Resumen del libro “La otra vuelta de tuerca”

La otra vuelta de tuerca

La otra vuelta de tuerca, descubra todos los datos de esta increíble novela de terror y suspenso, del siglo XIX, que por su trama y argumento fué llevada numerosas oportunidades al cine y al teatro e inspirado la creación de otras películas de terror.

Argumento de La otra vuelta de tuerca

La novela La otra vuelta de tuerca esta ambientada en el contexto de la época de mediados del siglo XIX, donde el alumbrado nocturno era a través de cirios, velas, y las comunicaciones a famosa distancia se daban a través de cartas, en una colosal mansión inglesa campestre, lo que le ofrece un ámbito enigmático al relato. En ella se cuenta la narración de una muchacha institutriz que queda a cargo de esa mansión. Le invito a leer, el cuaderno de maya.

La institutriz empieza a tener, lo que parecen ser alucinaciones de fantasmas y a oír sus voces, que le son desmentidas por los niños Flora y Miles, que son los sobrinos del dueño de la mansión, y por la quiere de llaves la señora Grose, en transcurso de la novela las voces y la visualizaciones fantasmagóricas se acrecientan, pero solo la institutriz es con la aptitud de verlas, por lo cual llega a creer que es victima de algún macabro plan.

Con el propósito de aclarar esa anómala situación y asegurar a los niños de alguna mala predominación, escoge comprender quien eran aquellas personas fallecidas que se le aparecían, y la Sra. Grose le confiesa que eran unos pobladores de la mansión, uno era el Sr. Peter Quint, un obsoleto criado del dueño de la mansión Bly, pero de una conducta reprobable que se la pasaba con el niño Miles, pero que murió una madrugada.

Le cuenta la Sra. Grose que, El Sr. Quint mientras llegaba borracho, se le encontró a las afueras con un golpe en la cabeza, y la Srta. Jessel era la vieja institutriz, aparentemente sostenía alguna relación más que amistosa con el Sr. Peter Quint, y falleció en oportunidades no muy visibles, para la Sra. Grose los dos eran unos truhanes, a los que solo Dios les perdonaría sus infamias y abusos. Quiere leer una obra de otro género, lea la vivienda de bernarda alba.

Por otro lado, la Sra. Grose no le aseguraba haber visto algún fantasma o  escuchar voces en la mansión, pero le mencionó que las encargadas de la cocina y la limpieza se retiraban al atardecer porque no les gustaba pasar la noche en la mansión Bly. La institutriz en busca de llegar al fondo del asunto, porque se encontraba segura de sus macabras visiones, escoge ofrecerle, en el desenlace de la novela, La otra vuelta de tuerca, al asunto.

La institutriz, de la que en novela no se cuenta el nombre, envía a Londres a Flora y a la Sra. Grose, a casa del tío de los niños, pero se queda con el niño Miles, y en la noche llega a presionarlo para que le cuente lo que verdaderamente pasa, el, él niño, le toma por loca, y acaban opinando, en media discusión ella ve al espectro del Sr. Quint, y le dice a Miles que allí, asomado a la ventana se halla el Sr., Quint.

La otra vuelta de tuerca finaliza cuando el niño, con la presión y las acusaciones de la institutriz, tiene un fallo del corazón y fallece, ella queda llorando desconsolada sin llegar a abarcar que era lo que se encontraba pasando, del mismo modo que los que leen de esta novela, donde las visiones eran reales, si se creen que estaban en la cabeza de la personaje indispensable, o se toman como una conspiración psicológica para sacarla de la mansión. le invito a leer, cazadores de sombras.

Aparentemente los niños Flora y Miles, guardaban colosal cariño por la previo institutriz y por el Sr. Peter Quint, más allá que la Sra. Grose creía que la relación entre el Sr. Quint y el niño Miles no eran las más apropiadas, y que por esto consideraba a la Sra. Jessel, presunta con pasión del Sr. Quint, como culpable de algún trastorno conductual de Miles, por ese cariño que los niños sentían, la novedosa niñera pensaba que tramaban algo en su contra.

Otra vuelta de tuerca individuos

La otra vuelta de tuerca, es una novela del género del terror y el suspenso, redactada por Henry James, 1843-1916, escritor estadounidense, constructor de “La copa dorada”, 1904, “Las bostonianas”, 1885, y  “El eco”, 1888, por ejemplo cosas varias novelas y cuentos, donde es recurrente que el terror y el suspenso se den dentro de una visión psicológica. La novela La otra vuelta de tuerca, significa un giro impensado que se ofrece en el desenlace de una historia. Le invito a leer, drácula de bram stoker.

