Resumen del libro La estrategia oportuna

 

Estrategias y tácticas del maestro de los ciclos

El “maestro de los ciclos” implementa tácticas y tácticas que abarcan áreas funcionales como marketing y colocación de costos, producción y control de inventarios, y avance de elementos humanos. Además, estas tácticas y tácticas se tienen que enfocar en la gerencia de riesgo, la implementación de programas de gasto de capital y la adquisición y venta de bienes. El maestro de los ciclos sabe totalmente todos los puntos de la corporación actualizada y sabe realizar tácticas con el propósito de hallar un óptimo desempeño.
Al adivinar una recesión, las compañías tienen que almacenar su fluído de caja. Esto se puede hallar de dos maneras:

 

  1. Estrategia defensiva: cortar los costos de capital cuando se prevean bajas en el mercado.
  2. Estrategia ofensiva: incrementar los costos de capital durante una recesión aguardando de un mejor futuro.

Gracias a este método contracíclico, el maestro de los ciclos es con la aptitud de sostener su negocio a flote y llevar a cabo una virtud competitiva, en la mayoría de las situaciones con una más grande aptitud productiva, superiores ventas, nuevos productos y inferiores costos de la cadena de abastecimientos.
Contrario a eso que frecuentemente se cree, una recesión es un óptimo momento para aumentar el plantel. Cuando el mercado cambia, las compañías tienen la oportunidad de desplegar una fuerza laboral más expansiva y lista, y a un menor valor que la rivalidad.
En el área de producción e inventarios, el maestro de los ciclos puede apresurar o desacelerar la producción a la primera señal de recesión o recuperación, lo que requiere un avance dinámico macroeconómico que le permita a la compañía reservar anaqueles con los últimos productos en el lapso de un corto período de tiempo mientras la economía optimización.
El marketing y la colocación de costos tienen la oportunidad de ayudar a llevar a cabo una virtud competitiva a través de todas las temporadas del período comercial. Por ejemplo cosas, Dell Computers, una compañía de computación, incrementó su publicidad durante una recesión; además, continuó creando su marca e incrementó su porción de mercado.
Durante las recesiones, los costos de propaganda son inferiores y hay menos rivalidad en el mercado. También es muy efectivo cambiar los mensajes de propaganda y la mezcla de productos para aguantar las oscilaciones del mercado. Durantes las recesiones, los individuos acostumbran estar más interesados en el valor que en el estilo. Y esto piensa cambiar el mensaje sobre nuestros productos o cambiar los productos.
Dado que el período comercial puede ser riesgoso, muchas compañías implementan bienes de distribución futura u configuraciones para normalizar el riesgo con movimientos en los costos de las mercancías, intereses y tasas de cambio. Además de esto, el maestro de los ciclos tiene dos utilidades para gerenciar el riesgo:

 

  1. Diversificación de las entidades de negocio: la compañía puede expandir su oferta en otras direcciones, pero usar los mismos elementos para ámbas promociones, lo que crea inferiores costos.
  2. Diversificación geográfica: la expansión a noticiosos sitios empresariales extranjeros puede ayudar a hallar superiores economías de escala y explotar una más grande proporción de oportunidades. Este tipo de diversificación puede ser beneficiosa porque los ciclos comerciales y las oportunidades políticas en diferentes países no son siempre iguales. Por consiguiente, seguramente halla prosperidad en una lugar de este planeta, mientras otra región soporta una recesión.

 

Contrarrestar los costos de capital

Contrarrestar y achicar preventivamente los costos de capital cuando se está a las puertas de una recesión puede aumentar la rentabilidad. En tanto que una expansión de capital muy combativa puede incrementar la deuda con el tiempo, puede ser bueno invertir muy cuando las tasas de interés están bajas y hay muy crédito. Esta estrategia trabaja porque las compañías tienen la oportunidad de detectar varios productos nuevos aguardando de que se recupere la economía.
Un increíble ejemplo de esta estrategia nos lo brinda la filosofía y cultura corporativa de Intel. Con el tiempo, Intel se ha valido de las recesiones en el período comercial para desarrollar nuevos productos y prepararse para extensiones futuras. Durante la recesión del 2001, Intel aceleró su gasto de capital, capitalizando 7,3 mil millones de dólares, en tanto que gastó 10 mil millones durante los dos años anteriores. Además, Intel invirtió 3,8 mil millones de dólares en investigación y avance. Tras la recuperación de 2002 y 2003, las ganancias de Intel aumentaron en 13% y los capital netos aumentaron 81%.

