Resumen del libro “No soy un monstruo”

«No soy un monstruo»

Es la primera novelística de Carme Chaparro, en la cual nos enseña la peor pesadilla que tiene la oportunidad de tener una clan y es la desaparición obligada de un criatura pequeño, sin dejar ningún rastra. Este texto tiene en su inalcanzable novelística, un retrato de las horas de angustia y desesperación que se vive en la mitad de una investigación intensa y el delirio de adentro de miedo y autodominio que hacen los en compromiso en la situacion.  En el futuro artículo te brindamos una corto descripción del recopilación del texto de esta increíble autora.

 

Acerca del libro

El texto de Carme Chaparro «No soy un monstruo» fue el ganador del ‘Premio Primavera de novela’ en su tirada del año 2017; este premio lo ofrece la Editorial Espasa a las novelas inéditas escritas en idioma español.

«No soy un monstruo» es una novelística con mucha fuerza, que comienza de forma alucinante, ya que de entrada hace que el corazón se detenga por un momento frente a la idea de que un ser inocente y frágil como un criatura consigua caer en las garras de un sujeto sin sentimientos, quien se lo transporta, separándolo de lo que más quiere, con malvadas intenciones; es un criterio oscura y perturbadora.

En esta novelística se relatan los horribles instantes vividos por la multitud a quienes les toca contraponer esta angustia inimaginable, ya que un día relajado en un centro comercial, con su desemejanza de colores, olores, sonidos y un bullicio fácil que todos hemos experimentado, se transforma en el animación consumado para que un monstruo camine seguro.

En pocas expresiones, tenemos a la colosal mayoría de personas que va a este tipo de sitios a distraerse, utilizarse mosca y transmitir, en la mitad de un rato diferente. Pero hay algún que se sale de esta norma, un ser que está al acecho, observando con un anonimato cómplice que le brinda la seguridad para mezclarse entre los demás y ver de cerca hasta encontrar poco que le agrade y le parezca singular, para tomarlo sin piedad, sin importarle nadie ni nadie, solo agradar sus inquietantes deseos.

 

La primera novelística de la periodista y presentadora de televisión, Carme Chaparro, fué todo un éxito desde su publicación el 21 de Marzo de 2017. En esta ocasión la autora nos enseña su fachada como autora en un texto ahíto de suspenso, que da imaginar con miedo los probables escenarios en los cuales se puede desarrollar esta escabrosa historia.

Después de hallar el Premio Primavera de Novelística en el año de su publicación, fue traducido al idioma Portugués y al Italiano, complementariamente están en avance ediciones en otros idiomas.

Esta novelística de suspenso policial, ha rematado posicionarse como uno de los 10 libros más vendidos en el diseño digital en el año 2017, de igual modo está clasificada como una de las novelas más exitosas del año, ya que logró esquilar hasta el Top 3 entre las más vendidas en España con la increíble monograma de 75 mil ejemplares en un corto período de 4 meses.

En relación a la crítica, «No soy un monstruo» ha recibido elogios sobre el argumento y la composición en genérico, ya que se tráfico de una novelística capaz, realmente bien lograda, la cual mantiene en vilo al conferenciante, que no puede dejar de seguir el avance de los hechos sin tregua y se detallan uno tras otro, llevando la historia al confín de forma capaz y única.

 

Esta asombroso novelística nos da un argumento muy realmente bien escrito, con individuos fuertes, donde cada uno tiene sus crisis existenciales y sus fantasmas del pasado por contraponer, para conseguir el poder desenmarañar la aterrador trama con hechos inesperados que ponen en compromiso la integridad física y mental de más de uno de los individuos primordiales de la historia.

La novelística «No soy un monstruo» es increíblemente adictiva, con un argumento policial que hace disfrutar al conferenciante de un tipo de suspenso donde prevalece la amenaza de estar bajo la intención de un enajenado que secuestra niños para su exitación.

«Hoy iba a intentarlo otra vez. No servía algún criatura.

Tenía que seleccionar muy realmente bien. Si no, varios meses de postergamiento, tanto trabajo y tanto darle vueltas al plan en la sujeto no valdrían de nadie. Ni lo que vendría más adelante, claro. El éxito o el fracaso de todo dependía del criatura que escogiera esa tarde. Por eso no servía alguno.

