Resumen del libro “Este domingo”

Este domingo

José Donoso

En el d√≠a domingo, con sus almuerzos familiares, convergen la vejez y la ni√Īez, la burgues√≠a y el hampa. La rec√≠proca fascinaci√≥n en la mitad de estos mundos revela un destino de incomprensi√≥n; soledad y desamor, narrado por el nieto que evoca con melancolia esos domingos en el sitio de vida de la abuela.

 

Resumen

En la Redoma

El narrador empieza la historia contando que los s√°bados era llevado despu√©s del mediod√≠a a la vivienda de sus abuelos, donde estaba con sus primos, √©l ten√≠a que insistir a su padres para que lo llevaran porque quer√≠a irse lo antes viable, sus padres lo llevan y ve√≠a como pasaba las calles mientras llov√≠a, observando el rio, que sus primos no ve√≠an porque solo a √©l lo llevaban por alado del rio, record√≥ una tarde de primavera donde le ha dicho a su padre que en el suelo dec√≠a ‚ÄúRoberto Matta, constructor‚ÄĚ a eso que su padre le respondi√≥ que fue el que logr√≥ el embaldosado, sin comprender que su hijo le dec√≠a que hab√≠a aprendido a leer, este comunican que se lo contara a su abuela de lo que hablaran y que inventaran historias de que es la tumba de alg√ļn duende, no le import√≥ porque llevaba pantalones nuevos con los que impresionar a su primos, llegando pregunta por su abuela, la que la criada le responde que no se encontraba, y este le pregunta por ‚Äúla Mu√Īeca‚ÄĚ su abuelo, un viejo p√°lido y flaco que parec√≠a una mu√Īeca de losa envejecida del que se burlaban entre los primos, y esta le dice que lo se encontraba aguardando, porque √©l no pod√≠a sostener una conversaci√≥n, y los ten√≠a diez minutos pregunt√°ndoles sobre cosas triviales las que verdaderamente no escuchaba y despu√©s era libres de hacer lo que les encantar√≠a, pero sin hacer muy ruido dado que le fastidiaba, contaba que su abuela se encontraba toda la semana afuera, pero que los s√°bados y domingos eran para ellos, jugaban en el segundo piso donde hab√≠an varias cosas viejas, maletas y libros con los que se inventaban juegos con su imaginaci√≥n.