Comprar económico y vender caro

Desde el método del maestro de los ciclos, no tiene sentido realizar compras compulsivas si el valor de las acciones está muy prominente. Sin embargo, siempre hay causas estratégicas para comprar otra compañía. Entre estas están:

 

  1. Nuevos mercados.
  2. Propiedad de tecnología complementaria.
  3. Eliminación de un contrincante clave.

Es más fácil adquirir o vender cuando se conoce bien el período comercial. En la mayoría de las situaciones, las compañías hacen lo opuesto a “comprar económico y vender caro”, lo que las transporta a realizar la adquisición en el peor momento. Esto tiende a ocurrir en los mercados alcistas, donde la rivalidad no está en la competitividad de los costos a la extendida, o donde se otorga por hecho que una fuerte deuda a una alta tasa de interés puede financiar el negocio. Los negocios que compran caro tienen la oportunidad de batallar problemas de fluído de caja y la quiebra en la próxima recesión.
Comprar económico y vender caro es lo que distingue al maestro de los ciclos (que invierte dinero y avanza objetivos estratégicos) del reaccionario. La cualidad más destacable de un plan de adquisición oportuna es la paciencia.

“Cosechar cerezas” y otras tácticas de RRHH

Dado que la multitud es el bien más destacable de una compañía, lo más sensato es contratar más gente durante las recesiones. En este preciso momento, el maestro de los ciclos puede “escoger cerezas” de un inmenso fondo de talento. Esto posibilita contratar a los particulares empleados sin gastar muy. El resultado es que la compañía ganará una virtud competitiva.
Los reaccionarios tienden a contratar bastante gente durante las extensiones económicas. Cuando hace aparición una recesión, la compañía se ve obligada a prescindir de una sección de su fuerza laboral. Esto piensa una caída de la moral y la distribución de algunos trabajadores a la rivalidad.
Existen una secuencia de tácticas defensivas para garantizar a la fuerza laboral durante una recesión. Por ejemplo cosas, se les puede prestar a los empleados incentivos financieros para que se tomen años sabáticos o estudien, lo que permitirá achicar los costos y sostener la relación con el empleado. Esta táctica posibilita sostener la moral de los empleados, almacenar los empleados del conocimiento y omitir que la rivalidad contrate a estos empleados.

Macrogerencia de la producción

Un colosal inventario aumenta los costos de precaución, y puede dejar a la compañía con productos obsoletos. Mientras se acerca una recesión, sufrirán las compañías que incrementen su producción y aumenten sus inventarios. De igual modo, las compañías que no sean capaces de aumentar su producción e inventarios a las puertas de una recuperación económica no obtendrán una virtud competitiva. El problema para la gerencia de operaciones es pronosticar más ventas de las esperadas, lo que piensa un inventario muy grande para la demanda real.
Cuando se aplica un enfoque de microgerencia a la producción, el control de inventarios y la cadena de abastecimientos, la compañía consigue ponerse en sintonía con los mercados globales.
Al gerenciar la producción y los niveles de inventarios, las compañías tienen que detallar un sistema que permita pronosticar los movimientos del período comercial. Una clara señal de problemas futuros es que los inventarios estén creciendo más rápido que la demanda. En este sentido, es destacable que los ejecutivos macrogerencien la tasa de recambio de los inventarios. Este enfoque piensa un incremento de la tasa a través de el recorte de la producción y la reducción de inventarios cuando los indicadores publiquen una recesión. Este avance traerá como resultado un aumento del fluído de caja cuando más se necesita.
Cuando los indicadores comunican una recuperación económica, las compañías deberían achicar su tasa de recambio de inventarios. Las compañías que logren realizar esta estrategia estarán mejor posicionadas que sus contrincantes en el mercado.
Para aislar la compañía de las oscilaciones del período comercial, el maestro de los ciclos frecuenta adoptar tácticas del tipo “fabricar por orden” o “producir por orden”; oséa, el negocio no necesita gigantes inventarios. Las órdenes no se desarrollan hasta que no hayan sido pagadas en parte o totalmente. De esta manera se consigue una disminución de los peligros del período comercial.

