Resumen del libro Borges: La Ironía Metafísica. Fernando Savater

 

El constructor, Fernando Savater indaga en la gestaci√≥n del singular√≠simo universo literario de Borges, que ha influido no s√≥lo a escritores, sino tambi√©n a fil√≥sofos, pintores y cineastas de varias generaciones; en sus complejas relaciones con Argentina y con el mundo; en su anglofilia y sus pol√©micos posicionamientos pol√≠ticos; en los avatares de su cr√≥nica y los ensue√Īos de su imaginaci√≥n, que cristalizan en una obra literaria insaciable, que a trav√©s de cuentos, poemas y breves ensayos indaga en los enigmas b√°sicos de la condici√≥n humana: el tiempo, el infinito, la identidad, la perplejidad √©tica… tratados siempre con una eficaz y despacio iron√≠a metaf√≠sica.
He aqu√≠ el fruto de una pasi√≥n literaria, toda una vida de lector acompa√Īado por los escritos de quien es aqu√≠ objeto de homenaje: Jorge Luis Borges. Fernando Savater lo revela con catorce a√Īos y lo persigue hasta la tumba, que en las p√°ginas finales de este libro busca en un cementerio ginebrino. Esta edici√≥n tiene dentro adem√°s el primer texto que Fernando Savater escribi√≥ sobre Borges.
De acuerdo a Fernando Savater, Borges no se ci√Īe a los c√°nones de ning√ļn g√©nero. Para √©l “los g√©neros dependen, quiz√° menos de los textos, que del modo en que √©stos son le√≠dos”, de ah√≠ que su prosa sea po√©tica, su poes√≠a narrativa y sus cuentos filos√≥ficos. Sus temas habituales: el enigma del tiempo, la perplejidad frente la desaparici√≥n, los espejos, el problema del doble, la memoria de los hechos heroicos ya desvanecidos.
Del trato con Borges y con su obra nadie sale inmune. Leer a Borges es como ba√Īarse en el Jord√°n, como bautizarse. Cuando lees a Borges tienen la oportunidad de pasar dos cosas: o bien acaba la literatura y empieza Borges (como le pas√≥ a Emir Rodr√≠guez Monegal) o bien comienzas a repensar la literatura “desde” Borges (como le ocurri√≥ a Fernando Savater).
La obra de Borges es hedónica y para hedonistas, es jubilosa pero no exenta de melancolía. Melancolía, eso sí, entendida a la forma de Víctor Hugo, oséa, melancolía como la alegría de estar triste.
Sus proyectos m√°s representativas podr√≠an ser “Ficciones”, “Otras inquisiciones”, “El hacedor”, “El Aleph”. Proyectos redondas, cl√°sicas, proyectos en las que Borges trata de atrapar al “tigre” que habita fuera de la selva del lenguaje y en las que los que leen no atendemos tanto a eso que dice en ellas sino a eso que “nos” dice √≠ntimamente nuestro Borges, el Borges de cada uno.
Borges no es un fil√≥sofo, no es un pensador (√©l mismo lo dice) pero somete a la filosof√≠a a una “cura de cordura” a trav√©s del humor, de la iron√≠a metaf√≠sica, del escepticismo. Borges “juega seriamente” con la realidad y se sit√ļa en una dimensi√≥n diferente y superpuesta a la misma, pero de ninguna forma falso. El argentino es un animal primordialmente literario, pero √©sto no lo sit√ļa fuera de la realidad sino en el coraz√≥n de la misma, gracias a que la literatura es para √©l la realidad de la realidad, lo cual hace sin consideraci√≥n la distinci√≥n entre alegato y vida. En √ļltima instancia la literatura servir√≠a para no perder la vida y no perderse en la vida.
¬ŅTe sirvi√≥ este archivo?

(50%) SI    NO (50%)

(adsbyGoogle = window.adsbyGoogle || []).push({});
Compartir este resumen:

O bien, copie y pegue el siguiente código en su cibersitio, blog o foro:
<a href=”http://www.resumenes10.com/borges-la-ironia-metafisica-fernando-savater.html” target=”_blank”>Res√ļmenes Borges: La Iron√≠a Metaf√≠sica. Fernando Savater</a>