Resumen del libro Diario de un seductor

Soren Kierkergaard en Períodico de un seductor nos ofrece una visión personal pero increíblemente profunda del amor y de las vivencias del hombre. Aseguran que es fruto de una relación que tuvo con una muchacha llamada Regina Olsen.

Resumen y síntesis

En el libro se describen las vivencias que se generan en la relación entre Cordelia y Johannes. La primera es una chica joven y manipulable, en tanto que el segundo busca la forma precisa de cortejarla.

Género: Epistolar/Filosófico

Se ve que no tenía que ver con hallar propiamente una historia, pero la disposición de las cartas daba pie para que se entendiera eso. Frecuentemente, el seductor expresa la satisfacción que le brinda comprender que sus métodos trabajan con Cordelia.

Johannes: es un hombre muy capaz y manipulador. Es muy más grande que Cordelia y a través de su conocimiento de la vida busca conquistarla. Podría decirse que tiene premeditado con maldad y extrema precisión lo que hará con Cordelia.

Cordelia:

Edward: un joven chico que también trata de aguardar a Cordelia pero no sabe cómo acercársele. Es también una sección elemental para el juego que crea Johannes al volverlo su cómplice.

Edward:

Personajes

Nos hace ver como manipula a Cordelia llevándola a pensar siempre lo que él quiere y tratando de estar al menos dos pasos enfrente de ella para que su plan ande. Al inicio no pasa muy, comienza en primavera y con la visión de Cordelia bajando de un carruaje, es el momento en que la escoge.

Relación con la vida personal del constructor

Despu√©s, mientras comienza a perseguirla a todos los sitios, redacta con terrible aspecto cada peque√Īo movimiento que hace Cordelia. Disfrutando de su retardado avance. Revela su nombre, los correspondientes de su familia (sus hermanas y su t√≠a), etc datos. Despu√©s piensa que la forma m√°s r√°pida de llegar a Cordelia es por su t√≠a a quien se gana a trav√©s de su interesante.

No contento con esto, se acerca a Edward, otro pretendiente de Cordelia a quien alienta a cortejarla, solo para que después ocasionalmente concluya decepcionado y perdiendo el interés. Convirtiéndose así en su aliado para conseguir el poder a la joven muchacha.

Un día, Johannes le da matrimonio, más allá de que Cordelia no contesta, su tía lo aprueba de colosal forma. Al estar en deber, Johannes trata de confundir a Cordelia y hacerla dudar del deber, usando técnicas de distanciamiento, ocasionando esta lo persiga, creciendo el estado de angustia y pasión que reina en la joven.

Johannes obtiene total éxito en lo que hace. El períodico se ve interrumpido en todo momento por notas que él envía a Cordelia, unas oportunidades con explicación y otras para simplemente llevar el registro. Unas son impersonales y otras suplicantes. Poco a poco consigue sugestionar a la joven para que rechace la idea del matrimonio.

Entre largas reflexiones sobre la presencia, las emociones, la virginidad y el erotismo, y m√°s que nada, la existencia de ‚Äúel hombre est√©tico‚ÄĚ, piensa que ya la chica no es atrayente para √©l. En oto√Īo, de forma magistral y discreta, consigue que nuestra Cordelia rompa el deber. Y despu√©s tiene como funci√≥n que no tenga tiempo para suponer sobre esto.

Termina el per√≠odico reflexionando c√≥mo poetizarse a s√≠ mismo, desde la visi√≥n de una muchacha, una ni√Īa, manejada por √©l.

Per√≠odico de un seductor tiene en s√≠ elementos de car√°cter muy diverso que nos hace dif√≠cil encerrarlo en √ļnicamente una casilla y asignarlo a un g√©nero literario en espec√≠fico.

An√°lisis

Si nos vamos por el tipo de narración, podemos decir que es de carácter documentativo o epistolar ya que su composición está construida con fachada de cartas, notas y notas personales.

Sin embargo, por la forma del contenido, más que narrar las manipulaciones de Johannes a Cordelia, el constructor entra una profunda reflexión muy personal que acarrea a comentar sobre la esteticidad de la vida y su carácter existencialista (Recordemos que Soren es popular por desarrollar el pensamiento existencialista). Por lo cual se entra en un profundo carácter filosófico, más que narrativo.