Resumen del libro Ray Bradbury

Ray Bradbury fue un célebre escritor estadounidense cuyo legado inteligente, imaginativo y adelantado a su tiempo, le convirtió en el creador más emblemático de la independencia creativa, todo un visionario de mundos surrealistas con historias enmarcadas en la era espacial; pero siempre llevando a todos estas realidades alternas la aptitud del corazón humano de tener sentimientos nobles y valientes en donde sea que vaya. Un maestro de historias que fueron las preferidas por generaciones, en este artículo te mostramos su biografía, libros y proyectos más representativas.

Biografía de Ray Bradbury

Ray Bradbury fue un célebre escritor, logró de la literatura de corte fantástico su sello personal, aportando su magnífico estilo de escritura al género de ciencia ficción, con proyectos que son completamente creativas, de mundos lejanos en realidades tan diferentes que atrapan y mantienen la atención de todos los que leen a los cuales les encanta su estilo, donde muestra la verídica condición del espíritu humano.

Bradbury no solo tiene trabajos literarios de corte fantástico, también tuvo éxito escribiendo libros realistas, con una narrativa inigualable, tiene proyectos tan diferentes que van desde el relato policial, pasando por novelas, cuentos de secreto y terror, poesía y hasta guiones de teatro, cine y televisión.

Datos biográficos

Su nombre terminado es Ray Douglas Bradbury, nació un 22 de Agosto del año 1920 en Waukegan USA y la fecha de su muerte es el 5 de Junio del año 2012.

Bradbury fue un hombre que tuvo una prolífica carrera como escritor, las proyectos de su autoría abarcan una diversidad atrayente de géneros que engloban la universalidad del trabajo literario de este afamado escritor, entre los cuales tenemos la posibilidad de encontrar: fantasía, ciencia ficción, narrativa con temas de horror y de secreto.

Sus padres fueron Leonard Bradbury y Ester Moberg, quienes se mudaron todo el tiempo hasta establecerse en Los Ángeles, California, en el año de 1934.

 

Ray Bradbury se caracterizó por ser un ávido lector desde joven, escritor aficionado y con una educación empírica, comenzó a tener algunos trabajos casuales para ganarse la vida; mezclando estas ocupaciones con sus largos períodos de lectura en la Biblioteca Pública. Hasta que de a poco comenzó a escribir sus propios cuentos, los cuales se fueron compilando y publicando, para ir lentamente formando un nombre en la red social literaria de la época.

En el año 1947 contrae matrimonio con Marguerite McClure (1922 al 2003), con quién compartió la mayoría de su historia, tuvieron 4 hijas.

Aunque al creador lo reconocen más por las proyectos de tipo fantasiosas, también tiene libros de índole policial, donde los temas realistas destacan en su prosa bien desarrollada, también tiene proyectos en el estilo costumbrista, pero la obra que le catapultó a la categoría de celebridad literaria fue Crónicas Marcianas, publicada en el año 1950; un libro atrayente y muy inteligente, que deja ver la aptitud creativa del creador, donde muestra cuentos que tratan de los 6 primeros viajes de los humanos al planeta Marte, para después llevar a cabo su colonización.

En su faceta de escritor de guiones, se encargó de contribuir con varios de los argumentos para guiones de películas y series de televisión, entre las cuales predomina una colaboración para la adaptación cinematográfica de Moby Dick, que fue estrenada en el año 1956.

 

Muerte del creador

Ya hacia el ocaso de su historia, Ray Bradbury conservó su dedicación, esmero y pasión por la escritura, más allá de verse muy afectado por la desaparición de amigos cercanos, lo que él mismo definió como «la devastación de patologías y muertes de varios buenos amigos».

Contándose entre las pérdidas que lo dañaron intensamente está la del constructor de Stark Trek, Gene Roddenberry, quien fue un amigo muy cercano a lo largo de más de treinta años, tiempo en el cual siempre le ha dicho a Bradbury que quería tener su vivencia e talento al escribir, para que colaborara en varias historias para la famosa saga, a eso que el creador se negó siempre; alegando que no tenía la aptitud creativa como para adoptar las ideas propias a las de otra persona, por lo menos de ninguna forma sensata.

Ray Bradbury vio disminuidas sus habilidades físicas, cuando en el año 1999 sufrió un derrame cerebral, el cual lo dejó medianamente minusválido, en relación de una silla de ruedas para lograr movilizarse, sin embargo el creador siguió con su trabajo como escritor, llegando a culminar un ensayo para «The New Yorker», en el cual hablaba de su inspiración para escribir. Este ensayo fue anunciado una semana antes de que se produjera su muerte.

El 5 de Junio del año 2012, a la edad de 91 años muere en Los Ángeles, California, el célebre escritor, quien como último deseo pidió a la compañía funeraria que en su lápida ubicada en el Cementerio de Westwood Village Memorial Park, se pudiera leer el siguiente epitafio: «Autor de Fahrenheit 451».

Los libros correspondientes a la biblioteca personal de Bradbury fueron premeditados a la Biblioteca Pública de Waukegan, donde el creador inició su fantástico viaje por el planeta de las letras, fue su forma de devolver un poco del conocimiento al lugar donde inició formalmente su gusto por la lectura y la escritura.

Influencias en su trabajo literario

Desde una edad muy temprana, Bradbury fue aficionado a la lectura y a escribir sus propias historias, haciéndolo inclusive a lo largo de el tiempo de la enorme depresión (1931), con solamente 11 años se dedicaba a lo largo de largas horas a escribir, lo cual principalmente fue el tímido inicio de una enorme carrera como creador.

 

En la Biblioteca Carnegie de Waukenan, encontró increibles proyectos de autores reconocidos como HG Wells, Jules Verne y Edgar Allan Poe; de los cuales extrajo elementos indispensables que le sirvieron de inspiración y que después utilizaría en sus enormes proyectos.

Hay un período en la vida de Bradbury que va desde los 12 años hasta los 18 años, donde todo lo que escribía seguía la línea que le inspiraba Edgar Allan Poe, imitando puntos de su obra que le sirven de base para poder sus propios méritos en sus inicios literarios.

Bradbury era un apasionado incondicional de los cómics, los encontraba atrayentes y entretenidos, también tenía predilección por la obra de John de Burroughs, el constructor de «Tarzan de los Simios» y de la serie de «Carter de Marte»; fundamentalmente el «Señor de la Guerra de Marte» marcó una impresión en su cabeza creativa, así que Bradbury escribió con solamente 12 años lo que el consideraba una atrayente secuela de la obra antes citada.

De joven, Bradbury era un muy buen dibujante, e ilustrar solo era una de las manifestaciones artísticas que emergían de su imaginación desbordada; además de escribir algunas historias sobre las aventuras de Tarzán, también dibujaba sus propios cómics dominicales, escuchaba el software de radio llamado «Chandu The Magician», escribiendo guiones entretenidos de su propia inspiración.