Primera Parte

Se empieza a comentar de don √Ālvaro, el abuelo, el que estaba asustado por que ten√≠a un lunar que parec√≠a ser c√°ncer, el que le quer√≠a exhibir a su yerno que era medico pero ten√≠a una clase de miedo porque no lo tomar√≠a seriamente y pensar√≠a que se encontraba delirando por ser viejo, vi√©ndose en el espejo nota como modificaba su f√≠sico con los a√Īos, despu√©s diciendo que no le dir√≠a a la chepa, la abuela, sobre su c√°ncer, que ser√≠a la √ļltima en abarcar, no por venganza, dado que la caracteriza como una perra parida, que daba de comer de sus lolas a los pobres, sino que era por miedo a que le arrebatara su muerte. Se ducha y al verse en el espejo, nota que el lunar est√° m√°s grande, quiso gritar pero no lo logr√≥, no era como para gritar, pero no podr√≠a continuar posponiendo la visita de su yerno, se pone su abrigo y sale a buscar las empanadas donde la violeta, como acostumbraba todos los domingos, al irse est√° con un hombre con una bufanda, el que no recuerda quien era, pero le parec√≠a recurrente que si se quitara la bufanda aparecer√≠a un lunar en su labio superior, este le pregunta por la chepa, y este le responde que no est√°, y que se encontraba furiosa con √©l, que mencion√≥ que era un criminal, que no lo perdonar√≠a y que no era m√°s que otro roto que se aprovechaba de ella, despu√©s lo llevada a cabo y este se va. Cuentan la narraci√≥n de Violeta, la criada donde don √Ālvaro iba a buscar las empanadas, era la criada de su madre, la que al fallecer le dejo la vivienda y varias acciones para que no tuviera que trabajar, violeta con fachada de agradecimiento iba a dejarle un canasto con sus reconocidas empanadas, iba colocado adjuntado con su hija, hasta que de vieja dejo de ir y mandaba a su hija Mirella, que se rehusaba a ir porque las hijas de don √Ālvaro y la Chepa le hac√≠an peinados extra√Īos y la obligaban a disfrazarse, por lo cual en el desenlace termino yendo a buscarla √Ālvaro colocado adjuntado con llevarle los dineros de sus acciones, mientras va a buscar las empanadas donde Violeta y al llegar titubea en ingresar porque no quer√≠a ver a fausto, el marido de Mirella que era mec√°nico, ni con Maruxa Jacqueline, la hija de la pareja, dado que hab√≠an tenido una mala relaci√≥n de su familia despu√©s de que este se neg√≥ a invitarlos a su matrimonio y al bautizo de Maruxa Jacqueline, por lo cual la Chepa, que ten√≠a todo que premeditado, se sinti√≥ con ellos, despu√©s de un rato, Fausto sale de la vivienda de violeta, lo que le pareci√≥ un descaro a √Ālvaro, que ve√≠a como Fausto se paseaba por la vivienda de Violeta como si fuera suya, este lo ejecuta pasar pero este se neg√≥, se han quedado un instante afuera mientras fausto admira el auto de √Ālvaro y acaba por ingresar a la vivienda de Violeta, donde reina el olor a empanadas horne√°ndose, despu√©s va a comentar con Violeta con la que discuten de las condiciones en que est√° viviendo en su casa, con goteras, etc.. y que deber√≠a dejar que se fueran a vivir con ella la familia de Mirella para que comparta m√°s con Maruxa Jacqueline, pero esta se niega porque ellos no desean llevarle a la bebe a do√Īa Chepa, despu√©s don √Ālvaro le cuenta que vio a Maya en la ma√Īana, dici√©ndole lo que paso en la ma√Īana, y al notar el inter√©s de Violeta por el tema, la increpo pregunt√°ndole cu√°nta plata les hab√≠a sacado a ella y a la Chepa, al notar que Violeta no responde le quita la canasta de empanadas de las manos y se va hasta su auto, y se va a su casa, llen√°ndose su auto del olor e las empanadas.
