Resumen del libro “El Viejo y el Mar”

El Viejo y el Mar

Es una obra de gran magnitud maestra de Ernest Hemingway, que narra la odisea de un pescador en su pelea contra un pez y de como se desvió de la costa hasta llegar a mar adentro.

 

Ernest Miller Hemingway nació el 21 de julio de 1899 y muere el 2 de julio de 1961) fue un novelista estadounidense, escritor de cuentos  y periodista.

Hemingway era un escritor minimalista. El minimalismo se define como la escritura que se disminuye a lo básico con el más grande peso del trabajo puesto en contexto en lugar del uso de un lenguaje descriptivo riguroso. Durante su historia, publicó numerosas novelas y colecciones de cuentos, pero numerosas de sus proyectos también se han publicado póstumamente.

El viejo y el mar¬†fue la √ļltima novela que Hemingway public√≥ antes de su muerte.¬†En 1951, Hemingway escribi√≥ esta obra¬†en dos meses, mientras se encontraba en Cuba.¬†Estaba orgulloso de su trabajo.

La novela delgada recibi√≥ bastante √©xito cr√≠tico y comercial.¬†Fue un aspecto considerable en que Hemingway recibi√≥ el Premio Pulitzer de Ficci√≥n en 1953 y el Premio Noble de Literatura en 1954. La novela todav√≠a se ense√Īa extensamente en las academias de hoy. En este estilo tambi√©n esta escrita¬†Relato de un Naufrago.

El Viejo y el Mar Resumen

El viejo y el mar es la crónica de una pelea épica entre un viejo pescador experimentado y la más grande captura de su historia. Durante ochenta y 4 días, Santiago, un adulto mayor pescador cubano, se ha embarcado y regresó con las manos vacías. Este pescador vivió una Odisea para hallar lo que quería. (Ver artículo: La Odisea)

 

Tan claramente desafortunado es que los padres de su joven y devoto aprendiz y amigo,¬†Manolin, lo han obligado a dejar al viejo para pescar en un barco m√°s pr√≥spero.¬†Sin embargo, el ni√Īo contin√ļa cuidando al adulto mayor a su regreso cada noche.

√Čl asistencia al adulto mayor a llevar su conjunto a su caba√Īa destartalada, afirma la comida para √©l, y examina los √ļltimos desarrollos en el b√©isbol estadounidense, fundamentalmente las pruebas del h√©roe del viejo, Joe DiMaggio.¬†Santiago conf√≠a en que su racha improductiva pr√≥ximamente llegar√° a su fin, y escoge ir m√°s lejos de lo recurrente al d√≠a siguiente.

En el d√≠a ochenta y cinco de su racha de mala suerte, Santiago hace lo que prometi√≥, explorando su esquife bastante m√°s all√° de las aguas costeras poco profundas de la isla y aventurarse en la corriente del Golfo.¬†√Čl prepara sus l√≠neas y las deja caer.¬†Al mediod√≠a, un enorme pez, que √©l sabe que es un marlin (Pez Espada), toma el cebo que Santiago ha colocado a cien brazas de hondura en las aguas.¬†El viejo engancha al pez con pericia, pero no puede tirar de √©l. En cambio, el pez empieza a jalar el bote.

Al no poder atar la línea rápidamente al bote por miedo a que los peces rompieran una línea tensa, el adulto mayor soporta la tensión de la línea con sus hombros, espalda y manos, listo para desatender si el marlín huye.

 

El pez tira del bote a lo largo de todo el día, a lo largo de la noche, otro día y otra noche. Nada de forma recurrente hacia el noroeste hasta que, por fin, se cansa y nada al este con la corriente. Todo el tiempo, Santiago soporta el recurrente mal de la línea de pesca.

Siempre que el pez se abalanza, salta o se arroja hacia la independencia, el cord√≥n corta mal a Santiago.¬†Aunque herido y agotado, el adulto mayor siente una profunda empat√≠a y admiraci√≥n por el marlin, su hermano en padecimiento, fuerza y ‚Äč‚Äčdeterminaci√≥n.

