Resumen del libro El mar

El mar

 

“La señora Grace está sin aliento, y se fan la tersa ladera de su pecho, color arena. Levanta una mano para apartarse un pelo que se le quedó pegado a la frente mojada y fijo la mirada en la secreta sombra que hay bajo la axila, azul ciruela, el tono de mis húmedas fantasías en noches venideras. Chloe se enfurruña. Myles vuelve a escarbar ferozmente en la arena con su palo. Su padre dobla el periódico y mira al cielo entrecerrando los ojos. Rose examina un botón flojo de su blusa. Las pequeñas olas se levantan y rompen, y el perro anaranjado ladra. Y mi vida cambió para toda la existencia”.

Amarillean las hojas y crepitan bajo el paso de Max, mientras atraviesa el otoño borrascoso de su historia. La popularizada patología de Anna ha acabado por dejarle solo, simio desnudo frente el espejo que proporciona una imagen agria y diletante, aunque cada vez más nítida. Siente un impulso ineludible que le ordena a regresar a la localidad costera donde veraneó cuando era niño y elige alojarse en una modesta pensión llamada los Cedros.
En este pueblo -al que iremos a llamar Ballyless- Max espera encontrar respuestas, aunque desconoce las cuestiones. Es un hombre a la búsqueda, perdido, necesitado. Sigue, sin oponer resistencia, las señales de su memoria, que le ordena, impetuosa, volver al punto en el que todo cambió, para evocar los días en los que le fue arrebatada la niñez. Esos días que tienen gusto a leche, sangre y sal, en un espacio donde conviven tierra y mar, vida y muerte, lo habitual y lo desconocido; en un momento clave: cuando conoció a los Grace.
Rastreando las pistas que todavía perviven en el pueblo, la memoria de Max rescata del pasado a los gemelos Chloe y Myles, a sus padres Carlo y Connie y a su asistenta Rose. Ayudado por el viaje iniciático emprendido, recupera imágenes y vivencias de la época que marcó su crónica para toda la existencia y que le abrió de golpe la puerta a la edad avanzada, dejando atrás al niño inocente que jamás pudo liberarse de algunos inconvenientes escenciales y que ahora mismo, en la antesala del ocaso, el adulto herido por el mal precisa aclarar, tratando de llevarlo a cabo a través de un viaje de vuelta al verano de la iniciación a la vida, pero también del descubrimiento del mal y la desaparición.

Enviado por:
Clarice Lagos

Curiosidades:

– Con “El marJohn Banville consiguió el Premio Man Booker 2005.Otros libros de este autor:

Los infinitos

Imposturas

Eclipse

 

El intocable

$(document).ready(function() { var zoomimages = $(‘#ctl00_ctl00_maincontainer_contentpane_ctl01_images_imageslist a.wp-zoom-image.wp-item-image-link[href]’); var zoomfooterimages = $(‘#ctl00_ctl00_maincontainer_contentpane_ctl01_images_imageslist a.wp-zoom-image.wp-item-image-footer-link[href]’); if (zoomimages.length > 0 || zoomfooterimages.length > 0) { var options = { borderSize: 10, displayTitle: true, slideNavBar: true, allSet: true, navbarOnTop: false, disableNavbarLinks: false, displayDownloadLink: false, displayCloseImage: true, displayImageIndex: false, autoStart: false, strings: { help: ‘ ‘, prevLinkTitle: ‘Anterior’, nextLinkTitle: ‘Siguiente’, prevLinkText: ‘Anterior’, nextLinkText: ‘Siguiente’, closeTitle: ‘Cerrar’, image: ‘Pág. ‘, of: ‘ de ‘, download: ‘Descargar’ } }; if (zoomimages.length > 0) zoomimages.lightbox(options); if (zoomfooterimages.length > 0) zoomfooterimages.lightbox(options); } }); Libros sobre el mismo tema:

Helena o el mar del verano

 

Julián Ayesta

 

En ámbas novelas el personaje primordial viaja al verano en que experimentó su primer amor de adolescencia, con el mar como elemento escencial.

Adquisición el libro en Amazon.es:

libroVolverMás libros…

Colabora en Trabalibros