√Ālvaro recuerda con el olor a empanadas los d√≠as cuando era joven y el olor de las empanadas de la violeta entraba a su parte en la ma√Īana, lo que lo despertaba, y degustaba editado el olor a empanadas ‚Äúcomo si fuera piel tocando su sexo‚ÄĚ, √©l se encontraba castigado con no ir al campo por reprobar matem√°tica, dej√°ndolo en su casa para que estudiara con un instructor de matem√°tica, lo hab√≠an dejado al precauci√≥n de violeta, un lunes en la ma√Īana antes de ingresar a la ducha sinti√≥ los pasos de Violeta que pararon frente a su puerta mientras √©l se encontraba desnudo, √©l le dice que vaya a buscar su desayuno y esta se va, iba a tomar una ducha fr√≠a como acostumbraba en estos d√≠as de calor donde andaba ‚Äúcaliente‚ÄĚ pero este se meti√≥ a la tina, en la tina siempre se acababa tocando, recordando a su prima Isabel que le hab√≠a visto la entrepierna, en lo que entra violeta al ba√Īo, y este se queda mir√°ndola, ella le dice que se salga, y √©l le pide que se valla, y ella reitera que que se salga y el sale, sabiendo lo que pasar√≠a, y violeta lo seca con la toalla, hasta tocarlo, d√°ndose vuelta este y empiezan a tener relaciones sexuales. El hac√≠a como que quer√≠a ir frente a su padre jur√°ndole que har√≠a sus deberes, y dici√©ndole violeta, que lo cuidar√≠a, √Ālvaro y Violeta empiezan a tener una clase de relaci√≥n amorosa con Violeta, donde sal√≠an escondidos y violeta desobedec√≠a las ordenes de sus patrones, √Ālvaro que no aprend√≠a nada en matem√°tica, amenazaba de juego a Violeta, con que dir√≠a todo, despu√©s al llegar marzo, paso su examen de matem√°ticas pero acab√°ndose el verano y con ello su ocasi√≥n de estar juntos, pero continuaron su romance a escondidas, por las noches, √Ālvaro llegaba antes de sus fiestas para acostarse con Violeta, a lo largo de aquellas noches le contaba sobre las mujeres que el conoc√≠a, que no eran como ella, sino que eran fr√°giles y educadas y ten√≠a relaciones con Violeta pensando en aquellas mujeres. Un d√≠a le dice que tienen un inconveniente, √Ālvaro pensaba que ten√≠a que ver con que se encontraba embarazada dado que eso ya le hab√≠a ocurrido a un relativo pero le acaba contando que se encontraba enamorada de otro hombre, de un huaso de donde ella viv√≠a, se quer√≠a casar con √©l y vivir la vida a la que ella se encontraba destinada, √Ālvaro, llorando la abraza aliviado dado que √©l se encontraba con ella con el solo prop√≥sito de poder saciar sus deseos y poder llevar as√≠ una vida m√°s tranquila, teniendo relaciones pero sin sentimientos cari√Īosos, Violeta se prestaba para cumplir todas las fantas√≠as de √Ālvaro, dici√©ndole que ella era una de sus se√Īoritas mientras ten√≠an relaciones, hasta que conoci√≥ a la Chepa, ella reun√≠a todas las caracter√≠sticas que √©l deseaba, quer√≠a sacarla a bailar pero no ha podido porque hab√≠a una nube de hombres cerca de ella, todos invit√°ndola a bailar, todos superiores partidos que √©l, por lo cual llego fallido y le cuenta a Violeta, la que le dice que es un hombre incre√≠ble y se convence de que podr√° amara a la Chepa, aun no la amaba pero la amar√≠a, en la pr√≥xima fiesta se acerc√≥ a ella y la saco a bailar, y bailaron numerosas canciones, llegando a la vivienda dici√©ndole a Violeta que se casar√≠a esta lo alent√≥ y a los dos meses se encontraba casado con la Chepa.

