Resumen del libro “Los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus”

Los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus de de Jonh Gray

Imagine que los hombres sean de Marte y las mujeres son de Venus. Un día hace un riguroso tiempo, los marcianos, observando a través de sus telescopios, descubrieron a las venusinas. El solo hecho de echarles un rápido vistazo a las venusinas les despertó sentimientos que no habían tenido jamás. Se enamoraron e inventaron rápidamente los viajes exclusivas para volar cerca de Venus. Las venusinas recibieron a los marcianos con los brazos libres. Habían recurrente en forma deducible que ese día llegaría en algún instante. Sus corazones se abrieron de par en par para un amor que jamás antes habían sentido.
El amor entre venusinas y marcianos fue mágico. Se maravillaron estando juntos, llevando a cabo cosas juntos y comunicándose entre sí. Aunque eran de mundos diferentes, se deleitaron en sus diferencias. Pasaron meses aprendiendo uno en relación al otro, explorando y valorando sus diferentes pretenciones, configuraciones y pautas de accionar. Durante años vivieron juntos, enamorados y en armonía. Después eligieron volar hacia la tierra. Al inicio todo era increíble y hermoso. Pero se forzaron los efectos de la atmósfera terrestre y una mañana todos se despertaron con un tipo peculiar de amnesia: ¡la amnesia selectiva!
Tanto los marcianos como las venusinas olvidaron que eran de planetas diferentes y que que eran diferentes. En una mañana todo lo que habían aprendido sobre sus diferencias fue eliminado de sus memorias. Y desde ese día, hombres y mujeres estuvieron en conflicto.

 

Resumen del libro por capítulos

El libro se constituye de 12 capítulos que son la consecuencia de 7 años de investigación y en donde se exploran los estímulos y respuestas tanto para los hombres como para las mujeres. Cómo tiene una reacción cada sexo frente mismas oportunidades. Este libro debería ser leído por toda persona que vive en sociedad.

Capítulo 1 – Los Hombres son de Marte, las mujeres de Venus

El constructor nos pide imaginar esta historia, los hombres habitaban en el planeta marte y las mujeres vivían en el planeta venus, estos no se conocían. Un óptimo día, un marciano construyó un telescopio para investigar la galaxia y fue cuando diviso a unas dulces criaturas en el planeta Venus, su crónica le provocó sentimientos que como marciano jamás había sentido, este le mostró a sus compañeros la hermosa visión y fue cuando han comenzado a realizar naves exclusivas para conseguir llegar a donde estaban ellas. Las venusinas además, presentían que algo llegaría del cielo y que cambiaría sus vidas. El día en que se conocieron fue mágico y conociendo cada uno sus diferencias se deleitaron en estas. Después eligieron volar juntos hacia la tierra donde al inicio todo fue hermoso. Pero los efectos atmosféricos de la tierra se forzaron en todos y una mañana PUFFF, amnesia colectiva y selectiva. Todos olvidaron de dónde venían y por consecuente, también olvidaron las diferencias entre los 2 sexos. Sin cubrir estas diferencias, debido a que se sintieron frustrados y enojados. Deseamos que quieran como queremos y que sientan como sentimos, Error.

Enamorarse es siempre mágico y se ve eterno. Suponemos ingenuamente que a nosotros no nos van a pasar los problemas que pasaron a nuestros amigos, padres, populares y que estamos premeditados a ser contentos. Pero cuando el cariño cede y la vida día tras día empieza a imponerse, los hombres siguen esperando que las mujeres piensen como hombres y las mujeres esperan que los hombres sientan como mujeres.

“Recordemos que cuando los hombres y mujeres tienen la aptitud de respetar y Aceptar sus diferencias, es cuando el cariño tiene entonces la oportunidad de florecer.”

Capitulo 2 – El señor “arréglalo todo” y la Comisión de Mejoramiento del Hogar.

La queja más común de las mujeres sobre los hombres es que estos no escuchan. Que la escucha por unos segundos nada más, evalúa lo que dijo y después se pone en el papel del Señor “Arréglalo todo” y le ofrece una solución para que ella la ponga y esté mejor. Después el hombre se siente fallido por que la mujer no aplica la solución que él le ofreció. Y es así cuando la mujer dice que los hombres no escuchan.

La queja más común de los hombres sobre las mujeres es que estas siempre están tratando de cambiarlos. El constructor dice que cuando una mujer quiere a un hombre, esta se siente responsable de su avance y trata asistirlo a hacer mejor. Es ahí cuando la mujer se pone en su papel de la Comisión de Mejoramiento del Hogar. La mujer reitera que sugerirle cambios que lo ayudaran a ser mejor hasta el día de hoy el siente que lo está controlando.

