Resumen de De profundis

 

De profundis

Autor:

Oscar Wilde

Género:
Poesía / Ficción y Literatura / Humanidades

Año de publicación: 1896

Idioma: Español
/ Idioma Original: Inglés

Resumen:

En 1895 Oscar Wilde (1854-1900) está en la cumbre de su popularidad y de su popularidad. Todo lo que hace se ve tocado por la varita del triunfo.

No obstante, el progreso que ese mismo año entabla por difamación contra el marqués de Queensberry a aprobación del hijo de éste, Lord Alfred Douglas, Bosie –su joven amante–, se volverá en varias semanas en su contra, de manera que acabará culpado a prisión por homosexualidad, arruinado y rechazado por la misma sociedad que meses antes lo aclamaba.

Antes de salir de la cárcel, en 1897, escribió “De profundis” –larga carta apuntada a Bosie donde rememora su relación y, aunque desengañado, se reafirma en sus sentimientos y en sus actos– y poco después, ya en independencia, la “Balada de la cárcel de Reading”, poema que sobrevuela la relación entre el cariño y las convenciones sociales, entre la vida y la desaparición.

«…Después de famosa e infructuosa espera, me he decidido a escribirte, y ello tanto en tu interés como en el mío, ya que me repugna dudar que he pasado en la cárcel dos años interminables sin recibir de ti ni únicamente una línea, una novedad cualquiera: que nada he habitual de ti, fuera de aquello que había de serme doloroso».

Al empezar a leer “De profundis”, lo primero que el lector reconocerá es despecho. El constructor se siente abandonado, lastimado; no obstante la obra no únicamente muestra y cuenta los tortuosos instantes vividos entre Wilde y Bossie; sino también algunos sentimientos de furia, odio, tristeza, culpa, arrepentimiento, o acusación que son reconocidos en cada párrafo de la carta. Pero aún así Oscar Wilde también piensa sobre Cristo, de la naturaleza humana, el tiempo y el arte.

Para el poeta, la cárcel fue una vivencia que le permitió desnudar su alma y donde aprendió que el padecimiento ofrece la conciencia al existir. No se habla solo de una crítica a un amigo, también es una crítica a sí mismo. Su ruina emocional y material tuvo que ver con su debilidad. Se reprocha haber permitido que, por arriba de la razón, su crónica haya sido dominada por un sujeto que le era amenazante.

No obstante, más allá de las duras críticas y los reproches que le hace a su amigo, lo que se ve reflejada en esta epístola es el profundo amor que siente por él.