Al llega a su casa con las empanadas y divisa a sus nietos jugando con la Chepa en el balc√≥n con fachada de un funeral, le intenta comentar a la Chepa pero ellos no dejan su trance despu√©s lanzan una almohada y le intenta argumentar que es el entierro de Mariola Roncafort, y √Ālvaro no sabe y le dice que requiere comentar con ella, despu√©s de √Ālvaro la mira desde su habitaci√≥n, dado que viv√≠an en habitaciones separadas, piensa en mencionarle sobre su c√°ncer para que esta dejara de sonre√≠r, pero cambian el tema a la Violeta, despu√©s se recuerda el amor√≠o de √Ālvaro con Matilde Green, del que despu√©s hicieron las pases pero no verdaderamente, con lo que separaron alcobas, despu√©s le cuenta que vio a maya y lo que le ha dicho, la Chepa se molesta, y cuando √Ālvaro le mencion√≥ que se encontraba agotado de su asunto con maya y que parec√≠a que estuviera enamorada del esta se lo asegura, que nada ni nadie la ha divertido m√°s que √©l, √Ālvaro le cuenta que se se encontraba muriendo, pero esta lo ignora completamente y se va en busca de maya.

Los Juegos Legítimos

El nieto regresa a narrar la historia, diciendo que los s√°bados en la vivienda de su abuela era para hacer lo que ellos quer√≠an, donde todos los primos sub√≠an en la noche al mirador a perfeccionarse juegos inventados dado que no les regalaban juegos organizados, sus abuela les hac√≠a regalos extravagantes, como una colosal llave o vestidos con piedras bell√≠simas, se ofrece un argumento entre ella y sus hijas dado que con ellas no era igual, pero esta se defendi√≥ con que no ten√≠a tiempo con su poblaci√≥n, porque ayudaba a Rosita Lara a ponerse hermosa para reconquistar a su marido ofrecerle un √≥ptimo almuerzo e irse a reposar la siesta, los primos al escuchar esta palabra se iban arriba a comentar de esto, el narrador cuenta que la primera ocasi√≥n que lo vio pens√≥ que sus padres estaban mat√°ndose pero al notar que murmuraban cosas cari√Īosas se alivi√≥, √©l les conto esto a sus primos y le contaron que todos sus papas lo hac√≠an y que entre sus primas ya lo hab√≠an intentado pero su aburrieron porque les daba risa, al bajar se hallaron con mujeres pobres que adulaban a su abuela, diciendo que cuando muriera se ir√≠a al cielo y le construir√≠an una animita, que consist√≠a en una clase de tumba donde se prenden velas para que el que encendi√≥ la vela sea intercedido con dios por el esp√≠ritu. Jugaban a las idealizaciones, y se ense√Īa en qu√© consist√≠a en imitar al ser ideal y cuando perd√≠a se ten√≠a que hacer alguna penitencia, de aqu√≠ naci√≥ Mariola Roncafort, la mujer ideal, soberana de los ‚ÄúUeks‚ÄĚ seres interesantes de un mundo fant√°stico conformados por ellos a los que iban a√Īadiendo m√°s tipos de individuos, como hombres ‚Äď hombres, que eran hombres de negocios. Despu√©s se ofrece otro argumento entre su abuela y sus hijas porque ella hacia muy por sus pobres pero no hac√≠a nada por su padre, por lo cual los primos subieron a perfeccionarse al mirador.