Esto se puede contemplar y arreglar si oímos una pequeña historia.
¿Cómo era la vida en Marte? Los marcianos valoran el poder, la rivalidad, la efectividad y la realización. Siempre llevando a cabo cosas para superarse a sí mismos y a los demás. En Marte todo estaba hecho para para reflejar las diferencias de habilidades, los uniformes para cubrir a fácil vista quien sabía encontrar que y quién no. Ven noticias, el tiempo, deportes. Se agradan por las cosas más que por las relaciones como por ejemplo cosas cosas, vehículos ó PCs más poderosos (Jiii :D). Los marcianos creen que si algo trabaja no lo cambies a menos que esté descompuesto. A los marcianos les gusta poder sus propósitos por sus propios medios, por eso, si se les da un consejo no solicitado, este puede llegarse a sentir ofendido por creer que él no lo puede hallar por sus medios. Sin embargo, cuando por el lado contrario, si se necesita un consejo, el marciano buscará a alguien de su seguridad y comúnmente con más grande sabiduría que él (en ese tema), comúnmente el otro marciano se sentía honrado por la seguridad brindada.

¿Cómo era la vida en Venus? Las venusinas valoran el cariño, la comunicación y la hermosura. Dedican muy tiempo a respaldarse y ayudarse mutuamente. Estas experimentan la realización a través de la participación y las relaciones. Ellas no se llenan de tener autopistas más rápidas o inmuebles más altos, si no por las relaciones. Ellas no usan uniformes para distinguirse de las otras, al contrario, eligen tener ropa diferente todos los días. Para ellas salir a comer con una amiga representa una ocasión para sugerir de comer una relación. Como para ellas no les resulta tan destacable tomar en cuenta su rivalidad, prestar asistencia no les resulta ofensivo y necesitarla no significa debilidad. Las mujeres firmemente creen que cuando algo trabaja siempre puede trabajar mejor.

Sugerencia, venusinas, necesitan contemplar que hasta cierto punto, el prestar un consejo no solicitado a un marciano puede ser ofensivo. Evite comentarios como “Tu cabello está creciendo muy ¿no?” ó “No deberías trabajar tanto. Tómate un día libre”.
Sugerencia, marcianos, la mayoría de las oportunidades las venusinas solo quieren comentar y sacar sus sentimientos. En oportunidades hablarán de sus problemas pero no en todos las ocasiones buscan resoluciones, desista de sugerir acciones correctivas a los problemas de ellas, solo escuche y sea empático. Evite oraciones como “No deberías inquietarte tanto” ó “Puedes ir al grano”, esto invalida los sentimientos de una venusina.

Capítulo 3 – Los hombres se meten en sus cuervas y las mujeres hablan

Otra distingue muy marcada entre marcianos y venusinas es cómo reaccionan frente el estés.
Los marcianos llegar a casa y quieren relajarse, descansar, dejar de dudar. Por el contrario, la mujer llega a la vivienda, busca a alguien de su seguridad y le tiene lujo de aspecto los problemas por los que pasó en el día.

Los marcianos se meten en su cueva (la cual puede ser ver los deportes, leer el periódico, ver las noticias) para buscar solos la respuesta a sus problemas. Este jamás hablará de sus problemas porque no se permitiría darle la carga a otro marciano, esto solo lo hará cuando lo crea escencial tratando hallar el consejo. Comúnmente dentro de la cueva, el hombre empezara a priorizar los problemas en relación de la urgencia de resolución.

Por el contrario, en venus, el transmitir los problemas con los demás se considera un signo de amor y seguridad, no una carga. Una venusina se siente bien cuando tiene amigos afectuosos con quien transmitir sus problemas, sin estarles tratando hallar solución, al platicarlos se sentirá más aliviada y pausadamente furia resolviéndolos. Cuando una venusina está perturbada por todo, lo grande, lo mediano y lo pequeño. El marciano se sentirá aliviado cuando vaya resolviendo los problemas por su cuenta (mientras más complejo y difícil sea el problema, mas realizado se sentirá).

Marcianos, escuchen y entiendas afectuosamente, se desesperarán si tratan de arreglar ó si tratan de prestar resoluciones a cada problema, durante la plática los temas podrán ir de colosales a pequeños, del futuro al pasado. Solo aprendan a escuchar.

