Resumen del libro Érase una vez la taberna Swan

«En los límites de este planeta se ocultan otros. Hay sitios por los que se puede atravesar. Este es uno de esos lugares». Así empieza el libro de la británica Diane Setterfield (autora de “El cuento número trece” y “El hombre que perseguía al tiempo”). Pero qué es la literatura de ficción sino eso, una puerta a otros mundos, suponiendo que aceptemos que este cuento no es real…
La historia tiene como centro la taberna Swan en el pueblo inglés de Radcot, a la que una noche clausurada llega un hombre cubierto de sangre que transporta en brazos a una niña (¿muerta?) de 4 años. La narración se lleva a cabo desde entonces alrededor de numerosos pobladores de este pueblo y de otros próximos. Conocer la identidad de la pequeña hará salir a la luz las miserias de numerosas personas y la pureza de otras, el matiz perverso de algunos y la amabilidad de otros. La narración nos demostrará que cada personaje tiene un peso en la historia y que ninguno hace aparición porque sí. Algunos desaparecen y nos podríamos llegar a olvidar de ellos si no fuera por la aptitud de descripción y de sostener la tensión que tiene Setterfield en su narración. Hasta los más pequeños datos cobran consideración en algún instante de la historia. Historia que se nutre de numerosas pequeñas tramas, las de las vidas de los individuos, y que de a poco, durante estas 600 páginas van entrelazándose para llegar en el final (yo pienso que justa) como si de una tarea de encaje de bolillos se tratara: con su patrón definido sobre la almohadilla (llamada raramente mundillo) y que a través de los profesores movimientos de las manos artesanas sacan de los bolillos cargados de hilos una tarea de enorme valor. De esta manera, tenemos la posibilidad de suponer en esta novela: diferentes historias con múltiples individuos van siguiendo su sendero, el patrón marcado por la diseñadora de mundos Setterfield, para en el final hallar los puntos de unión con el resto de narraciones y individuos y exhibirnos un elaborado encaje literario.
La taberna Swan nos abre las puertas a un mundo de sueños e ilusiones donde la condición para ingresar es creer. Creer en la magia y los enigmas del folklore británico, con sus mundos conformados entre el límite de lo real y lo falso. Creer en la amabilidad de la gente y en que esta será la cualidad que debe imponerse sobre lo más oscuro del ser humano. Creer en Silencioso como buen juez que tendrá en su mano elegir quién debe fallecer y quién salvarse en las oscuras aguas del río, y volver a la orilla para seguir con su tarea en el cuento. Creer en la inocencia de los niños y dudar de esos que la perdieron por fundamentos que no vienen al caso sin haber leído el libro (bueno sí, la maldad de algunos adultos). Creer en que las apariencias no en todos los casos tienen relación con el fondo de la gente. Creer que Rita (para mí el personaje conductor y fundamental donde los haya) se merece una ocasión de ser verdaderamente feliz ajeno de su trabajo como enfermera. Creer, creer y continuar suponiendo que la literatura, y en especial los cuentos como este, nos obsequian un trocito de la inocencia que perdemos con el paso de los días y de los años…Enviado por:
Irene Muñoz Serrulla

Curiosidades:

– Adjuntamos el link a la página web de Irene Muñoz Serrulla, la autora de esta reseña:
http://www.ims-correcciondeestilos.es/Otros libros de este autor:

El cuento número trece

El hombre que perseguía al tiempo

$(document).ready(function() { var zoomimages = $(‘#ctl00_ctl00_maincontainer_contentpane_ctl01_images_imageslist a.wp-zoom-image.wp-item-image-link[href]’); var zoomfooterimages = $(‘#ctl00_ctl00_maincontainer_contentpane_ctl01_images_imageslist a.wp-zoom-image.wp-item-image-footer-link[href]’); if (zoomimages.length > 0 || zoomfooterimages.length > 0) { var options = { borderSize: 10, displayTitle: true, slideNavBar: true, allSet: true, navbarOnTop: false, disableNavbarLinks: false, displayDownloadLink: false, displayCloseImage: true, displayImageIndex: false, autoStart: false, strings: { help: ‘ ‘, prevLinkTitle: ‘Anterior’, nextLinkTitle: ‘Siguiente’, prevLinkText: ‘Anterior’, nextLinkText: ‘Siguiente’, closeTitle: ‘Cerrar’, image: ‘Pág. ‘, of: ‘ de ‘, download: ‘Descargar’ } }; if (zoomimages.length > 0) zoomimages.lightbox(options); if (zoomfooterimages.length > 0) zoomfooterimages.lightbox(options); } }); Libros con entrometidas coincidencias:

La taberna de los 4 Vientos

 

Alberto Vázquez-Figueroa

 

Dos libros que usan la taberna como lugar literario: en la novela de Vázquez-Figueroa utilizando que sus personajes principales, individuos reales fundamentales en la conquista de América, coincidieron allí; en el libro de Setterfield, como sitio al que acuden diferentes individuos para contar y escuchar historias del folklore británico.

Adquisición el libro en Amazon.es:

libroe-book KindleVolverMás libros…

Colabora en Trabalibros