Los individuos primordiales de esta novela La otra vuelta de tuerca, que es de algún forma reseñada bajo el nombre de “Vuelta de tuerca”, cuyo titulo en inglés es “The Turn of the Screw;  The Two Magics”, son; la institutriz, la Sra. Grose la quiere de llaves, los niños Flora y Miles, el caballero contratante y tío de los niños, El Sr. Douglas primer relator y quien ofrece a cubrir la historia, los fantasmas de la Srta. Jessel la previo institutriz y  el Sr. Peter Quint.

Resumen de La otra vuelta de tuerca

La otra vuelta de tuerca cuenta la crónica de una muchacha institutriz, a la que se le encargó el precaución y la educación de una niña de 08 años y un niño de 10 años, los dos huérfanos y sobrinos de un adinerado caballero que tenia una mansión en la ciudad de Essex, Inglaterra, una región del campo. A la joven, se le logró tal encargo recibiendo una aceptable remuneración y con la condición de no fastidiar al tío de los niños, a la persona que la empleó.

El relato es parte de unos manuscritos que lee un tal Douglas y que le fueron entregados por la institutriz de su hermana, aparentemente los dos estuvieron de novios, y ella le entregó los manuscritos antes de fallecer, en ellos se señala que la historia, La otra vuelta de tuerca, sucedió en la época del siglo XIX, en la Mansión Bly, en Essex, Inglaterra, en una región campestre

La institutriz, de la cual no se cuenta el nombre, llega a la mansión Bly, queda encantada con el sitio, con la niña Flora y busca hacerse amiga del quiere de llaves, la señora Grose, pero empieza a oír voces fantasmales y a abarcar espectros en la mansión y sus alrededores. Le comunica sus visiones a la Sra. Grose, y esta le niega que en la vivienda sucedan tales cosas, por otro lado le dice que las ayudantes de la limpieza se van al atardecer.

El secreto y el terror de la preceptora empieza cuando ve la figura fantasmal de un hombre y después de una mujer, indaga con la niña y esta le dice que ella no ha vista tales cosas, y la quiere de llaves le dice lo mismo, en los dos casos la niña Flora y la Sra. Grose se expone asombradas. Después la Sra., Grose le confiesa que la previo institutriz, la Srta. Jessel había fallecido en unas oportunidades algo extrañas.Le invito a leer, las brujas de salem.

También le confesó que el hombre al que ella, la institutriz, en teoría veía, sería el Sr. Peter Quint, que los dos, la Srta. Jessel y el Sr. Quint, era unos infames que de algún modo pagaron sus infamias con la desaparición, él, aparentemente, murió una madrugada de un golpe en la cabeza mientras regresaba borracho de algún bar. El Sr., Quint se la pasaba un riguroso tiempo con el niño Miles, el hermano de Flora.

La otra vuelta de tuerca, se narra que el niño Miles llega a la mansión Bly, porque es expulsado de su colegió por ser considerado una mala predominación para sus compañeros, la institutriz, cuando se pudo ver y tratarlo no piensa que ese halla sido la justificación de su expulsión, puesto que ve en él un niño ejemplar e capaz y comienza a buscar la causas de su expulsión, y concluye que el Sr. Quint y la Srta., Jessel tuvieron muy que ver con ello.

Las visualizaciones y las voces del más allá se le siguen mostrándose, cada vez con más grande nitidez y constancia, al punto que ella cae en la paranoia y piensa que es un plan de todos para que se marche de la mansión, puesto que nadie le cree sus visiones.  En el desenlace la institutriz escoge enviar a la niña Flora y a la Sra. Grose a Londres a donde el tío de los niños, y se queda con el niño Miles, con el propósito de abarcar lo que verdaderamente pasa.

Con el propósito de ofrecerle La otra vuelta de tuerca a la historia, la institutriz, cuando esta a solas con Miles, le presiona para que le diga que es lo que pasa en esa mansión, y él niega que halla algún plan en su contra, empiezan a debatir, Miles le dice que ella esta loca, que no él vió nada, pero en una de las ventanas se hace aparición el Sr., Quint, mientras ellos discuten.

En eso la institutriz le dice que allí, detrás de él esta el Sr. Quint, el niño se voltea, pero el niño aún contrariado con las visiones de la institutriz se cae, y fallece, puesto que sufría algún mal del corazón, en eso la aparición fantasmagórica desaparece, y la niñera se ofrece cuenta que el niño ha fallecido, finalizando la narración de La otra vuelta de tuerca. Lo peculiar de la novela es que jamás se conoce si las visualizaciones eran reales.

