Resumen del libro El Evangelio según Jesucristo. José Saramago

 

El Evangelio según Jesucristo, es una novela del escritor portugués, José Saramago, Premio Nobel de Literatura en 1998. Este libro causó una colosal polémica después de que varios sectores católicos lo tildasen como blasfemo.
La novela reescribe la vida de Jesucristo, utilizando los episodios que son presentados en los evangelios canónicos, como un soporte sobre el que se fabula la historia. Aunque sigue- aproximadamente- la cronología de la vida de Jesucristo, pone un más grande énfasis en sus primeros años que en los evangelios canónicos, y más que nada sobre la posible concepción, en un abandono de José.
El libro señala una historia opción a la vida de Jesucristo, de como se muestra en la Biblia. Se comienza con la concepción de Jesús en la presencia espiritual de Dios. El nacimiento de Jesús es comunicado por un enigmático personaje que dice ser un ángel. Más tarde, en Belén, Jesús nace en una cueva, y tres pastores (incluido el “ángel”) llegan a visitarlo.
Como se señala en el Evangelio de Mateo, Herodes se entera del nacimiento del Rey de los Judíos, que en El Evangelio según Jesucristo es comunicado en sueños por el profeta Miqueas. Como resultado en la situacion que fuera Herodes ordena la matanza de los recién nacidos. José se enteró del plan al escucharlo de boca de unos soldados en Jerusalén y corrió a Belén para socorrer a su hijo recién nacido. Como no alertó a los betlemitas de la inminente masacre, Dios lo castiga enviándole un sueño en el que es soldado de Herodes y se dirige a Belén a matar a su hijo.
Más tarde, cuando Jesús llega a los 12 años, José es crucificado por los romanos, que por error lo confunden con un rebelde zelote. Desde la noche de la desaparición de su padre Jesús hereda su pesadilla. Aprende de su madre sobre la matanza, y crece ajeno de su familia, entre los que por ahora no tienen la oportunidad de vivir pacificamente. Él deja a la familia y Nazaret y hace su sendero a Jerusalén, donde se visita el Templo, de ahí a Belén.
Trabaja como aprendiz de un pastor (llamado El Pastor que se conoce como el Diablo y el enigmático “ángel” que se mencionó anteriormente). El Pastor le enseña a ver el trabajo propio y a estar satisfecho con lo poco que tiene. En el final, se reúne con Dios en el desierto.
Dios fuerza a Jesús a sacrificar su oveja favorita y le dice tiene un destino para él. Cuando Jesús regresa le cuenta lo que pasó al Pastor, el viejo le reprende y le pide que se marche porque no aprendió nada. Jesús hace el sendero de vuelta a casa a través del mar de Galilea, donde revela un asombroso talento para la captura de peces incontables, y Magdala, donde se reúne y se conquista de María Magdalena, y después continúa de vuelta a casa a Nazaret.
Jesús no es creído por su familia, por lo cual los deja una vez más y vuelve con María Magdalena para vivir con ella como marido y mujer (aunque sin ninguna boda formal). En Magdala elige partir al mar de Galilea a buscar trabajo con los pescadores en el mar de Galilea. Un día que salió al mar él solo, es visitado por Dios y el Diablo.
Dios le habla de su plan para que Jesús funde el cristianismo, porque Dios está molesto por ser sólo el Dios de una raza, y que los demás dioses parecen hallar toda la gloria. Jesús está en un inicio en oposición a eso que ve como un plan egoísta de Dios obligándole a aguantar gigantes sufrimientos, pero Dios le hace ver que de todos métodos no tiene otra opción, porque Dios es todopoderoso.
Jesús se transforma en un profeta de Dios, continuando con los milagros y también la predicación. Se realizó parar a sí mismo en una maniobra para desordenar el plan de Dios, y trata de remover su propia posibilidad, intentando fallecer como hijo de José y no de Dios, diciendo a los sacerdotes: “Soy el hijo del Hombre”. Sin embargo, la novela termina con Jesús crucificado y percatándose de que de todos métodos no cambió nada y que el plan de Dios sigue en pie, que en el final de cuenta había hecho la intención de Dios cuando creía seguirla y cuando creía no llevarlo a cabo.
El Evangelio según Jesucristo responde al deseo de un hombre y de un escritor de excavar hasta las raíces de nuestra civilización, en el misterio de su tradición, para conseguir las cuestiones esenciales:
¿Quién ese este nuestro Dios, primero hebraico y ahora mismo católico, que quiere la sangre, la desaparición, para que sea restablecido la seguridad de un mundo que sólo de sus leyes se nutre? ¿Cómo puede la novedosa ley ser ley de Amor si aún pesa sobre el hombre la hipoteca de la condenación eterna?
¿Cómo puede pensarse criatura divina digna de la inmortalidad, el hombre, si durante toda su historia debe someterse a una ley de terror que preexiste y es exterior a él? ¿Por qué debemos tener miedo el castigo eterno cuando el castigo, para el justo, debería ser en esta nuestra vida, en el remordimiento y en la conciencia de nuestra indignidad?
El Evangelio de José Saramago es todo así, trágicamente problemático, y sería absurdo condenarlo con leyes, que no sean sus propias leyes, literarias, poéticas y filosóficas.
Aquí no se niega lo divino, la religiosidad latente en el corazón de cada hombre: lo que se hace es interrogarlo, cuestionarlo, acusarlo…. [continua]

Leer Texto Completo

¿Te sirvió este archivo?

(50%) SI    NO (50%)

(adsbyGoogle = window.adsbyGoogle || []).push({});
Compartir este resumen:

O bien, copie y pegue el siguiente código en su cibersitio, blog o foro:
<a href=”http://www.resumenes10.com/el-evangelio-segun-jesucristo-jose-saramago.html” target=”_blank”>Resúmenes El Evangelio según Jesucristo. José Saramago</a>