Una de las influencias que tuvo Bradbury cuando era joven, era su mentor y amigo cercano el escritor de ciencia ficción Bob Olsen, con quien solía comunicar ideas literarias y siempre mantuvo contacto. Otra de las fuentes que inspiraron al creador fue formar parte a la Sociedad de Ciencia Ficción de los Ángeles, con la cual se sintió maravillado al notar que existía toda una red social que compartía sus mismos deseos e intereses, en 1936 se integra al cónclave semanal a la edad de 16 años.

Según las expresiones de Ray Bradburry, sus primordiales influencias literarias fueron Wells y Verne, debido a que se identificaba de manera directa con su trabajo, fundamentalmente con el de Jules Verne:

«Él piensa que el hombre está en una situación extraña en un mundo muy extraño, y piensa que tenemos la posibilidad de vencer si nos comportamos moralmente».

Bradbury

 

Más adelante en su historia, Bradbury deja de leer libros de ciencia ficción y opta por expandir su campo literario, leyendo a Alexander Pope y al poeta John Donne. Cuando conoce a Robert Heinlein consideró como una propuesta de vida el escribir ciencia ficción humanista, lo cual influyó en su visión de enfocar la escritura y escoge atreverse a tomar el estilo literario que estimule las verdaderas condiciones humanas.

Ya en la edad avanzada, Bradbury lee todos los trabajos de escritores consagrados, quienes realizaban publicaciones en la Astounding Science Fiction, como Heinlein, Arthur C. Clark y Theodore Sturgeon.

Influencia de Hollywood

Cuando Ray Bradbury y su familia se mudan a Los Ángeles, su casa quedaba muy cerca del popular Teatro Fox Uptown en la Western Avenue, el cual era un espacio emblemático de las considerables cadenas de cine MGM y FOX; el escritor iba a ese lugar por día, y se colaba para ver adelantos y algún cosa que presentaran allí, de hecho lo enloquecía la iniciativa de conseguir los autógrafos de las glamorosas e idílicas estrellas de cine.

Entre las estrellas de la época a las que Bradbury admiraba por su trabajo y las películas que protagonizaban estaban: Norma Shearer, Laurel y Hardy, Ronald Colman, Cary Grant, Marlene Dietrich y Mae West, a quienes logró ver algunas ocasiones cuando pasaba largas horas aguardando fuera de los estudios de filmación, acechándolos cuando les tocaba su hora de descanso o sencillamente salían a comer.

Ray Bradbury tenía fijación por todo lo que se relacionara con el arte, sentía fascinación por la literatura, el teatro, el cine, la televisión y algún manifestación artística que de alguna forma lograra cambiar, aunque fuera por un instante, la verdad de la gente llevándolas a un mundo inalcanzable de fantasía e imaginación.

 Libros de Ray Bradbury

Ray Bradbury se encuentra dentro de los escritores del género literario de ciencia ficción más admirados en la historia; su contribución añade encanto y imaginación a esta categoría de proyectos de la literatura, añadiendo fantásticos sitios, ocasiones increíblemente atrayentes y individuos insólitos, todos incluidos en cuentos extraordinarios, creando una sincronía impecable.

La obra de Bradbury va bastante más allá de la mera invención de monstruos, seres de otros mundos, criaturas aterradoras o sistemas planetarios explicados y muy elaborados; en contraste con otros autores de renombre en el género, los cuales se esmeran en saturar sus libros de flora, fauna y caracterizaciones semi humanas, Ray Bradbury se enfocó en mostrar como tema central de sus proyectos la esencia de la raza humana en todas la gente, convirtiendo lo que en visión hubiese sido solo otro libro de fantasía más en una obra de literatura de primer nivel.

La creación literaria de Bradbury no era muy solemne (por así decirlo), lo cual fue un punto positivo en su época, debido a que lo distingue algo de la obra de otro de los célebres autores de la prosa futurista, como lo es Asimov, quien como escritor tuvo su período de responsabilidad, donde los elementos académicos se volvieron muy indispensables para poder dar algo de valor literario al género de ciencia ficción.

Ray Bradbury ingresó en sus escritos algunos toques de refinado humor, como entre otras cosas en una de sus más célebres proyectos las «Crónicas Marcianas», la palabra ‘intelectual’ cobró otra connotación y era usada como un insulto y no como una cualidad; otra característica considerable en los contenidos escritos de Bradbury es el aspecto humano, como hemos citado en párrafos anteriores, más allá de que sus cuentos se ubicaban en sitios remotos de la galaxia, individuos de diferente índole al jugar dejaban ver el enfoque humanista que sigue a lo largo de toda su trayectoria como escritor.

 

El creador logró plasmar en libros extraordinarios sus visiones futuristas, que lograron capturar la atención del público lector universalmente, debido a que millones de fanáticos a nivel mundial, lo piensan un escritor de proyectos de culto en todo el mundo, impulsando la lectura como expresión formativa y de diversión.

Características de sus proyectos

Ray Bradbury tenía una concepción de sí mismo donde se consideraba un escritor de cuentos fantásticos con un propósito moral, de forma consciente el creador lograba provocar en sus leyentes angustia y desconcierto, para dejarles bien claro su punto de enfoque y su determinación en revelar que el futuro de la raza humana es moverse, recorriendo espacios nunca pensados en caminos infinitos, hasta llegar al fin de su propia eternidad.

Una de las características del trabajo literario de Ray Bradbury es que le imprime un toque de romanticismo y cierto toque poético a todas sus proyectos, aún cuando sus cuentos están inspirados en la vida diaria de la gente, desde luego dándole ambientes muy peculiares con historias enmarcadas en otros mundos, pero con una temática muy terrenal, llegando a ser llamado por estos aspectos presentes en sus libros, un creador exponente del realismo épico.

Para Bradbury fue considerable siempre marcar la diferencia de otros escritores del mismo género literario, alegando que él no era un escritor de ciencia ficción sino de ‘Fantasía’, de hecho según sus expresiones la única de sus proyectos que completamente se puede ubicar dentro de esta clasificación es la de Fahrenheit 451.

 

Al comentar sobre su legado, nuestro creador dedica estas expresiones sobre el efecto de sus libros entre la red social de leyentes y fanáticos del género de fantasía:

“En mis proyectos no he tratado de llevar a cabo conjeturas en relación al futuro, sino anuncios. Es interesante, en mi país siempre que surgía un inconveniente de censura salía a relucir como pensamiento de la independencia Fahrenheit 451.  Vivimos en un mundo que nos absorbe con sus normas, con sus reglas y la burocracia, que no se utiliza para nada. (…) Se debe tener bastante precaución, con los intelectuales y los psicólogos, te intentan decir lo que tienes que leer y lo que no».

Ray Bradbury

Contribución cultural 

Los libros de Bradbury no solo fueron un éxito en su época, sino que tienen ese aspecto de inmortalidad intrínseco en todos ellos, pero esto no solo se expone en el aspecto literario, sino también porque fueron tomados como ejemplo por el movimiento cultural universal como símbolo de la independencia de pensamiento e ideología.