Venusinas, entiendan que en oportunidades (y algunas oportunidades seguido, en relación del estrés), los marcianos se tendrán que espantar a su cueva por un tiempo (actividades de relajamiento que solo llenan el 5% de su pensamiento en lo que resuelven mentalmente sus problemas), esto para nada debe ver con la relación de los dos.

 

Capítulo 4 – Cómo alentar al sexo opuesto

Los hombres se sienten estimulados y fuertes cuando se sienten NECESITADOS. Para un hombre, el no ser necesitado es una muerte lenta.
Las mujeres se sienten estimuladas y fuertes cuando se sienten APRECIADAS. Cuando una mujer se siente perturbada, necesita sentir que no está sola. Necesita sentirse querida y apreciada.

Durante este capítulo también están unos buenos ejemplos sobre cuando el marciano no asistencia muy a la relación y como la mujer instintivamente da más para compensar la balanza, así como cuando ella debe darse cuenta que debe detallar límites (aun para ella misma) para no descomponer la relación. La relación debe ser un ganar-ganar.

 

Capítulo 5 – Comentar diferentes idiomas

Algo destacable de denominar es que aun cuando las 2 etnias utilizaban las mismas expresiones, estas no significaban lo mismo en los 2 idiomas.

Ejemplo:lenguaje.jpgUna venusina podría decir “Nunca salimos” a eso que el marciano respondería según su traducción “Eso es mentira, ayer salimos con tu tía y la semana previo al teatro”. Con un traductor venusino-marciano, el marciano entendería que el “nunca” no se traduce tal realmente y solo expresa un sentimiento, con un óptimo traductor el podría responder al “nunca salimos” con “tienes razón, por ahora no salimos tan seguido como antes”.

Un marciano podría decir “Estoy bien” a eso que una venusina respondería según su traducción “Se que pasa algo, ¿Qué es?”. Con el diccionario marciano-venusino las mujeres tienen que cubrir que cuando un hombre dice “Estoy bien” esta es un versión abreviada de estoy realmente bien porque puedo arreglar mi problema solo, no necesito ninguna asistencia. Por favor apóyame no preocupándote por mí. Confía en que puedo enfrentarlo por mi propia cuenta”.

Encontrarán otros temas como:
Cuando hablan las venusinas, Cuando los marcianos no hablan, ¿Cómo reaccionan ellas frente el silencio?, ¿Qué llevar a cabo cuando él se mete en la cueva?, ¿Cómo arrimarse a un hombre con críticas ó consejos?, Muy interés resulta agobiante, ¿Cómo estar comunicado sin culpar a nadie? El arte de escuchar, etc.

 

Capítulo 6 – Los hombres son como bandas elásticas

Cuando un hombre quiere a una mujer, periódicamente necesita retirarse antes de poder arrimarse más. Esto no es muy recurrente por todas las mujeres y frecuentemente malinterpretan el alejamiento del hombre por que en la mayoría de las situaciones la mujer lo ejecuta por causas muy diferentes. Este alejamiento es un período natural masculino de intimidad que enriquece la relación, pero si no se le sabe puede acarrear graves problemas insignificantes. Es destacable que las mujeres dan este espacio de intimidad masculina a su pareja porque cuando este se está alejando como una banda elástica este volverá a ella con más poder y energía. Este hombre que como de la nada semejaba que su pareja no le importaba (mientras estaba alejándose) súbitamente regresará sintiendo que no puede vivir sin ella.liga.jpeg

En alguna medida el hombre se pierde a sí mismo al conectarse con su pareja, por eso empiezan a sentir su necesidad de independencia.

 

Capítulo 7 – Las mujeres son como olas.

No se desesperen chicas que en este exacto instante les toca (:E). Cuando una mujer se siente querida su autovaloración sube y baja con un movimiento ondulante. Cuando se siente realmente bien alcanzará un pico, pero después su humor puede cambiar súbitamente y su ola termina rompiéndose. Pero dicho rompimiento es momentaneo. Después de poder el fondo, su humor variará en forma súbita y se sentirá otra vez bien. Automáticamente su ola comenzará a levantarse otra vez.ola.jpg

Hablan de que la experiencia de ir rompiéndose en la ola (bajar) es como descender por un pozo oscuro. Cuando una mujer se mete en su “pozo” se hunde responsablemente en su inconsciente.