En el tercer d√≠a, el pez se cansa, y Santiago, privado de sue√Īo, dolorido y delirante, consigue tirar del marl√≠n lo bastante cerca como para matarlo con un golpe de arp√≥n.¬†Muerto al costado del esquife, el marlin es el m√°s grande que Santiago haya visto jam√°s.

Lo ata en su bote, levanta el peque√Īo m√°stil y zarpa hacia su casa.Mientras que Santiago est√° entretenido por el valor que el marlin traer√° al mercado, le preocupa m√°s que la gente que comer√°n el pescado sean indignas de su excelencia.

Mientras Santiago navega con los peces, la sangre del marlín deja un rastro en el agua y atrae a los tiburones. El primero en agredir es un enorme tiburón mako, que Santiago consigue matar con el arpón. En la pelea, el adulto mayor pierde el arpón y la longitud de una importante cuerda, lo que lo deja vulnerable a otros asaltos de tiburones.

El adulto mayor pelea contra los depredadores sucesivos y crueles lo destacado que puede, apu√Īal√°ndolos con una tosca lanza que lanza azotando un cuchillo contra un remo y tambi√©n golpe√°ndolos con la ca√Īa del tim√≥n.

Aunque aniquila a numerosos tiburones, se muestran m√°s y m√°s, y cuando cae la noche, la continua pelea de Santiago contra los carro√Īeros es in√ļtil.¬†Ellos devoran la hermosa carne del marl√≠n, dejando solo el esqueleto, la cabeza y la cola.

Santiago se reprueba a s√≠ mismo por ir ¬ędemasiado lejos¬Ľ y por sacrificar a su enorme y digno contrincante. Llega a casa antes del amanecer, tropieza con su choza y duerme intensamente.

 

A la ma√Īana siguiente, una multitud de pescadores asombrados se re√ļne cerca del cad√°ver esquel√©tico del pez, que todav√≠a est√° amarrado al bote.¬†Sin entender nada de la pelea del adulto mayor, los turistas en un caf√© cercano observan los restos del marl√≠n enorme y lo confunden con un tibur√≥n.

Manolin, quien estuvo preocupado por la sepa del adulto mayor, se emociona cuando encuentra a Santiago seguro en su cama.¬†El ni√Īo le trae un caf√© al viejo y los diarios con puntajes de b√©isbol y lo mira reposar.

Cuando el adulto mayor se despierta, los dos acuerdan pescar como compa√Īeros una vez m√°s.¬†El adulto mayor regresa a reposar y sue√Īa con su sue√Īo recurrente de jugar a los leones en las playas de √Āfrica.

Mira a través de este vídeo el resumen de esta obra de Ernest Hemingway:

 

 

 

El Viejo y el Mar resumen por capítulos

Esta novela no posee capítulos determinados, pero por la manera en que esta redactada se puede dividir en tres partes:

Introducci√≥n: Empieza con un hombre ya adulto mayor llamado Santiago,¬† pero que se ve muy fuerte y su joven amigo Manolin, quien lo ayudaba a pescar pero que por tener mas de 40 d√≠as sin poder pescar nada los padres del ni√Īo deciden que no lo ayude m√°s, dejando al adulto mayor solo en sus tareas.

Nudo: La historia del adulto mayor que recuerda su juventud y su historia previo de esa y felicidad y su embarque a buscar una pesca digna en el mar adentro y su acercamiento con el Marlin que lo llevan a vivir una odisea en el mar.

Desenlace: cuando el adulto mayor ya muy agotado y habiendo matado al marlin escoge regresar a la costa y los tiburones empiezan a seguirlo para comerse al marlin, y la pelea del adulto mayor por socorrer su preciado pez y regresar a su casa.