Segunda Parte

El cap√≠tulo empieza con la llamada de Fanny Rodr√≠guez una amiga de la Chepa que le dice que en la penitenciaria trabajaban realmente bien los cueros y que los vend√≠an a in quinto del precio del centro, y dado que se acercaba navidad, ir√≠an el mi√©rcoles, el d√≠a de visita. Ese mi√©rcoles van a la prisi√≥n y emprenden una insatisfactoria de regalos hasta que cuando estaban pr√≥ximo de irse est√°n con un hombre que vend√≠a carteras bell√≠simas, le piden ocho carteras, pero solo ten√≠a una, Fanny se quer√≠a ir pero este le mencion√≥ que pod√≠a hac√©rselas, Fanny le dice que se las tenga para al mi√©rcoles, el preso titubea pero en el desenlace ingresa, le preguntan su nombre para abarcar cu√°ndo vuelvan, se llamaba Maya. La Chepa y Fanny ven como otro preso le hace una broma y este lo intentaba golpear con la cartera. Al pr√≥ximo mi√©rcoles, Fanny llama a la chepa dici√©ndole que no podr√≠a acompa√Īarla porque sus nietos se encontraba enfermo pero fuera ella sola a buscarlas, lo que Chepa hace, una vez en la prisi√≥n pregunta por √©l y resulta que maya se encontraba internado en la enfermer√≠a, postrado en una camilla sin hacer nada, ten√≠a ‚Äúla mano negra‚ÄĚ una condici√≥n donde no hac√≠a nada m√°s que ver el techo, pregunto ya hace cu√°nto se encontraba encerrado Maya en la c√°rcel a eso que le afirman que como desde los 20 a√Īos, le parec√≠a extra√Īo verlo tan sumiso despu√©s de ver su agresividad el mi√©rcoles pasado, lo limpia con un pa√Īo h√ļmedo y se va a su casa. Por semana siguiente Fanny tampoco la pod√≠a acompa√Īar, por lo cual la Chepa va sola, lo encuentra y le pregunta que le hab√≠a pasado, este le ense√Īa lo de‚ÄĚ la mano negra‚ÄĚ y le dice que por eso no ha podido terminarle las carteras, que solo ten√≠a 4 hechas, y que se las tendr√≠a hechas para el otro mi√©rcoles, maya le cuenta que √©l se encontraba adentro por homicidio, que ven√≠a del norte, que cometi√≥ el delito a los dieciocho a√Īos, que con el acompa√Īamiento de un ni√Īo mataron al viejo m√°s rico del pueblo, al chino de la pulper√≠a, despu√©s de matarlo se llevaron el dinero y se fueron a Tocopilla, a despilf√°rralo, los agarraron, a √©l lo condenaron a veinti√ļn a√Īos y un d√≠a, su pena era tan alta por influenciar al ni√Īo al homicidio, al ni√Īo, que era menor lo enviaron a un reformatorio, donde muri√≥ a los pocos meses de pulmon√≠a por el tiempo h√ļmedo de la regi√≥n m√°s importante, despu√©s de contarle la historia, la Chepa se para y le aseguran que se ver√°n el pr√≥ximo mi√©rcoles, este le dice que mejor que no vuelva, ella no replica y tan s√≥lo se va. Al mi√©rcoles siguiente la llama un guardia de la prisi√≥n por tel√©fono dici√©ndole que maya le ped√≠a que por favor fuera a verla, que ten√≠a las carteras listas, fue a la c√°rcel y Maya le dio un cintur√≥n de obsequio muy feo que ten√≠a Se√Īora Chepa estampado, despu√©s le paga las carteras, se despide y se va a llamar por tel√©fono donde Bartolom√© P√°ez, el alcaide de la prisi√≥n, donde le habla de la buena conducta de maya, de su actitud trabajadora, y que ten√≠a un √≥ptimo capital ahorrado porque no gastaba en nada en la c√°rcel, despu√©s sali√≥ y le cont√≥ la historia del cintur√≥n a su amiga Fanny, la que se burl√≥ y le mencion√≥ que Maya se encontraba enamorado de ella, volvieron el otro mi√©rcoles a comprarle m√°s cosas, la Chepa lo felicito por lo cual le hab√≠a contado el alcaide y este le confeso sus deseos de salir de la c√°rcel, que una amiga suya Marujita Bueras ya lo hab√≠a intentado, pero al ser una don nadie, no la han tomado presente, pero que con ella si lo har√≠an, ofreci√©ndoles todo su dinero ahorrado si lo sacaban, despu√©s se suben al auto donde le dice a Fanny que se niega asistirlo despu√©s la Chepa va a dejar a su amiga a su casa y se va a la suya, se acuesta y en la misma noche escoge contribuir a Maya con la conmutaci√≥n de su pena. La Chepa comenz√≥ a recorrer los tribunales para mover el tr√°mite de conmutaci√≥n de la pena de Maya, usando de las influencias de su marido, le solicita asistencia tambi√©n a su marido que realice llamadas para hacer m√°s expedito el tr√°mite, cuestion√°ndola si est√° segura de lo que hace, y esta reafirma su posici√≥n. Mientras pasaba el tiempo las ansias de Maya se hac√≠an cada vez m√°s colosales, con los aplazamientos de su independencia, estuvo visit√°ndolo precisamente un a√Īo entero, de mi√©rcoles en mi√©rcoles, cont√°ndole sobre la regi√≥n que no conoce, este le pregunta de todo, como son los √°rboles, la vida en la ciudad m√°s importante, y cosas sencillas y triviales, que la Chepa se encontraba feliz de contestarle, un d√≠a le asegura que ma√Īana firmar√≠an el archivo para su liberaci√≥n y ella se empieza a cuestionar si acaso quer√≠a que Maya saliera, que podr√≠a pasar lo mismo que con sus ni√Īas, que una vez afuera la abandonar√≠a, pero le reafirma que el d√≠a de ma√Īana le firmar√≠an su archivo. Don Pedro Ben√≠tez no llamaba, ella le hablaba a √Ālvaro, el que se enoja por que pausa su lectura, ella enojada de vuelta le iba a responder, pero en ese instante son√≥ el tel√©fono, y ella corri√≥ a contestarlo, era don Pedro Ben√≠tez dici√©ndole que todo se encontraba listo para que maya fuera libre, se lo agradece y se preparaba a irse pero √Ālvaro la hab√≠a encerrado en el escritorio, a ra√≠z de esto tienen una pelea pero por √ļltimo la Chepa se va hacia la penitenciaria. Ella se qued√≥ sola en la oficina del alcaide para ofrecerle las novedades a Maya, este entra furioso, porque pensaba que no le hab√≠an contestado a ra√≠z de que ella no lo hab√≠a llamado antes, √©l se acerc√≥ muy y ella ve√≠a que se encontraba furioso que alg√ļn ocasi√≥n se ir√≠a, al notar esto le dice que se encontraba libre, la miro hacia abajo y decidi√≥ llorar sobre las rodillas de la Chepa y esta le acariciaba la cabeza.