Bradbury declaró que la temática que se encuentra en su obra trabaja para algún instante en el tiempo, ya que tiene un toque crítico relacionado con lo políticamente acertado, que tiene vigencia a lo largo de su época y el período posterior a ella, por el mensaje que tratan de comunicar sus libros, donde lo considerable es ofrecerle utilidades al lector que contribuyan a evadir que caiga en premisas que logren vigilar su línea de pensamiento y dar a la independencia del control del habla.

Ray Bradbury lideró todo un movimiento que se encargaba de proteger y proclamar la utilización correcto y primordial de las Bibliotecas Públicas, para lo cual llevó a cabo eventos para recaudar dinero y evadir el cierre de algunas bibliotecas públicas en California, gracias a recortes presupuestarios que hacían irrealizable su desempeño, dejando sin un espacio para el estudio y la lectura a la gente de bajos elementos económicos.

 

Así como mostró de manera directa su acompañamiento a la red de Bibliotecas Públicas, dejaba ver cierto rechazo hacia las instituciones educativas y universidades, «las bibliotecas me criaron» ha dicho Bradbury en muchas oportunidades, aludiendo siempre a su educación empírica, debido a que jamás ha podido abonar una formación universitaria.

La posición del creador sobre la tecnología y la utilización que tienen las PCs es el de un mal primordial, más allá de que según su método los medios electrónicos estaban invadiendo el planeta y quitándole parte de su humanidad; Bradbury opinaba que se debía volver a los libros y a la facilidad de la lectura en su forma original, de hecho frente la proposición de llevar su trabajo a un formato electrónico, solo permitió que su libro insignia «Fahrenheit 451» fuera anunciado, con la intención de que pudiera ser descargado de forma digital por cualquiera de los individuos de una Biblioteca Pública.

Inicio de su trayectoria

Ray Bradbury comenzó su trayectoria desde joven, la primera historia que publica se llamaba «El problema de Hollerbochen», la cual apareció en la distribución del mes de Enero de la revista ‘Fanzine Imagination’ del Editor Forrest J. Ackerman, en el año de 1938.

Ya con el dinero de su primer pago en la mano, Bradbury de 19 años asiste en la localidad de New York a la Primera Convención Mundial de Ciencia Ficción, siendo respaldado por Ackerman publica «Futuria Fantasia» donde escribió 4 números, todos ellos de menos de 100 copias.

 

Bradbury encontró inspiración en héroes de acción como Flash Gordon y Buck Rogers, así que empieza a difundir historias de fantasía para Fanzines en el año 1938, un año después se unió al Sector de Players de Wilshire, donde a lo largo de dos años escribió y actuó en numerosas proyectos cortas, pero no le brindaron ninguna satisfacción como escritor, de hecho según su método eran completamente desastrosas.

En los años siguientes entre 1940 y 1947 fue colaborador de la revista ‘Scrip’ la cual tenía una temática de corte cinematográfico. Luego de un tiempo de precisamente dos años sin escribir, publica lo que será su primera colección de cuentos, «Dark Carnival», en el año 1947 a través de la Editorial Arkam House de Wisconsin, pero al llegar a oídos del New York Herald Tribune ,el editor en jefe mencionó que Bradbury era «apto para el consumo general» y le predijo un futuro brillante en la literatura.

Bradbury intentó sostener la constancia y la seguridad en su talento debido a que enfrentaba una ola de rechazos, pero entonces su relato «Homecoming» fue visto por el joven editor llamado Truman Capote, quien le publica su escrito y ayuda a que obtenga un espacio favorecido en las Henry Award Stories del año 1947.

Más tarde Bradbury acaba un relato fundamentalmente importante, en una máquina de escribir en alquiler de la Biblioteca de la UCLA, que generaría toda una reacción de éxito y lo catapultaría al rango de celebridad literaria, llamado inicialmente «The fireman» que después pasaría a ser «Fahreheit 451».

 

Bibliografía

El célebre escritor Ray Bradbury fue el constructor de enormes escritos literarios que lograron inmortalizarlo para toda la vida, como el creador predilecto por la mayoría de los fanáticos del género de ciencia ficción. La diversidad de temas en los que dejó plasmada su imaginación van desde el secreto, el realismo épico, la fantasía y el secreto.

Bradbury forjó su estilo literario, pero su trayectoria despegó gracias a su constancia y devoción por la lectura y la escritura, donde se expresaba usando mundos fantásticos y futuristas, para llevar a cabo tributo a la independencia de pensamiento.

El legado de este popular escritor es riguroso, tiene libros con increíble narrativa, cuentos atrayentes, poemas increíbles y proyectos importantes que le brindaron popularidad y reconocimiento merecido en todo el mundo. Describiremos a continuación varios de los libros más relevantes de este admirado autor:

Crónicas Marcianas

Las «Crónicas Marcianas» cuyo nombre en Inglés es «The Martian Chronicles», es un libro que junta una secuencia de cuentos cortos  escritos por el creador Ray Bradbury, y en los cuales hay una diversidad en la línea argumental, pero llevan el mismo contexto y distribuyen la temporalidad y el ámbito.

El libro «Crónicas Marcianas» fue anunciado en el año 1950 y se considera adjuntado con la obra «Fahrenheit 451» como uno de los especiales libros de Bradbury, narra la llegada a Marte de la raza humana y de la posterior colonización del planeta.

 

«Crónicas Marcianas» es un texto con datos descriptivos increíbles, donde Bradbury se empeña en situar al lector en un planeta lejano y lleno de fantasía, en el que los humanos que llegan a él relatan meticulosamente y hasta de forma melancólica los alrededores y los pormenores de los pobladores originarios de ese sitio enigmático, que comenzaba a explorarse.

En este libro se tratan temas que son inherentes y universales de la raza humana, como lo son la guerra y el deseo de destrucción de todo lo que es diferente, empezando una autodestrucción innecesaria pero inevitable; trata también tópicos como el racismo y la pequeñez del hombre frente la inmensidad de la naturaleza y del universo ancestral.

Relatos de «Crónicas Marcianas»

Las historias que nos muestra Ray Bradbury en este libro están en orden cronológico, empezando desde el año 1999.

A su vez el libro está dividido en 4 partes que llevan por nombre «Las 4 expediciones», las cuales están estructuradas cada una con cuentos para conformar el argumento del libro y ayudar a relatar la historia primordial. En la primera expedición, encontramos:

  • El verano del cohete

Este relato sirve como una introducción general, donde se le enseña al lector los datos de la publicación de la primera expedición al planeta Marte, y se detalla cómo el invierno en Ohio se transforma en verano de forma momentánea, debido a que el calor producido por el cohete es tan profundo que cambia el tiempo de manera súbita, dándonos la iniciativa de que lo arriesgado de la aventura hacia otro planeta, comenzaba desde la tierra.

La historia fue publicada inicialmente por Planet Stries en la primavera del año 1947; y la obra nos comunica que el año en que se produce la publicación del cohete se ajusta a 1999.