Así que era escencial fijarse realmente bien. »

Carme Chaparro, ‘No soy un monstruo‘

Sinopsis del libro «No soy un monstruo»

La primera obra de Chaparro está redactada en el género literario de suspenso, donde la acción es incesante y en el argumento predominan elementos que llegan a aterrorizar al lector, la trama se hila frente nosotros con giros que nos dejan perplejos y poco a poco nos acercamos a la raíz del mal.

«No soy un monstruo» comienza con el revuelo que causa la lamentable novedad sobre la desaparición de un niño, una criatura inocente, de la cual se ignora su paradero y se teme por su integridad, no hay rastros ni pistas evidentes que nos den alguna luz sobre la situacion, lo único certero en este preciso momento es que el pequeño no está.

Al ocurrir este terrible hecho, rápidamente se disparan las alarmas, cuando un niño desaparece cada segundo cuenta, al instante se le notifica a la policía y a los medios de comunicación para que cada quien aporte datos mientras avance la investigación.

En este preciso momento predomina el suspenso, no se conoce qué pasó con el niño, si se extravió o que se haga situación el miedo más grande cuando se detallan casos así: que algún maniático se lo haya llevado para cumplir sus retorcidas fantasías.

 

Rápidamente comienza la investigación preliminar, la policía llega con aplomo para llevar a cabo las pesquisas preliminares y intentar frustrar los proyectos de quien haya decidido atravesar la delgada línea que divide el bien del mal, tratando de tomar una vida con sus propias manos.

La idea de que un depredador hábil e capaz esté al asecho a la multitud mientras tienen un día de esparcimiento, es simplemente aterradora; este es un centro comercial muy concurrido, donde un mar de personas se cruzan por a la suerte, en la mitad de todo el alboroto y frente la distracción incesante, un sujeto desequilibrada y sin corazón está eligiendo a la próxima víctima de su desenfreno.

Para los individuos primordiales la pesadilla apenas está comenzando, entre todas la multitud en el planeta, la mala fortuna los pone en una situación desesperada. En esta historia retorcida, les toca batallar una de las oportunidades más difíciles sin poder dejarse llevar por las emociones, tienen que tener la calma muy para ayudar en la investigación y poder el milagro de traer de vuelta al pequeño a casa.

Pero lo que numerosos no tienen iniciativa es que hay un antecedente, hace unos años atrás las fuerzas policiales debieron perseguir a un secuestrador que se había llevado a otro niño del mismo centro comercial, esta persona jamás fue atrapada, lo cual hace dudar a la policía y a la prensa que pudiese tratarse del mismo hombre.

 

Casualmente, el grupo de investigación al cual se le proporciona la situacion es el mismo que se encargó del secuestro previo, donde el niño tenía características físicas semejantes y fue secuestrado de la misma manera; pero tristemente esta situación no tuvo un desenlace esperado, dado que hasta esta época el delito seguía sin arreglar y lo que es peor, jamás se supo qué pasó con el pequeño secuestrado.

En la novela de Carme Chaparro «No soy un monstruo», la autora tiene relación a varios casos de secuestros de niños, en los cuales algunas ocasiones los datos sórdidos captan de tal forma la atención de los medios, que las autoridades sienten aún más la presión por arreglar la situacion cuanto antes, además de tener que reportar a la familia sobre el avance y avance del caso.

Entre toda esta vorágine de emociones, el mal y la empatía entre los en compromiso del caso se hace aparente, durante la investigación algunas ocasiones puede verse cómo intervienen personas sin escrúpulos que solo quieren sacar provecho de la situación, y tienen la oportunidad de editar este tipo de casos en un circo mediático.

«No soy un monstruo» es una novela que trata de un tema duro, pero que consigue a atrapar la atención del lector, quien desde la primera página quiere saber que pasó y por qué. Al ahondar en los hechos, la novela consigue exhibir de una manera capaz un desenlace imprevisto.