En las relaciones, los hombres se retiran y después se aproximan, en tanto que las mujeres suben y bajan en su aptitud de amarse a sí mismas y a los demás. Algunos ejemplos para cubrir cuando ella se está metiendo al pozo son:
Cuando ella se siente Agobiada ella dice “Hay tanto para hacer…”, Cuando ella se siente Resentida ella dice “Yo hago todo”, Cuando ella se siente Crítica ella dice “¿Cómo pudiste olvidar?”, etc ejemplos que se citan en el libro.

Un hombre sensato aprende a escaparse de su sendero a fin de ayudar a una mujer a sentirse segura para subir y bajar. Libera sus juicios y solicitudes y aprende a sugerir el acompañamiento requerido. Él tiene la oportunidad de tener que aguantar algunas tormentas o sequias sentimentales, pero la recompensa es muy superior a lo largo de los años.

 

Capítulo 8 – El descubrimiento de nuestras pretenciones emocionales

Las 12 formas de amar. Mujeres y hombres tienen 6 pretenciones únicas de amor que son todas de algún forma indispensables.

Las mujeres necesitan recibir Los hombres necesitan recibir
Cuidado Confianza
Comprensión Aceptación
Respeto Aprecio
Devoción Admiración
Reafirmación Aprobación
Tranquilidad Aliento

El contemplar los tipos de amor que su pareja necesita constituye un secreto poderoso para hacer mejor las relaciones en la Tierra. A una mujer le resulta fácil sugerir lo que ella necesita y olvidar que su marciano favorito puede necesitar otra cosa. Del mismo modo, los hombres tienden a centrarse en sus pretenciones, obviando ya que el tipo de amor que necesitan no en todos las oportunidades resulta correspondiente para su venusina favorita.

 

Capítulo 9 – Cómo omitir las discusiones

Uno de los desafíos más difíciles en nuestras relaciones afectivas es el manejo de las diferencias y desacuerdos. Súbitamente durante una discusión empiezan a dejarse de comentar afectuosamente y empiezan a herirse. Así como la comunicación constituye el elemento más destacable en una relación, las discusiones tienen la oportunidad de ser el elemento más destructivo. Por eso el secreto para omitir discusiones es la comunicación afectuosa y respetuosa. Recuerden que no solo lo que comentamos lastima sino también el cómo lo comentamos.

4 erróneas reacciones para no salir lastimado:
1) Pelear => Procede de Marte => Actitud ofensiva, “La mejor defensa es un óptimo ataque”.
2) Volar => Procede de Marte => Actitud defensiva, Se retiran a su cueva y no van más, nada empeora pero nada se soluciona. La guerra fría.
3) Emular => Procede de Venus => Actitud defensiva, para omitir el conflicto se ve que no hay problemas, sonríen y aparentan que no hay problema pero se va juntando un resentimiento que explotará algún día.
4) Renunciar => Procede de Venus => Actitud defensiva, en lugar de debatir, asume la culpa y la deber por algún cosa que moleste a la pareja.

La forma más común como las mujeres sin darse cuenta inician discusiones es cuando no son directas al transmitir sus sentimientos.
Los hombres tienden a debatir cuando han cometido un error o han perturbado a la mujer que adoran. En este exacto momento son muy atacables y susceptibles.

 

Capítulo 10 – Marcar puntos con el sexo opuesto.

El hombre piensa que marca puntos en relación al tamaño de la muestra de aprecio, sin embargo para la mujer, algún persona que sea el tamaño del obsequio de amor todos valen 1 punto. Por eso hay que estar ahí siempre, con datos cotidianos y no agrupar hasta prestar algo muy grande, en este transcurso sin datos la relación se va estropeando. Por ejemplo cosas cosas, abrásela 4 oportunidades al día.

De hecho vienen 101 ejemplos de anotar varios con su venusina. Algunas oportunidades los marcianos creen erróneamente que cuando tuvieron un logro destacable en su trabajo (que vale 50 puntos) su venusina les va a sugerir esos 50 puntos, el aguardar esto y no conseguirlo puede frustrar dificultosamente a un marciano. Es destacable cubrir que los marcianos son los únicos que adjudican puntos de castigo cuando no se sienten amados ó apoyados, sin embargo tienen que cubrir que esto no es equitativo y no trabaja, perdónela y recuerde todo lo bueno que ella le dió.