 

  • Ylla

Después del despegue desde la tierra, el siguiente capítulo pasa en Marte y nos comenta la narración de un personaje femenino perteneciente de este planeta, llamada Ylla K, quien tiene una triste unión matrimonial sin sentimientos, amor o algún tipo de romance; ella tiene tiene poderes telepáticos y sueños que se vuelven situación, en uno de los cuales tiene la premonición de que llegarían a su planeta astronautas que vienen de la Tierra.

Su intransigente y envidioso marido, el también marciano Yll, trata de esconder la certeza de estos sueños y además piensa que su mujer está interesada de una forma romántica en el capitán de la misión llamado Nathaniel York.

En un arranque de celos arma todo un drama, de la misma forma que de los humanos, le dice a su mujer que le prohíbe salir de su casa, él toma su arma (con el motivo de ir de cacería) y sale a intentar terminar con la recién llegada expedición, su mujer lo ve llegar y se preocupa , debido a que vuelve de su viaje de cacería sin ninguna parte, así que piensa lo malo.

 

Este relato fue anunciado en Maclean’s, el 1 de Enero de 1950 con el título en inglés de «I’ll not look for wine».

En la Segunda expedición encontramos:

  • Noche de Verano

En la ‘Noche de Verano’ Bradbury nos regala la narración de cómo los pobladores de Marte, de la misma manera que Ylla, cantan canciones que no comprenden y que son de nuestro mundo Tierra, en un gesto simbólico de intentar abarcar la verdad que se está viviendo con la colonización.

Los seres de Marte empiezan a catalogar información sobre los humanos desde los pensamientos que dejaron esos que venían dentro de la nave que logró la segunda expedición, aún en tránsito y acercándose cada vez más a Marte.

Al llegar al planeta, la segunda expedición encuentra la sorpresa de que los tratan de forma indiferente, no les prestan atención alguna y se ve que les importa poco su presencia en el planeta. Hasta que, agradecidamente, están con un ser marciano llamado Iii quien los envía a un espacio más accesible, llamado ‘La casa’, donde al fin tienen el recibimiento que esperaban, debido a que sienten el entusiasmo de estos extraños seres, quienes escuchan con atención el relato de su travesía hasta llegar al planeta Marte.

 

De repente el astronauta Williams revela con desconcierto que están en un manicomio, donde los extraterrestres psicóticos tienen poderes telepáticos y tienen la posibilidad de proyectar las alucinaciones que tienen en relación al viaje de los humanos a su planeta, en la situacion de Williams, el líder de la expedición, tiene alucinaciones del cohete y de su propia tripulación.

En el sitio se muestra el doctor marciano llamado Porno, quien es psiquiatra y queda fascinado con la capacidad del capitán de la expedición en sus muy nítidas alucinaciones; el doctor alienígena quiere remover a Williams, porque tiene la teoría de que si él está muerto la tripulación y la nave desaparecerán, pero cuando esto no pasa, los aniquila y después se quita su propia vida, alegando que se ha contagiado de la disparidad de sus pacientes.

Esta parte de las «Crónicas marcianas» fue lanzada por primera oportunidad en el Arkan Sampler, en la temporada de invierno del año 1948, bajo el título original en inglés «The Spring Night».

  • El contribuyente

La historia que corresponde al título de ‘El contribuyente’, cuenta sobre un hombre que de forma insistente reclama su derecho de partir en la próxima expedición al planeta Marte, detallando que es un ciudadano ejemplar y paga siempre sus impuestos.

El fundamento real es que este hombre tiene un miedo inexplicable a que se desate la guerra mundial que de por terminada la vida en la Tierra así como la conocemos; también tiene una estable convicción de que en la Tierra no debe quedar ninguna persona cuando esto ocurra. Al final, y tras padecer que todos se burlaran de sus miedos y de sus necesidades, las autoridades que cuidan el orden se lo llevan de los alrededores de la nave y desde el sitio de cautiverio ve partir el cohete, dejándolo con una sensación de desolación en el planeta.

 

La tercera expedición nos trae:

  • Tercera expedición

Fue publicada inicialmente con el nombre de «Mars is Heaven en Planet Stories», en el año 1948.

En esta ocasión hablamos de la llegada de la tercera expedición a Marte, comandada por un adulto mayor de 80 años con 17 pasajeros, pero con la distingue de que uno de ellos muere en el viaje; al arribar el grupo se divide, unos van a examinar y la otra mitad se queda en la nave.

El relato nos comenta que los visitantes al examinar, están con el ámbito conocido: un pueblo muy semejante al que la mayoría vivió su niñez, habitado por la gente que ya habían fallecido en la Tierra, pero que en este momento estaban entre ellos con vida. No obstante, después de un día inolvidable, en la mitad de la solitaria noche, descubren de que todo era un engaño, ya que los marcianos habían cambiado su forma para materializar las memorias de todos los astronautas; al descubrirse tan terrible situación, los integrantes de la expedición encuentran la desaparición.

En la Cuarta expedición está el siguiente relato:

  • Aunque siga brillando la luna

Anunciado en Junio de 1948, bajo el nombre de «Thrilling Wonder Stories», nos trae la historia del Capitán Wilder, quien adjuntado con su tripulación aloja la promesa de ser los primeros humanos que se queden en el planeta Marte, debido a que las otras expediciones han fracasado y sus pasajeros perdieron la vida en extrañas situaciones.

 

La situación se complica cuando los pasajeros descubren de que los marcianos han muerto por una patología contraída de los humanos; esto alegra a la tripulación, quien se siente aliviada de no tener que estar con miedo de perder la vida a manos de los pobladores del planeta.

Pero en un giro impensado, uno de los propios integrantes de la expedición siente melancolia de la vida de los marcianos, se divide del grupo y vive un tiempo apartado en las localidades, cuando regresa se siente más un ser de Marte que un humano y escoge remover él mismo a la expedición que lo ha acompañado al planeta.

El Capitán trata de conversar y disuadirlo de sus pretenciones de aniquilar a todos los integrantes de la tripulación; pero él manifiesta que es un ser de Marte y debe vengar a su pueblo, por lo cual el capitán toma una decisión inesperada y lo aniquila antes de que acabe por remover a toda su gente.

Humanos en Marte

Es principalmente el segundo grupo de cuentos en los que se muestra el desarrollo de colonización del planeta y las desventuras de los humanos en el planeta rojo, en este momento mostramos un corto resumen de todos estos títulos.

  • Los colonos

Detalla la llegada de los primeros humanos a Marte con la intención de colonizar, las adversidades y su relación con las expediciones posteriores.

 

  • La mañana verde

Cuenta el comienzo del desarrollo de transformación de Marte en un ámbito muy semejante al de la Tierra, ya que van mostrándose cerca de la área del planeta, localidades que asemejan con melancolia las del planeta origen.

El relato se enfoca en la narración de un hombre que debe combatir que su cuerpo no puede subsistir a la atmósfera del planeta huésped, así que en lugar de volver a la Tierra, escoge plantar una cantidad enorme de semillas en el suelo de Marte, con la ilusión de que crezcan árboles que purifiquen la atmósfera; en solo una noche y bajo una lluvia extraña pero beneficiosa, las semillas crecen aceleradamente hasta transformarse en un bosque espeso, todo en únicamente una noche.