Estructura

El libro «No soy un monstruo» tiene una composición compuesta por 331 páginas, divididas en un total de 50 capítulos, los cuales son cortos; en ellos la autora nos ofrece un avance de la trama desde la visión de sus individuos primordiales, desde este ángulo se consigue una narración íntima y dificultosa donde la angustia de los individuos y el miedo a perder lo más preciado que tienen nos contagia y nos supone en los hechos.

 

Con un argumento sólido, la novela debut de Carme Chaparro exhibe la crónica policial que se va tejiendo mientras se recogen las pruebas y testimonios pertinentes al caso, lo más preocupante es que el tiempo les juega en contra, llevando a cabo recurrentemente que se caiga en imprecisiones que después cuestan caro; también dentro de la trama la autora tiene dentro a forma de referencia los juegos de poder y conflictos de intereses que acostumbran mostrarse en este tipo de casos.

Personajes

La novela «No soy un monstruo» de la autora Carme Chaparro nos enseña una historia que trata de una investigación policial que se produce instantaneamente después de que sucede la desaparición de un niño pequeño en un centro comercial.

Desde este momento empiezan a ocurrir eventos que nos van develando a los individuos según van entrando en escena, de manera atrayente la autora los va perfilando, con cuentos y pensamientos que nos cuentan sus fortalezas, debilidades y miedos más profundos.

Principales

Como personaje primordial de la novela «No soy un monstruo» tenemos a Ana Arén, quien es la Inspectora en Jefe, cuyo cargo es comandar al grupo de inferiores del Servicio de Atención a la familia, en Madrid. Durante su paso por la academia de policía, siempre consiguió increíbles notas, era la conveniente en todo y por medio de esto algunos de sus compañeros de estudio le tenían por nick ‘Matrícula de Honor’, aunque otros a forma de broma le llamaban ‘Nancy’ por lo similar de su peinado a un personaje habitual en el planeta detectivesco como Nancy Drew.

Ana es un sujeto severo, perfeccionista y dedicada, le gusta lo que hace, pero a la vez es soñadora e idealista, goza tener pensamientos sobre la liberación y tomar un respiro entre tanta agitación y oscuridad que ve al desempeñar su trabajo, para alinear sus ideas y recargarse, enlazando cabos sueltos que a fácil clarividencia parecieran relaciones absurdas.

 

Otro de los individuos primordiales es la periodista Inés Grau, quien predomina en los reportajes sobre hechos para el canal Merienda Tv. Entre el trabajo y una pesada vida personal, se siente denegada, y eso es una muy mala señal para algún que escribió un texto exitoso, con un promedio altísimo de ventas, llamado «Un bosque espeso», ya que como pasó un tiempo desde que publicó este trabajo, se postergamiento que tirada otro texto próximamente con tanto o más éxito que el primero.

Según la opinión del gerente de la editorial, ella es una ‘escritora de un solo libro’, sin requisa ella tiene la seguridad de que tiene la posibilidad de hacer muy más que eso, pero con su cabeza divagando y su crónica habitual y fácil un poco turbulenta, lo está empezando a dudar.

Secundarios

En el texto «No soy un monstruo» se detallan de igual modo individuos secundarios que aunque no tengan un consideración tan aparente en la trama y el desenlace de la historia, aportan argumentos interesantes y resultan indispensables para el avance del relato.

Un caso de exhibe de lo primordial que resultan los individuos secundarios es Javier Nori, Subinspector del Reunión de inferiores del Servicio de Atención a la Grupo, es un sujeto comprometida con su trabajo y le gusta realizar las cosas de la forma más óptima para hallar los resultados que quiere.

Su primera asignación de trabajo fue en la comisaría de la región I de Barcelona, en los alrededores de Las Ramblas, un división riesgoso donde debía estar con los fanales libres y la cabeza enfocada; sus compañeros de ese entonces le apodaron «Azontón», preciso a que se dedicaba de ahíto a ser el azote de los ladrones de motos del distrito.

Para sobrellevar el peso de un trabajo cachas, en el que se ven numerosos casos difíciles que afectan de alguna forma su visión de la vida, se esfuerza por realizar adiestramiento y corre todos los días exactamente de una hora día tras día, para ‘sudar todo lo que se te pega a la piel durante la jornada’, según sus propias expresiones.

