Resumen del libro Diles que no me maten

El cuento Diles que no me maten es una obra corta y densa del escritor Mexicano Juan Rulfo . Fue publicada al principio en el tiraje n° 66 de la revista América en agosto del año 1951. Más adelante en el 1953 la editorial Fondo de Cultura Económica la publica en el libro de cuentos del mismo constructor que se titula “El Llano en Llamas”.

Resumen, análisis y síntesis

Diles que no me maten se transporta a cabo en razón del personaje Juvencio Nava, quien asesina a su compadre Don Lupe Terreros por negarle reiteradamente que su ganado se alimente en las tierras de la “Puerta de Piedra” de Don Lupe.

Género Literario

Juvencio pasa el resto de su crónica después de ocurrido el homicidio, creyéndose y esperanzado de que todo había sido saldado y olvidado. Muy sin importar sus recurrentes huidas, ocultándose, vivir de miedos a ser víctima de la desaparición y sin importar creerse librado a sus años, le parecía asombroso  tener que fallecer así, una vez arrestado y comunicado su final, de manos de un verdugo impensado.

Principales

Personajes

. “Eso duró toda la vida. No fue un año ni dos. Fue toda la vida.”, se lee de la disquisición que hace el personaje Juvencio Nava en la obra.

Símbolos

Juan Rulfo inicia el cuento Diles que no me maten cuando Juvencio Nava encontrándose prisionero y atado a un horcón (madero enterrado), le solicita insistentemente a su hijo Justino a soliciar piedad por su crónica.

Esta suplica del padre al hijo es la pelea por la conservación de la vida y de allí la expresión Diles que no me maten , de la cual Rulfo centra la significación de la agonía como tema central del cuento.

Esta obra desde el método formal, es poseedora de ese estilo único e innovador que caracterizó la producción de Rulfo y que contribuyó por demás a ponerle un limite a ese neo feudalismo representado por el caciquismo rural.

Así como en la considerable producción literaria de Rulfo, El Llano en Llamas (1953), Pedro Páramo (1955) o El gallo de oro (1980), resulta atrayente en Diles que no me maten , que este cuento puede leerse simultáneamente bien en una clave singular, la que narra las especificas historias de sus individuos, así como en una clave habitual, las que suceden en la experiencia colectiva del pueblo Mexicano.

Diles que no me maten es la historia del dictamen y muerte de un campesino que asesinó hace más de treinta años a un hacendado. El cuento comienza con un dialogo entre el padre sentenciado a muerte que le demanda a su hijo solicite clemencia y su hijo que en inicio se niega y que en el final ingresa.

La obra narra paulativamente la dramática situación que transporta a cabo la increíble pluma de Juan Rulfo, tiene el interesante de atrapar al lector desde el comienzo del familiar dialogo a propósito de la nefasta sentencia a muerte, que por demás vale referir ocupa la obra desde su inicio hasta el propósito.

La obra se alimenta entre las causas narrados por Rulfo, por un lado la desesperada situación del personaje escencial, al cual el escritor le otorga una condición trágica por la desgracia de haber cometido un asesinato.

Oraciones célebres dentro del libro

Sobre ese fuerte deseo de vida cerca del personaje central que se siente en la obra, solo el lector pudiera transcribir si esos deseos de vivir que el constructor exhibe, no manifiestan otra cosa que el de un personaje temeroso a no tener que batallar a la desaparición.  Juvencio Nava le resta consideración a la vida de su hijo con tal de socorrer la suya.

Diles que no me maten es un cuento asociado a la vida de la tierra Mexicana, cuenta en el fondo la catástrofe de un campesino que expresa sus inmensos deseos de vivir. Este campesino quiere la vida por arriba de todo, sin importar haber tenido que sufrir injusticias y de ser víctima del miedo.