Marketing y período comercial

Cuando el maestro de los ciclos usa sus mensajes de marketing y la colocación de costos en relación de las pretenciones de los individuos en una temporada dada del período comercial, alcanzan una virtud competitiva.
Es muy común, durante los períodos de recesión, que los negocios recorten su presupuesto de publicidad porque está dentro de las medidas más sencillas. Sin embargo, la publicidad contracíclica puede ayudar a hacer la marca y a realizar ruido en el lapso de un mal momento.
Dados los inevitables cambios de humor del cliente durante el período comercial, la mezcla del producto y el mensaje de marketing tienen que ser lo muy flexibles para cambiar. Algunas tácticas en este sentido son:

 

  1. Adaptar los mensajes de publicidad y marketing.
  2. Cambiar la línea de productos según el nuevo tipo de cliente y de mercado.

 

Precios y cuentas por cobrar

Uno de los principios económicos más interesantes es que el aumento de los costos en una ámbito de elasticidad de costos disminuirá las ganancias (en vez de aumentarlas). La elasticidad de costos mide la tolerancia de los individuos a los cambios de precio. Cuando la demanda no es elástica, los gigantes aumentos de precio darán como resultado sólo una pequeña reducción de la demanda; en tanto que una demanda elástica piensa que los pequeños incrementos de precio darán como resultado una colosal caída de las compras.
Entre las pretenciones que no sostienen a costos elásticos están el combustible y los servicios médicos. Las compras que sostienen a costos elásticos tienen la oportunidad de ser reemplazadas rápidamente si el valor está muy alto; entre estas están: sitios de comidas y billetes aéreos.
Los sutiles cambios de elasticidad que sufren los costos en todo el período comercial tienen que ser determinados y tomados presente para omitir el error común de incrementar los costos en el lapso de un período de elasticidad en la demanda. Así que para aumentar las ganancias y garantizar la porción de mercado en el lapso de un período de recesión, el maestro de los ciclos frecuenta subir los costos en los instantes de expansión económica. Ignorar esta estrategia significará que, durante las recesiones, las compañías tratarán de compensar la caída de las ganancias creciendo los costos, justo cuando la elasticidad está creciendo.
Otro aspecto destacable del método de “precio dentro de un ciclo” es comprender gerenciar los créditos y las cuentas por abonar. Al vaticinar una recesión, lo relevante es endurecer los créditos y cobrar las cuentas. Pero lo que frecuenta ocurrir es que las compañías alargan sus créditos y dejan de cobrar sus cuentas durante el desenlace de un período de expansión económica sin adivinar la recesión. El resultado es que la compañía termina sufriendo una considerable disminución de sus capital.

Aprovechar el alza del petróleo entre otros

Hay varios instrumentos para el área de la gerencia de peligros (precios de las materias primas, tasas de cambio y tasas de interés): diversificación geográfica y de las entidades de negocio, bienes de distribución futura, configuraciones y canjes. Estos instrumentos tienen la oportunidad de ayudar a lidiar con el riesgo de pérdidas debidas a la fluctuación de los costos.
Uno de los superiores desafíos de las compañías es compensar los costos de las materias primas. Una aceptable idea en este sentido es usar mecanismos financieros como los bienes de distribución futura y las configuraciones, que les admiten a las compañías sostener el valor de las materias primas. Los instructores de los ciclos son expertos pronósticos macroeconómicos para contrarrestar algún alza de los costos de las materias primas.
Otro riesgo que corren las compañías en esta economía cada vez más globalizada es la tasa de cambio capital. Este tipo de riesgo tiene dos componentes:

 

  1. Riesgo de cambio: señala el efecto de cambiar moneda extranjera (ganada en el extranjero) a dólares. El riesgo radica en que los productos vendidos en una economía extranjera y débil reportan inferiores ganancias netas. Muchas de todo el mundo contrarrestan este problema con mercados monetarios futuros.
  2. Riesgo de transacción: pasa cuando una compañía se compromete a comprar bienes extranjeros con moneda local en un momento futuro. Lo relevante en este sentido es usar productos financieros derivados en vez de especular financieramente.

