Resumen: ¡que viva la música!

RESUMEN DE LA NOVELA “QUE VIVA LA MÚSICA” del autor Andrés Caicedo

Esta novela es escrita por Andrés Caicedo, se desarrolla en la época de los años 70, en la ciudad de Cali, y relata la vivencia de una joven que pasa por un sin número de experiencias, que hacen de su vida una “Rumba”, la historia es la siguiente.

María del Carmen Huerta, es una jovencita de Cali, educada en uno de los mejores colegios, El Liceo Benalcázar, acabó de salir del bachillerato, y obtuvo el segundo lugar en el examen de admisión de la Universidad del Valle, en arquitectura; en vista de que iba a empezar una nueva etapa en su vida, decidió estudiar El Capital, con algunos amigos marxistas, se reunían en las mañanas para leerlo entre todos, y ella lograba entender y captar con total claridad su contenido.

Pero toda esta historia comienza cuando ella decide faltar por primera vez a una de las reuniones; en realidad no lo hizo porque quisiera, sino porque la noche anterior había sido muy agitada, llena de rumba, y buena música, aunque no sabía nada del tema, esta causaba en ella gran frenesí.

Todo comienza cuando se despierta, se levanta y se acerca a la ventana, mirando por entre las rendijas de la persiana veneciana, el ardiente sol de la ciudad, el parque Versalles, que se miraba desde su cuarto, y las montañas, como rodillas de negro, es de suponer que las miraba así, porque estaba bajo efectos de la mariguana, no podía salir, ante esa gran claridad, pues empezaba a amar cada vez más la noche; después de pasar un tiempo contemplando tras la ventana, decide pedirle a su empleada un gran desayuno, mientras ella se bañaba y lavaba su hermoso cabello rubio, que era uno, si no, el mayor de sus atractivos, cuando ella salió de la ducha, llego a visitarla un gran amigo suyo, Ricardito el miserable, quien le dijo que le traía una sorpresa, de lo que se trataba era cocaína, ambos se dieron un toque, y decidieron ir hacia donde algunos de sus amigos, que siempre tenían rumbas.

La protagonista principal es Maria del Carmen Huerta con Ricardo Ray, Bobby Cruz y Kali.

Argumento de ¡Que viva la música!

María del Carmen Huertas, es una adolescente del barrio Versalles, punto exclusivo del norte de Cali, Valle. Ha iniciado incursiones nocturnas en griles, y descuida los estudios en el colegio y las labores extracurriculares como leer El Capital de Marx con dos amigos. Un día cualquiera sale de su casa acompañada por Ricardito “el miserable”, amigo de infancia. Sigue el trayecto a pie escuchando música con otros amigos ” la gallada”, que se dirigen a una de las tres fiestas de esa noche. Llega a la fiesta del flaco Florez y conoce a Leopoldo Bloom, un norteamericano con propiedades en Cali.

En la fiesta, al lado de Ricardito, descubre los cadáveres insepultos de los padres del flaco Florez, asesinados por él. Esto en principio le impresiona y se deprime. Gracias a estas circunstancias, busca al guitarrista norteamericano, y sale con él y con Maríangela, otra amiga del “nortecito” , en casa de la última prueba barbitúricos, que trastocan su percepción de la realidad, lo único que quiere en adelante es la cultura del rock y la droga, Despierta a la sexualidad.

Abandona su clase y su familia, y comienza su vida nocturna (NORTE). Después de sentir que estas fiestas son demasiado decadentes, abandona a Leopoldo, y avanza hacia el sur, entra a una fiesta, donde baila salsa y conoce a tres voleibolistas, queda fascinada por la salsa. Entran a una fiesta donde escuchan rock, gritan contra la penetración cultural yankee. Sale, tiene relaciones sexuales con los tres deportistas. Vive siete días de rumba, prueba pepas y escucha salsa. Luego los abandona, (sigue adentrándose en el SUR) y conoce a un disjockey y todo lo relacionado con la salsa, sufre por la enfermedad y los recuerdos de Rubén quien no se perdona, el no haber estado lúcido para recordar el momento de su encuentro con Richi Ray y Bobby Cruz en un concierto muy importante. Estando con Rubén en una fiesta, conoce a Bárbaro, un ladrón, cuyas víctimas favoritas son los extranjeros. María del Carmen acompaña a Bárbaro en sus incursiones en una de ellas es testigo de dos muertes, la de un gringo, brutalmente acuchillado por su amante y la del mismo agresor que en su furia se golpea contra un gran árbol y muere. María del Carmen huye con María Bayo, (se insinúa una experiencia homosexual), la puertorriqueña que acompañaba al gringo en la búsqueda de Hongos en el Valle del Renegado, huyen hacia una cabaña, propiedad de un extraño personaje, Julián quien decidió acabar sus días en una cabaña en la montaña, recibe allí muchos visitantes. Es en este lugar donde la protagonista lee las notas de las personas que estuvieron allí.

Posteriormente vuelve a la ciudad, deja ir a María Bayo, imagina su soledad. Abandona el sur, consigue un cuarto en el centro, se prostituye, recibe antiguos amigos y clientes a quienes consuela. Termina de escribir los manuscritos que son la novela.