Resumen de Cuento de Navidad

 

Cuento de Navidad

Autor:

Charles Dickens

Género:
Cuentos

Idioma: Espa√Īol

Resumen:

Cuento de Navidad (tambi√©n recurrente como Un Cuento de Navidad o Canci√≥n de Navidad) es un relato de fantasmas que ha gozado del favor del p√ļblico desde el mismo instante de su aparici√≥n y pertence a los cl√°sicos del incre√≠ble Dickens.

Este libro narra la inquietante noche que en la v√≠spera de esta festividad pasa Ebenezer Scrooge, un adulto m√°s grande miserable y taca√Īo que pertence a las m√°s acabadas representaciones del avaro en la cr√≥nica de la literatura y otro de los memorables individuos de la extensa galer√≠a de Dickens.

La visita del espectro de su obsoleto compa√Īero, Jacob Marley, hace desfilar frente Scrooge la visi√≥n de los esp√≠ritus de las Navidades pasadas, presentes y futuras tratando conmover su coraz√≥n. Algo va a cambiar.

Con este tierno relato, el constructor se ha propuesto eliminar las conciencias de sus leyentes y convencerlos de la necesidad de ser bondadosos y de entrenar la caridad en un mundo injusto.

La caricatura, la irritaci√≥n recurrente y el sentimiento conseguidos por Charles Dickens en esta narraci√≥n, hacen que mantenga intacta a√ļn hoy su aptitud para conmover y hacer gozar.

“…Para comenzar, digamos que no exist√≠a duda alguna de que Marley se encontraba muerto. El registro de su defunci√≥n hab√≠a sido firmado por el capell√°n, el escribano, el director de la funeraria y el responsable del cementerio. Scrooge lo firm√≥ tambi√©n, y su firma era digna de cr√©dito en alg√ļn archivo donde se viera estampada, pero…”

“…Cuando se encontraba apoyando la mano en el picaporte, una extra√Īa voz lo llam√≥ por su nombre y lo invit√≥ a ingresar. Scrooge obedeci√≥. Era su propia sal√≥n. No cab√≠a ninguna duda sobre esto.Pero hab√≠a sufrido una transformaci√≥n asombroso.

Las paredes y el techo estaban tan adornados con verdes hojas naturales que parec√≠a, en verdad, un peque√Īo bosque donde centellaban por todas partes bayas de colores resplandecientes. Las hojas frescas y finas de acebo, de mu√©rdago y de hiedra reflejaban la luz, como si alguien estuvo sembrando millares de espejitos.

Un magnífico fuego, como jamás había recurrente la aburrida losa de piedra ni en la época de Scrooge, ni de Marley, ni por varios y varios inviernos pasados, subía rugiendo por la chimenea.

Apilados en el piso, formando una clase de trono, hab√≠a pavos, gansos, perdices, pollos, fiambres, colosales piezas de carne, lechones, largas ristras de salchichas, tortas galesas, budines de ciruela, barriles de ostras, casta√Īas bien rojas, manzanas coloradas, naranjas jugosas, espl√©ndidas peras, inmensas roscas de Reyes y espumantes baldes de ponche, que empa√Īaban la atm√≥sfera de la habitaci√≥n con sus deliciosos vapores.

Sentado c√≥modamente sobre este sof√°, hab√≠a y era una gloria contemplarlo un Colosal feliz, que llevaba en la mano una antorcha resplandeciente, de manera similar a la del Cuerno de la abundancia y la mantuvo bien en prominente, para iluminar a Scrooge cuando este se asom√≥ atisbando por la puerta.”