Resumen del libro Einstein, Pasiones de un Científico. Barry Parker

 

Albert Einstein es reconocido como una de las mentes científicas más destacables del siglo XX. Por otro lado, es poco lo que se conoce de su historia privada, oculta tras la luz de sus aportes a la comprensión del universo que nos circunda. Este libro emocionante que es lanzado al mercado a lo largo de el centésimo aniversario de la publicación de su teoría de la relatividad, nos enseña las diferentes facetas de este genio.
Nos lo exhibe en su historia amorosa, en sus deseos, en sus aficiones y como un ser con pasión y apasionado de la vida. Además, asegura que fue un óptimo ejecutante del violín y del piano y disfrutaba cantando con algunas de las mujeres que amó. Luchador de temperamento irritable y combativo, pero a la vez pacifista, fue un decidido sostenedor de sus teorías científicas.
Por eso, a varios les gustaría entender ¿Cómo era su historia fuera de los laboratorios donde trabajaba en sus que no paran indagaciones? ¿Cómo fue su niñez, su adolescencia, sus relaciones familiares, su conflictiva vida amorosa? ¿qué era lo que más le importaba? Develar todos estos problemas fué la cuidadosa y bien documentada labor del creador de este libro, el celebrado científico y escritor Barry Parker.
En este libro encontraran al Einstein humano, errático, enamoradizo, viseral, apasionado, distraido, con un profundo apego a la naturaleza, pacífico increíble y por último genio. Un Einstein que no todos conocemos, debido a que entre otras cosas, de pequeño era muy irreverente, tan es asi que su madre cuando él tenía precisamente 5 años le contrato una profesora particular; sin mediar dialogo entre uno y otro Einstein le arrojó una silla y en otra ocasión la echó de la vivienda, con tan sólo 5 años. Ya en el colegio no se juntaba con nadie porque tuvo la mala pata que le pusieran en una institución católica, y ya que bien, el era judío, y como buen judío también era porfiadísimo y llevado a su iniciativa, desde luego.
Existe el mito que Einstein era un flojo en el colegio. La realidad fue que eso no es así, no le iba bien en los tutoriales de humanidades pero en matemáticas el tipo era un genio, lo que provocaba desde luego la envidia de varios, introduciendo la de sus instructores, Einstein les llamaba sargentos de entrenamiento o tenientes, cuando cumplía 9 años, exponiendo ya su inclinación antimilitarista, que lo volvió un pacifista para siempre.
Otra de las cosas atrayentes, y esto para argumentar el carácter de Einstein, fue el hecho cuando su padre le pregunto a uno de sus instructores sobre que profesión era la correcta para su hijo, a eso que el instructor respondió: no se preocupe, da igual no le irá bien en nada. n lo personal, siempre hay los descriteriados que más que entender algo, son verdaderamente ignorantes al no admitir el talento de pequeños que sin importar su corta edad ya nos sobrepasan a varios.
Para seguir con lo mismo en otra ocasión el instructor le dijo: Usted es una predominación perturbadora en mí clase, mientras esta sentado allí sonriendo como un burro, demoliendo el respeto por el resto de la clase hacía mí, es preferible que deje la escuela.
Siendo un adulto jóven, cuando salió a Zurich, un instructor le mencionó que era un perro holgazán, y no fue algún instructor fue Minkowski, se lo ha dicho porque Einstein hacía falta a todas sus clases, bueno era legible tenía su cabeza en las matemáticas más allá de la salón de clase y ya había sufrido los flechazos del primer amor y quién le pasaba los apuntes de clases era su enorme amigo y enorme matemático Grossmann y siempre logró lo mismo por Einstein.
Los instructores siempre se quejaban que Einstein jamás hacia lo que le ordenaban, jajaja, como no, si era un genio. Lo acusaron de incumplimiento del deber. Siguiendo con esto, el instructor le dijo: Einstein usted es un insolente y arrogante. Además, es un desastre en física. Por su bien, cambiese a medicina o derecho. La física es bastante difícil para usted. A eso que Einstein respondió: Porqué habría de cambiarme si tengo menos talento para medicina y derecho, déjeme intentar suerte en física.
Weber un físico destacable de la época en que Einstein era estudiante, le ha dicho un día: Einstein, usted es brillante, pero tiene un serio problema: Nadie puede mencionarle nada. Usted no escucha a nadie. Para terminar, algunos conocen que Einstein era un mujeriego como ninguno, y el libro es muy claro sobre esto, al contarnos sus intimidades y sobre sus mujeres.
¿Te sirvió este archivo?

(50%) SI    NO (50%)

(adsbyGoogle = window.adsbyGoogle || []).push({});
Compartir este resumen:

O bien, copie y pegue el siguiente código en su cibersitio, blog o foro:
<a href=”http://www.resumenes10.com/einstein-pasiones-de-un-cientifico-barry-parker.html” target=”_blank”>Resúmenes Einstein, Pasiones de un Científico. Barry Parker</a>