Resumen del libro El T√ļnel de Ernesto S√°bato

 

Juan Pablo Castell es un pintor que redacta su propia historia, empieza el relato confesando que es el responsable de la desaparici√≥n de Mar√≠a Iribarne. Habla sobre lo que piensa de los hombres, que todos son vanidosos, que aunque traten de ser modestos siempre act√ļan por vanidad. A √©l no le atrae lo que piense la multitud, ni lo que logren opinar, √©l se elige a escribir la cr√≥nica de su delito con la promesa de que al menos un sujeto consigua cubrir sus causas. Protesta de que nadie lo sabe y que la √ļnica persona que podr√≠a llegar a entenderlo fue la mujer a la que mat√≥.
Conoci√≥ a Mar√≠a en un sal√≥n de pintura donde present√≥ un cuadro llamado ‚ÄúMaternidad”. Ense√Īa que no funciona a los cr√≠ticos que empiezan a comentar su cuadro y que los encuentra charlatanes. El cuadro ense√Īaba una mujer que miraba jugar a un ni√Īo, pero arriba, a la izquierda, a trav√©s de una ventanita, se ve√≠a una peque√Īa y remota escena de una mujer que miraba el mar y que estaba como esperando algo, una escena que suger√≠a soledad absoluta. Nadie se fijaba en esa peque√Īa escena del cuadro excepto una muchacha que mir√≥ fijamente la ventanita. Despu√©s desapareci√≥ entre la multitud.
Una tarde la vio en la calle, la sigui√≥ hasta el edificio de la compa√Ī√≠a T, entr√≥ en ella y la vio aguardar el ascensor. Entonces conversaron y Juan Pablo le pregunt√≥ sobre la ventanita, si la recordaba y ella le mencion√≥ que la recordaba en todo momento y despu√©s sali√≥ corriendo. Un d√≠a que la fue a aguardar a la compa√Ī√≠a la tom√≥ del brazo y la llev√≥ hasta la plaza San Mart√≠n para que conversaran, √©l le mencion√≥ que la necesitaba porque sab√≠a que ella pensaba como √©l. Esa noche hablaron por tel√©fono, √©l le mencion√≥ que no hab√≠a dejado de sospechar en ella y que la llamar√≠a al d√≠a siguiente.
A la ma√Īana siguiente la llam√≥ pero la mucama le mencion√≥ que se hab√≠a ido al campo y que le hab√≠a dejado una carta. Juan Pablo se dirigi√≥ a la vivienda de ella para buscar la carta, una vez all√≠ habl√≥ con un tal se√Īor Allende que era ciego, este le mencion√≥ que era el marido de Mar√≠a y le pas√≥ la carta que ella le hab√≠a dejado. Allende le mencion√≥ que ella hab√≠a ido a la estancia que era de su primo Hunter.
Una vez que Mar√≠a volvi√≥ comenzaron a verse siempre, Juan Pablo la amaba pero sent√≠a que Mar√≠a lo quer√≠a como a un hermano, discut√≠an siempre porque √©l le hac√≠a muchas cuestiones obsesivas sobre sus antiguas relaciones con otros hombres y de su marido Allende. En una de sus paranoias discutieron poderosamente y ella se march√≥. A la ma√Īana siguiente Juan Pablo la llam√≥ pero ella se hab√≠a ido a la estancia.
Juan Pablo se dirigió a la estancia para ver a María, fue allí donde se encontró con Hunter quien le presentó a una mujer flaca llamada Mimí. Hunter le explicó que María se había recostado porque se sentía mal. Cuando llegó María se fueron a la playa y ahí tuvieron una conversación. Juan Pablo sentía que María era falsa, que le ocultaba cosas. Cuando él abandonó la estancia creyó que María lo seguiría pero no fue así. En su casa le escribió una carta a María en donde le decía que no entendía como podía estar con él, con Allende y con Hunter de manera simultanea. Después se arrepintió de haberla mandado y fue a buscarla pero en el correo no quisieron devolvérsela.
La llam√≥ a la estancia amenaz√°ndola con que si no ven√≠a √©l se matar√≠a, quedaron de verse al d√≠a siguiente. Esa noche Juan Pabln bebi√≥ muy y ze acost√≥ con una prostituta, se percat√≥ de que Mar√≠a se asemejaba muy a ella en sus gestoz y lleg√≥ a la conclusi√≥n de que Mar√≠a era tambi√©n una prostituta. Hab√≠an quedado de juntarse en la Recoleta pero Mar√≠a no lleg√≥ entonces √©l la llam√≥ por tel√©fono y la mucama mencion√≥ que el se√Īor Hunter la hab√≠a llamado y ella hab√≠a partido a la estancia.
Juan Pablo fue a la estancia en su auto cuando lleg√≥ se escondi√≥ y esper√≥. Despu√©s de una espera interminable los vio bajando por la escalinata, iban del brazo, los vio caminar extensamente por el parque. Entonces comenz√≥ la tormenta, con truenos y rel√°mpagos, despu√©s han comenzado a caer las primeras gotas. Juan Pablo se trep√≥ hasta la planta alta por la reja de una ventana. Entr√≥ en la galer√≠a y busc√≥ su dormitorio, empu√Ī√≥ un cuchillo y abri√≥ la puerta.
Cuando se acerc√≥ a la cama ella le pregunt√≥ lastimosamente qu√© iba a realizar, √©l le respondi√≥ que ten√≠a que matarla por haberlo dejado solo, entonces, llorando le clav√≥ el cuchillo en el pecho. Corri√≥ a Buenos Aires y telefone√≥ a la vivienda de Allende diciendo que ten√≠a que verlo. Le grit√≥ al ciego que ven√≠a de la estancia, que Mar√≠a era la con pasi√≥n de Hunter y que la hab√≠a matado entonces el ciego le grit√≥ que era un insensato. Despu√©s fue a la comisar√≠a y se entreg√≥. En los meses de encierro intent√≥ darle explicaci√≥n a la √ļltima palabra del ciego: ‚ÄúInsensato” y el por qu√© de que Allende se hubiera suicidado.
¬ŅTe sirvi√≥ este archivo?

(100%) SI    NO (0%)

(adsbyGoogle = window.adsbyGoogle || []).push({});
Compartir este resumen:

O bien, copie y pegue el siguiente código en su página web, blog o foro:
<a href=”http://www.resumenes10.com/el-tunel-de-ernesto-sabato_1.html” target=”_blank”>Res√ļmenes El T√ļnel de Ernesto S√°bato</a>