Aquí tienes en este vídeo el audio libro de el Viejo y el Mar:

 

 

 

El Viejo y el Mar  la Película

El Viejo y el mar es una película de drama de aventuras estadounidense de 1958 apuntada por John Sturgescon la dirección no acreditada de Henry King y Fred Zinnemann. El guión (la interpretación más así, palabra por palabra de una historia redactada que se filmó alguna vez) fue ajustado por Peter Viertel de la novela homónima de  Ernest Hemingway. De la misma forma fue llevada al cine la obra de Humberto Eco El Nombre de la Rosa.

 

Dimitri Tiomkin¬†gan√≥ el¬†Premio de¬†la¬†Academia al Mejor Nivel Original¬†por su trabajo en la pel√≠cula, que tambi√©n fue nominada a la¬†mejor fotograf√≠a en color.¬†El mismo a√Īo, Tracy fue nominado para el¬†Premio de¬†la¬†Academia al Mejor Actor.

Elenco

  • Spencer Tracy¬†como El viejo
  • Felipe Pazos Jr. como Manolin
  • Harry Bellaver¬†como Martin
  • Don Diamond¬†como due√Īo de Caf√©
  • Don Blackman como luchador de brazo
  • Joey Ray como jugador
  • Richard Alameda como jugador
  • Tony Rosa como jugador
  • Carlos Rivero como jugador
  • Robert Alderette como jugador
  • Don Alvarado¬†(¬†sin acreditar¬†) como mesero

La Revista Time¬†se√Īal√≥ que ¬ęel gui√≥n sigue el libro en todos los detalles¬Ľ, pero llam√≥ a la novela una¬†f√°bula¬†¬ęno m√°s correcta para la pantalla que¬†The Love Song of J. Alfred Prufrock¬†¬ę.

Time¬†se√Īal√≥ que a Tracy ¬ęnunca se le permiti√≥ atrapar un marl√≠n¬Ľ mientras se encontraba en el sitio, por lo cual ¬ęla c√°mara jam√°s ha podido atraparlo¬Ľ y el resultado es ¬ęLas p√ļas tienen que ser tan interminables: peces, peces Tracy¬Ľ , Tracy, ese viejo hombre, pierde la vitalidad, la emoci√≥n y, m√°s que nada, la generosidad de ritmo que necesita el tema.

 

Seg√ļn el productor Hayward, Hemingway se encontraba contento con la pel√≠cula y mencion√≥ que ten√≠a ¬ęuna extraordinaria calidad emocional y √©l est√° muy complacido y satisfecho con la transferencia de su material a la pantalla.

Pens√≥ que Tracy era espectacular (a la luz de su peleas con √©l esto es todo un cumplido) , la fotograf√≠a fue incre√≠ble, el manejo de la pesca y el pez mec√°nico fue realmente bueno. Tuve algunos disgustos inferiores, pero generalmente √©l se encontraba terriblemente prominente en la imagen y contento con eso.¬Ľ

Aquí te dejamos la película de El Viejo y el Mar, con el actor Spencer Tracy:

 

 

 

El Viejo y el Mar an√°lisis

La primera cita del libro se comunica como la de Hemingway: ¬ęEra un adulto mayor que pescaba solo en un esquife en la corriente del Golfo y llevaba ya ochenta y 4 d√≠as sin pescar¬Ľ.¬†Las expresiones son sencillas, y la composici√≥n, dos cl√°usulas independientes y bien articuladas unidas por una f√°cil conjunci√≥n, son aspectos recurrentes que caracterizan el estilo literario de Hemingway. Esta historia se ve a la del¬†¬†Don Quijote de la Mancha en busca de sus monstruos para tener el cari√Īo de su Dulcinea.

 

En tanto que en otras proyectos esta econom√≠a del lenguaje se usa para comunicar la inmediatez de la vivencia, la inocencia de Hemingway se intensifica aqu√≠ hasta el punto de dejar parte importante de la prosa vac√≠a en un nivel y pre√Īada de concepto en el otro;¬†es decir, las oraciones tienden a perder su conexi√≥n especial con la verdad pero de forma simultanea alcanzan un car√°cter m√°s general y simb√≥lico, muy parecido al efecto de la poes√≠a.