Los ajetreos por la salida de Maya, hicieron que la Chepa se preocupara de la situaci√≥n econ√≥mica de la Violeta, que se encontraba mal dado que las acciones que le hab√≠an dejado segu√≠an bajando, llev√°ndola a reflexionar que tendr√≠a que vender la vivienda y usarse siento tan vieja Violeta un d√≠a le pregunto a √Ālvaro sobre la disminuci√≥n de sus acciones, √©l le dice que no se preocupe porque volver√°n a subir sus acciones despu√©s de las selecciones, le pregunto por sus ahorros los que ella ha dicho haber gastado en la boda de Mirella, √Ālvaro le mencion√≥ que le pidiera asiste para la Chepa por lo cual Violeta va a comentar con ella, a Chepa piensa la iniciativa de que Maya se fuera a vivir a con ella para arreglar sus inconvenientes econ√≥micos y dar√≠a a maya un espacio bueno para vivir lejos de sus c√≠rculos pasados. Cuando le ha dicho un mi√©rcoles su plan este no quer√≠a, dec√≠a que se ir√≠a donde Marujita Bueras, pero esta le dice que debe partir una √ļnica vida de cero, lejos de sus c√≠rculos anteriores, ayud√°ndole a soliciar un cr√©dito para que se pusiera con su taller en la misma casa de Violeta, le mencion√≥ que no ten√≠a ropa para continuar a un espacio formal, por lo cual le dice que ir√≠an a hallar ropa a la f√°brica donde le hac√≠an costos, pero √©l quer√≠a ir donde don √Ālvaro compraba sus trajes, Botti, finalizando por seducir a la Chepa, que le arreglo una cita con √©l, despu√©s limpio y amobl√≥ la vivienda con Violeta para que estuviera bonita para recibir a Maya, mientras limpiaba, se pregunt√≥ que era Violeta en su cr√≥nica, era perif√©rica pero central, porque su marido se deshilaba cuando la ve√≠a? Termino por deducir que no era nada.
Chepa fue a la penitenciaria a buscar a Maya, suponiendo que le abriría los ojos al fin, que en este preciso momento podría ver los parques y cafés que a lo largo de tanto tiempo les describió, lo espera media hora y escoge bajarse, cuando pregunta por él le aseguran que se había ido con Marujita Bueras y que iría a la noche donde Violeta, volvió a su auto enfurecida, fue al parque a abarcar si estaban ahí, imaginándose que los encontraría revolcándose en el pasto, después fue a abarcar si se encontraba donde la Violeta pero no había ido, se quedó dormida donde la Violeta, cuando despertó Maya llego producido, parecía un hombre nuevo, le pidió perdón y esta lo perdono.

Maya empez√≥ a vivir su novedosa vida, ten√≠a ropa novedosa, su taller, superiores muebles, etc.., hab√≠a empezado a salir, en un inicio no se acostumbraba a las calles pero la Chepa le ense√Īo, a ella le produc√≠a alegr√≠a verlo trabajar con tanto ah√≠nco, y su negocio empez√≥ a prosperar, dado que sus confecciones eran muy pedidas, en una tienda las vendidas como importadas, Violeta le pregunta que har√≠a con su dinero y este le dice que en un tiempo, tendr√≠a su auto. Maya comenz√≥ a llevar las empanadas a la vivienda de los Vives cada domingo hasta que un d√≠a falto a su deber, ella fue donde la Violeta para preguntar por Maya, esta le respondi√≥ que sali√≥ temprano con las empanadas y mencion√≥ que volver√≠a tarde, la Chepa se qued√≥ hasta tarde esper√°ndolo, al llegar se encerr√≥ en su parte, estaba esquivo e insultante con la Chepa, esta le pregunta que le pasa, este le toma la mano y le cuenta que perdi√≥ todo su dinero en apuestas de caballos en las que Marujita Bueras y su marido lo hab√≠an metido, que hac√≠a tiempo ya desde que perd√≠a su dinero, y que tendr√≠a que vender las m√°quinas para realizar los pagos su deuda, la Chepa le dice que ella lo ayudara, este se niega , pero ella de a poco lo convence de dejarla asistirlo con la condici√≥n que dejara las carreras, este le dice que no puede vivir m√°s donde la Violeta, que no quer√≠a que ella supiera donde viv√≠a, ni volver a su casa hasta que consigua sentarse con don √Ālvaro, √°mbas partes entran. Maya la llamaba para que se juntaran en el centro para pagarle en cuotas su deuda con ella, hasta que pasado un tiempo dejo de llamar.