 

El grupo asignado al caso de igual modo tiene Jesús Silvelo, quien es el Inspector en Cabecilla de la dispositivo, este personaje tiene una carrera intachable y en avance en el Cuerpo Franquista de Policía, lo cual ha contribuido favorablemente a que haya obtenido el cargo de comandar al grupo de Secuestros y Extorsiones de la Comisaría Universal de la Policía Procesal de Madrid.

Complementariamente está Luis Arcos, quien es un agente de policía que tiene la experiencia que se necesita para atar cada angla suelto que se le interponga cuando participa en una investigación.

Al agente José Barriga lo acaban de integrar a la dispositivo, al ser nuevo en la comisaría y estar en un caso como este, se siente obligado a considerar su perserverancia y tranquilidad, para conseguir el poder destacarse en la investigación y arreglar la situacion.

Luis Bermudes es un capaz Comisario de la policía que se ha solicitado de aguantar sobre sus hombros a la Mecanismo de Investigación Tecnológica de la policía, en la cual se hacen las pesquisas que tienen la oportunidad de ser rastreadas por medios informáticos.

David Ruiperez, es un comisario que tiene muchísima experiencia en casos delicados de la fuerza policial, le gusta arreglar las ocasiones de esta manera que de la vieja escuela.

Por último, otro de los humanos que hay que denominar es Joan Arderui, un hacker informático que ayuda a la policía con sus habilidades para encontrar pistas que contribuyan a los investigadores a cerrar las ocasiones en los que trabajan.

 

Breviario de la novelística

La novelística «No soy un monstruo» de Carme Chaparro comienza con una afirmación cachas y desafiante, se tráfico de un enigmático personaje, desequilibrado y sin corazón, que en su cabeza mira a la multitud en una tranquila tarde en un división concurrido, tratando hallar a su próxima víctima.

El relato comienza con la desaparición a plena luz del día de un criatura pequeño llamado Kike, quien en un abandono de su raíz, que lo perdió de clarividencia solo 30 segundos mientras veía un mensaje, se fué sin dejar rastra, o explicado de otra forma se lo llevaron sin que nadie se haya poliedro cuenta.

En el centro comercial que ayer había sido un división de distracción, ahora mismo reinaba el caos, la desesperación de la raíz y el miedo de los otros padres por la integridad de sus hijos hace que rápidamente la notificación esté en la primera plana de todos los medios de comunicación, y por supuesto de la policía.

La opinión pública está indignada, y empiezan los cuestionamientos sobre la seguridad de los niños y la recital de la policía, ya que hace algún tiempo ya se informó sobre el secuestro de otro criatura en ocasiones semejantes, caso que no pudo ser resuelto por el grupo de investigación policial.

 

Frente a las ocasiones es insalvable que en la cabeza de todos inicio a prestar vueltas la idea de un criminal en serie, que para exhibir su sabiduría y audacia, comete el mismo tipo de delito en el división previo, con apariencia de guerra para las fuerzas policiales.

La inspectora en patrón Ana Arén, será la persona encargada de la investigación en esta situación, pero lastimosamente de igual modo estuvo a cargo en la situacion previo aún sin arreglar, lo que hace que en esta ocasión se sienta presionada para prestar con este hombre que aparentemente le transporta mucha superioridad a la policía.

Para arreglar esta situación, la inspectora debe llevar a cabo las pesquisas de forma rápida y estructurada, complementariamente de tener que sujetar y intentar reportar a los medios de comunicación; periodistas ávidos de jugosos datos para poder llevar a cabo mejor sus ventas, entre ellos está su amiga Inés Grau quien de igual modo necesita una primicia para darle el empuje escencial a su trayectoria, la cual en este preciso momento se transforma en la notera emblemática para contemplar el hecho.

Por la repercusión que tuvo la situacion y la cobertura que logró la prensa, de forma coloquial se le comenzó a convocar ‘Slenderman’ al criminal que se mantenía en las sombras, al asecho y moviendo los hilos para no ser atrapado.