Otro punto a tomar en cuenta es el avance de andar a través de los ciclos de tasas de interés. Cuando las tasas de interés a corto período incrementan en relación con las tasas de interés a la extendida, el resultado es lo que se frecuenta llamar “diversificación de riesgos”. En esta situación, la diversificación queda atrapada entre las tasas a extenso y corto período que las instituciones financieras acostumbran ganar cuando prestan fondos con tasas a corto período y después prestan con tasas a la extendida. Las tasas de interés fluctúan en todo momento. Incrementan por medio de las intranquilidades construídas por la presión inflacionaria, así como por el aumento de las tasas de interés a corto período de parte de la Reserva Federal. Si estas tasas de interés incrementan muy rápido, la economía caerá en una recesión. En este punto, lo más seguro es que las tasas de interés caerán por medio de las presiones deflacionarias.
La forma de protegerse durante todas las fases del período de las tasas de interés es usar “compensación comercial natural”.
Countrywide Financial, la más grande compañía hipotecaria y de préstamos estadounidense, logró precisamente esto. Sus dos superiores entidades de negocio se llenan al otorgamiento de préstamos y préstamos de servicio. El otorgamiento de préstamos trabaja bien cuando las tasas de interés están bajas y en descenso. Además, los préstamos de servicio trabajan bien cuando las tasas están altas y en ascenso. Cuando se gerencian bien estas dos entidades, se crea una compensación natural contra el riesgo relacionado con las tasas de interés. Countrywide fue con la aptitud de maximizar su estrategia a través de la naturaleza contracíclica de estas dos entidades de negocios, y generó así un recurrente fluído de capital.

Compensar los riesgos

Los instructores de los ciclos le dedican un extenso tiempo y esfuerzo a acertar y adivinar los movimientos del período comercial. Sin embargo, aunque las conjeturas de la compañía sean 70% exactas, el 30% que sobra puede significar la bancarrota. Por consiguiente, compensar los peligros propios del período comercial es un plan eficaz. Algunas tácticas de compensación son:

 

  1. Diversificación geográfica: las compañías tienen la oportunidad de hallar superiores economías de escala si diversifican sus mercados extranjeros, así como desplegando sus destrezas fundamentales en el transcurso de un riguroso rango de oportunidades. La diversificación geográfica es eficiente porque los ciclos comerciales y políticos de los diferentes países no son iguales. Así, por ejemplo cosas, mientras Japón puede estar pasando por una recesión, Europa puede estar en un óptimo momento.
  2. Diversificación de las entidades de negocios: Fedex, que dependía de manera única de su correo aéreo, diversificó su negocio, convirtiéndolo además en un servicio de correo terrestre. Si no lo hubiera hecho, habría perdido lote frente su contrincante UPS.
  3. Tercerización de varios eslabones de la manufactura y de la cadena de suministros: hay dos tipos de tercerización:
    • Outsourcing: que radica en encargarle algunas operaciones a otra compañía.
    • Offshoring: que es outsourcing en otros países.

    Aunque este tipo de medidas puede omitir los peligros de sostener una fuerza laboral específica, también tiene sus peligros. Por ejemplo cosas, no es conveniente tercerizar elementos fundamentales de un negocio. Sin embargo, tanto el outsourcing como el offshoring siguen siendo buenas tácticas para que la compañía aumente sus ganancias, capital y fluído de caja, y reduzca sus costos en la cadena de abastecimientos.

 

Sobrevivir guerras, terrorismo, sequía y enfermedad

Los peligros impredecibles como el terrorismo, las epidemias o la guerra, desarrollan daños; pero también ofrecen oportunidades. Los efectos perniciosos de este tipo de oportunidades tienen la oportunidad de ser contrarrestados si se aplican tácticas y tácticas a tiempo.

 

  1. Terrorismo: después de los asaltos del Once de Septiembre, Southwest Airlines mostró su buena intención conservando su personal y esquemas de vuelo. Además, le reembolso el valor total del pasaje de la multitud que en los días posteriores al ataque no querían volar. Tras este choque macroeconómico, Southwest incrementó su porción de mercado y disfrutó de gigantes ganancias en 2001.
  2. Guerra, sequía y enfermedad: suponen la utilización de nuevos equipos para conocer bombas y la implementación de programas de vacunación.

 

Instrumentos de pronóstico

Para estudiar a pronosticar el período comercial es exacto valerse de dos instrumentos:

 

  1. Indicadores económicos: estos dependen de lo que se conoce como “curva de beneficio” para pronosticar los hitos del período comercial. Esta curva mide la distancia entre las tasas de interés a corto período y las tasa de interés a la extendida. Esta información es muy útil en el instante de pronosticar períodos de recesión y de bonanza.
  2. Reportes de macroeconomía: corroborar con regularidad cómo reaccionan las acciones, bonos y monedas frente las noticias económicas le posibilita al maestro de los ciclos crearse un conocimiento financiero y un “sexto sentido” que le permita entender hacia dónde va la economía.

Este es el RESUMIDO COMPLETO. Compre el RESUMIDO