El estilo de Hemingway, entonces, asiste para argumentar por qué muchos comentaristas ven su novela más como una fábula que como una ficción.

La utilizaci√≥n del n√ļmero 40 en la siguiente oraci√≥n es la primera de muchas alusiones religiosas en la novela corta.¬†Se nos comunica que despu√©s de 40 d√≠as (el tiempo que le llev√≥ a Cristo vencer a Satan√°s en el desierto), los padres de Manolin eligieron que ¬ęel viejo era en este momento y terminantemente salao, que es la peor forma de mala suerte¬Ľ.

Esta oraci√≥n proclama uno de los temas de la novela, la heroica pelea contra el destino inmutable.¬†De hecho, todo el primer p√°rrafo enfatiza la visible falta de √©xito de Santiago.¬†Por ejemplo, ¬ęal ni√Īo le entristeci√≥ ver que el adulto mayor entraba todos los d√≠as con el bote vac√≠o¬Ľ.¬†Y m√°s poderosamente, ¬ęLa vela se encontraba remendada con sacos de harina y, plegada, parec√≠a la bandera de la derrota permanente¬Ľ.

 

Esta clase de degradaci√≥n descriptiva de Santiago contin√ļa con datos de su viejo y gastado cuerpo.¬†Incluso sus cicatrices, legados de √©xitos pasados, son ¬ęviejas como erosiones en un desierto sin peces¬Ľ.

Todo lo mencionado cambia de repente, por otro lado, cuando Hemingway dice magistralmente: ¬ęTodo en √©l era viejo, excepto sus ojos y ten√≠an el mismo color que el mar, eran alegres e invictos¬Ľ.¬†Esto atrae la atenci√≥n hacia una dicotom√≠a entre dos tipos de √©xito: el √©xito exterior, material y el √©xito espiritual de adentro.

En tanto que Santiago precisamente no tiene lo primero, la consideraci√≥n de esta falta queda eclipsada por su posesi√≥n del √ļltimo.¬†Este triunfo del esp√≠ritu infatigable sobre los elementos materiales agotables es otro tema considerable de la novela.

Además, el color de ojos de Santiago presagia la comparación cada vez más explícita de Hemingway de Santiago con el mar, lo que recomienda una analogía entre el espíritu indomable de Santiago y la fuerza sin límites del mar.

 

La relaci√≥n entre Santiago y Manolin se puede sintetizar en una frase: ¬ęEl adulto mayor le hab√≠a ense√Īado al ni√Īo a pescar y el ni√Īo lo amaba¬Ľ.

Manolin es aprendiz de Santiago, pero su relación no se restringe solo a los negocios. Manolin idolatra a Santiago, pero el objeto de esta idolatría no es solo el otrora enorme pescador, aunque fracasado en el presente; es una idolatría de especiales.

Esto asiste para argumentar la devoci√≥n √ļnica y religiosa de Manolin hacia el adulto mayor, subrayada cuando Manolin le pide perd√≥n a Santiago por no volver a pescar con el adulto mayor.¬†Manolin dice: ¬ęFue pap√° quien me logr√≥ irme. Soy un ni√Īo y debo obedecerlo¬Ľ, a eso que Santiago contesta: ¬ęLo s√© ‚Ķ es muy habitual. No posee mucha fe¬Ľ.

M√°s all√° de la clara jerarqu√≠a de esta relaci√≥n maestro/alumno, Santiago s√≠ enfatiza su igualdad con el ni√Īo.¬†Cuando Manol√≠n le pide una cerveza al adulto mayor, Santiago responde: ¬ę¬ŅPor qu√© no? ‚Ķ Entre pescador¬Ľ.