 

La trama se complica con los giros que dan las pistas que se van encontrando, pero un ejecutor sustancial es el antecedente de otros casos de secuestro y sus semejanzas. Por ejemplo cosas, hace solo dos abriles desaparece un criatura llamado Nicolás, que casualmente tiene la misma antigüedad, características físicas y estaba en el mismo división que Kike.

La inspectora tendrá que pelear para que esto no le robe la concentración y arruine la situacion totalmente. En la mitad de su pelea se siente comprometida con la clan del criatura, con la prensa, con el sección de policía y con ella misma para encontrar al culpable de este horrible delito, sintiendo la situacion como un desafío personal.

Durante todo el relato, desde la desaparición del criatura, los individuos van presentándose de a uno, exponiendo sus vivencias y habilidades, ya que de una u otra forma, lo más importante es contribuir con la investigación y para eso tienen que continuar estando ajustados y dirigidos, sin importar sus turbulentas vidas y intranquilidades personales.

Un libranza imprevisto se expone cuando se produce otro secuestro, lo cual empeora las cosas y le corta más el oxígeno a los del grupo de investigación, ya que a únicamente 4 días de distingue otro criatura desaparece, en esta ocasión se tráfico del pequeño Pablo, quien para colmo de males, cumple con las mismas características físicas de los niños en las ocasiones anteriores.

 

En el desenlace de seguir las pistas y llevar a cabo las conexiones primordiales, el desenlace es deslumbrante, inesperadamente toda la investigación apunta a que se tráfico de casos semejantes con diferentes causantes del delito, es aseverar que se persiguen a varias personas que han cometido uno de los más horrendos crímenes que hay, el de realizar daño a una vida inocente que al punto que comienza a conducirse.

Frases del texto

En este capítulo incluimos una selección de las superiores oraciones del texto que se titula «No soy un Monstruo»:

  • «Hay dolores del alma que hieren muy más al cuerpo que un encontronazo verdadero»
  • «Todos llevamos un monstruo en el interior, al que solo le desliz un empujón (a oportunidades solo un empujoncito) para salir a comer desaforadamente el mundo»
  • «Hija, tienes que ser capaz. Para eso somos humanos. Por eso somos humanos. Porque nuestras garras pasaron de las manos al cerebro. Es lo que nos distingue de los animales. Ellos usan la fuerza bruta. Nosotros el intelecto. Nuestros colmillos afilados están en el cerebro, Ana. Son nuestras neuronas. Utilízalas. No te pelees con las manos. Afila tu sujeto. Es lo que te permitirá vencer las guerras en las que te metas. O en las que te metan».
  • «La vida se puede ver con más aspecto si abres la visión y enfocas la clarividencia cabal en dirección contraria a donde miran todos. Algunas ocasiones la reacción del ojo que mira te da más información que lo que está viendo»
  • «Muchas oportunidades de una mentira se saco más que de una verdad».

Acerca de la Autora

Carme Chaparro es una autora española nacida en Barcelona en el año 1973, tiene una amplia y sólida carrera ejerciendo como presentadora de televisión y editora de notas en varios programas informativos de la televisión de España.

 

Ya hace vigésimo abriles exactamente está a cargo de las ediciones informativas del grupo Mediaset, específicamente en los informativos Telecinco y Informativo 4, noticieros que se mantuvieron a través del tiempo como espacios que han poliedro cobertura a los hechos más importantes que fueron notificación doméstico e internacionalmente.

Chaparro ha argumentado que desde muy pequeña tuvo prioridad por la buena leída, lo que con el paso de los abriles se transformó en ilusión por escribir, así que se las ha ingeniado para compaginar su trabajo en la dependencia de televisión y sus casuales colaboraciones como columnista para la revista Yo Dona, GQ y Mujer de Hoy, donde es recurrente transcribir sus increíbles artículos.

«No soy un monstruo» es su primera novelística, la cual le ha brindado muchas satisfacciones, dado que desde su publicación ha rematado cosechar éxitos como autora. Todavía transporta un blog personal donde comparte sus pensamientos, inquietudes y tiene una extraordinaria interacción con su manifiesto conferenciante.