La otra vuelta de tuerca, es un óptimo relato de terror y suspenso, es una historia que deja que sea el lector quien determine verdaderamente de donde emergen las visiones y voces fantasmales que refiere la institutriz, por esto las interpretaciones quedan bajo el razonamiento del lector, para quien el secreto puede se producto de la cabeza de la niñera, ser un hecho real o una conspiración mal sana en su contra. Le invito a leer, el árbol de las brujas.

Resumen por capítulos de La otra vuelta de tuerca, libro

La novela La otra vuelta de tuerca, redactada por Henry James, es un relato del género del suspenso psicológico y  el terror gótico, que esta ambientada en la época del siglo XIX, en ella se narra los hechos paranormales que le acontecieron a una muchacha institutriz mientras educaba y cuidaba de dos hermanitos huérfanos, que habitaban una colosal mansión a las afueras del Colosal Londres.

Comienza la novela La otra vuelta de tuerca, a raíz de una reunión de lectura, con el calor de una chimenea, de una acogedora casa, de unos amigos a los que el personaje inicial, de nombre Douglas, les lee un manuscrito con toda la historia, él les advierte que es un relato extraño que se lo entregaron hace varios años, y perteneció a la institutriz de su hermana, una mujer capaz y con la cual tuvo un romance.

Douglas refiere que la institutriz fue encargada de los asuntos de la mansión por el tío de los niños, Flora y Miles, huérfanos de padre y madre, que fallecieron en la India. al aceptar el empleo ella se haría cargo de la mansión Bly, y que su remuneración le sería entregada por el gestor del caballero de Harley Street, el tío de los niños, y el primordial mandato de este sería el no ser molestado, por nada que ocurra en la mansión.

En el capitulo I, de La otra vuelta de tuerca, la institutriz ya ha recibido encargarse de la educación de los sobrinos huérfanos del caballero adinerado de  Harley Street, sus primeras impresiones sobre la mansión son agradables, y se siente mejor cuando conoce a la niña Flora y a la quiere de llaves la Sra. Grose, la que encuentra contenta de su llegada, pero que para su desconcierto no enseñaba más grande alegría. Le invito a leer, la catedral del mar.

En segundo capitulo II, la niñera recibe una carta enviada por el tío de los niños,  con una manifestación del internado del niño Miles, indicándoles que este había sido expulsado del colegió por considerarlo ofensivo a los demás institucionales, sin sugerir más datos, el tío del niño le redacta que se entienda ella con él, porque no quiere abarcar del asunto, la institutriz piensa que Miles puede ser una mala predominación para Flora.

En el capitulo III, la institutriz caen en la cuenta que el niño Miles es, del mismo modo que su hermana, un joven encantador y muy capaz, y le dice a la Sra. Grose que no le dirá nada, por los instantes, al niño. Con los dos niños y con el todo el plantel de la mansión ella se sintió a gusto, pero una tarde ve en unas de la torres de la mansión la figura de un extraño hombre, al que no vió antes en ninguna otra sección de la vivienda.

En el capitulo IV, de La otra vuelta de tuerca, la niñera piensa que su visión del hombre en la torre no es una alucinación y sino algún extraño que invadió por instantes la propiedad, por otro lado un gris domingo en se disponía a continuar a la iglesia, y cuando se encontraba en uno de los salones, se ofrece cuenta que a través de los cristales un ser fantasmal la mira, sale hacia fuera de la vivienda y no ve a nadie, se encontraba pálida y está a la Sra. Grose un poco asustada sin abarcar el porqué. Le invito a leer, el martillo de las brujas.

En quinto capitulo, la Sra. Grose se expone confundida puesto que ella se asustó al verla tan pálida, pero la institutriz reitera que que había un hombre inidentificable mirándola desde la ventana, y se lo señala, la Sra. Grose le dice que se se ve al Sr. Quint, solo que este se encontraba muerto. En el sexto capitulo la preceptora piensa que el difunto Sr. Quint se le quiere a verse al niño Miles, y se preocupa por esto, y le extraña que los niños no le hallan citado a la previo institutriz  ni al Sr. Peter Quint.

En capitulo VII, la institutriz le dice a la Sra. Grose que la niña sabe de las visualizaciones, pero que no le dijo nada, le dice que vió a una mujer vestida como de luto, todo de negro, como se la señala la Sra. Grose piensa que es la Srta. Jessel, la previo institutriz, la niñera piensa que ese espectro se quiere apoderar de Flora, por lo cual llora y la quiere de llaves la consuela, y le dice que no debe de perder la cabeza.