  • Las langostas 

En este relato podemos encontrar una historia corta, donde desde la llegada de una cantidad enorme de humanos al Planeta Marte, empiezan un acelerado desarrollo de colonización, esparciendo su desenfrenado apetito por apoderarse toda la área del planeta, sin ningún respeto a la vida o al legado de los extraterrestres en el planeta, algo muy semejante a ver un conjunto de langostas, las cuales destruyen todo a su paso.

  • Encuentro nocturno

Este relato nos comenta la peculiar historia de un joven que inicia un viaje dudoso entre las lomas del tiempo en Marte, lo cual le causa excitación y miedo, ya que todo se torna completamente extraño; en su extendida caminata está con un obsoleto ser del planeta Marte, quien aprende a estar comunicado con el humano con solo rozar su cabeza con la punta de sus dedos.

Cuando el humano trata de tocar al marciano descubren de algo asombroso, cada uno ve al otro como si fuera un espectro y se tienen la posibilidad de atravesar, en sus mentes se convencen de que están vivos y de que el otro es quien tiene una presencia fantasmal.

La vivencia se regresa más enigmática cuando observan en el horizonte, el planeta que cada uno se piensa ver y no como es realmente; el extraterrestre ve una próspera localidad Marciana y el humano ve la construcción de una civilización terrícola en un planeta hostil.

 

  • Intermedio

Esta parte del escrito principalmente nos ofrece especificaciones de las creaciones de los humanos. Allí crean una reproducción idéntica a una localidad terrestre de Iowa; en este relato se puede ver también que todos los instrumentos y madera para reconstruir la localidad en Marte fueron traídos desde la Tierra.

  • Los músicos

En esta historia Bradbury nos comenta que los colonos de la tierra desean eliminar todo vestigio de las localidades marcianas, quemando todo lo que les recuerde a la civilización previo, como en un intento de conseguir el poder no solo de lo físico sino también de lo intangible, de la historia y memoria del planeta que en este momento sería su lugar de vida.

  • El desierto 

Aquí tenemos la posibilidad de leer la visión que tienen las mujeres de los colonos que se aventuraron a viajar hasta el planeta Marte, para crear sus hogares y después volver por ellas; quienes en la mitad de su indecisión y de tener sentimientos encontrados debían tomar la decisión de quedarse en la Tierra o acompañarlos en su desarrollo de adaptación en otro mundo lejano.

  • Un sendero a través del aire

La gente afroamericanas del sur estadounidense, agobiadas y cansadas de tener que aguantar el racismo, deciden llevar a cabo una migración masiva hasta el planeta Marte, en busca de una mejor vida.

Aparentemente esto lo ven con desagrado varios de los amos blancos, racistas que tratan de lograr que por algún fundamento la gente de color no cumplan su propósito de irse; varios de los más radicales, en la mitad de su enojo por la decisión de los negros de irse, alegan que no se tienen la posibilidad de marchar por cosas como abonar deudas, cumplir contratos o que sencillamente tienen que quedarse donde están.

En esta parte del libro hay referencias directas a la segregación popular, a la esclavitud y al odio de varias personas hacia los negros; pero por la intervención de algunas buenas personas, todos tienen la posibilidad de llegar a la nave e irse con la promesa de hallar un mundo mejor.

 

  • La elección de los nombres

Ray Bradbury quiere exhibirnos lo avanzada que va la colonización del Planeta Marte, para lo cual nos ofrece especificaciones que nos dan iniciativa de esto, al ver que varios de los sitios que se han erigido hacen alusión a la civilización terrestre, modificando los nombres que tenían los marcianos para sitios específicos en su planeta, por nombres como «Detroit», «Aldea eléctrica» y «Ciudad Wilder».

  • Usher II

Bradbury en este relato toca el tema de la censura; a lo largo de el avance de la historia, un experimentado escritor llega a Marte y crea una vivienda con inspiración en el cuento de «La Casa Usher» de Edgar Allan Poe, siguiendo fielmente la descripción del creador sobre una vivienda desolada y de fachada terrible, añadiendo toques de secreto ubicándola en un paraje solitario, cerca una laguna siniestra y con murciélagos y vampiros artificiales, para poder el ámbito tenebroso propio de los poemas de Poe.

Esta construcción se regresa el centro de un inconveniente porque se considera por las autoridades como «no apta» para vivir, así que el inspector escoge derribarla, a eso que el dueño elige matarlo antes de que eso ocurra.

Usando robots, así el escritor va descartando a varios de los que desean derribar su lugar de vida, cuando todo se revela, el creador es obligado a interpretar a ‘Fortunato’ de la obra de Poe «El barril de Amontillado» y como és le pasa al personaje, lo emparedan vivo. Al final la vivienda se elimina y se hunde en el terrorífico lago, igual que pasa en el cuento de Poe.

 

  • Los viejos

Esta historia corta de Ray Bradbury hace aparición por primera oportunidad en el mes de Agosto del año 2005, en la recopilación para Crónicas Marcianas.

Este relato es una narración de la llegada de los ancianos al planeta Marte y de todo lo que los ancianos debieron llevar a cabo en la Tierra para lograr viajar en la travesía hacia un espacio nuevo y diferente, que les permitiera en el ocaso de su historia, retomar la promesa en un mundo mejor.

Más allá de que no les queda un largo tiempo de vida, esta extraordinaria vivencia de ser parte de la colonización del planeta Marte, es todo un reto que les incentiva.

¿Y no era natural que al fin llegaran los viejos a Marte, siguiendo los pasos de los ruidosos navegadores, de la multitud delicada y aromática, de los pasajeros expertos y de los conferenciantes románticos en busca de nuevos temas?
Pues sí, los viejos secos y crocantes, los que se pasaban el tiempo escuchándose los corazones, tomándose el pulso y llevándose medidas de cuchara de medicamento a la boca torcida, los que en noviembre iban en autobús a California y en abril embarcaban para Italia en tercera, las pasas de uva, las momias, llegaron al fin a Marte…

Crónicas Marcianas

  • El marciano

Una pareja de ancianos se muda a Marte con la promesa de olvidar la catástrofe que vivieron al perder a su hijo; entonces encuentran a un ser de Marte que tiene además capacidades telepáticas y de cambiar de manera, cuando conoce la narración de los ancianos siente empatía, y provoca que los ancianos lo vean como su hijo muerto.

 

  • La tienda de Equipajes

Este relato nos detalla un ámbito desolador, donde la Guerra Nuclear está próximo de empezar en la tierra; los pobladores de las colonias de Marte tienen frente a sí una disyuntiva terrible, quedarse y ver fallecer a sus conocidos cercanos o volver y correr la misma suerte que ellos, aunque la mayoría había huido para hallar una mejor vida, la Tierra seguía siendo su lugar de vida.

  • Los observadores y los Pueblos silenciosos

La mayoría de los humanos que llegaron a Marte observan con horror que la Guerra Nuclear que se desató en la Tierra está por consumir el planeta entero, opuestamente de lo que se podía sospechar, todos vuelven a su lugar natal para realizar su destino y fallecer en su lugar de vida.

