Resumen de El Aparato

El Aparato

Autor:

Mar√≠a O’Donnell

Género:
Ciencias Sociales

Idioma: Espa√Īol

Resumen:

En esta transitada por seis municipios del Conurbano bonaerense, donde est√° instalado el electr√≥nico pol√≠tico m√°s poderoso de la Argentina, la periodista Mar√≠a O’Donnell cuenta a trav√©s de peque√Īas historias con nombres y apellidos el m√°s grande drama de la vida pol√≠tica nacional.

Aunque son due√Īos de cerca del treinta por ciento de los votos del pa√≠s y tienen la posibilidad de ser eternamente reelectos, los intendentes del Colosal Buenos Aires van a la luz muy ocasionalmente. Algunas oportunidades, por un esc√°ndalo de corrupci√≥n como el que sucedi√≥ en Quilmes, cuando el dinero designado a prestar de comer a chicos pobres de academias p√ļblicas se perdi√≥ en otros caminos; o cuando alguno de ellos deja a un familiar a cargo del Ejecutivo, como logr√≥ Mario Ishii en Jos√© C. Paz al irse de viaje y confiar el ayuntamiento a su mam√°; o cuando se revela, como en Vicente L√≥pez, un mecanismo para prestar contratos sin licitaci√≥n ni control; o cuando se detallan, con fecha cercana a las internas de un partido en La Matanza, facturas por servicios prestados a cierto precandidato que fueron pagadas por el ayuntamiento.

Un electr√≥nico – dice el diccionario – es un grupo de piezas que se articula para trabajar y encontrar un fin exacto. ¬ŅY qu√© son los reconocidos aparatos pol√≠ticos, sino una maquinaria armada para encontrar y retener el poder? El electr√≥nico puede subir y bajar candidatos, movilizando votantes en las selecciones internas de los partidos; puede tambi√©n prestar una proporci√≥n de sufragios que lleven a alguna figura a espacios p√ļblicos decisivos, como una gobernaci√≥n o la presidencia. Para eso, necesita de combustible: as√≠ como una licuadora requiere electricidad y un auto nafta, el electr√≥nico pol√≠tico requiere dinero. En un c√≠rculo vicioso, el mal ejercicio de la pol√≠tica desv√≠a fondos de los gobernados hacia el precauci√≥n de la maquinaria que impondr√° a algunas de las figuras que los gobernar√°n, quienes al llegar al poder reproducir√°n el mecanismo que mantiene en sin coraz√≥n crisis el sistema partidario argentino.

El Electr√≥nico se√Īala las piezas de esa maquinaria y ense√Īa c√≥mo da√Īa su desempe√Īo al ciudadano com√ļn.