Resumen del libro El relojero de Filigree Street

Natasha Pulley se la juega con su primera novela (quién diría que es la primera) y nos deja con la boca abierta. Quizás de entrada lo más fácil es aguardar una novela de intrigas más o menos fáciles de comprender ambientada en el Londres de 1883 (ya en los últimos años de la época victoriana). Se podría sospechar también que la ambientación podría ser del estilo clásico de Dickens, las hermanas Brönte, Wilde… Pero no. La sorpresa es de las considerables. Tres individuos primordiales dan forma a la historia: el relojero Mori, el funcionario Thaniel y la científica Grace. El primero tiene una aptitud extraordinaria en el diseño y fabricación de relojes y elementos mecánicos que, , tienen vida propia (y algo más que no es favorable desvelar); el segundo tiene una aptitud especial para desarrollar su trabajo de telegrafista en el Ministerio del Interior y después de Exteriores (y sí, algo más que habrá que descubrir); la tercera está dotada de una aptitud superlativa para la investigación (y nos ayudará a comprender qué pasa con Mori y Thaniel). Juntos y revueltos van dando forma a una historia de misterio, magia, aventuras, con tintes políticos (por la intervención del Clan na Gael, una organización republicana irlandesa asentada en USA y enlazada con la Hermandad Republicana de Irlanda, IRB). Bueno, no menos importante es el pulpo llamado Katsu, creado por Mori, que tiene como afición remover calcetines y que termina convirtiéndose en un personaje de colosal peso en la novela.
Mentiría si dijera que me enganchó desde la primera página, pero no soy de dejar un libro aparcado con las primeras inquietudes, agradecidamente, y la narración me fue enganchando poco a poco hasta el punto de no tener más remedio que terminar el libro para comprender qué pasa con los individuos, quién es todos todos métodos y que papel desarrollan en la trama indispensable.
Thaniel revela un día, al regresar a su apartamento, que alguien estuvo dentro y dejó un reloj en su almohada. Tiempo más tarde, en su trabajo como telegrafista, recibe un cable alertando de la cercanía de un atentado, y el día del mismo, el reloj, con una asombroso alarma que él no había planificado, lo salva de fallecer en la explosión. La trama está servida. ¿Quién fué el creador de la bomba? Nadie duda de que los correspondientes de Clan na Gael son los causantes, pero ¿quién asiste para la organización fabricando los dispositivos? Todo apunta a Mori, del que descubriremos un pasado asombroso, pero no en todos las situaciones todo es lo que se ve. Thaniel se ve envuelto en la investigación para comprender al creador de bombas.
En un momento de la novela, hace aparición Grace. Un papel femenino para el personaje científico. ¡Qué desfachatez! ¡A finales del siglo XIX, una mujer queriendo pensar! Precisamente, otro ingrediente habitual que Pulley introduce en la novela, además de una ojeada sucinto a las clases sociales en la época (intercalando puntos de la sociedad japonesa) y la clara distinción entre ellas, el papel femenino en la sociedad se refleja a través de la aparición de Grace (tener que fingir identidad masculina para sacar prestados libros de la biblioteca, batallar contra los deseos paternos y el lógico matrimonio que se cree que celebre para conseguir tomar posesión de una herencia que una tía le deja, con la condición, claro está, de ser mujer casada…)
Es difícil englobar esta novela si la imaginamos en el contexto victoriano y su no corta lista de géneros existentes; tiene unas pinceladas de humor, otras de aventuras (estas más marcadas), algo de novela histórica, también verídica, política y habitual, fantástica donde las haya y con unos trazos de novela de ficción. Sin lugar a dudas tengamos la oportunidad encontrar más matices que nos permitan englobarla en otra tipología, pero pienso que estos son los fundamentales, sin ignorar la novela romántica que, sin ser la base argumental, le sirve a la autora para diseñar un final dulce y interesante para los sueños de los que leen.Enviado por:
Irene Muñoz Serrulla

Curiosidades:

– Adjuntamos el enlace a la página web de Irene Muñoz Serrulla, la autora de esta reseña:

Corrección de textos. Traducción. Redacción


$(document).ready(function() { var zoomimages = $(‘#ctl00_ctl00_maincontainer_contentpane_ctl01_images_imageslist a.wp-zoom-image.wp-item-image-link[href]’); var zoomfooterimages = $(‘#ctl00_ctl00_maincontainer_contentpane_ctl01_images_imageslist a.wp-zoom-image.wp-item-image-footer-link[href]’); if (zoomimages.length > 0 || zoomfooterimages.length > 0) { var options = { borderSize: 10, displayTitle: true, slideNavBar: true, allSet: true, navbarOnTop: false, disableNavbarLinks: false, displayDownloadLink: false, displayCloseImage: true, displayImageIndex: false, autoStart: false, strings: { help: ‘ ‘, prevLinkTitle: ‘Anterior’, nextLinkTitle: ‘Siguiente’, prevLinkText: ‘Anterior’, nextLinkText: ‘Siguiente’, closeTitle: ‘Cerrar’, image: ‘Pág. ‘, of: ‘ de ‘, download: ‘Descargar’ } }; if (zoomimages.length > 0) zoomimages.lightbox(options); if (zoomfooterimages.length > 0) zoomfooterimages.lightbox(options); } }); Libros con entrometidas coincidencias:

Momo

 

Michael Ende

Los relojes son elementos fundamentales en ámbas novelas.

Adquisición el libro en Amazon.es:

libroe-book KindleVolverMás libros…

Colabora en Trabalibros