Al contrario que las venusinas que solo dan 1 punto por cada acto de amor, los hombres tienen la oportunidad de sugerir varios puntos con únicamente una acción, un caso de exhibe de esto es cuando un hombre ha cometido un error y se siente incómodo, afligido ó avergonzado, es el momento en que más necesita el cariño de la mujer… Cuanto más grande sea el error y permanezca el acompañamiento, más puntos otorgará a su mujer logrando poder hasta los 40 puntos.canasta.jpg

Es destacable contemplar que los marcianos suponen que cuando una venusina responde que si a las pretenciones y que está en concordancia, siempre dando de ella, estos suponen que el marcador está parejo, se debe tener especial precaución en el conteo del marcador, el suponer a la rápida que el marcador esta de forma balanceada puede llegar a explotar en un resentimiento de parte de las venusinas por su naturaleza de transmitir y intentar que los demás se hallen bien sin importar sus propias pretenciones.

Las relaciones tienen la oportunidad de ser agotadoras hasta que aprendemos la forma de orientar nuestras energías en las formas en que nuestra pareja puede apreciarlas completamente.

 

Capítulo 11 – Cómo comunicar sentimientos difíciles

Suele ocurrir cuando una conversación se transforma en pelea que las mujeres inadvertidamente comiencen a tirarle la culpa a los hombres y a hacerlos sentir causantes por sus acciones y es común que cuando los hombres se sienten perturbados, juzguen a las mujeres y a sus sentimientos. Cuando a él le emergen pensamientos pésimos, le resulta primordialmente difícil comentar en forma cuidadosa, comprensiva y respetuosa. Cuando a ella le emergen pensamientos pésimos, le resulta primordialmente difícil comentar con un tono de seguridad, aceptación y aprecio.

Una técnica destacable para contrarrestar los pensamientos pésimos después del fervor de la guerra (o antes de que está se avive), es la Técnica de la Carta de Amor, el propósito es conocer sus sentimientos sobre papel. Esta radica simplemente en 3 etapas: Escribir para usted Una Carta de Amor, Escribir para usted Una Carta de Respuesta y Transmitir sus cartas de Amor y Respuesta con su pareja.

Usted puede requerir la 1ra etapa nada mas, 2 ó las 3 en relación de caso.

En la carta de Amor usted detallara sus sentimientos (en orden) de IRA, TRISTEZA, TEMOR, PESAR y AMOR (recuerde, en ese orden). Usted pensará que se la está leyendo a su pareja.
En la carta de Respuesta, usted expresará lo que quiere escuchar de su pareja. Esta Carta de Respuesta puede ser una de las formas más óptimas para enseñarle a un hombre cuales son las pretenciones de una mujer.

El transmitir estas cartas con su pareja le dan la oportunidad de a él ó ella de apoyarlo, hallar la comprensión que usted necesita, incentiva cambios en la relación, crea intimidad y pasión, etc.

Cuando uno se toma el tiempo para escuchar sus sentimientos le está diciendo a la pequeña persona sensible que está en su interior: “Me importas, mereces ser escuchado y me interesas lo muy como para escucharte”.

 

Capítulo 12 – Cómo soliciar acompañamiento y cómo obtenerlo

Este capítulo esta mas designado a las mujeres debido a que batallan más pidiendo el acompañamiento a los marcianos. Si usted no está recibiendo el acompañamiento que quiere en sus relaciones, puede ser porque no lo esté pidiendo lo muy o no de la forma precisa.

Las mujeres cometen el error de dudar que no tienen que soliciar acompañamiento debido a que ellas tienen la oportunidad de sentir intuitivamente las pretenciones de los demás, esperan erróneamente que los hombre hagan lo mismo ( :’( ). En Venus el lema es: “¡Amor es jamás tener que pedir!”. Como no piden, el hombre piensa que está dando muy.

Venusinas, para soliciar acompañamiento a un marciano: utilicen la oportunidad precisa, no adopten una actitud riguroso, sean breves, sean directas y utilicen las expresiones correctas. También soliciten con ¿Querrías…? en lugar de ¿Podrías…?

 

Capítulo 13 – Cómo sostener viva la magia del amor.

El problema de los sentimientos reprimidos es que no emergen diciendo: “Hola, somos tus sentimientos del pasado”. Si tus sentimientos de abandono o rechazo de la niñez empiezan a emerger, se sentirá entonces abandonado o rechazado por su pareja. El mal del pasado se proyecta en el presente. Las cosas que frecuentemente no serían tan indispensables, causan muy mal.
Una vez que comprendemos como emergen estos sentimientos del pasado, debemos acordarse el comienzo 90/10. Cuando nos encontramos perturbados, cerca del 90% de la perturbación en nuestra relación se relaciona con nuestro pasado y solo el 10% con lo que está pasando hoy en día.