ļ; como lo son todos los humanos. El obsequio que viene a darle al planeta es su propia individualidad.

Debido a que m√°s all√° de ser parte de todo lo que hay tambi√©n ser√° √ļnico. Ese beb√© viene a transmitir sus pensamientos, sus ideas, su forma de ser; sus emociones, sus alegr√≠as y sus tristezas. Ese es el prop√≥sito de la vida. Darle al planeta lo que se conoce que s√≥lo cada quien puede prestar.

 

Capítulo 11

Una vez bajaron otro interruptor, su ritmo respiratorio disminuy√≥, se sent√≠a mareado, y su vista se nublo. Es un caso de muestra aparente de que el cubrir perdonar, se puso en los zapatos de otro, y entendi√≥ la situaci√≥n, y no sent√≠a miedo, ni enojo contra la enfermera ni el doctor, pero si, le invadi√≥ la profunda tristeza. Ya que √©l sent√≠a culpa, imaginaba que escrib√≠a cartas a la multitud que seg√ļn √©l, deb√≠an perdonarlo.

Inici√≥ por sus padres, se despidi√≥, agradeci√≥ todas sus consagraciones, todo lo que hicieron siempre fue por su bien, sin importar todos los errores, siempre trataron de brindarle su asistencia incondicional, que actuaban siempre seg√ļn lo que pensaban que era mejor para el.

Despu√©s de esto, se visualiza escribiendo una misiva a su hijo o hija, se√Īala que mientras espera ver la luz por primera ocasi√≥n, simult√°neamente la luz se apaga para √©l. Algo ir√≥nico, debido a que adem√°s de fallecer tambi√©n renacer√°, como si su reloj primordial estuviera sincronizado.

A continuación, también se visualizó escribiendo una carta a Laura, donde primordialmente él pedía perdón, por haberla dejado con un hijo, y no hacerse responsable. También se redacta a si mismo, diciendo que él fue su enemigo, dando permiso que el miedo dominara su crónica, y ser ciervo de sus propias selecciones, se llenó de inseguridad, resentimientos, afectó su salud y fue el culpable de todo.

A ello, su gu√≠a a√Īade que al perdonar se¬† est√° liberando de una carga que se trae ya hace un riguroso tiempo atr√°s, pero si lo que el pidi√≥ fue perd√≥n, entonces se liber√≥ a si mismo.

 

Capítulo 12

Despu√©s de algunos minutos, entr√≥ la enfermera, y por primera ocasi√≥n, se aproxim√≥ a √©l, este percibi√≥ su fealdad, as√≠ que decidi√≥ no llevar a cabo nada, debido a que no pod√≠a llevarlo a cabo, entendi√≥ que la mujer era una versi√≥n diferente de √©l, los dos tienen la aptitud de ocasionar da√Īo a otros, y se llen√≥ de miedo.

La independencia es elegir entre lo que impulsa y lo que no. En esta situación, la enfermera se impulsa del dinero, ella trata de hacerse a la idea de que lo que hace esta bien, debido a que ayudará a alguien, y no solo por el dinero. Está ahí para calmar su conciencia, suponiendo que él ya está muerto.

No obstante ello, con el tiempo esa duda aumentar√°, y la atormentar√°; y as√≠ s√ļbitamente, esta apag√≥ el tercer interruptor, y el personaje primordial perdi√≥ el abarcar.

La gu√≠a, a√Īade, que ella quiere aquietar su conciencia, quiere asegurarse de que no est√©s consciente; indudablemente se reitera en todo instante que no lo est√°s, y que lo ejecuta por la mujer que necesita los √≥rganos, no por el dinero. Su intenci√≥n considerable es hallar un beneficio, no hacerte da√Īo. As√≠ es, y esa es la decisi√≥n que ha tomado; est√° ejerciendo su independencia.

Capítulo 13

Despu√©s de retomar su sentido, lo primero que observ√≥ fue su hermanita Graciela, quien quiso darle la noticia del nacimiento de su hija, y le repet√≠a en todo instante que despertara, para que conociera a su peque√Īa. Pero los pap√°s la rega√Īaron porque quer√≠an evitarle una l√°stima m√°s.

Su mam√° amablemente le ense√Ī√≥ a su hija, eso lo llen√≥ de alegr√≠a, la enfermera que iba a culminar su sin coraz√≥n tarea, trat√≥ de sacar a su hermana y a su madre, temiendo ser descubierta, y √©l en su deseo de tocarlo movi√≥ la mano, la enfermera en total desesperaci√≥n sali√≥ corriendo. Despu√©s el doctor lo atendi√≥, e logr√≥ que lo llevaran a recuperaci√≥n.

 

Capítulo 14

Al siguiente d√≠a de ese hecho, fue sometido a una intervenci√≥n quir√ļrgica para que sacar el tubo introducido en su est√≥mago, pero eso es lo que menos importa. La enfermera que trat√≥ de sacarle la vida, se le asign√≥ a su precauci√≥n, √©l actu√≥ recurrente, pero la enfermera estaba nerviosa, trataba de abarcar que si recordaba algo de lo que pas√≥.

Una vez listo para salir, √©l interrog√≥ sobre lo acontecido con la mujer que necesitaba los ri√Īones, la enfermera contest√≥ nerviosa, diciendo que encontr√≥ el ri√Ī√≥n el mismo d√≠a que despert√≥. Claro el doctor y la enfermera abandonaron su trabajo por miedo a que los denunciara.

Capítulo 15

Los capítulos finales de El Ciervo, están aplicados a la vida familiar del joven recuperado, a sus 15 días de recuperación, su felicidad, y donde su emoción no le permitía reaccionar, no sabía qué llevar a cabo. Este saliendo del hospital, preguntó al personal por la temeraria enfermera Promesa, consiguiendo como respuesta que nadie la conocía, que no trabajaba allí.

En esta situación quizás, la enfermera represente a esos fantasmas internos que en un momento especial, obligan a reaccionar. Y sin dudas, en este planeta, tienen que existir mas personas como Promesa, no tanto como personas que se llenan de sanar y asegurar, si no como personas que curan desde el interior, que todo sea más cálido y más humano.

Después de que Laura y él se casaron, más allá de que su brazo falla un poco sus movimientos, y debe ayudarse con un bastón, como en las películas infantiles, fueron contentos para toda la presencia. En esta obra su constructor quiso transmitir su experiencia con los demás, a través de el texto de El Esclavo.

Dicho constructor, se√Īala taxativamente, que el hombre debe liberarse de ese costal que se transporta cargando constantemente; que debe dejarse de igual modo, el rencor y la culpa de lado. Del mismo modo, que hay que exhibir el cari√Īo que se tiene y siente por la familia todos los d√≠as, debido a que sin lugar a dudas, m√°s tarde ser√° irrealizable, ya que al desear llevarlo a cabo, es posible que sea en el umbral de la desaparici√≥n.