En el capitulo octavo, de La otra vuelta de tuerca, la institutriz se entera por la Sra. Grose que el Sr. Peter Quint, además de ser un infame y un hombre vulgar se la pasaba con el niño Miles así que si fuese su tutor y la Sra. Jessel solo fuera la tutora de la niña Flora, por lo cual la niñera piensa que los dos niños querían muy a esos difuntos, pero por otro lado la Sra. Grose le aconseja no mencionarlos. Le invito a leer, la conjura de los necios.

En el capitulo IX, piensa que los niños le oculta algo, por otro lado también ve como ellos la tratan realmente bien por lo cual se siente contrariada. Una noche tiene otro acercamiento con el fantasma del Sr. Quint, pero no siente temor y este desaparece. En capitulo X,  cree ver otra vez a la figura espectral de la Srta. Jessel, pero al instante esta desaparece, también en la madruga se ofrece cuenta, que Miles estaba afuera en el jardín.

En capitulo XI, Miles le confiesa que estuvo en el jardín a esa hora para jugarle, colocado adjuntado con Flora, una mala broma. En capitulo XII, la institutriz piensa que es favorable escribirle al tío de los niños, para se llegue a la mansión Bly, porque piensa que aun están influenciado del Sr. Quint y la Srta. Jessel, o que esas visualizaciones se tienen la posibilidad de apoderar de ellos, en todo caso piensa en dejar ese empleo, abandonado a la Sra. Grose y su contratante.

En capitulo XIII, la institutriz escoge seguir en la mansión Bly, pasa muy tiempo sin superiores sobresalto, pero cree ver en la actitud disimulada de los niños y la Sra. Grose algún signo de ironía, aunque no se cuenta el tema de las visualizaciones. En Capitulo XIV, van a la iglesia y Miles le exhibe el regresar al colegio para estar con otros niños, puesto que en la mansión solo esta con puras mujeres, y él esta creciendo.

En el capitulo Quince, al darse cuenta que el niño Miles tiene algún plan para hacer venir a su tío, y aclarar su situación escolar, la institutriz piensa que todo lo que le sucedido es parte de ese plan y por eso piensa en retirarse de la mansión, pero al llegar al salón donde impartía clases se le hace aparición el espectro, precisamente aparente, de la previo institutriz, se le quedó observando, pero esa imagen desapareció en la mitad de un grito de ella. le invito a leer, el secreto de salems lot.

En capitulo XVI, la Sra. Grose y los niños no le dicen nada sobre su sepa de la iglesia, pero la institutriz le dice que se retiró para verse con una amiga, y le asegura a la Sra. Grose escribirle al tío de los niños. En el capitulo XVII, la institutriz redacta, en la noche, la carta al tío de los niños para que se apersone en la mansión, después mientras corrobora a Miles se ofrece cuenta que este aún no esta dormido y se ponen a conversar.

En el capitulo dieciocho de La otra vuelta de tuerca, la Sra. Grose se ve atemorizada cuando la niñera le dice que Miles esta en el salón tocando el piano con el Sr. Quint. Flora sale de la mansión y la institutriz va en su búsqueda pensando en que el espectro de la Srta. Jessel le tiene la oportunidad de llevar a cabo daño. En capitulo XIX, la institutriz y la Sra. Grose encuentra a la niña Flora en las orillas del lago cercano.

En capitulo XX, la niñera ve al fantasma de la Srta. Jessel en el lago con Flora, y empieza a gritarle que allí se encontraba tal aparición, la niña se asusta y  piensa que la institutriz esta siendo sin corazón con ella, la Sra. Grose se desconcierta y se transporta a la niña, esa noche Flora duerme con el quiere de llaves. En el  capitulo XXI, Flora amanece enferma y la Sra. Grose le dice que fue por lo cual vivió en el lago, después se entera que Miles tomó la carta que era para su tío.

En capitulo XXII, con la explicación de la patología de Flora la institutriz logró que la Sra. Grose se la llevara a Londres, pero el propósito de la niñera era ofrecerle La otra vuelta de tuerca a la situación, al quedarse a solas con Miles era más posible que él le confesara los extraños hechos que acontecían en la mansión y así poder tener más ajustadas las selecciones que pudiese tomar como autoridad de aquella casa.

En el capitulo 23, Miles y la institutriz conversan en el comedor y él le dice que le dirá todo sin entender qué significa eso, y ella, suponiendo que no le iba a decir nada más importante le pregunta si había tomado la carta que ella le escribió a su tío. En el capitulo XXIV, de La otra vuelta de tuerca, la novela finaliza cuando, la institutriz ve en una de las ventanas y detrás de Miles la figura del Sr. Quint, que los observaba.