Un d√≠a tuvo que continuar a casa de Violeta porque Mirella la hab√≠a llamado porque su madre estaba mal, la encontr√≥ golpeada y moreteada, despu√©s Violeta le cuenta que Maya y ella se acostaban juntos en los meses que ella no sab√≠a d√≥nde se encontraba, y que ella le prestaba dinero dado que lo continuaba perdiendo en las carreras, hasta que un d√≠a se le acabo, se tiraron en la cama y cuando la violeta le ha dicho a Maya que se quede este se puso, furioso y la acuso de ser igual a do√Īa Chepa y la golpeo. Chepa lo buscaba por todos los sitios infructuosamente hasta que precisamente despu√©s de un a√Īo volvi√≥ a manifestarse en la puerta de su casa, entran a su habitaci√≥n y este le cuenta que hab√≠a perdido otra vez todo, hasta los amigos y que se pon√≠a furioso cuando se embriagaba, que hab√≠a vuelto a su pueblo pero que no quedaba nada de el. La Chepa le brinda lo que sea pero este se niega, que no posee ning√ļn plan, que si le diera dinero la usar√≠a para continuar a alg√ļn lado, ser libre, Chepa se resigna y le pide que no realice nada grave, al escuchar esto Maya se enoja dici√©ndole a chepa que no ten√≠a seguridad en √©l, este se para y se va sin prometerle nada.

Chepa va a la vivienda de la violeta a contarle que la hab√≠a ido a abarcar en la ma√Īana, que andaba suelto, que podr√≠a continuar a su casa a hacer lo mismo de la √ļltima vez, concluyen que Marujita Bueras deber√≠a abarcar del cu√°ndo escucha una guagua chillar, Maruxa Jacqueline, la violeta la transporta a conocerla, all√≠ estaban Mierlla y Fausto, despu√©s de estar con al bebe, los convence de quedarse durante la noche donde Violeta, se ofrece cuenta que hab√≠a permanecido muy tiempo donde Violeta, que deb√≠a hallar a la Marujita, despu√©s se en tanto que Violeta acomodaba las brasas de la estufa le pregunta si tuvo amor√≠os con √Ālvaro, ella se lo confiesa, pero que hab√≠an cesado cuando se casaron, ella le dice que no se preocupe, despu√©s se despide y le dice a Violeta que se furia a buscar a la Marujita a la poblaci√≥n. Llega a la poblaci√≥n y entra en ella, buscaba el tiro al blanco dado que sab√≠a que Maya y ella ten√≠an uno, est√° con una ni√Īita y le pregunta donde se encontraba el tiro al blanco, ella le pide que le pague una serie sino no la llevar√≠a, ella ingresa y la transporta al tiro al blanco donde est√° con la Marujita, est√° la reconoci√≥ y le conto que estuvo viviendo con Maya despu√©s de haber dejado a su marido por √©l, le contaba que se quedaba en su casa y que se robaba los fusiles del tiro al blanco para empe√Īarlos, tambi√©n que le echaba la culpa a ella de sus desgracias por haberlo sacado de la c√°rcel, Chepa le pregunto otra vez donde se encontraba y esta le respondi√≥ que fue a buscarla a ella, a buscar dinero porque estaban pobres, que como ella se encontraba ardiente por √©l, pagar√≠a, que cuando se acostaban dec√≠a su nombre en lugar de el de ella, termino diciendo que podr√≠a estar en la poblaci√≥n aun, y se adentra en ella busc√°ndolas, despu√©s est√° con la chiquilla de antes, le pregunta c√≥mo puede salir de la poblaci√≥n, esta no sab√≠a, solo quer√≠a robarle, despu√©s le pregunta a unos chicos que estaban fumando si acaso hab√≠an visto a Maya, ellos se r√≠en de ella y sigue caminando, los chiquillos parec√≠an estar sigui√©ndola, la ni√Īa y los dos de antes, ella les ordena que la lleven donde Maya pero ellos tan s√≥lo se concentran en sus martas, pidi√©ndoselas en lugar de llevarla donde Maya, ella empieza a perder la calma dado que nadie le contesta lo que quiere, en este preciso momento son cinco ni√Īos y un perro los que la siguen y ella no encuentra a nadie a quien hacerle una pregunta, ve a un hombre y le grita si vi√≥ a Maya, el hombre la ignora, entra a su casa y van m√°s ni√Īos de esta, despu√©s es arrinconada por ellos, la ni√Īa se aproxima y le pide ‚Äúatocar‚ÄĚ los perritos, Chepa se aleja, hasta que la ni√Īa se aproxima m√°s, y toca la marta e intenta quit√°rsela, Chepa forcejea con ella y ella llama a los otros ni√Īos, ella desesperada tira las martas al aire y los ni√Īos se pelean por ellas, despu√©s se para y sigue escapando, despu√©s est√° otra vez con los ni√Īos, les pregunta que desean, que la ayuden, pero estos se r√≠en de ella, la ni√Īa le dice a sus compa√Īeros ‚Äúven que maya ten√≠a raz√≥n‚ÄĚ con lo que Chepa enfurece y toma su cartera y golpea a la ni√Īa en la cabeza, empieza a perseguir a la ni√Īa a trav√©s de un basural , por el momento no la ve√≠a se empieza a enterrar en el suelo del basural y empieza a abarcar borroso, cae, los ni√Īos empiezan a perfeccionarse entre la basura, se prueban sus zapatos y saltan sobre ella, sus ojos se cierran.