Y cuando Manol√≠n solicita asistencia a Santiago con su pesca, Santiago responde: ¬ęYa eres un hombre¬Ľ.¬†Al mostrar que Santiago tiene poco m√°s que ense√Īar al ni√Īo, esta igualdad presagia la separaci√≥n inminente de los dos amigos, y tambi√©n sugiere que esta no ser√° una narraci√≥n acerca de un ni√Īo aprendiendo de un adulto mayor, sino una historia de un adulto mayor aprendiendo las ense√Īanzas √ļnicas del oto√Īo de la vida.

Hace aparición un tipo semejante de igualdad inesperada cuando Hemingway detalla las distintas formas en que los marlines y los tiburones son tratados en tierra. Si bien esto presagia la pelea entre el marlín de Santiago y los tiburones, también iguala a los competidores.

 

Más allá de las peleas en el mar, los marlines y los tiburones son masacrados y usados por los humanos en tierra; sus antagonismos no significan nada en la costa. Como en la situacion de Santiago y Manolín, esta igualación revela la preocupación temática de la novela por la unidad de la naturaleza, incluida la raza humana, una unidad que asiste para socorrer a la víctima heroica de la enorme catástrofe.

Hemingway también condimenta la novela con varias referencias a la visión. Se nos comunica, entre otras cosas, que Santiago tiene una vista increíblemente buena para un hombre de su edad y vivencia, en tanto que el nuevo empleador de Manolin es ciego.

Cuando Manolin lo nota, Santiago responde simplemente: ¬ęSoy un viejo extra√Īo¬Ľ.¬†Dada la analog√≠a antes citada entre los ojos de Santiago y el mar, uno sospecha que su extra√Īeza en este aspecto tiene algo que ver con su relaci√≥n con el mar.

Esta conexi√≥n, por otro lado, es un poco problem√°tica debido a que podr√≠a sugerir que Santiago tendr√≠a √©xito como pescador.¬†La simplicidad de la vivienda de Santiago lleva a cabo a√ļn m√°s nuestra visi√≥n de Santiago como materialmente sin √©xito.

Es atrayente que Hemingway llame la atención sobre las reliquias de la mujer de Santiago en su casa, presentando un aspecto de Santiago que de otro modo estaría ausente en toda la novela.

Esto es importante porque recomienda una alguna dificultad en el car√°cter de Santiago que lo realiza m√°s de un Hombre com√ļn -apropiado para una alegor√≠a- pero mencionarlo sencillamente para quitarlo del √°mbito provoca que su sepa sea a√ļn m√°s destacable, y uno podr√≠a cuestionar si el personaje de Santiago es bastante duro para aceptar que el lector se identifique totalmente con su cr√≥nica.

Mira este vídeo en donde encontraras un análisis terminado de la novela El Viejo y el Mar:

 

 

 

El Viejo y el mar personajes

Desde que empieza esta novela se distinguen dos personajes principales primordiales,¬† ellos son los mas destacables, El viejo pescador Santiago, y el pez que representa la naturaleza, entre ellos se refleja la guerra que se vive d√≠a a d√≠a para subsistir, y que nos deja como ense√Īanza que jam√°s hay enemigo muy grande que no logre ser vencido, ni luchador tan peque√Īo que no logre ganar. El personaje de Santiago vale a pena hacerle un an√°lisis psicol√≥gico al estilo de la novela El tunel.

Este es un corto animado de la crónica de el Viejo y el Mar:

 

 

 

El viejo y el Mar Argumento

Esta novela es sobre la vida de un viejo pescador, que tuvo una vida dura y de mala suerte, que siempre que sale a pescar con su ayudante, siempre llega sin nada hasta que escoge adentrarse en el mar para hallar algo.

En este viaje está con un pez espada que cae en su anzuelo y este lo arrastra por días mar adentro, hasta que se agota y el adulto mayor lo aniquila, y en su regreso a tierra estable los tiburones se comen al pez, al llegar a tierra está tan agotado, adolorido y lastimado en sus manos que se va a su casa y deja su bote en el puerto con los restos de su pesca.