Pero la confesión de Una cantidad colosal de que él si había tomado la carta la distrajo del espectro, y con esa explicación lo abrazó y Miles le mencionó que la había quemado, además le mencionó que había sido expulsado porque ha dicho algunas cosas solo a quienes les gustaba, la institutriz sintió que todo en lugar de aclararse se volvía más turbio y pensó que Miles era inocente de su expulsión del colegio, la preceptora volvió a abarcar la figura espectral del Sr. Quint.

La institutriz logró que Miles viera hacia la ventana porque ella se encontraba segura que él también lo se encontraba observando, él se mostró colérico y miraba en todos los sitios como intentando encontrar a abarcar si vía algo, y le preguntó si Peter Quint se hallaba allí, y la institutriz le señaló hacia la ventana, Miles se giró como intentando de ver algo, pero tras un grito se desmayó, la institutriz se percató que su frágil corazón no ha podido aguantar más y falleció. Le invito a leer, el exorcista libro.

Análisis de La otra vuelta de tuerca

La otra vuelta de tuerca es una novela muy entretenida que se inscribe dentro del género del terror y el suspenso, con una trama llena de connotaciones psicológicas. En ella se cuenta la crónica de una muchacha institutriz que tiene el encargo, de parte de un adinerado caballero inglés, de educar a sus dos sobrinos huérfanos, que viven en una mansión a las afueras del Colosal Londres, en Essex.

La novela esta redactada con un narrador, un señor llamado Douglas, que hace una introducción a la historia, después los capítulos siguientes son narrados por la personaje indispensable en forma lineal, con un inicio, un avance y un final precisamente distinguibles, sin utilidades literarias de recuerdos ni de adelantos de la historia, y es una novela que se clasifica dentro del género del terror con varios puntos de suspenso de estilo gótico.

Además los 24 capítulos de la novela se detallan como oportunidades en que el lector debe vislumbrar, a través de el razonamiento psicológico, si la personaje indispensable sufre algún delirio mental o si por el opuesto sus visiones hay o una especide de conspiración en su contra, por la forma que esta planteada su trama La otra vuelta de tuerca puede ser interpretada de numerosas formas, más que nada el trágico final. Le invito a leer, el resplandor.

Crítica de La otra vuelta de tuerca

La novela, La otra vuelta de tuerca, fue redactada por Henry James, y en ella se cuenta la crónica de un institutriz a la cual, un adinerado caballero, le dio total autoridad sobre sus sobrinos y la mansión campestre donde ellos vivían, por tal tarea seria realmente bien remunerada, debía aceptar el empleo con la condición de no fastidiar a su contratante, tendría que arreglar algún inconveniente ella misma, por esto le delegaba su autoridad de la mansión y sus ocupantes.

Pero las cosas se le complican a la joven institutriz cuando empieza a oír voces y ver figuras extrañas, y que al preguntarles a los demás ellos siempre niegan haber vista algo excepcional, lo que la sumerge en una trama llena de terror y suspenso psicológico que la llevaran a un trágico final, que el espectador puede llegar a re interpretar según la visión que llegue a tener de la lectura de esta novela La otra vuelta de tuerca.Le invito a leer,  it el libro.

La  otra vuelta de tuerca, redactada por Henry James, y lanzada por primera ven en el año de 1898, siempre ha recibido buenas criticas literarias, y también de la ciencia de la psicología por su peculiar trama, también su argumento inspiró a reconocidas películas como “Los Otros”, “El libro de piedra” y su argumento fué utilizado en varios capítulos de series, películas y proyectos de teatro de suspenso y terror.

La otra vuelta de tuerca, la película

La novela del prolífico escritor estadounidense Henry James, fué fuente de inspiración para otras colosales películas, como “Los Otros”, del director Alejandro Amenábar, y su trama se ha añadido en series o películas de terror y suspenso, sus adaptaciones al cine fueron con las películas “The Innocents”, 1961, en blanco y negro, del director Jack Clayton, considerada como uno de los interesantes filmes sobre esta novela.

En el año de 1985 se realizó la película “Otra vuelta de tuerca”, apuntada por el cineasta español Eloy de la Iglesia, 1944-2006, donde el papel protagónico lo asumen un joven estudiante de pedagogía, jesuita, pero su trama y su argumento son leales a la novela La otra vuelta de tuerca. En 1992 se estrena el film “The Turn of the Screw” del director Rusty Lemorande, 1954, recibiendo buenas criticas cinematográficas.