Todos se van menos un individuo que se encontraba en un espacio remoto y cuando llega al pueblo, ya todos se fueron, por lo cual escoge quedarse en Marte a fallecer solo.

  • Los largos años 

A lo largo de más de 20 años la guerra permaneció en la Tierra, en tanto que Marte es una tumba silente; un tripulante de la cuarta expedición se quedó en el planeta y al notar en el cielo que se aproxima una nave, incendia la localidad vecina para llevar a cabo ver que todavía hay gente con vida.

La comisión de pasajeros que llega quiere investigar cuántas personas quedan en el planeta, en lo que encuentran una familia que aparentemente no ha avejentado en el tiempo que requiere en Marte, lo cual hace desconfiar a los recién llegados.

Esto se origina por que en la mitad de su soledad, el sobreviviente construyó robots y les dio el aspecto de su familia para sentirse como en el hogar.

 

  • Vendrán lluvias suaves

Bradbury nos detalla en esta historia los estragos que vivieron las familias que estuvieron en la Tierra a lo largo de la guerra nuclear que arrasó con la mayoría de los seres vivos, en este relato el creador nos muestra lo terrible de la situación vivida, como cuando nos comunica que los robots siguen en sus cargos laborales más allá de que la familia está muerta.

Una escena en especial es muy citada de este libro de Bradbury, donde describen las siluetas de los integrantes de la familia que quedaron marcadas en la pared carbonizada por recibir la onda expansiva de la explosión nuclear.

Este es un extracto de la inolvidable descripción llevada a cabo por Bradbury, que le valió increíbles críticas por sus colegas literatos:

«La fachada del oeste era negra, salvo en cinco sitios. Aquí la silueta pintada de blanco de un hombre que regaba el césped. Allí, como en una fotografía, una mujer agachada recogía unas flores. Un poco más lejos –imágenes grabadas en la madera en un instante titánico-, un niño con las manos levantadas; más arriba, la imagen de una pelota en el aire, y en oposición al niño, una niña, con las manos en prominente, lista para atrapar una pelota que jamás acabó de caer. Quedaban esas cinco manchas de pintura… El resto era una fina cubierta de carbón»

Crónicas Marcianas

La Pradera

Ray Bradbury nos muestra un relato de ciencia ficción, que fue anunciado inicialmente con el nombre de «The world the children made» el 23 de septiembre de 1950 en la distribución del Saturday Evening Articulo, que más tarde sería reeditado en la antología de la famosa obra «The illustrated man» en el año 1951.

«La pradera» es un relato de Ray Bradbury que nos muestra la vida que se transporta más adelante donde la mayoría de las cosas son automatizadas, en este relato una familia habitual habita en una vivienda llamada «The happy life home», donde todo es realizado por los Androides, tareas comúnmente ejecutadas por la gente como cocinar, comer, vestirse y el precaución de los niños.

 

Fundamentalmente asombroso es la guardería, donde a través de una salón de situación virtual, se reproducen sitios imaginados por los pequeños. Pero tanta tecnología logró anular el juicio de los padres, a quienes desde un criterio de la tranquilidad no les preocupaba el confort de la familia, hasta que fue bastante tarde.

Cada día que pasaba, la dependencia de la automatización salió intensificando, hasta llegar al punto en que los niños no querían vivir su propia situación y solo querían estar en el cuarto que proyectaba sus fantasías virtuales.

Los padres llaman a un psicólogo para que les ayude en su situación, y este les sugiere dejar la vivienda y volver a ser una familia habitual, los padres admiten de buen gusto pero los niños se negaron rotundamente; de hecho le piden a sus padres que los dejen jugar una vez más en el cuarto virtual, en el cual se proyecta un ámbito de sabana africana con leones, que lentamente avanzan hacia los padres, matándolos lenta y dolorosamente.

El ruido del trueno 

«El ruido de un trueno» es un cuento del escritor Ray Bradbury, correspondiente al género de ciencia ficción, que fue anunciado por primera oportunidad en la revista Collier’s en el año 1952. Este relato fue reimpreso numerosas ocasiones en sus colecciones «The golden Apples of the sun», «R is for rocket» y «The stories of Ray Bradbury.

 

El argumento de esta famosa historia de Bradbury se habla del atrayente tema de los viajes en el tiempo. En este relato la raza humana está en el año 2055, donde una compañía llamada ‘Safari en el tiempo S.A.’ da sus servicios de increíbles viajes al pasado, con la promesa de atrayentes aventuras conviviendo y cazando animales prehistóricos.

Tres cazadores y dos guías, emprenden el enigmático viaje, pero son advertidos sobre las paradojas en el tiempo, ellos tienen que ser precavidos de no modificar de ninguna forma la verdad que hallen en ese pasado tan lejano y arriesgado, debido a que de lo opuesto provocarán cambios más adelante así como lo reconocen.

A los pasajeros se les prohíbe, dispararles a los animales que estén fuertes, sanos y jóvenes, solo tienen la posibilidad de apuntar y tirar a los animales que ya están próximo de morir; además debían seguir estando en un sendero que flota sobre el suelo, constituido con un material que desafía la gravedad, lo cual mantiene intacta la verdad sin que ellos la afecten de manera directa.

Una última pero muy considerable advertencia: los animales que se logren cazar, no se tienen la posibilidad de llevar al futuro como premio, lo único que se facilita tomar como recuerdo es una fotografía que guarde el instante de la cacería.

Pero tanta planeación en el final no vale de nada, porque uno de los cazadores se asusta al notar al tiranosaurio, y quiere marcharse. En su crisis de miedo, se sale del sendero correcto y llena de barro sus botas, los guías matan al animal prehistórico; pero tienen que regresar a buscar las balas, porque nada en esa situación puede ser alterado.

 

Cuando por fin se vuelven al futuro, están temerosos de los cambios que se logren haber producido, al inicio parecen ser solo cambios sutiles, pero caen en la cuenta que hubo cambios del idioma, en el accionar de la gente, en el ámbito y que en este momento están bajo un régimen dictatorial y desapareció la democracia.

La causa de todo este caos es que por incidente, el asustadizo cazador aplastó a una mariposa, después uno de los guías saca un rifle para remover al cazador, por el daño que causó.

El Dragón

«El dragón» es un cuento corto de Ray Bradbury, anunciado inicialmente en el mes de Agosto de 1955 por la muy popular revista «Esquire», este libro tiene la característica de estar ilustrado por el reconocido artista Svetlin Vassilev, y fue editado por «Libros del zorro rojo» una vivienda editorial de bastante prestigio, por lo cual tenemos la posibilidad de gozar de este atrayente e imaginativo cuento de la mejor manera.

En esta ocasión el creador nos muestra su versión de un acercamiento de dos instantes temporales completamente distantes, que se cruzan en un fortuito caso que nos revela, a forma de reflexión, sobre lo que entendemos por una línea de tiempo.