Una Noche de Domingo

El nieto recuerda cuando su abuela los acompa√Īo al funeral de Mariola Roncafort, ella era una mujer vigorosa, por lo cual pensaban en revivirla el pr√≥ximo domingo pero no hubo m√°s domingos despu√©s de ese, ese domingo se hab√≠an quedado todos a reposar, dado que Chepa no llegaba, vieron llegar desde el mirador a la Asistencia P√ļblica, venia su abuela en una camilla, √©l le va a preguntar a su madre que pasaba, su abuela hab√≠a tenido un desmallo, despu√©s lo mandaron a reposar, no hubo domingo siguiente.

El lunes se realiz√≥ amigo de Fernando, el que lo invitaba a pasar los √ļltimos d√≠as de la semana en su campo, se enamor√≥ de la madre de su amigo, la llamaba Mam√° colibr√≠, citando a un libro que hab√≠a le√≠do en el mirador, se percat√≥ de que otros hab√≠an tomado el sitio de Mariola Roncafort, se preguntaba si √©l era el aislado. Sus padres estaban contentos de sus recientes amistades y aficiones, dec√≠an que eran muy m√°s sanas. Pasaron numerosos meses antes de que volviera a la vivienda de su abuela, La pobre Mu√Īeca se encontraba muy enfermo, no quer√≠a fallecer, cinco meses despu√©s de ese domingo muri√≥, al notar a su abuela no la reconoc√≠a, una anciana que √ļnicamente balbuceaba, duro diez a√Īos as√≠, solo la ve√≠a algunas oportunidades a su abuela y un tiempo achicado, aseguran que cuando la trajeron en la camilla se encontraba en shock nervioso pero no se encontraba grave, sino que empeoro cuando le contaron que Maya hab√≠a matado a Violeta con una almohada, se qued√≥ aguardando a Mirella en su casa, cuando esta llego le rogo que llamara a la polic√≠a para que lo metieran de vuelta a la penitenciaria.

Con la desaparición de Violeta dejaron de haber empanadas ni más almuerzos dominicales, el comienzo del fin, sus abuelos estaban muertos y no veía hace tiempo a sus primos, vendieron la vivienda con al que pagaron unas vacaciones, la vivienda se realizó sal y agua.

Al abarcar a un amigo que viv√≠a en los inmuebles perif√©ricos a la vivienda de su abuela, la vio, se encontraba destruida, sus amigos le dec√≠an que la vivienda no se encontraba vac√≠a, que algunos ni√Īos vagos ingresaban para reposar en la vivienda, y que hay gente que protesta porque se preocupan que la vivienda se llene de maleantes o que se genere un incendio porque dec√≠an que prend√≠an fogatas dentro de la vivienda por lo cual ped√≠an a las autoridades que tomaran cartas en el asunto. √Čl pensaba que era exageraci√≥n hasta que lo vio por su propia cuenta, √©l no pensaba hacer nada sobre esto, le gustaba que hubiera ni√Īos vagabundos ah√≠, como si la vivienda fuera una prolongaci√≥n del cuerpo de su abuela, que aun despu√©s de la desaparici√≥n segu√≠a prestando asistencia. Le gustaba la iniciativa de que terminara incendiada por esos ni√Īos, una animita gigantesca encendida en su memoria.

 

 

Obtenido de ¬ęhttp://www.resumendel.com/index.php?title=Este_domingo&oldid=333¬Ľ

Categoría:

  • Res√ļmenes