Resumen del libro Bar del Infierno. Alejandro Dolina

 

El cafetín es un laberinto. El destino del lector, es extraviarse en sus encrucijadas. Pero numerosas personas presienten una verdad aún más terrible: Es realmente difícil huír del bar, no por la carencia de puertas ni por la disposición caprichosa de sus instalaciones, sino porque no hay otra cosa que caracteriza a este bar: El planeta exterior no existe.
El hombre, a quien llaman el Narrador de Historias, está obligado a contar un cuento cada noche, cuando el reloj brinda las 12. Nadie le presta atención. Anda siempre con unos libros grasientos. En ellos hay -de acuerdo a eso que numerosos dicen- infinitos cuentos.
Amores inviábles de la provincia de Buenos Aires, localidades lejanas gobernadas por jaurías, santos levitadores, mendigos impiadosos y seres insaciables que se devoran a sí mismos tienen dentro el atrayente repertorio.
Pero el Narrador es también personaje de otra historia que lo muestra implicado en una conspiración para huír del bar, del tiempo o del lenguaje. Otros sujetos vendrán a duplicar o a triplicar los relatos: El coro, que traduce cada hecho a una obtusa lengua poética, y los loros heréticos, cuya misión es tergiversar.
En fin, el bar del infierno es un sitio incesante, donde los salones se suceden por siempre. Sus parroquianos saben que no podrán salir jamás, pero no por la sepa de puertas, ni por perder el sendero, sino porque no hay más que el bar. Es realmente difícil salir porque no hay afuera. Un criterio muy demente.
¿Te sirvió este archivo?

(0%) SI    NO (100%)

(adsbyGoogle = window.adsbyGoogle || []).push({});
Compartir este resumen:

O bien, copie y pegue el siguiente código en su cibersitio, blog o foro:
<a href=”http://www.resumenes10.com/bar-del-infierno-alejandro-dolina.html” target=”_blank”>Resúmenes Bar del Infierno. Alejandro Dolina</a>