El relato nos transporta a un solitario paraje, donde dos caballeros esperan su muerte segura pero completamente honorable por culpa de un terrorífico dragón. Ellos en sus reflexiones personales, sienten miedo y les encantaría estar en otro lugar, pero se dejan llevar por los cuentos antiguos sobre la destrucción que causan los dragones y se convencen a sí mismos que tienen que realizar su deber y intentar matar a la bestia.

Sin embargo cuando esta hace aparición, sus peores pesadillas se vuelven situación, debido a que es más fiero, terrorífico y mortífero de lo que ellos mismos habían soñado.

 

Cuando se pudo ver, se organizan para hacerle frente y la fiera se dispone a embestirlos, pero en un segundo todo cambia, cuando súbitamente se cruzan dos realidades diferentes, separadas por una cantidad enorme de años y chocan con un rápido tren que cruzaba el mismo paraje, solitario y oscuro, donde ellos libraban su pelea, solo que este iba a toda agilidad más adelante distante e increíble.

Caleidoscopio 

«Caleidoscopio» es una historia corta de Bradbury que nos muestra un atrayente relato sobre una nave espacial, la cual súbitamente estalla en mil trozos en la mitad de la inmensidad, el silencio y la oscuridad del espacio infinito, expulsando a sus pasajeros hacia una muerte lenta y terriblemente despiadado.

Los astronautas que viajaban en esta nave jamás se imaginaron la pesadilla con la cual iban a finalizar sus vidas. Indudablemente, la desaparición esperaba discreta a que de a poco se les apagara su aliento, a que se extinguiera la chispa divina que transporta cada ser humano en su ser.

Después de que la nave estalla, lanza a los cosmonautas hacia el espacio en diferentes direcciones, con una eficacia increíble y que pone entre ellos una cantidad enorme de kilómetros de distancia. En sus últimos instantes de lucidez usan la radio para estar comunicado, antes de que salgan de la región de comunicación.

Mientras se desplazan, dejan ver algo de las vidas que llevaron y del trato que tuvieron al ser compañeros a lo largo de años; en el relato, es expuesto el criterio de uno de los astronautas, quien siente que su historia fué vacía y solitaria, comparada con la de sus colegas.

 

De hecho empieza a reflexionar que nada tiene sentido en este momento, que la envidia que sintió por la fabulosa vida de los demás jamás tuvo consideración y que en algún momento, todos combaten a la desaparición del mismo modo, así que escoge tomarse las cosas con tranquilidad y no dejarse llevar por el miedo y la desesperación.

Su último pensamiento mientras cae rápidamente en la atmósfera terrestre, es si alguien podría verlo en ese exacto momento; en ese momento un niño mira el cielo y le dice a su madre que termina de ver una estrella fugaz, y juntos piden un deseo.

El hombre Ilustrado

«El hombre ilustrado» cuyo nombre en inglés es «The Illustrated Man» fue anunciado en el año 1951 y pertence a las proyectos más reconocidas de Ray Bradbury, principalmente está estructurado con 18 cuentos cortos de ciencia ficción, donde como es práctica en las proyectos del creador, las historias dejan enseñanzas y reflexiones profundas sobre la naturaleza humana, lo cual es un tema recurrente a lo largo de todas las historias que tienen dentro y le dan la esencia al libro.

En esta obra de Bradbury, estamos con el relato de un vagabundo con la característica de que tiene su cuerpo completamente cubierto por misteriosas ilustraciones, y también está el editor del libro, quien es un hombre que permanece en el anonimato, pero que sabe de qué tratan los tatuajes y precisamente a qué mencionan.

En teoría y según enseña el libro en el texto, los tatuajes fueron hechos por una enigmática mujer que es una viajera del tiempo, todos los dibujos son completamente diferentes y se ve que están dispuestos de forma que cuentan una historia real, diferente, animada y que está por ocurrir más adelante dudoso.

 

Historias en el libro

En el libro «El hombre ilustrado» podemos encontrar las siguientes historias de Ray Bradbury, en las cuales hace gala de su incansable imaginación y completamente original estilo para escribir sus increíbles proyectos.

  • La Pradera

En el relato de La Pradera, una familia sufre las secuelas de la dependencia de la tecnología, olvidando de algún modo su propia humanidad, y el exitación de vivir con los sentimientos y con el contacto humano para sostener la esencia del ser humano.

  • Caleidoscopio

La narración de Caleidoscopio es estremecedora, y capta la atención del lector inmediatamente, cuando exactamente en el inicio del libro los astronautas están varados en el espacio exterior, confrontando la oportunidad de su inminente muerte.

El relato se dan a conocer las profundas emociones que sienten los humanos en el instante de angustia extrema, donde se agolpan en la cabeza muchas reflexiones de cómo fue su historia, sus logros, ilusiones y desdichas.

  • El otro Pie

Hablamos de una atrayente y diferente historia de fantasía donde el planeta Marte fué colonizado por humanos de raza negra, quienes están en un nuevo ámbito, pero conservan en su cabeza las lesiones ocasionadas por la segregación racial.

 

Cuando se enteran de que hacia ellos se aproxima un cohete con colonizadores de piel blanca; empieza el caos de un sistema inverso a como se conoce el racismo en la Tierra, el cual radica en tratar a los pobladores blancos como ciudadanos de segunda clase.

Pero el sentido común regresa a ellos cuando los ciudadanos que recién llegaron, les comentan que la guerra nuclear está por estallar en la Tierra y que tienen que estar unidos frente la adversidad que embarga a todos los humanos sin importar su color, lo cual les hace pensar sobre lo terrible del racismo en varias de sus facetas.

  • La extendida lluvia

Es un cuento corto de Bradbury que combina lo fantasioso y lo terrorífico que puede ser la verdad según la inventiva de este popular autor; en esta historia los astronautas llegan a Venus, donde los espera una recurrente y fuerte lluvia, que no acaba, sino que permanece al asecho como un enemigo insuperable que no deja de merodear.

El único aliciente para huír de este terrible ámbito es una ‘Bóveda de sol’ la cual desgraciadamente los pasajeros encuentran dañada, alejando las esperanzas de seguir estando con vida; de hecho mientras caminan intentando encontrar otra bóveda que sí ande, van cayendo presas de la disparidad, para finalizar suicidándose uno a la vez.

 

  • El Hombre 

El hombre es un relato un poco extraño con alusiones a la religión, esta historia de Bradbury cuenta que hay un planeta donde la única emoción que se experimenta es la alegría, y sus pobladores viven sus vidas embargados por una persistente y hermosa sensación de tener una vida impecable y feliz.

Los astronautas que recién llegan a este planeta, se dan cuenta que fueron visitados por un personaje enigmático a quien ellos llaman «El hombre», quien según los pobladores del lugar sigue aún entre ellos.

  • La autopista

Hablamos de una historia simple pero muy atrayente, y con pretenciones de conseguir que el lector busque dentro suyo respuestas a cuestiones básicas de la convivencia humana, donde las relaciones personales son el foco de atención.

