Resumen del libro “El hombre sin atributos”

El hombre sin atributos, entérese resumidamente de todos los datos referentes a esta monumental obra de reflexiones filosóficas que refleja la vida en los últimos días del desaparecido imperio austro húngaro, y el encontronazo que empezó a tener la modernidad a inicios del siglo XX.

Resumen de El hombre sin atributos

Robert Musil, 1880-1942, es el creador de la novela “Der Mann ohne Eigenschaften”, cuyo titulo en español se relata como “El hombre sin atributos”, y en alguna oportunidades se titula como “El hombre sin cualidades”, es una obra amplia que fue redactada en numerosas partes desde el año 1933 hasta el año 1943. Se considera una novela histórica porque recrea los últimos años del imperio austro húngaro desde 1914.

El plantel central de la novela es un hombre de 32 años, llamado Ulrich, y la narración tiene como ámbito Europa, el obsoleto imperio austro húngaro, llamado en la novela como Kakania, a lo largo de el tiempo de ámbas enormes guerras del siglo veinte; los hechos de El hombre sin atributos se desarrollan alrededor de la figura de un movimiento político anti alemán popular como Acción Paralela. Le invito a leer, la guerra y la paz.

El hombre sin atributos es como el personaje principal de esta novela, Ulrich, un hombre que vive la verdad pensándola como opciones, una vida donde la juventud se identifica con realidades sociales hipotéticas. Aunque para muchos investigadores de la obra de Robert Musil, cuando expone la presencia de un hombre sin atributos se refiera a quien no es con la capacidad de amar completamente, o quien vive sin hacer mejor su condición popular o humana.

En su sección primera la novela El hombre sin atributos lleva a cabo lo relaciado al criterio de Acción Paralela. Ulrich forma parte a esta clase de organismo de pelea por cuestiones sociales,  donde ocupa un cargo de distinción, sus amigos dicen de él que es El hombre sin atributos por carecer de características musicales, pero él define a un hombre sin atributos a quienes carecen de sentimientos e especiales.

Ulrich en ocasión de la desaparición de su padre se reencuentra con su hermana Agathe, después de numerosos años sin haber conocido de ella, y se entera que tuvo dos matrimonios. Agathe de su primer marido se separó aunque convivieron hasta que este falleció y del segundo se desilusionó y terminó separándose y sufrió una depresión que la llevó por un tiempo al alcoholismo e intentó suicidarse.

Ulrich y su hermana desarrollan una relación tan íntima que bordea el incesto, para él se expone como un amor apoyado en la contemplación, sin sexualidad, un sentimiento seráfico. Esta relación que se otorga entre hermanos es para el creador de El hombre sin atributos una tributación a su fallecida hermana, a la cual no llegó a comprender porque falleció antes que él viniera al planeta.

En El hombre sin atributos se examina el desarrollo del surgimiento del nacional socialismo y cree que su surgimiento, como una amenaza al planeta, se dio más por asuntos sentimentales y de psicología que por cuestiones ideológicas, como una alucinación de las masas que sucumbieron al temor y a la furia del sistema implementado por el nazismo, actuando todo el imperio como una secta de culto al superhombre. Le invito a leer, así habló zaratustra.

Sin tener en cuenta sus sentimientos por su hermana Agathe, quien se volvió a espantar de él, Ulrich se enreda en otros amores, se transforma en el apasionado de la mujer de un juez, una mujer poco agraciada donde ve la oportunidad de tener un amor sin ser poseído totalmente; Otro de sus amoríos es con la mujer de un reconocido músico, Clarisse, con quien entabla una relación solo carnal.

Ulrich en sus funcionalidades como militante de Acción Paralela  llega a comprender a bastante gente que lo hacen pensar sobre el sentido de la vida, y en varias oportunidades piensa que la gente con atributos son aquellas que tienen riqueza, como Arnheim, un científico que trabaja en maneras de inseminación, no obstante discierne que los hombres con atributos son quienes tienen sentimientos e especiales de pelea popular.

El Hombre sin tributos en sus tres volúmenes, completados en el transcurso de una década, refleja más que las tramas románticas del personaje central, las maneras de caída de los últimos años del imperio austro húngaro, nombrado en esta novela como el imperio de Kakania, y es una reflexión filosófica de los primeros años del siglo XX, sobre la presencia y el surgimiento del modernismo y las sociedades industrializadas. Quiere leer una obra de otro género, lea el árbol de las brujas.

Crítica de El hombre sin atributos

La novela El hombre sin atributos es una amplia obra literaria que esta compuesta por tres voluminosos libros, los dos primeros se escribieron entre los años 1930 y 1933, el tercero se publicó en 1943, después del fallecimiento de su creador Robert Musil en 1942. En ella se hacen reflexiones filosóficas sobre distintos temas resaltando las que conciernen a los asuntos políticos a lo largo de los últimos años del imperio austro húngaro.

Sus reflexiones sobre las relaciones amorosas, comprende parte importante de la obra y sus criticas a estos asuntos tienen el tono de la ironía; Con sus disertaciones sobre las emociones y los sentimientos que brindaron origen al apogeo del nazismo, El Hombre sin atributos, refleja las cuestiones psicológicas que llevaron a las masas a complementarse al nacional socialismo como si de una secta religiosa se tratara. Le invito a leer, el corazón delator.

Por sus planteamientos filosóficos de la sociedad europea de principios del siglo XX, la crítica literaria considera a la novela El hombre sin atributos una obra de enorme predominación, no obstante por su extensión y narrativa descriptiva, se considera poco alcanzable a un enorme número de leyentes, reservada más para un ejercicio de investigación que de recreación. Por ser una obra que su creador no llegó a terminar, su desenlace se considera dudoso.