El viejo y el mar Frases

 

¬ęEra un adulto mayor que pescaba solo en un esquife en la corriente del Golfo y llevaba ya ochenta y 4 d√≠as sin pescar¬Ľ

¬ęel viejo era en este momento y terminantemente salao, que es la peor forma de mala suerte¬Ľ.

¬ęal ni√Īo le entristeci√≥ ver que el adulto mayor entraba todos los d√≠as con el bote vac√≠o¬Ľ.

¬ęLa vela se encontraba remendada con sacos de harina y, plegada, parec√≠a la bandera de la derrota permanente¬Ľ.

¬ęTodo en √©l era viejo, excepto sus ojos y ten√≠an el mismo color que el mar, eran alegres e invictos¬Ľ

¬ęEl adulto mayor le hab√≠a ense√Īado al ni√Īo a pescar y el ni√Īo lo amaba¬Ľ.

¬ęFue pap√° quien me logr√≥ irme. Soy un ni√Īo y debo obedecerlo¬Ľ, a eso que Santiago contesta: ¬ęLo s√© ‚Ķ es muy habitual. No posee mucha fe¬Ľ.

El viejo y el Mar Crítica

El Viejo y el Mar sirvieron para revitalizar la reputación literaria de Hemingway y provocaron un nuevo examen de todo su cuerpo de trabajo. La novela fue recibida al principio con mucha popularidad como la novela El Conde de Montecristo; y restauró la seguridad de varios leyentes en la aptitud de Hemingway como creador.

Su editor,¬†Scribner‚Äôs, sobre una temprana sobrecubierta, llam√≥ a la novela un ¬ęnuevo cl√°sico¬Ľ, y varios cr√≠ticos la compararon favorablemente con proyectos como la novela de¬†William Faulkner:¬†El oso¬†y la novela de¬†Herman Melville¬†Moby-Dick.

 

Tal vez este personaje¬† fue tomado de la vida de Gregorio Fuentes, un hombre venido de las Islas Canarias a Cuba, blanco de ojos azules como el mar, quien llego a la isla a la edad de 22 a√Īos. ¬†Despu√©s de 82 a√Īos en Cuba, Fuentes intent√≥ reclamar su ciudadan√≠a espa√Īola en 2001.¬†Los cr√≠ticos han notado que Santiago tenia al menos 22 a√Īos cuando emigr√≥ de Espa√Īa a Cuba, y entonces lo bastante m√°s grande como para ser considerado un inmigrante -y un extranjero- en Cuba.

Al inicio, Hemingway plane√≥ usar la cr√≥nica de Santiago, que se convirti√≥ en¬†El viejo y el mar, como parte de una privacidad entre madre e hijo.¬†Las relaciones en el libro se relacionan con la Biblia, a la que se refiri√≥ como ¬ęEl Libro del Mar¬Ľ.

Una de las cr√≠ticas m√°s sinceras de¬†El viejo y el mar¬†es Robert P. Weeks.¬†Su parte de 1962 ¬ęF√°bula en¬†el viejo y el mar¬†¬Ľ muestra su afirmaci√≥n de que la novela es una divergencia d√©bil e inesperada de la t√≠pica y verdadera de Hemingway (refiri√©ndose al resto del cuerpo de trabajo de Hemingway como ¬ęglorias anteriores¬Ľ).

Este critico considera esta obra de Hemingway llena de extraordinaria falsedad, porque un personaje real no esperaría hallar inexactitud ni romanticismo en un elemento natural.

 

 

 

El Viejo y el Mar Moraleja y valores

Esta novela tiene como primordial moraleja y valores lo que explicamos aquí a continuación:

 

La perseverancia es una ley universal:¬†Hemingway¬†comienza su cr√≥nica caracterizando al pescador Santiago a trav√©s de su fachada.¬† Un hombre de la tercera edad con c√°ncer de piel. que refleja la dureza de la vida que tuvo la valent√≠a y la dignidad de combatir contra todo y sobrepasar su mal y agotamiento con tal de vencer a su enemigo.¬†Al final del libro, el creador sintetiza este esp√≠ritu con esta famosa frase: ¬ęEl hombre no est√° hecho para la derrota. Puede ser destruido pero no derrotado¬Ľ.