En un poblado donde los pobladores llevan una vida humilde y simple, la cercanía de una autopista que atraviesa lejanos sitios rurales que antes eran muy poco visitados, les otorga la posibilidad de jugar con gente que huye despavorida de la amenaza de la guerra nuclear.

Los pasajeros les reportan en relación al inminente fin de todo el mundo así como se conoce, gracias a la hecatombe nuclear, pero estos comentarios son escuchados con desconcierto y alguna suspicacia, debido a que los pobladores de este pequeño y pintoresco pueblo no tienen iniciativa de lo que es el ‘mundo’.

  • El hombre del cohete

Hablamos de un relato corto, triste y futurista, donde una familia es separada por los permanentes viajes del padre a diferentes y lejanos planetas, lo cual trae como resultado que pase un largo tiempo lejos de su lugar de vida y de su hijo, quien también quiere ser un astronauta.

Al estrellarse la nave espacial, con tristeza y arrepentimiento, la madre y el hijo al darse cuenta de que su padre ha muerto, deciden quedarse dentro de la vivienda para toda la vida.

 

  • La última noche de todo el mundo

Es un relato corto de Bradbury, donde nos muestra lo que sería de todo el mundo si se le informara a todos los humanos que están viviendo el último día de sus vidas; pero opuestamente a eso que se pudiera aguardar en estas situaciones, la raza humana se comporta increíblemente calmada, es más, siguen realizando su historia como siempre, con las prácticas de trabajo, visitas, comidas y diversión, según lo tenían premeditado. Esa noche se van a reposar, con el pensamiento de que jamás más van a despertar.

  • Ninguna noche o mañana especial

Con este relato, Bradbury intenta hacernos pensar sobre lo afortunados que nos encontramos de vivir en nuestro hermoso planeta Tierra, donde tenemos la posibilidad de jugar con nuestros semejantes y gozar de la calidez que nos caracteriza.

En la historia dos hombres tienen una conversación un poco inverosímil, pero que en el contexto del universo de Bradbury es completamente diaria, ya que hablan de lo frío, inseguro e falso que puede ser vivir en el espacio; tiempo después una de la gente que tuvo esa enigmática conversación, se entera que uno de los usuarios de la nave espacial donde reside, decidió salir a examinar por sí mismo y intentar presenciar la verídica situación del espacio exterior.

  • El visitante

El visitante es un relato corto que nos habla del caos que se produce frente una ocasión de cambio, que lejos de favorecer a todos, se pierde por la envidia de unos pocos.

Esta historia avanza en el Planeta Marte, donde un hombre joven, con poderes de transferencia de pensamiento y telepatía, llega a una región declarada en cuarentena y habitada por enfermos con dolencias fatales. Este joven con un don particular, quiere contribuir a la gente que ya están sin promesa, pero entre ellos estalla una pelea feroz por ser la siguiente persona a la que el joven logre asistir, entre tanto el joven pierde la vida por culpa de estas revueltas.

 

  • El mezclador de cemento

Bradbury muestra reiteradas ocasiones la necesidad de que la gente vuelvan a sus valores humanos, la sensatez y el respeto son indispensable para una sana convivencia, como lo observamos en la narración de «El mezclador de cemento», donde se cuenta sobre los preparativos que hacen los marcianos para conseguir el poder de la Tierra.

Al llegar al planeta con un espíritu de pelea y conquista, se sorprenden de que los terrestres se entregan fácilmente; pero los marcianos desean la versión que diga que los marcianos son unos conquistadores implacables, así que contratan un cineasta que los lleve a cabo quedar como una férrea raza guerrera, sin saber que eso puede ser el objetivo de su triunfo.

  • La localidad

Este relato tiene todas los elementos de una aceptable historia de terror, se cuenta sobre una expedición que llega a un planeta irreconocible y que en teoría está deshabitado; cuando los astronautas empiezan a examinar, descubren de la terrible verdad: esta localidad se encontraba aguardando la llegada de los humanos.

El plan de los pobladores de este planeta era macabro, querían eliminar la Tierra de forma horrible, ya que su población había sido diezmada por un ataque con armas biológicas y como venganza querían llevar a cabo lo mismo con la Tierra.

  • El cohete

Este relato de Ray Bradbury nos muestra una historia atrayente con una lección de vida, ya que los valores familiares y la solidaridad son lo más considerable, en algún situación que se presente.

El dueño de un pequeño negocio, cuya familia vive en la pobreza, estuvo economizando para lograr cumplir su sueño de enviar a uno de los integrantes de su familia en un cohete hacia el espacio.

Pero al no poder seleccionar entre los integrantes, escoge que con el dinero ahorrado procederá a crear su cohete que le dará a todos los niños de la familia el más destacable de los viajes de su historia.

 

Poemas de Ray Bradbury

Ray Bradbury es un increíble escritor de estilo narrativo, fantasioso y futurista, que tiene un legado formidable, principalmente en cuentos e historias imaginativas que dejaron huella en la literatura universal.

Este creador también incursionó en la poesía, donde redacta detalladamente y con uso especial del lenguaje, las características y reflexiones del increíble mundo de fantasía que brota de su imaginación.

Los temas de sus poemas son diversos, pero comúnmente se centran en el paso inexorable del tiempo; teniendo particular enfoque en detallar el desarrollo que vive el hombre en su tránsito por las distintas edades, desde cuando se nace a la ineludible vejez. Otros temas que también se muestran en sus trabajos son la naturaleza del hombre, la imagen de Dios, el cariño y la desaparición.

En el año 2013 se publica una obra que hace una recopilación de los poemas que fueron escritos por Ray Bradbury, llamada «Vivo en lo invisible«, la cual tiene dentro las proyectos llevadas a cabo entre los años 1953 y 2002, nos da un repertorio encantador y representativo de la obra del creador, con un criterio estético y filosófico que mezcla dos realidades: la que se ve a fácil vista y la que es comprensible solo para muchos.

 

Frases 

A continuación mostramos algunas oraciones de Ray Bradbury que nos detallan el nivel de distribución que tenía con la literatura, y sus fuertes convicciones en relación a los valores humanos y la independencia de pensamiento.

  • “No supongas. El reflexionar es enemigo de la imaginación, es ser bastante consciente de uno mismo y ser bastante consciente de uno mismo es negativo. No puedes intentar llevar a cabo cosas, sencillamente tienes que hacerlas.”
  • “Llena tus ojos de desconcierto, vive como si fueras a caer muerto en diez segundos. Ve el planeta. Es más fantástico que algún sueño hecho o comprado en las fábricas.”
  • “Sin bibliotecas, ¿qué nos quedaría?; no tendríamos pasado ni futuro.”
  • “Uno debe inventarse a sí mismo todos los días y no sentarse a conocer cómo el planeta pasa allí adelante, sin que uno participe.”
  • “Somos el milagro de la fuerza y la materia convirtiéndose a sí mismas en imaginación y intención.”
  • “No tienes que quemar libros para eliminar una cultura. Sólo haz que la multitud deje de leerlos.”
  • “Si uno hace lo que quiere, es feliz.”