El hombre y la bestia son m√°s semejantes de lo que imaginamos (en el buen sentido): Santiago no odia a su contrincante el¬† marlin, sino que lo venera.¬†Esta es la √ļnica distingue que es con la capacidad de delinear entre los peces y la clase humana: ¬ęNo son tan capaces como nosotros que los matamos;¬†aunque son m√°s nobles y m√°s capaces¬Ľ.

Siente respeto por los peces en su pelea.¬†El marlin tiene sus capaces virtudes, y √©l tiene las suyas. Santiago¬†entiende que en la naturaleza salvaje, toda la vida es igual.¬†El mar no escoge preferidos.¬†El noble pescador se niega a designarse a s√≠ mismo como un supremo se√Īor de los animales, en vez de admitir su enorme fraternidad con todo lo que lo circunda.

 

Algunas cosas son para continuar siendo un secreto: Santiago se proporciona cuenta de que es injusto haber matado al pez en toda su ¬ęgrandeza y su gloria¬Ľ. ¬ŅQui√©n es √©l para matar a esta hermosa y digna criatura?

Cree que probablemente halla sido un pecado matar a los peces, aunque lo logr√≥ para alimentarse a s√≠ mismo y a los dem√°s.¬†Santiago escoge dejar a un lado este sentido de la responsabilidad c√≥smica, y escoge dejar que m√°s personas calificadas piensen en asuntos de pecado.¬†√Čl reconcilia sus acciones dici√©ndose a s√≠ mismo: ¬ęNaciste para ser¬†un pescador¬†como el pez naci√≥ para ser un pez¬Ľ.

Necesitamos promesa para subsistir a la derrota: Cuando Santiago ata el marlín muerto a su bote, se proporciona cuenta de que es colosal, considerablemente más grande que el bote en sí. Mientras que él ganó en su pelea contra los peces, su trabajo está lejos de finalizar. Se ve que el libro El Arte de la Guerra estuviera que se encuentra en este escrito.

Debe regresar al puerto, y está librando una guerra agotadora contra los tiburones hambrientos. Los pelea con remo y arpón, pero lo abruman, consumiendo la mayoría de su preciada captura. Sin embargo, él no se enfurece contra su destino; no deja que la amargura o la desilusión lo consuman.

 

En cambio, el pescador espera que no le haya preocupado a la aldea por haberse distanciado bastante, recuerda a la multitud de su pa√≠s y espera gozar de su ¬ęamigo¬Ľ, la cama.

Otras personas no entender√°n nuestras luchas, y est√° bien: Despu√©s de que Santiago llega a la costa, los turistas divisan la espina blanca del¬†marl√≠n¬†¬ęque en este momento era solo basura aguardando a la corriente¬Ľ.

Un camarero hispanoparlantes intenta argumentar el espect√°culo y consigue decir ¬ęshark¬Ľ. Los curiosos turistas malinterpretan, y en su lugar suponen que el esqueleto pertenec√≠a a un tibur√≥n, criaturas que, despu√©s de todo, no tienen huesos.¬†Este episodio, que concluye la novela corta, recomienda que la barrera del idioma o no, solo Santiago y el mar conocer√°n la realidad.

El viejo y el mar tipo de Narrador

Ernest Hemingway¬† escribi√≥ esta obra que tiene solo dos individuos primordiales, y una narraci√≥n en tercera persona, omnisciente y de afuera, de la misma forma que lo tiene El Llano en llamas en uno de sus cuentos Diles que no me maten, que nos ofrece una manera de detallar con mucha objetividad de los dos individuos. El Viejo Santiago y el Ni√Īo Manolin son dos individuos humanos y el pez espada y los tiburones representan los papeles antag√≥nicos de esta obra.